Infor­me men­sual Mar­zo- Etxe­rat

Intro­duc­ción

643 pre­sas y pre­sos for­man el Colec­ti­vo de los Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. La mayo­ría de ellos están dis­per­sa­dos en 85 cár­ce­les y 11 pre­sas y pre­sos están en pri­sión ate­nua­da. Solo 8 de los 643 pre­sos y pre­sas se encuen– tran en las cár­ce­les de Eus­kal Herria. La mayor can­ti­dad de pre­sas y pre­sos se encuen­tra en las cár­ce­les de Espa­ña, 481 pre­sas y pre­sos vas­cos se encuen­tran dis­per­sa­dos en 47 cár­ce­les de toda Espa­ña. En Fran­cia se encuen­tran 138 pre­sas y pre­sos dis­per­sa­dos en 30 cár­ce­les. En lo que se refie­re a las pri­sio­nes inter­na­cio– nales, se encuen­tra un pre­so en Por­tu­gal, otro en en Nor­te de Irlan­da, otro en Ingla­te­rra y otro en Méji­co. En esta­do de pri­sión ate­nua­da debi­do a sus enfer­me­da­des 11 pre­sas y pre­sos se encuen­tran en sus domi– cilios, y otro pre­so un ciu­da­dano vas­do se encuen­tra en situa­ción de confi­na­do en la loca­li­dad de Autun (Fran­cia).

Como se pue­de obser­var en los datos pre­via­men­te dados, nues­tros fami­lia­res y alle­ga­dos siguen a miles de kiló­me­tros de sus casas. Si ana­li­za­mos los suce­sos de los últi­mos meses, se ve cla­ra­men­te que la situa­ción de las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vacos ha empeo­ra­do. La polí­ti­ca peni­ten­cia­ria tan­to del esta­do espa­ñol como del esta­do fran­cés es muy dura, y las con­se­cuen­cias de ella las sufri­mos tan­to las y los pre­sos como sus fami­lia­res.

Con los suce­sos del infor­me del mes de mar­zo (y de los últi­mos días de febre­ro) refle­ja la dura situa­ción en la que viven las y los pre­sos. Este mes tam­bién se han repe­ti­do las agre­sio­nes, las pro­vo­ca­cio­nes, la dene– gación de los dere­chos… Ade­más, la situa­ción ha empeo­ra­do en algu­nas pri­sio­nes y los fun­cio­na­rios están pre­sio­nan­do a las pre­sas y pre­sos. En cuan­to a los fami­lia­res y alle­ga­dos, hemos segui­do sufrien­do por la dis­per­sión y hemos teni­do que sufrir los cacheos de los fun­cio­na­rios cuan­do hemos ido a visi­tar a nues­tros fami­lia­res y alle­ga­dos. Las per­so­nan que uti­li­zan con­ti­nua­men­te pala­bras como conflic­to o vio­len­cia, uti­li­zan sin cesar la vio­len­cia con­tra las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Y tam­po­co res­pe­tan sus dere­chos. Este mes la Aso­cia­ción Jai­ki Hadi ha hecho publi­có el infor­me sobre las pre­sas y los pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles, y en este momen­to son 15 las pre­sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. Los quin­ce están dis­per­sa­dos en dis­tin­tas cár­ce­les de Espa­ña, lejos de su entorno fami­liar y social, sin una ade­cua­da asis­ten­cia médi­ca y encar­ce­la­dos; es decir, sin que se res­pe­ten sus dere­chos.

Por todo ello des­de la Aso­cia­ción Etxe­rat cree­mos que impres­cin­di­ble que los quin­ce pre­sos deben de ser libe­ra­dos inme­dia­ta­men­te. Por­que es su dere­cho. Y al mis­mo tiem­po cree­mos que es impres­cin­di­ble que libe­ren a las pre­sas y pre­sos que ten­gan la con­de­na cum­pli­da, que ten­gan los 23 y las 34 par­tes de la con– dena cum­pli­das y las y los pre­sos que ten­gan la doc­tri­na 1972006 apli­ca­das. Tam­bién cree­mos que es ne– cesa­ria la dero­ga­ción de la doc­tri­na 1972006, es decir, que no se le apli­que a nin­gún pre­so más. A fin de cuen­tas, pedi­mos y exi­gi­mos el res­pe­to de los dere­chos bási­cos de las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos.

1.

CÁRCEL Y SALUD


Aun­que la fun­ción de la Aso­cia­ción de médi­cos Jai­ki Hadi sea rea­li­zar el segui­mien­to de las pre­sas y los pre­sos enfer­mos y dar­les la asis­ten­cia nece­sa­ria, en sus fun­cio­nes tam­bién se encuen­tra rea­li­zar infor­mes rela­ti­vos a la situa­ción sani­ta­ria den­tro de las cár­ce­les. El pasa­do verano hicie­ron públi­ca un lis­ta de las pre­sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles y en oto­ño pre­sen­ta­mos el infor­me o radio­gra­fía de la situa­ción sani­ta­ria den­tro de las cár­ce­les. El pasa­do 15 de mar­zo advir­tie­ron sobre la salud de quin­ce pre– sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. Las con­di­cio­nes de vida en las cár­ce­les, la edad de los pri­sio­ne­ros, los años que lle­van en la cár­cel… tie­nen con­se­cuen­cias direc­tas en las enfer­me­da­des de las pre– sas y pre­sos.

Jai­ki Hadi expli­có cuál es la influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad, y lo argu­men­tó así: “al prio­ri­zar­se las medi­das de segu­ri­dad, no está garan­ti­za­da de nin­gún modo la apli­ca­ción del pro­to­co­lo rela­ti­vo a casos ur– gen­tes; no exis­ten con­di­cio­nes para rea­li­zar un segui­mien­to ade­cua­do de los casos; se denie­gan sis­te­má– tica­men­te las visi­tas de médi­cos de confian­za de los enfer­mos; exis­ten múl­ti­ples caren­cias a nivel ali­men­ti­cio; demo­ras inex­pli­ca­bles en la rea­li­za­ción de prue­bas médi­cas o inter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas; in– exis­ten­cia de diag­nós­ti­cos y tra­ta­mien­tos inade­cua­dos”.

A los casos en los que los pre­sos tie­nen enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles hay que aña­dir­les todos los años que lle­van en pri­sión. En dos de los pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves, la gra­ve­dad de su enfer­me­dad (en– fer­me­da­des car­día­cas gra­ves) se ha dado en un con­tex­to de pri­va­ción de liber­tad pro­lon­ga­da en pri­sión (25 años en pri­sión). Es decir, años de ten­sión con­ti­núa y apli­ca­ción de polí­ti­cas peni­ten­cia­rias terri­ble­men­te rigu­ro­sas que, indu­da­ble­men­te, han afec­ta­do a su salud. Los que sufren enfer­me­da­des psí­qui­cas gra­ves se encuen­tra Txus Mar­tin, el pre­so que en estos momen­tos está más gra­ve. Su situa­ción es gra­ve, y ade­más tie­ne pro­ble­mas para poder hacer­le un segui­mien­to ade­cua­do y tener un tra­ta­mien­to apro­pia­do; tam­po­co le dejan tener visi­tas con sus médi­cos de confian­za. Hay que recor­dar la recien­te sen­ten­cia con­de­na­to­ria del Tri­bu­nal de Dere­chos Huma­nos de Estras­bur­go con­tra el esta­do fran­cés por man­te­ner en pri­sión a un pre­so aque­ja­do de una enfer­me­dad psí­qui­ca gra­ve. Aun así Txus Mar­tin sigue en la cár­cel, y le han dene­ga­do la liber­tad.

Por todo ello, esta cla­ro que la cár­cel no es el lugar más ade­cua­do para estos pacien­tes, ya que estan­do en liber­tad se garan­ti­za­ría un segui­mien­to rigu­ro­so y efec­ti­vo de su enfer­me­dad.

En este momen­to tene­mos 14 pre­sos que sufren enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles y la Aso­cia­ción Etxe­rat, al igual que Jai­ki Hadi, cree que debe­rían de estar en la calle. En cual­quier caso, como men­cio­nó Jai­ki Hadi es evi­den­te que la pro­lon­ga­ción de los años de cár­cel redun­da­rá en la apa­ri­ción de más casos. Fac­to­res como la edad (en este momen­to hay 22 per­so­nas con más de 60 años en este colec­ti­vo, de los que 9 se en– cuen­tran enfer­mos) y el tiem­po de encar­ce­la­mien­to (93 con más de 20 años de cár­cel, de los que 27 pade– cen algún tipo de enfer­me­dad) influ­ye de for­ma deci­si­va en la salud de los miem­bros de este colec­ti­vo de pre­sos.

Aquí está el lis­ta­do de los 14 pre­sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles, y sus esta­dos:

JOSETXO ARIZKUREN RUIZ ‑A Lama (A Coru­ña).- Iru­ñea. Naci­do en 1958.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

Des­de el año 2008 y mien­tras se encon­tra­ba en la cár­cel de Puer­to-III, pre­sen­ta epi­so­dios reite­ra­dos de dolor epi­gás­tri­co con sen­sa­ción de dis­nea inten­sa y opre­sión pre­cor­dial que se irra­dia a gar­gan­ta y zona inter­es­ca­pu­lar. Tam­bién refie­re dolor en ante­bra­zo izquier­do que coin­ci­de con la pre­sen­ta­ción de esta clí– nica. La sin­to­ma­to­lo­gía des­cri­ta la tenía­mos regis­tra­da des­de el año 2006, mien­tras se encon­tra­ba en la cár­cel de Val­de­mo­ro, repi­tién­do­se cuan­do rea­li­za­ba ejer­ci­cio físi­co.

Cada vez que ha suce­di­do, se le ha rea­li­za­do ECG con resul­ta­do nor­mal, no apre­cián­do­se alte­ra­cio­nes en repo­la­ri­za­ción. Esta situa­ción ha deri­va­do a inter­pre­tar su clí­ni­ca como de ori­gen diges­ti­vo, por lo que ha reci­bi­do tra­ta­mien­to anti­rreflu­jo (ome­pra­zol) y con pro­ci­né­ti­cos (cidi­ne), sin con­se­guir miti­gar los sín­to­mas ni pre­ve­nir la apa­ri­ción de nue­vos epi­so­dios.

El 11 de junio de 2011 es ingre­sa­do en Hos­pi­tal Vir­gen del Rocío de Sevi­lla, don­de se le rea­li­za una prue­ba de esfuer­zo y una coro­na­rio­gra­fía que confir­ma el diag­nós­ti­co de Car­dio­pa­tía Isqué­mi­ca seve­ra con lesión al comien­zo de coro­na­ria des­cen­den­te ante­rior, lo que obli­ga a colo­ca­ción de un Stent para la revas­cu­la­ri­zar mio­cár­di­ca.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do en 1999. Sen­ten­cia­do a 30 años de cár­cel.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na des­de que se encuen­tra an la cár­cel: Fleury Mero­gis (EF. 11/​03/​1999), Fres­nes (EF. 14/​12/​2001), Abext (EF. 17/​12/​2001), Soto del Real (Ma– drid. 21/​12/​2001), Val­de­mo­ro (Madrid. 19/​12/​2001), Fleury Mero­gis (EF. 16/​04/​2002), Mou­lins-Yzeu­re (EF. 17/​10/​2002) Saint Maur (EF. 27/​11/​2002), Mar­se­lle-Les Bau­met­tes (EF. 21/​09/​2006), Soto del Real (Madrid. 06/​11/​2006), Val­de­mo­ro (Madrid. 18/​05/​2007), A Lama (Pon­te­ve­dra. 17/​09/​2007), Val­de­mo­ro (Madrid.

31/​10/​2007), Puer­to III (Cádiz. 22/​02/​2008), Val­de­mo­ro (Madrid. 25/​04/​2008 D), Puer­to III (Cádiz. 02/​10/​2008 Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. 01/​12/​2008 D), Puer­to III (Cádiz. 16/​12/​2008 Regres.), Sevi­lla II (02÷11÷09), A Lama (Pon­te­ve­dra. 04/​11/​2011).

Como botón de mues­tra de las situa­cio­nes que ha debi­do de afron­tar este pacien­te duran­te su estan­cia en la cár­cel, hay que rese­ñar que el 01/​11/​1999 ini­ció una Huel­ga de Ham­bre que duró 56 días, en rei­vin­di- cación de unas con­di­cio­nes de vida dig­nas en la cár­cel. Ello, indu­da­ble­men­te, ha influi­do en su salud. Ade– más, debi­do a los suce­si­vos tras­la­dos que ha teni­do en los últi­mos años, ha resul­ta­do impo­si­ble con­se­guir la rea­li­za­ción de prue­bas com­ple­men­ta­rias que pudie­sen con­cre­tar el ori­gen de la sin­to­ma­to­lo­gía actual. En todas las cir­cuns­tan­cias y antes de lle­gar a un diag­nos­ti­co con­cre­to se ha pro­du­ci­do un tras­la­do de cen­tro peni­ten­cia­rio, que ha impo­si­bi­li­ta­do un estu­dio ade­cua­do y con­clu­yen­te. En su día se plan­teó inter– con­sul­ta con Car­dio­lo­gía para rea­li­za­ción de prue­bas de esfuer­zo, que no lle­gó a rea­li­zar­se.

Una vez tras­la­da­do a la cár­cel de Sevi­lla-II (Morón de la Fron­te­ra) en mayo del 2011, se insis­te reite­ra­da­men­te a los Serv. Médi­cos ‑median­te lla­ma­das tele­fó­ni­cas y envío de fax‑, de la clí­ni­ca que pre­sen­ta y la nece­si­dad de rea­li­zar prue­bas com­ple­men­ta­rias ade­cua­das para des­car­tar pre­ci­sa­men­te pato­lo­gía coro­na­ria, y asi es como se pudo diag­nos­ti­car la enfer­me­dad actual.

En con­clu­sión, la situa­ción en la que se encuen­tra Josetxo Ariz­ku­ren actual­men­te, está rela­cio­na­da direc– tamen­te con las limi­ta­cio­nes que exis­ten para ser aten­di­dos por pro­fe­sio­na­les de su confian­za (a pesar de estar con­tem­pla­do legal­men­te), y la fal­ta de cola­bo­ra­ción de los serv. médi­cos del entorno peni­ten­cia­rio (hacien­do caso omi­so al códi­go deon­to­ló­gi­co), que hacen que el diag­nos­ti­co de las dife­ren­tes pato­lo­gías resul­te difi­cul­to­sa, ponien­do ‑como en este caso‑, en gra­ve peli­gro la salud de los inter­nos.

Josetxo Ariz­ku­ren, pade­ce en la actua­li­dad una enfer­me­dad gra­ve que requie­re un segui­mien­to estre­cho y un tra­ta­mien­to rigu­ro­so que con­si­de­ra­mos incom­pa­ti­ble con su estan­cia en pri­sión.

Gari­koitz ARRUARTE SANTA CRUZ ‑Alme­ria-. Her­na­ni. Naci­do en 1980.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

En julio 2005 le diag­nos­ti­can una Uvei­tis ante­rior agu­da en el ojo dere­cho, y en agos­to en ojo izquier­do. En diciem­bre de 2007 le diag­nos­ti­can una espon­di­loar­tro­pa­tía con el fac­tor HLA-B27 (+) en el ser­vi­cio de Uro– logía del Com­ple­jo Hos­pi­ta­la­rio Torre­cár­de­nas de Alme­ría, lo que se corres­pon­de­ría con una Espon­di­li­tis Anqui­lo­po­yé­ti­ca. Están afec­ta­das tam­bién ambas arti­cu­la­cio­nes sacroi­lía­cas. Diag­nós­ti­co secun­da­rio: Ar– tral­gias en miem­bros infe­rio­res. Con­dro­pa­tía rotu­lia­na bila­te­ral con inter­ven­ción qui­rúr­gi­ca (1998).

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do en 2003. Con­de­na­do a 30 años de cár­cel.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na des­de que se encuen­tra en la cár­cel: Soto del Real (Madrid. 29/​12/​2003), Alca­lá-Meco (Madrid. 17/​01/​2004), Alme­ría (22÷05÷2007).

Habi­da cuen­ta de la gra­ve­dad de la enfer­me­dad que pade­ce (espon­di­li­tis, enfer­me­dad reu­má­ti­ca dege­ne– rati­va) y de lo tem­prano de su edad, la cár­cel no es la situa­ción más ade­cua­da para esta per­so­na. Sin estar pri­va­do de liber­tad el tra­ta­mien­to resul­ta difí­cil y tra­ba­jo­so, cuán­to más, por tan­to, en las con­di­cio­nes hi– gié­ni­co-die­té­ti­cas de la cár­cel. La estruc­tu­ra mis­ma de la cár­cel y la pro­pia nor­ma­ti­va peni­ten­cia­ria no fa– vore­cen en nada a su salud; el tra­ta­mien­to espe­cífi­co que se requie­re para este tipo de enfer­me­dad dege­ne­ra­ti­va no es posi­ble rea­li­zar­lo en pri­sión.

Por ello, debe­ría de estar en liber­tad para poder lle­var el tra­ta­mien­to ade­cua­do a su enfer­me­dad.

INMACULADA BERRIOZABAL BERNAS ‑A Lama (Pon­te­ve­dra) Elorrio/​Zegama. Naci­da en 1951.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

Cuen­ta con un cua­dro de enfer­me­da­des de más de 10 años de evo­lu­ción, entre las que hay que tener en cuen­ta las siguien­tes: Dia­be­tes Melli­tus II (con tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co). Hiper­ten­sión arte­rial (con tra– tamien­to far­ma­co­ló­gi­co); Hepa­ti­tis B (post-trans­fu­sio­nal); Asma bron­quial mode­ra­da (con tra­ta­mien­to far– maco­ló­gi­co); Artro­pa­tía pso­riá­si­ca (con tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co); Pró­te­sis en la rodi­lla izquier­da (con tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co); Sinu­si­tis; Insom­nio cró­ni­co (con tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co); Obe­si­dad. A me– dia­dos de junio de 2011 la cár­cel no le sumi­nis­tró duran­te cin­co días la medi­ca­ción de la hiper­ten­sión, por lo que su situa­ción empeo­ró de mane­ra impor­tan­te.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­da el 29 de abril de 2009. Sen­ten­cia­da a 8 años y 6 meses de cár­cel. 201112: Soli­ci­ta al Juz­ga­do Cen– tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria su pues­ta en liber­tad por moti­vos de salud (Art. 92 del Códi­go Penal).

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na des­de que se encuen­tra en la cár­cel: Mar­tu­te­ne (Donos­tia. 30/​04/​2009), Soto del Real (Madrid. 03/​05/​2009), Brie­va (Avi­la. 14/​05/​2009), A Lama (Pon­te­ve­dra. 03/​2009).

Habi­da cuen­ta de la plu­ri­pa­to­lo­gia que pre­sen­ta y de su edad, pre­ci­sa de un segui­mien­to y con­trol ex– haus­ti­vo. Es sig­nifi­ca­ti­vo, tam­bién, el hecho de que en este momen­to se encuen­tre reclui­da en un lugar tan húme­do como Pon­te­ve­dra, habi­da cuen­ta de sus pro­ble­mas de artro­pa­tía y pró­te­sis de rodi­lla, agra­va– dos estos últi­mos meses. Por todo ello, ello habría que garan­ti­zar que su asis­ten­cia esté en manos de un equi­po pro­fe­sio­nal mul­ti­dis­ci­pli­nar cono­ce­dor de la com­ple­ji­dad de su his­to­ria clí­ni­ca. Esto es, en el Área Sani­ta­ria que le corres­pon­de natu­ral­men­te: bajo la asis­ten­cia públi­ca sani­ta­ria del País Vas­co. Por lo tan­to, debe­ría de estar en liber­tad para poder hacer fren­te con todas las garan­tías a su situa­ción de salud. De otra mane­ra se corre el ries­go de sufrir epi­so­dios de des­asis­ten­cia como el alu­di­do ante­rior­men­te lo que trae­ría con­si­go la des­com­pen­sa­ción de su plu­ri­pa­to­lo­gia.

JOSE ANGEL BIGURI CAMINO-Mar­tu­te­ne-. Mena­ga­rai. Naci­do en 1955.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

En enero de 2011 se le detec­tó en una ana­lí­ti­ca un valor ele­va­do del PSA. A comien­zos de febre­ro se le prac­ti­có una biop­sia trans­rec­tal en el Ser­vi­cio de Uro­lo­gía del Hos­pi­tal Gene­ral de Ciu­dad Real que, tras el aná­li­sis de Ana­to­mía pato­ló­gi­ca, dió como resul­ta­do una neo­pla­sia tipo ade­no­car­ci­no­ma pros­tá­ti­co (cán­cer de prós­ta­ta) en uno de los frag­men­tos ana­li­za­dos. El 31 de mar­zo del mis­mo año fue tras­la­da­do a la pri­sión de Mar­tu­te­ne, por lo que pasó a ser tra­ta­do en el Com­ple­jo Hos­pi­ta­la­rio de Donos­tia. Tras una RMN en el cita­do hos­pi­tal, el 5 de octu­bre de 2011 se le reali­zó una pros­ta­tec­to­mía radi­cal lapa­ros­có­pi­ca (inter­ven­ción qui­rúr­gi­ca con extir­pa­ción de prós­ta­ta). El 25 de noviem­bre tuvo nue­va con­sul­ta con el Ser­vi­cio de Uro­lo­gía, en la que reco­mien­dan segui­mien­to estre­cho, citan­do en febre­ro un nue­vo PSA, para valo­rar eva­lua­ción.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do el 17 de sep­tiem­bre de 1989. Sen­ten­cia­do a 30 años de cár­cel. En 2008 le apli­can la Doc­tri­na

1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo, alar­gán­do­le el tiem­po de con­de­na has­ta el año 2016. 201111: Soli­ci­ta al Juz­ga­do de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria su pues­ta en liber­tad por moti­vos de salud (Art. 92 del Códi­go Penal).

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na des­de que se encuen­tra en la cár­cel: Alca­lá Meco (Madrid), Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real), Cara­ban­chel (Madrid), Val­de­mo­ro (Ma– drid).(09/21/1989 – 2000). Val­de­mo­ro (Madrid. 07/​06/​2000), Logro­ño (01÷02÷2002). Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real. 02/​07/​2002), Val­de­mo­ro (Madrid. 04/​06/​2002), Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real.24/04/2002), Val­de­mo­ro (Madrid. ?/​09/​2007/​). Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real. 24/​09/​2007), Val– demo­ro, Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real.29/11/2007). Mar­tu­te­ne (Donostia.31/03/2011).

En este momen­to se encuen­tra en la pri­sión de Mar­tu­te­ne, con con­sul­tas en el ser­vi­cio de Uro­lo­gía del Hos– pital Donos­tia. Al igual que todos los pacien­tes aque­ja­dos de enfer­me­da­des onco­ló­gi­cas nece­si­ta un se– gui­mien­to exhaus­ti­vo y con­ti­nuo de la evo­lu­ción de su enfer­me­dad que garan­ti­ce el con­trol de la mis­ma y en caso de empeo­ra­mien­to una rápi­da inter­ven­ción. De este modo, y tenien­do en cuen­ta que la cár­cel no es el lugar idó­neo para hacer­le fren­te a la enfer­me­dad, enten­de­mos que debe­ría de estar en liber­tad.

IÑAKI ERRO ZAZU ‑Alme­ria-. Iru­ñea. Naci­do en 1960.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

El 18 de enero de 2012 ingre­sa en el Ser­vi­cio de Urgen­cias del Hos­pi­tal Torre­cár­de­nas de Alme­ría. Una vez en el mis­mo se le diag­nos­ti­ca una Car­dio­pa­tía isqué­mi­ca seve­ra tipo SCASEST (Sín­dro­me Coro­na­rio Agu­do Sin Ele­va­ción de ST) de alto ries­go y se le prac­ti­ca un cate­te­ris­mo car­día­co con implan­ta­ción de 3 Stent en CD (Arte­ria coro­na­ria dere­cha) media, DA (Arte­ria des­cen­den­te anterior)proximal y OM (Arte­ria Mar­gi­nal obsut­sa).

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do en 1987 y con­de­na­do a 30 años de pri­sión, el 20 de febre­ro de 2011 cum­plía la con­de­na, pero el

06/​05/​2010 le apli­ca­ron la Doc­tri­na 1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo, alar­gán­do­le la con­de­na has­ta el 2017.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos 25 años: Carabanchel(Madrid.), Alca­lá-Meco (Madrid), Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real), (30÷07÷1987−07÷1990), Tene­ri­fe II (01÷07÷1990), Puer­to II (Cádiz. 04/​07/​1994), Alca­lá-Meco, Cara­ban­chel hos­pi­tal (23÷09÷1993), Val– demo­ro (Madrid. 16/​02/​1995 dilig.,), Val­de­mo­ro (19÷12÷1995 dilig.), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (22÷12÷1998), Val– demo­ro (Madrid. 03/​11/​2001 dilig.), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (Cádiz .04÷11÷2001), Logro­ño (03÷10÷2002 fam.), Val­de­mo­ro (Madrid. ?/​10/​2002? trán­si­to), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (??/??/??), Oca­ña I (Tole­do. 20/​02/​2008), Al– mería (27÷09÷2008).

Dado el gra­do de car­dio­pa­tía que pade­ce, pre­ci­sa un segui­mien­to y con­trol estre­cho de su enfer­me­dad y, sobre todo, una situa­ción ambien­tal y entorno ade­cua­dos para el con­trol efec­ti­vo de la enfer­me­dad. En este sen­ti­do, hay que resal­tar que la cri­sis car­día­ca es muy recien­te toda­vía, por lo que la gra­ve­dad de su si– tua­ción es evi­den­te. Inci­den igual­men­te en el ries­go real de su salud el hecho de que lle­va 25 años en pri– sión, en una situa­ción en la que las medi­das higié­ni­co-die­té­ti­cas en rela­ción a su enfer­me­dad son muy esca­sas (die­tas inade­cua­das, impo­si­bi­li­dad para ejer­ci­cios físi­cos pre­cep­ti­vos ‑tama­ño redu­ci­do del patio…).

La pato­lo­gía que pre­sen­ta esta carac­te­ri­za­da por su seve­ri­dad, dada la afec­ta­ción de la tota­li­dad de los vasos coro­na­rios, lo que indi­ca su exten­sión y gra­ve­dad. Esta lesión car­dia­ca gra­ve, requie­re de un segui– mien­to estre­cho y un tra­ta­mien­to rigu­ro­so que con­si­de­ra­mos incom­pa­ti­ble con su estan­cia en pri­sión, por lo que, habi­da cuen­ta de las limi­ta­cio­nes y esta­do de ten­sión que con­lle­va la vida en pri­sión, sería con­ve– nien­te su pues­ta en liber­tad y resi­den­cia en su entorno fami­liar y que fue­ra aten­di­do con­ve­nien­te­men­te en el Área de Salud que le corres­pon­de.

Jose Miguel ETXEANDIA MEABE ‑Topas (Sala­man­ca)-. Larra­betzu. 1960an jaioa.


Jose Miguel ETXEANDIA MEABE ‑Topas (Sala­man­ca)-. Larra­betzu. Naci­do en 1960.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

Has­ta su deten­ción (2003) resi­dió en Méxi­co, don­de le diag­nos­ti­ca­ron un Tras­torno Obse­si­vo Com­pul­si­vo con cua­dro agu­do de ansie­dad; fue tra­ta­do de dicha enfer­me­dad. A par­tir de 2006 y a raíz del esta­do de salud de su padre y de la pro­xi­mi­dad del jui­cio, se agra­va su enfer­me­dad, por lo que soli­ci­ta asis­ten­cia pro– fesio­nal. En 2007 Insi­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias auto­ri­za la visi­ta de su psi­có­lo­ga de confian­za; en febre­ro de 2008, por con­tra, se reti­ra dicha auto­ri­za­ción. Tras esta fecha siguen perío­dos de alti­ba­jos en la enfer­me­dad; el 17 de enero de 2009 se le apli­ca Pro­to­co­lo de acom­pa­ña­mien­to de 24 horas, pre­vis­to para casos pre­ven– ción de sui­ci­dio, en la pri­sión de Herre­ra de la Man­cha. Diag­nós­ti­co secun­da­rio: Hepa­ti­tis C (diag­nos­ti­ca­do en Méxi­co en 1990).

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do en 2003, fué con­de­na­do a 18 años de pri­sión. El 11 de enero de 2007 soli­ci­tó al Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria de la Audien­cia Nacio­nal la apli­ca­ción del articu­lo 92 (Liber­tad Con­di­cio­nal por enfer­me­dad gra­ve e incu­ra­ble), que fue dene­ga­da en auto de 1 de junio del mis­mo año.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Soto del Real (Madrid. 08/​07/​2003), Aran­juez (Madrid. ??/??/2003), Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 26/​10/​2006 D), Aran­juez (Madrid. 02/​11/​2006 Regres), Man­si­lla (León. 22/​05/​2007), Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 17/​08/​2007. Falle­ci­mien­to del padre), Man­si­lla (León. 25/​08/​2007), Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real. 18/​04/​2008), Bur– gos (01÷02÷2010), Topas (Sala­man­ca. 07/​2010),

La natu­ra­le­za de la enfer­me­dad men­tal que pade­ce (incu­ra­ble y de lar­ga dura­ción) y el hecho de que en su día la Jun­ta de Régi­men de la pri­sión le apli­có el pro­to­co­lo de acom­pa­ña­mien­to estric­to duran­te las 24 horas del día indi­can que es impres­cin­di­ble que resi­da en un lugar ade­cua­do y tran­qui­lo don­de los epi­so­dios obse­si­vos y la ansie­dad pue­dan des­apa­re­cer. Evi­den­te­men­te, la cár­cel no es el lugar ade­cua­do para ello. Tenien­do en cuen­ta el ries­go real de reci­di­va de esta enfer­me­dad (como se ha com­pro­ba­do los años que

lle­va encar­ce­la­do), la estruc­tu­ra de la cár­cel y la nor­ma­ti­va peni­ten­cia­ria estric­ta que se le apli­ca, todo ello redun­da en el empeo­ra­mien­to de su enfer­me­dad. En efec­to, se ha com­pro­ba­do que las con­ti­nuas situa– cio­nes de ten­sión y la apli­ca­ción del régi­men de vida más estric­to (basa­do en cas­ti­gos de ais­la­mien­to como el pade­ci­do entre mayo y octu­bre de 2001) han agra­va­do su esta­do de ansie­dad y obse­sión pato­ló­gi­ca.

Hay que rese­ñar varios hechos sig­nifi­ca­ti­vos en rela­ción con su estan­cia en la cár­cel. Como ya se ha alu­di­do ante­rior­men­te, en febre­ro de 2008 le dene­ga­ron la visi­ta con su psi­có­lo­ga de confian­za que un año antes le habían auto­ri­za­do por su preo­cu­pan­te esta­do men­tal. Este hecho influ­yó nota­ble­men­te en el pacien­te, de mane­ra que su salud vol­vió a dete­rio­rar­se de for­ma alar­man­te, has­ta tal pun­to que un año más tar­de los pro­pios ser­vi­cios médi­cos de la cár­cel opta­ron por apli­car­le el deno­mi­na­do “Pro­to­co­lo de acom­pa­ña– mien­to”, pro­to­co­lo que se apli­ca a los inter­nos con ries­go de sui­ci­dio y con­sis­ten­te en el con­trol del pacien­te duran­te las 24 horas del día. Es sig­nifi­ca­ti­vo tam­bién el hecho de que man­tu­vie­ran a esta per­so­na en régi– men de ais­la­mien­to des­de mayo has­ta octu­bre de 2011, habi­da cuen­ta de que la mis­ma nor­ma­ti­va peni– ten­cia­ria reco­ge lo impro­ce­den­te de man­te­ner en esa situa­ción a per­so­nas aque­ja­das de enfer­me­da­des men­ta­les.

En con­clu­sión, enten­de­mos que esta per­so­na debe­ría de estar en situa­ción de liber­tad, en su entorno afec– tivo más cer­cano y bajo con­trol estric­to de su salud.

IÑAKI ETXEBERRIA MARTIN –Topas (Sala­man­ca)-.- Iru­ñea. Naci­do en 1964.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

Ebo­lu­zio luze­ko Mio­pia Mag­noa iza­nik, Fres­ne­se­ko espetxean zegoe­nean Oftal­mo­lo­gia erre­bi­sioa eska­tu zuen. Hitzor­du­ra­ko zen­bait atze­ra­pe­nen ondo­ren txos­te­na egi­ten da (2000÷11÷05), eta ber­tan Mio­pia Mag– noa korio­rre­ti­ni­tis mio­pi­koa­re­kin diag­nos­ti­katzen dio­te.

Mio­pia han­di honen ondo­rioz, 2006/​03/​08an Alge­ci­ras­ko espetxean zegoe­la­rik, Pun­ta de Euro­pa Ospi­ta­le­ko Oftal­mo­lo­gia kon­tsul­tan Eskui­ne­ko Begi­ko Erre­ti­na Hemo­rra­gia eta Ikus­me­na­ren zorroz­ta­su­na­ren gale­ra diag­nos­ti­ka­tu zio­ten. Gai­ne­ra, jarrai­pe­na behar duen begi bere­ko kris­ta­li­noa­ren sublu­xa­zioa du. Ezke­rre­ko begian Afa­quia (kris­ta­li­noa­ren absen­tzia) du, 1992an egin­da­ko kata­ra­ta eba­kun­tza baten ondo­rioz. 2010eko urrian, Zue­ra­ko (Zara­go­za) espetxean ego­nik, bi alde­ko Glau­ko­ma bat diag­nos­ti­ka­tu zio­ten; honek tra­ta– men­dua doitzea eskatzen zuen, oina­rriz­ko erre­ti­na­ko pato­lo­gia­ren larri­ta­su­na ez era­gi­te­ko.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do el 12/​02/​96. Sen­ten­cia­do a 30 años de cár­cel.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Fres­nes (EF. 16/02/1996),Chateaudun (EF. 21/​04/​1999), Fres­nes (EF. 12/​09/​2000), Per­pig­nan (EF. 25/​09/​2000), Ville– neu­ve les Mague­lo­ne (EF. 18/​09/​2000), Fres­nes (EF. 12/​01/​2001), Ext (EF. 20/​12/​2001), Val­de­mo­ro (Madrid. 20/​02/​2001), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (10÷12÷2002), Val­de­mo­ro (Madrid. 01/​11/​2003 D), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (22÷12÷2002 Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. 11/​01/​2003 D), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (22÷12÷2003 Regrs.), Puer­to I (Cádiz. 16/​08/​2007), Cas­te­lló II-Albo­cas­ser (09÷07÷2009), Zue­ra (Zara­go­za. ?/05/2010),Topas (Sala­man­ca. 01/​02/​2011).

Como ejem­plo de la influen­cia de la cár­cel en la salud del enfer­mo, dado el retra­so que se está pro­du­cien­do en la eva­lua­ción del pro­ce­so y la pro­gre­si­va dis­mi­nu­ción de la agu­de­za visual del pacien­te, se soli­ci­ta ser valo­ra­do por el Ser. de Oftal­mo­lo­gía del H.Virgen del Camino de Iru­ñea, des­de don­de se com­pro­me­ten a eva­luar al vecino de Nava­rra por los espe­cia­lis­tas de Osa­sun­bi­dea. Mien­tras se rea­li­zan estos tra­mi­tes, es tras­la­da­do nue­va­men­te de cár­cel (Albo­cas­ser-Cas­te­llon) en octu­bre del 2010 y pre­sen­ta aumen­to de Ten– sión Inter­ocu­lar con Glau­co­ma, que requie­re tra­ta­mien­to e indi­ca pro­gre­sión en la afec­ta­ción ocu­lar. En con­se­cuen­cia, no se pro­du­ce el tras­la­do soli­ci­ta­do.

En con­clu­sión, el tipo de pato­lo­gía que pre­sen­ta Iña­ki Etxe­be­rria, resul­ta deli­ca­da en cual­quier situa­ción, pero por des­gra­cia se ha confir­ma­do que las con­di­cio­nes en las que se encuen­tra pri­va­do de liber­tad, y los últi­mos cam­bios de cen­tro peni­ten­cia­rio, han pro­vo­ca­do la inte­rrup­ción de los segui­mien­tos médi­cos que tenia que haber rea­li­za­do. Esta situa­ción ha des­en­ca­de­na­do la pro­gre­sión de su afec­ta­ción ocu­lar, que en el momen­to actual, resul­ta preo­cu­pan­te.

Hay que seña­lar en este aspec­to que en el aumen­to de la pre­sión reti­nia­na de este pacien­te han influi­do con­si­de­ra­ble­men­te los retra­sos en las con­duc­cio­nes des­de la cár­cel a las con­sul­tas del hos­pi­tal. De la mis­ma mane­ra, como con­se­cuen­cia de la limi­ta­ción visual que pre­sen­ta, se ha soli­ci­ta­do en varias oca­sio­nes por par­te del Ser­vi­cio de Oftal­mo­lo­gía del Hos­pi­tal de Nava­rra el poder rea­li­zar el segui­mien­to que requie­re, sien­do éste dene­ga­do y no haber­se pro­du­ci­do el tras­la­do en las citas con­cer­ta­das pre­via­men­te.

En el ojo dere­cho tie­ne el cris­ta­lino sublu­xa­do, con limi­ta­da posi­bi­li­dad para poder­se ope­rar, ya que el ries­go qui­rúr­gi­co en estos pacien­tes con gran mio­pía, es muy gran­de, a la vez que no mejo­ra­ría la cica­triz macu­lar. El ojo izquier­do es el que obli­ga a vigi­lar­lo con mas inten­si­dad, ya que es el que toda­vía con­ser­va. La com­pli­ca­ción del glau­co­ma y el ries­go de nue­va hemo­rra­gia reti­nia­na, hacen que se encuen­tre en deli– cada situa­ción que reco­mien­da su pues­ta en liber­tad, para poder ser aten­di­do por espe­cia­lis­tas con la pre– mura y el segui­mien­to estre­cho que su gra­ve afec­ta­ción ocu­lar requie­re.

Isi­dro GARALDE BEDIALAUNETA ‑Puer­to I (Cádiz)-. Onda­rroa. Naci­do en 1951.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

El 2 de julio de 2006 ingre­sa en el Ser­vi­cio de Urgen­cias del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio “Vir­gen de las Nie­ves” de Gra­na­da, don­de se le diag­nos­ti­ca una Car­dio­pa­tía Isqué­mi­ca-Infar­to Agu­do de Mio­car­dio (IAM) tipo SCA– SEST . Se le efec­tuó una Coro­no­gra­fía. Diag­nós­ti­co secun­da­rio: Pros­ta­ti­tis. Cata­ra­tas.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do en 1985, en enero de 1990 es pues­to en liber­tad y dete­ni­do de nue­vo en abril del mis­mo año. Con­de­na­do a 30 años de pri­sión, el 2 de febre­ro de 2010 cum­plía su con­de­na, pero en diciem­bre de 2006 se le apli­có la Doc­tri­na 1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo, alar­gán­do­le la con­de­na has­ta el 2020.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos 27 años: Douai (E.F. 12/​04/​1990), Loos( E.F. ??/​10/​1991), Ext ( E.F. 21/​10/​1992), Alca­lá- Meco (Madrid. 21/​10/​1992), Sala­man­ca (30÷10÷1995), Topas (Sala­man­ca. 27/​11/​1995), Huel­va II (20÷12÷1995 ??), Val­de­mo­ro (Madrid. 14/​07/​2001), Val­de­mo­ro (Madrid. 06/​10/​2001 d), Huel­va II (26÷08÷1996), Huel­va II (26÷10÷2001 d. regres.), Albo­lo­te-Gra­na­da (03÷03÷2002), Val­de­mo­ro (Madrid. 07/​03/​2006 d), Albo­lo­te-Gra­na­da (25÷04÷2006 Regres.), Puer­to I (?/​11/​2008),

Dadas las carac­te­rís­ti­cas de la pato­lo­gía car­dia­ca que pade­ce, y de las medi­das higié­ni­co-sani­ta­rias que debe rea­li­zar, pre­ci­sa un segui­mien­to y con­trol estre­cho de su enfer­me­dad y, sobre todo, una situa­ción am– bien­tal y entorno ade­cua­dos para el con­trol efec­ti­vo de la enfer­me­dad. Hay que tener en cuen­ta, ade­más, su edad y el tiem­po que lle­va encar­ce­la­do (27 años).

Habi­da cuen­ta, pues, las limi­ta­cio­nes y esta­do de ten­sión que con­lle­va la vida en pri­sión, ade­más de los cui­da­dos pre­cep­ti­vos en el Area de Salud que le corres­pon­de serìa pre­ci­sa su pues­ta en liber­tad, garan­ti– zan­do la posi­bi­li­dad de resi­dir en su entorno fami­liar.

AITZOL GOGORZA OTAEGI ‑Basau­ri-. Ore­re­ta. Naci­do en 1975.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

Tras­torno Obse­si­vo Com­pul­si­vo de lar­ga dura­ción. Tras su deten­ción en 1999, se reac­ti­vó la enfer­me­dad, por lo que pre­ci­só de asis­ten­cia psi­quiá­tri­ca espe­cia­li­za­da en la pri­sión de Poissy (Esta­do fran­cés), con re– sul­ta­do posi­ti­vo. En Junio de 2011 es tras­la­da­do a la pri­sión de Soto del Real, don­de vive diver­sos epi­so­dios de ten­sión con los fun­cio­na­rios y es some­ti­do al régi­men de ais­la­mien­to. En octu­bre de 2011 se reac­ti­va el tras­torno, con agu­dos epi­so­dios obse­si­vo com­pul­si­vos, y en noviem­bre le apli­can el Pro­to­co­lo de acom­pa– ñamien­to de 24 horas, pre­vis­to para casos pre­ven­ción de sui­ci­dio. Tie­ne auto­ri­za­da la visi­ta con su psi­có­lo­ga de confian­za.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do en 1999, cum­ple 10 años de con­de­na en el esta­do fran­cés. En junio de 2011es entre­ga­do a la Au– dien­cia Nacio­nal y encar­ce­la­do en régi­men de pri­sión pro­vi­sio­nal.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Fres­nes (EF. 20/​12/​1999), Ville­pin­te (EF. 09/​08/​2000), La San­té (EF. 19/​04/​2001), Fres­nes (EF. ??/​05/​2002), Fleury-Me– rogis (EF. 28/​05/​2002), Fres­nes (EF. 12/​02/​2003), Mou­lins-Yzeu­re, Soto del Real (Madrid. 15/​09/​2003. Entre­ga temp.), Aran­juez (Madrid.30/09/2003), Fres­nes (EF. 10/​02/​2004), Mou­lins-Yzeu­re (01÷03÷2004), Poissy (EF.), Soto del Real (Madrid. 15/​07/​2004 Entre­ga temp.), Poissy (EF. 25/​04/​2005), Soto del Real (Madrid. 18/​06/​2011), Sevi­lla II (23÷08÷2011), Basau­ri (30÷03÷2012).

La natu­ra­le­za de la enfer­me­dad men­tal que pade­ce (incu­ra­ble y de lar­ga dura­ción) y el hecho de que pre­ci­se de un acom­pa­ña­mien­to estric­to duran­te las 24 horas del día indi­can que es impres­cin­di­ble que resi­da en un lugar ade­cua­do y tran­qui­lo don­de los epi­so­dios obse­si­vos y la ansie­dad pue­dan des­apa­re­cer. Evi­den– temen­te, la cár­cel no es el lugar ade­cua­do para ello. Tenien­do en cuen­ta el ries­go real de reci­di­va de esta enfer­me­dad (como se ha com­pro­ba­do los años que lle­va encar­ce­la­do), la estruc­tu­ra de la cár­cel y la nor– mati­va peni­ten­cia­ria estric­ta que se le apli­ca, todo ello redun­da en el empeo­ra­mien­to de su enfer­me­dad.

En efec­to, se ha com­pro­ba­do que las con­ti­nuas situa­cio­nes de ten­sión y la apli­ca­ción del régi­men de vida más estric­to (basa­do en cas­ti­gos) han agra­va­do su esta­do de ansie­dad y obse­sión pato­ló­gi­ca.

Así pues, esta per­so­na debe­ría de estar en situa­ción de liber­tad, en su entorno afec­ti­vo más cer­cano y bajo con­trol estric­to de su salud.

JOSE RAMON LOPEZ DE ABETXUKO LIKINIANO ‑Villa­bo­na (Astu­rias)-. Gas­teiz. Naci­do en 1949.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

En abril de 2009 ingre­sa el el hos­pi­tal para el tra­ta­mien­to de la Bra­di­car­dia sin­to­má­ti­ca que pade­ce. El 4 de agos­to de 2011 ingre­sa de nue­vo en el Hos­pi­tal de Ovie­do, don­de per­ma­ne­ce 27 días. Se le prac­ti­ca un Cate­te­ris­mo. Fibri­la­ción auri­cu­lar. Se le apli­có el pro­ce­di­mien­to de la abla­ción car­día­ca, para con­tro­lar el rit­mo car­día­co. Diag­nós­ti­co secun­da­rio. Ade­no­ma de prós­ta­ta

Situa­ción juri­di­ca

Dete­ni­do en 1989, está con­de­na­do 30 años de pri­sión.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Cár– celes del esta­do fran­cés (1989−1993), Cara­ban­chel (Madrid.13/07/1993), Val­de­mo­ro (Madrid. 31/​08/​1993), Val­de­mo­ro (Madrid. 10/​1994, dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 06/​06/​1995, d), Val­de­mo­ro (Madrid. 18/​01/​1996 d), Val­de­mo­ro (Madrid 18/​05/​1996, dilig), Val­de­mo­ro (Madrid. 27/​02/​1998 d), Val­de­mo­ro (Madrid. ??/​05/​1998 d), Val­de­mo­ro (Madrid. 25/​06/​1998, dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 13/​08/​1998, dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 23/​04/​1999, dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 26/​01/​2001, dilig.), Alca­zar de San Juan (Ciu­dad Real. ??/??/2001), Val­de­mo­ro (Madrid. 25/​05/​2006, dilig.), Alca­zar de San Juan (Ciu­dad Real. 13/​06/​2006), Villa­bo­na (Astu­rias. ?/​2009)

Jose Ramon Lopez de Abetxu­ko ha sido inter­ve­ni­do para la rea­li­za­ción de una abla­ción car­dia­ca median­te radio­fre­cuen­cia el pasa­do mes de julio al pre­sen­tar sin­to­ma­to­lo­gía aso­cia­da a su Arrit­mia car­dia­ca por Fi– bri­la­ción auri­cu­lar en los últi­mos meses.

Has­ta el momen­to la inter­ven­ción ha sido eficaz habien­do recu­pe­ra­do el rit­mo sinu­sal y estan­do en tra­ta– mien­to con anti­agre­gan­tes. Sin embar­go per­sis­te el ries­go de recu­rren­cia de la arrit­mia con el ries­go trom– bogé­ni­co cono­ci­do lo que podría des­en­ca­de­nar una ACV, un Infar­to de mio­car­dio o una trom­bofle­bi­tis peri­fé­ri­ca. Por ello debe seguir con­tro­les estric­tos de su fun­ción car­dia­ca así como evi­tar estre­so­res y man– tener un esti­lo de vida car­dio­sa­lu­da­ble cues­tio­nes que difí­cil­men­te podría con­se­guir si se pro­lon­ga su es– tan­cia en pri­sión.

GOTZONE LOPEZ DE LUZURIAGA FERNANDEZ ‑Mar­tu­te­ne.- Agu­rain. Naci­da en 1959.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

A prin­ci­pios de junio de 2007 le diag­nos­ti­can un Cán­cer de mama (Car­ci­no­ma duc­tal infil­tran­te en 1. gra­do). El 26 del mis­mo mes le inter­vie­nen en el Hos­pi­tal de Jaén y le extir­pan el ade­no­car­ci­no­ma. Pos­te­rior­men­te, tras los resul­ta­dos de Ana­to­mía pato­ló­gi­ca, le apli­can tra­ta­mien­to de radio­te­ra­pia. Actual­men­te, fina­li­za­das las sesio­nes, pre­ci­sa de con­tro­les perió­di­cos.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­da el 17 de noviem­bre de 1989. Sen­ten­cia­da a 30 años de cár­cel. El 11 de julio de 2007 La Direc­ción Gene­ral de Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias, tras peti­ción de la cár­cel de Jaén, le apli­ca el art.104.4 del Regla– men­to Peni­ten­cia­rio (pro­gre­sión al 3. gra­do), y soli­ci­ta al Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria la apli– cación del artícu­lo 196. El 2 de agos­to de 2007, la Jun­ta de Régi­men de la cár­cel de Jaen-II pro­po­ne soli­ci­tar la liber­tad con­di­cio­nal de Gotzo­ne al Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria. El 10 de agos­to del mis­mo mes la cár­cel da mar­cha atrás en la peti­ción, y deci­de pre­sen­tar ante el juez un infor­me con­tra­rio a la peti­ción de liber­tad con­di­cio­nal, en con­tra de la opi­nión del ser­vi­cio médi­co de la pri­sión. El 25 de sep­tiem­bre de 2007 El Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria. El 16 de noviem­bre del mis­mo año El Juz­ga­do de Vigi– lan­cia denie­ga la liber­tad con­di­cio­nal de Gotzo­ne en base a los infor­mes del fiscal y a la nega­ti­va de la pre­sa a renun­ciar a sus ideas. El 12 de febre­ro de 2010 es tras­la­da­da a la pri­sión de Villa­nu­bla (Valla­do­lid), tras 18 años en la pri­sión de Jaen‑I. El 11 de agos­to de 2010, a pesar de haber cum­pli­do su con­de­na, la audien­cia Nacio­nal le apli­ca la Doc­tri­na 1972006 del Supre­mo y le alar­ga la con­de­na has­ta el año 2019. El 28 de mar­zo de 2011 es tras­la­da­da a la pri­sión de Mar­tu­te­ne. 201111: Soli­ci­ta al Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten– cia­ria su pues­ta en liber­tad por moti­vos de salud (Art. 92 del Códi­go Penal).

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren

algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Cara– ban­chel (Madrid), Yese­rias (Madrid. ??/09)/1989), Brie­va (Avi­la) (??/​11/​1991), Jaén (??/​09/​1992), Cara­ban­chel (Madrid. ??/??/1994) Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 23/​09/​1994), Soto del Real (Madrid. 10/​04/​1999) Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. Enfer­me­ría. 24/​07/​2000) Soto del Real (Tran­si­to. 05/​09/​2000), Jaen?, Soto del Real (Madrid. 03/​02/​2001) Jaen (??/??/2002), Soto del Real (Madrid. 08/​2002), Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 09/​06/​2002), Villa­nu­bla (Valla­do­lid. 14/​10/​2002), Mar­tu­te­ne (Donos­tia. 02/​12 /​2010).

En el caso de Gotzo­ne apa­re­ce cla­ra la influen­cia nega­ti­va de la estan­cia en pri­sión en las per­so­nas con en– fer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. Des­de el momen­to mis­mo en el que se le apli­ca el tra­ta­mien­to de radio– tera­pia todo son tra­bas, atra­sos, sus­pen­sio­nes y difi­cul­ta­des para poder acce­der a las sesio­nes del hos­pi­tal. Los pro­ble­mas comen­za­ron des­de la pri­me­ra sesión: sesio­nes sus­pen­di­das por no apa­re­cer las fuer­zas po– licia­les encar­ga­das del tras­la­do al hos­pi­tal, tras­la­do de la enfer­ma con las manos espo­sa­das a la espal­da, pre­sen­cia de la poli­cía en las sesio­nes sin res­pe­tar la confi­den­cia­li­dad e inti­mi­dad de la pacien­te, tra­to vio– len­to por par­te de la poli­cía, retra­so de las sesio­nes por­que “la máqui­na esta­ba estro­pea­da”… En fin, todo un elen­co de des­pro­pó­si­tos inad­mi­si­bles en casos tan gra­ves.

Todos los pro­to­co­los inter­na­cio­na­les rela­ti­vos al cán­cer de mama inci­den en la nece­si­dad de un con­trol y segui­mien­to exhaus­ti­vo del mis­mo, a fin de pre­ve­nir un posi­ble rebro­te en la gra­ve­dad de la enfer­me­dad. Esto es, exac­ta­men­to lo con­tra­rio a lo que ha ocu­rri­do en este caso, lo cual aumen­ta el ries­go del agra­va– mien­to de su enfer­me­dad. Hay que tener en cuen­ta el pla­zo mayor de los 5 años habi­tua­les de ries­go que carac­te­ri­zan a esta enfer­me­dad, des­pués de los cua­les hay que extre­mar las medi­das de con­trol y la garan­tía de unas con­di­cio­nes per­so­na­les que ayu­den a supe­rar esta enfer­me­dad, cua­les son la cer­ca­nía de su en– torno afec­ti­vo y la ausen­cia de situa­cio­nes de ten­sión. Por todo ello, y habi­da cuen­ta del ries­go evi­den­te arri­ba enun­cia­do, debe­ría de estar en liber­tad.

JESUS Mª MARTIN HERNANDO ‑Zaba­lla- Basau­ri. Naci­do en 1962.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

Tras­torno esqui­zo-afec­ti­vo con com­po­nen­te deli­ran­te. Posi­ble enfer­me­dad neu­ro­ló­gi­ca. El 23 de sep­tiem– bre de 2010 pro­ta­go­ni­za un inten­to de auto­li­sis (auto-lesión gra­ve). Ha teni­do epi­so­dios de para­noias gra– ves, refie­re escu­char voces fre­cuen­te­men­te y sus con­ver­sa­cio­nes son incohe­ren­tes en muchas oca­sio­nes. A cau­sa de su situa­ción, tie­ne auto­ri­za­da la visi­ta de su psi­có­lo­ga de confian­za. Actual­men­te sigue con los

deli­rios y su situa­ción gene­ral ha empeo­ra­do debi­do a la nega­ti­va de la cár­cel a cam­biar la dosis de la me– dica­ción, pro­pues­to por su psi­có­lo­ga y médi­co de confian­za. En tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do en 2002, se encuen­tra en situa­ción de pri­sión pre­ven­ti­va a la espe­ra de jui­cio, tras 8 años inter­na­do en cár­ce­les del Esta­do Fran­cés.

En noviem­bre de 2011 soli­ci­tó al Juz­ga­do de lo Penal de la Audien­cia Nacio­nal su pues­ta en liber­tad pro– visio­nal por moti­vos de salud (enfer­me­dad gra­ve e incu­ra­ble) en tres pro­ce­di­mien­tos pena­les. En febre­ro de 2012 año le fue­ron dene­ga­das las tres peti­cio­nes, ante lo que inter­pu­so un nue­vo recur­so.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: La San­té (EF. 04/​02/​2002), Bois d’Arcy (EF 07/​02/​2002), Osny (EF), La San­té (EF. 23/​02/​2005), Fres­nes (EF. 08/​03/​2006), Les Beau­met­tes (EF. 10/​03/​2006), Taras­con (EF. 29/​03/​2006), Aix Luy­nes (EF. 24/​04/​2010), Soto del Real (Madrid. 29/​10/​2010), Basau­ri (Biz­kaia. 10/​10/​2011), Nan­cla­res de Oca (Ara­ba. 18/​11/​2011), Zaba­lla (Ara­ba. 12/​12/​2011).

En este caso, la cár­cel, y con­cre­ta­men­te la situa­ción de ais­la­mien­to, ha influi­do en la apa­ri­ción y el desa­rro­llo de la enfer­me­dad. En efec­to, esta per­so­na ha esta­do com­ple­ta­men­te ais­la­da duran­te 8 años en las diver­sas cár­ce­les por don­de ha pasa­do, y este hecho ha sido deter­mi­nan­te para expli­car su situa­ción actual. La si– tua­ción de ais­la­mien­to pro­lon­ga­do pro­vo­ca sín­to­mas con­cre­tos, como son las fobias, para­noias y ansie­dad en gene­ral; y en este caso con­cre­to, ade­más, la situa­ción ha deve­ni­do en un inten­to de auto­li­sis tras un cua­dro deli­ran­te. Por lo tan­to, esta per­so­na no pue­de estar ais­la­da de nin­gu­na de las mane­ras. Hay que se– ñalar tam­bién que en este caso esta per­so­na ha sufri­do un tra­to inex­pli­ca­ble­men­te duro por par­te de la cár­cel, lo cual ha redun­da­do en el agra­va­mien­to de su salud men­tal: inco­mu­ni­ca­ción pro­lon­ga­da, tras­la­dos en con­di­cio­nes infra­hu­ma­nas, dene­ga­ción o retra­so de comu­ni­ca­cio­nes (visi­tas de fami­lia­res o ami­gos, de la psi­có­lo­ga de confian­za…), etc.

Es de rese­ñar la acti­tud de la los res­pon­sa­bles peni­ten­cia­rios con res­pec­to a este pacien­te pre­so: en algu­na oca­sión se la ha ingre­sa­do con­tra su volun­tad en la enfer­me­ría, en situa­ción de ais­la­mien­to de sus com­pa– ñeros, cuan­do su situa­ción aní­mi­ca acon­se­ja­ba todo lo con­tra­rio. Ade­más, no se toman en con­si­de­ra­ción las indi­ca­cio­nes de su psi­có­lo­ga y médi­co de confian­za en el sen­ti­do de cam­biar de dosis en su medi­ca­ción; como resul­ta­do de ello, en este momen­to su esta­do de salud ha empeo­ra­do osten­si­ble­men­te. Por lo tan­to, la úni­ca situa­ción que se pre­vé como acer­ta­da como tera­pia apro­pia­da es la de pues­ta en liber­tad total, fue­ra del sis­te­ma peni­ten­cia­rio que tan­to le ha per­ju­di­ca­do.

Jesus Mª MENDINUETA FLORES –Zue­ra (Zara­go­za)- Arbi­zu. Naci­do en 1968.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

Dis­co­pa­tías en colum­na ver­te­bral: Lum­bo­cia­tál­gia izq­da.: Como con­se­cuen­cia de la Her­nia Dis­cal (L5-S1), con moles­tias en pier­na izquier­da de for­ma inter­mi­ten­te y tam­bién en zona de art. sacro ilia­ca, sin dis­mi– nución por el momen­to de fuer­za glo­bal. Her­nia ingui­nal dcha. Uvei­tis ante­rior agu­da (08÷02÷2011) docu– men­ta­da en Infor­me del Ser­vi­cio de Oftal­mo­lo­gía. Epi­so­dios recu­rren­tes de Migra­ña y Sino­pa­tía fron­tal. Insom­nio cró­ni­co de con­ci­lia­ción y aste­nia secun­da­ria de lar­ga evo­lu­ción, tenien­do que recu­rrir en algu­nas oca­sio­nes a la admi­nis­tra­ción de tera­pia far­ma­co­ló­gi­ca y psi­co­te­ra­péu­ti­ca com­ple­men­ta­ria. Se soli­ci­tó la rea­li­za­ción de prue­bas reu­má­ti­cas para des­car­tar esta etio­lo­gía, pero le tras­la­dan de cár­cel (en mayo de 2007) y no se rea­li­za­ron dichas prue­bas Así mis­mo se soli­ci­tó una con­sul­ta en la clí­ni­ca de Ubar­min (Nava­rra), pero no se auto­ri­zó dicho tras­la­do. Recien­te­men­te se rea­li­zan prue­bas com­ple­men­ta­rias que orien­tan el diag­nos­ti­co de enfer­me­dad reu­má­ti­ca con afec­ta­ción sacroi­lía­ca y reper­cu­sión sis­té­mi­ca (ocu­lar), asi como aso­cia­cion con HLA-B27 (+), que sugie­re una Espon­di­li­tis Anqui­lo­po­yé­ti­ca.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do el 29/​08/​1991. Sen­ten­cia­do a 30 años de cár­cel. En mayo de 2011 le apli­ca­ron la Doc­tri­na 1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo y le alar­gan la con­de­na has­ta agos­to de 2021.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Al– calá-Meco (Madrid. 03/​1993), Alca­lá-Meco (Madrid. 05/​1993), Val­de­mo­ro (Madrid. 12/​1993), Val­de­mo­ro (Ma– drid. 12/​02/​1994 dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 11/​03/​1994 D), Val­de­mo­ro (Madrid. 15/​06/​1994 D) Val­de­mo­ro (Madrid. 06/​10/​1994 D), Val­de­mo­ro (Madrid. 11/​01/​1995 D) Oca­ña I (Tole­do. 03/​02/​1995), Val­de­mo­ro (Ma– drid. 08/​06/​1995 D), Val­de­mo­ro (Madrid. 21/​09/​1995 D), Val­de­mo­ro (Madrid. 19/​03/​1996 D) Val­de­mo­ro (Madrid. 18/​02/​1998 D), Mála­ga (01÷06÷1998), Val­de­mo­ro (Madrid. 02/​02/​2004 D), Mála­ga (21÷02÷2004 D Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. 28/​04/​2004 D), Mála­ga (10÷05÷2004 Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. 15/​03/​2006 D), Mála­ga (05÷06÷2006 Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. ??/​08/​2006 D), Mála­ga (14÷01÷2007 Regres.), Cas­te­lló II-Albo­cas­ser (26÷10÷2010), Zue­ra (Zara­go­za. 22/​06/​2011).

El pro­gre­si­vo dete­rio­ro de su esta­do de salud debi­do a la plu­ri­pa­to­lo­gia, y las limi­ta­cio­nes que pre­sen­ta a

su movi­li­dad y cali­dad de vida, hacen que su estan­cia en pri­sión, le per­ju­di­quen nota­ble­men­te: la tipo­lo­gía y gra­ve­dad de sus enfer­me­da­des pre­ci­san un segui­mien­to estre­cho y con­ti­nua­do. Como con­se­cuen­cia de la reper­cu­sión que estas pato­lo­gías tie­nen sobre su cali­dad de vida, se soli­ci­tó en su dia el tras­la­do a una cár­cel pró­xi­ma a su domi­ci­lio para ser valo­ra­do por espe­cia­lis­tas del Com­ple­jo Hos­pi­ta­la­rio de Nava­rra, re– lacio­na­dos con las dife­ren­tes áreas que le afec­tan: Trau­ma­to­lo­gía, Ciru­gía Gene­ral, Reu­ma­to­lo­gía y Oftal– molo­gía, pero no fue esti­ma­da dicha soli­ci­tud.

En con­clu­sión, A la vis­ta de la cada vez mayor afec­ta­ción gene­ral que pre­sen­ta en este entorno car­ce­la­rio, se plan­tea des­de el pun­to de vis­ta médi­co su pues­ta en liber­tad para miti­gar la evo­lu­ción tór­pi­da de sus pade­ci­mien­tos.

JOSU URIBETXEBERRIA BOLINAGA ‑Man­si­lla (León)-. Arra­sa­te .Naci­do en 1955.

Esta­do de salud: Diag­nós­ti­co

En abril de 2005, el uró­lo­go le diag­nos­ti­ca un tumor de gran tama­ño en ekl riñón izquier­do. En mayo le re– ali­zan diver­sas prue­bas en el Hos­pi­tal de Puer­to Real de Cádiz, y le diag­nos­ti­can una Neo­pla­sia renal iz– quier­da.. El 9 de junio de 2005 se le rea­li­za una nefrec­to­mía del riñón izquier­do. En con­se­cuen­cia, pre­ci­sa­rá de un con­trol y tra­ta­mien­to de por vida.

Situa­ción jurí­di­ca

Dete­ni­do en 1987, es con­de­na­do a 30 años de pri­sión. El 1 de diciem­bre de 2006, soli­ci­ta al Juz­ga­do de Vi– gilan­cia Peni­ten­cia­ria la con­ce­sión de la Liber­tad Con­di­cio­nal por enfer­me­dad gra­ve e incu­ra­ble; en junio de 2007 se le denie­ga. El 24 de julio de 2007 se le denie­ga el Recur­so de Refor­ma.

Influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad

con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un se– gui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas po– líti­cas peni­ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacien­tes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Cara– ban­chel (Madrid. 06/​07/​1997), Soto del Real (Madrid. 05/​12/​1997), Val­de­mo­ro (Madrid. 24/​10/​1998), Puer­to I (Cádiz. 18/​10/​2000), Puer­to II (26÷01÷2005), Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 20/​05/​2005), Man­si­lla (León.23/06/2009).

La situa­ción de pri­va­ción de liber­tad no es la ade­cua­da para un pacien­te con una enfer­me­dad de carac­te– rís­ti­cas tan gra­ves. Si en la calle exis­te un ries­go de reci­di­va de esta enfer­me­dad, es evi­den­te que en pri­sión se aumen­ta el ries­go debi­do a los con­di­cio­nan­tes pro­pios de la cár­cel: con­di­cio­nes higié­ni­cas, ten­sión, po– sibles defi­cien­cias en la asistencia…Por ello, lo ade­cua­do sería que estu­vie­ra en liber­tad y en el Área de Salud y entorno afec­ti­vo más cer­cano. Posi­bi­li­dad que se le ha dene­ga­do has­ta la fecha.

2.

CADENA PERPETUA


El Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal de Espa­ña ha recha­za­do 19 recur­sos de los pre­sos polí­ti­cos a los que se les ha apli­ca­do la doc­tri­na 1972006. En total ha estu­dia­do 47 recur­sos, y el jue­ves dio a cono­cer que 19 de ellos habían sido recha­za­dos y que había admi­ti­do 3. Esto tie­ne gra­ves con­se­cuen­cias tan­to para los pre­sos como para los fami­lia­res. Que los pre­sos per­ma­nez­can 30 años en pri­sión cau­sa que la edad media de ellos au– men­te con­si­de­ra­ble­men­te. Ade­más, per­ma­ne­cer 30 años en pri­sión, es decir, pasar toda la vida en pri­sión tie­ne con­se­cuen­cias muy gra­ves tan­to físi­ca­men­te como psi­co­ló­gi­ca­men­te; de los 14 pre­sos y pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles, 6 lle­van más de 20 años en pri­sión y 5 de ellos tie­nen la doc­tri­na 1972006 apli­ca­da, y esto no es casua­li­dad. Pero, las con­se­cuen­cias no son solo físi­cas; que tu con­de­na sea alar­ga­da sin nin­gu­na expli­ca­ción jurí­di­ca y que cuan­do ten­drías que ser libe­ra­do te alar­guen la con­de­na en diez años por una cues­tión de ven­gan­za tie­ne unas con­se­cuen­cias psi­co­ló­gi­cas muy gra­ves. Pero, con la doc­tri­na no solo les alar­gan la con­de­na a nues­tros fami­lia­res; a noso­tros tam­bién nos la alar­gan. Lle­va­mos toda la vida reco­rrien­do miles de kilóm­te­ros todos los fines de sema­na, es decir, nos hemos juga­do y nos juga­mos la vida en la carre­te­ra todos los fines de sema­na.

Esta deci­sión que está basa­da en la ven­gan­za no tie­ne una expli­ca­ción que no sea la polí­ti­ca; recha­zar estos recur­sos sig­nifi­ca no res­pe­tar los dere­chos de las pre­sas y pre­sos. Dere­chos que son bási­cos. Con esta doc– tri­na apli­can la cade­na per­pe­tua, la cual es ile­gal. La deci­sión del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal hace evi­den­ciar una vez más la polí­ti­ca de excep­ción que se le apli­ca a este colec­ti­vo. Las pre­sas y los pre­sos que debe­rían estar en liber­tad, siguen y segu­ri­rán toda la vida en pri­sión, por­que la doc­tri­na 1972006 sig­nifi­ca la pena de muer­te.

Las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos y sus fami­lia­res ya hemos cum­pli­do con­de­nas duran­te muchos años, y aún así les quie­ren man­te­ner duran­te toda la vida en pri­sión. Por­que esto es inacep­ta­ble, y por­que las pre­sas y los pre­sos con la con­de­na cum­pli­da debe­rían de estar en liber­tad, des­de la Aso­cia­ción Etxe­rat exi– gimos al gobierno espa­ñol que libe­re cuan­to antes a las pre­sas y los pre­sos que ten­gan la con­de­na cum– pli­da, y que dero­ge inme­dia­ta­men­te dicha con­de­na. Les exi­gi­mos que dejen de jugar con la vida de nues­tros fami­lia­res y la nues­tra. Y que al igual que crea­ron la doc­tri­na 1972006, que dero­gen de una vez esta doc­tri­na que sig­nifi­ca la cade­na per­pe­tua.

Así mis­mo, que­re­mos hacer un lla­ma­mien­to para par­ti­ci­par en la mani­fes­ta­ción que ha con­vo­ca­do el Acuer­do de Ger­ni­ka el 14 de abril. Hay que aca­bar con la cade­na per­pe­tua, y con la doc­tri­na 1972006. Con esta doc­tri­na se impug­nan los dere­chos de las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos, y por ello cree­mos que es nece­sa­rio acu­dir a esta mani­fes­ta­ción.

En este sen­ti­do, como ya anun­ció el Acuer­do de Ger­ni­ka, invi­ta­mos a todos los agen­tes socia­les, polí­ti­cos y sin­di­ca­les a unir­se a esta mani­fes­ta­ción don­de se denun­cia­rá la cade­na per­pe­tua que se les apli­ca nues­tros

fami­lia­res, ya que cree­mos que es nece­sa­rio que la denun­cia de las calles de Bil­bo el 14 de abril sea la exi– gen­cia que haga todo un pue­blo. El no acu­dir a esta cita sig­nifi­ca­ría no denun­ciar el que no res­pe­ten los dere­chos de nues­tros fami­lia­res y sig­nifi­ca­ría apo­yar la polí­ti­ca cri­mi­nal que cau­sa tan­to sufri­mien­to. Por todo ello, espa­ra­mos que todo aquel ciu­da­dano o agen­te que crea en los dere­chos huma­nos acu­da a la mani­fes­ta­ción que ha lla­ma­do el Acuer­do de Ger­ni­ka. Por­que los dere­chos son dere­chos, y sobre los dere– chos civi­les y polí­ti­cos de las per­so­nas no cabe nin­gún interes polí­ti­co.

EL LISTADO DE LOS RECURSOS QUE HA ESTUDIADO EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

OTORGADOS:

JOSE IGNACIO GAZ­TA­ñA­GA BIDAURRETA (ARRASATE) JUAN MARI IGARATAUNDI PEñA­GA­RI­kANO (ZESTOA) JOSE MARI PEREZ DIAZ TxU­RI (ZARAUTZ)

DENEGADOS:

LUIS MARI AZkAR­GOR­TA BELATEGI (BERGARA) JON AGIRRE AGIRIANO (ARAMAIO) JABIER ZABALETA ELOSEGI (HERNANI) TxO­MIN TROI­TI­ñO ARRANZ (DONOSTIA) kEPA REZABAL ZURUTUZA (LASARTE) kAN­DI­DO ZUBI­kA­RAI BADIOLA (ONDARRU) JOkIN URAIN LARRA­ñA­GA (MENDARO) MARITxU UZkU­DUN ETxE­NA­GU­SIA (ERREZIL) JORGE GONZALEZ ENDE­MA­ñO (PORTUGALETE) JOSEBA ARTOLA IBA­RRETxE (BILBO) PATxI GOMEZ LOPEZ (ORTUELLA-BASAURI) JESUS BOLLADA ALVAREZ (BARA­kAL­DO) TxE­RRA MARTINEZ GARCIA (BASAURI) kOL­DO HERMOSA URRA (SANTURTZI) JUAN MANUEL PIRIZ LOPEZ (PORTUGALETE) INMA NOBLE GOI­kOETxEA (HERNANI) JOSE FELIx ZABARTE JAINAGA (ELORRIO) JUAN JOSE LEGORBURU GEREDIAGA (ZORNOTZA) LURDES TxU­RRU­kA MADINABEITIA (SORALUZE)

NO ADMITIDOS A TRAMITE:

MITxEL TURRIENTES RAMIREZ (LASARTE) ISIDRO GARALDE BEDIALAUNETA (ONDARROA) ITZIAR MARTINEZ SUS­TATxA (GAL­DA­kAO)

ADMITIDOS A TRAMITE:

IMMA PACHO MARTIN (BILBO) RAUL IBA­ñEZ DIEZ (BASAURI) IñI­GO AkAI­TU­RRI IRAZABAL (ZORNOTZA) JON kOL­DO AGINAGALDE URRESTARAZU (DONOSTIA) IñA­kI ERRO ZAZU (IRU­ñEA) INES DEL RIO PRADA (TAFALLA) BAUTISTA BARANDALLA IRIARTE (IRU­ñEA) JOSU DIAZ DE HEREDIA RUIZ DE ARBULU (GASTEIZ) JOSE ANGEL BIGURI CAMINO (AMURRIO) GOTZONE LOPEZ DE LUZURIAGA FERNANDEZ (AGURAIN) IñA­kI PUJANA ALBERDI (OTxAN­DIO) JOSE RAMON MARTINEZ DE LA FUENTE INTxAU­RRE­GI (GASTEIZ) IñA­kI FERNANDEZ DE LARRINOA PEREZ DE LUkO (GASTEIZ) JOSU AMANTES ARNAIZ (BILBO) ITZIAR MARTINEZ SUS­TATxA (GAL­DA­kAO) JUAN MARI GABIRONDO AGOTE (ITZIAR) MAITANE SAGASTUME ARRIETA (DONOSTIA) NICOLAS FRANCISCO RODRIGEZ (LASARTE) INAxIO MENDIBURU ITURRAIN (OIARTZUN) kEPA SOLANA ARRONDO (LEGAZPI) IñA­kI OROTEGI OTxAN­DO­RE­NA (LASARTE) PAkI­TO LUJANBIO GALDEANO (HERNANI)

LISTADO DE PRESOS Y PRESAS CON LA DOCTRINA 1972006 APLICADA

PRESOS Y PRESAS CON LA CONDENA CUMPLIDA Y QUE TIENEN APLICADA LA DOCTRINA 1972006:

TxO­MIN TROI­TI­ñO ARRANZ (DONOSTIA.INTxAURRONDO) JOSEBA ARTOLA IBA­RRETxE (BILBO.ALDE ZAHARRA) JESUS BOLLADA ALVAREZ (BARA­kAL­DO) ANTxON LOPEZ RUIZ (ELORRIO) PEIO ETxE­BE­RRIA LETE (SORALUZE) JON ANDER URkI­ZU ORMAZABAL (PASAI SAN PEDRO) LUIS MARI AZkAR­GOR­TA BELATEGI (BERGARA) kEPA REZABAL ZURUTUZA (LASARTE) PAkI­TO LUJANBIO GALDEANO (HERNANI.) JOSE FELIx ZABARTE JAINAGA (ELORRIO) IMMA PACHO MARTIN (BILBO) INES DEL RIO PRADA (TAFALLA) PEIO ODRIOZOLA AGIRRE (TOLOSA) INMA NOBLE GOI­kOETxEA ( HERNANI) IñA­kI FERNANDEZ DE LARRINOA PEREZ DE LUkO (GASTEIZ) IñA­kI OROTEGI OTxAN­DO­RE­NA (LASARTE) JOSE RAMON MARTINEZ DE LA FUENTE INTxAU­RRE­GI (GASTEIZ) IñA­kI PUJANA ALBERDI (OTxAN­DIO) JUAN MANUEL PIRIZ LOPEZ (PORTUGALETE) JUAN MARIA IGARATAUNDI PEñA­GA­RI­kANO (ZESTOA) NICOLAS FRANCISCO RODRIGUEZ (LASARTE) JUAN JOSE LEGORBURU GEREDIAGA (ZORNOTZA) ITZIAR MARTINEZ SUS­TATxA (GAL­DA­kAO) MAITANE SAGASTUME ARRIETA (DONOSTIA) MARITxU UZkU­DUN ETxE­NA­GU­SIA (ERREZIL) JOkIN URAIN LARRA­ñA­GA (MENDARO) kEPA SOLANA ARRONDO (LEGAZPI) ñAkI URDIAIN ZIRIZA (BARA­ñAIN) JOSU DIAZ DE HEREDIA RUIZ DE ARBULU (GASTEIZ) JOkIN SANCHO BIURRUN (IRU­ñEA) JOSE ANGEL BIGURI CAMINO (AMURRIO) MITxEL TURRIENTES RAMIREZ (LASARTE) JUAN CARLOS ARRUTI AZPITARTE (AZPEITIA) ISIDRO GARALDE BEDIALAUNETA (ONDARROA) GOTZONE LOPEZ DE LUZURIAGA FERNANDEZ (AGURAIN) JOSE ETxE­BE­RRIA PASCUAL (DONOSTIA) IñI­GO AkAI­TU­RRI IRAZABAL (ZORNOTZA) JON kOL­DO AGINAGALDE URRESTARAZU (DONOSTIA) RAUL IBA­ñEZ DIEZ (BASAURI)

OSkAR ABAD PALACIOS (BILBO) JABI MARTINEZ IZAGIRRE (USANSOLO) JESUS MARI MENDINUETA FLORES (ARBIZU) ELIAS FERNANDEZ CAS­TA­ñA­RES (BERMEO) IñA­kI ERRO ZAZU (IRU­ñEA) SANTOS BERGANZA ZENDEGI (AMURRIO) xABIER GOLDARAZ ALDAIA (MUGIRO) FERNANDO DIEZ TORRE (BILBO) MANU GONZALEZ RODRIGUEZ (LAUDIO) PATxI GOMEZ LOPEZ (ORTUELLA) JUAN IGNACIO DELGADO GOñI (LEGAZPI)

PRESOS Y PRESAS SIN AUN CUMPLIR LA CONDENA Y QUE TIENEN APLICADA LA DOCTRINA197/​2006:

UNAI PAROT (BAIONA) JABIER ZABALETA ELOSEGI (HERNANI) JOSE MARI BERISTAIN URBIETA (ITZIAR) SANTI ARROZPIDE SARASOLA (LASARTE) IñA­kI ARA­kA­MA MENDIA (GASTEIZ) JORGE GONZALEZ ENDE­MA­ñO (PORTUGALETE) JOSU AMANTES ARNAIZ (BILBO) LURDES TxU­RRU­kA MADINABEITIA (SORALUZE) FERNANDO DEL OLMO VEGA (BILBO

PRESOS Y PRESAS EXCARCELADAS Y Y QUE TIENEN APLICADA LA DOCTRINA 1972006:

ANDER MITxE­LE­NA (OIARTZUN) FERNANDO ETxE­GA­RAI GAZTEARENA (BARA­kAL­DO) TxE­RRA MARTINEZ GARCIA (BASAURI) BAUTISTA BARANDALLA IRIARTE (IRU­ñEA) JUAN CARLOS PEREZ OJUEL (IRU­ñEA) INAxIO MENDIBURU ITURRAIN (OIARTZUN) ANTxON GARCIA DEL MOLINO kOL­DO HERMOSA URRA (SANTURTZI) JOSE MARIA SAGARDUI MOJA (ZORNOTZA) ANTTON TROI­TI­ñO ARRANZ (DONOSTIA) kAN­DI­DO ZUBI­kA­RAI BADIOLA (ONDARRU) JON AGIRRE AGIRIANO (ARAMAIO) ESTANIS LOPEZ AGIRIANO (OIARTZUN) ANDER ERRANDONEA ARRUTI (OIARTZUN)

3.

GRAVES SUCESOS


AISLAMIENTO

La estric­ta apli­ca­ción del ais­la­mien­to es una de las medi­das de excep­ción que se le apli­ca al Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. Aho­ra bien, este ais­la­mien­to se con­cre­ta some­tien­do al pre­so o pre­sa a una sole­dad dura­de­ra, más de lo que la pro­pia legis­la­ción peni­ten­cia­ria esta­ble­ce. Esta medi­da de ais­la­mien­to pue­de ser pro­duc­to de una medi­da de cas­ti­go. En este caso, al pre­so se le pue­de some­ter a varios meses de ais­la– mien­to casi con­ti­nua­do. Pero tam­bién se les some­te a un ais­la­mien­to y ale­ja­mien­to estric­to de sus com­pa– ñeros de colec­ti­vo. El ais­la­mien­to, por lo demás, cons­ti­tu­ye uno de los meca­nis­mos de desiden­tifi­ca­ción más impor­tan­tes que uti­li­za la cár­cel para tra­tar de domi­nar al indi­vi­duo. Impli­ca un sen­ti­mien­to pro­fun­do de sole­dad y angus­tia vital ante la pér­di­da de los pun­tos de refe­ren­cia habi­tua­les, y la impo­si­bi­li­dad de pre– venir unos acon­te­ci­mien­tos (conflic­tos, recor­tes, órde­nes) y evi­tar otros (mono­to­nía, hora­rios y espa­cios).

En algu­nos casos a las pre­sas y pre­sos le les apli­can duran­te lar­gas tem­po­ra­das el ais­la­mien­to, y esto pue­de tener duras con­se­cuen­cias para las y los pre­sos (sobre todo si tie­nen enfer­me­da­des men­ta­les gra­ves). Como ya hemos dicho a las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos se les apli­ca fre­cuen­te­men­te esta medi­da, y estos datos pue­den variar en cual­quier momen­to; pero, en este momen­to son estas y estos las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos que están en ais­la­mien­to:

Esta­do espa­ñol

Ernes­to Prat: Alca­la Meco Cum­pli­mien­to Alber­to Gomez: Soria Aia­la Zal­di­bar: Estre­me­ra

Esta­do fran­cés

Beñat Sebas­tian y Kris­ti­na Goi­ri­ze­laia: Bapau­me Naia Lacroix: Bor­deaux Julen Eiza­gi­rre: Joux La Ville Jean Marie Saint Pée: Mont de Mar­san Jon Parot: Muret CD Mikel Alman­doz: Taras­con


AGRESIONES FÍSICAS A LAS PRESAS Y LOS PRESOS

En febre­ro sufrie­ron agre­sio­nes de los fun­cio­na­rios o de la guar­dia civil xabier Ari­na en la pri­sión de Puer­to III, Itziar Moreno en Dijon y Aitor Fres­ne­do en Albo­cas­ser-Cas­te­llo. Y por des­gra­cia esas agre­sio­nes no han sido las úni­cas, por­que en mar­zo otras pre­sas y otros pre­sos tam­bién han sufri­do agre­sio­nes. La situa­ción es gra­ve; últi­ma­men­te la acti­tud de los fun­cio­na­rios y de las fuer­zas poli­cia­les está sien­do muy agre­si­va, y las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos ade­más de sufrir pro­vo­ca­cio­nes y ame­na­zas, tam­bién sufren agre– sio­nes físi­cas. Los dere­chos de nues­tros fami­lia­res y alle­ga­dos son vul­ne­ra­dos cons­tan­te­men­te, y se les apli– can cas­ti­gos con cual­quier excu­sa.

Bois d’Arcy

El 18 de febre­ro el pre­so Iker Espar­za que se encuen­tra en la cár­cel de Bois d’Arcy tuvo una dis­cu­sión con un fun­cio­na­rio, des­pués de rea­li­zar una visi­ta. Como con­se­cuen­cia de esa dis­cu­sión, Iker Espar­za fue cas­ti– gado, por lo que tuvo que pasar 8 días en el mitard.

En soli­da­ri­dad con su com­pa­ñe­ro Espar­za, el 21 de febre­ro Aitzol Irion­do e Iur­gi Gari­ta­goi­tia hicie­ron plan­to; fue­ron cas­ti­ga­dos y tuvie­ron que pasar 5 días en el mitard. En el momen­to en el que iban a ser tras­la­da­dos al mitard, los fun­cio­na­rios les infor­ma­ron de que se los lle­va­rían de uno en uno, y por lo que uno de ellos ten­dría que espe­rar en una cel­da (el mitard está en el piso de arri­ba). Irion­do y Gari­ta­goi­tia mos­tra­ron su des­acuer­do, y tuvie­ron una dis­cu­sión con los fun­cio­na­rios; pero al final deci­die­ron que Iur­gi Gari­ta­goi­tia espe­ra­ría en la cel­da, has­ta que subie­ran a Irion­do.

Lle­va­ron a Aitzol Irion­do al mitard, y fue­ron a bus­car a Iur­gi Gari­ta­goi­tia. Los fun­cio­na­rios le dije­ron que le iban a poner las espo­sas para lle­var­le al mitard. Y aun­que Gari­ta­goi­tia les dijo que no era nece­sa­rio, le ro– dea­ron 10 fun­cio­na­rios y le pusie­ron las espo­sas a la fuer­za.

Iur­gi Gari­ta­goi­tia esta­ba en silen­cio y tran­qui­lo, pero le ata­ron las manos con­tra la pared. Gari­ta­goi­tia tuvo un for­ce­jeo con los fun­cio­na­rios, ya que los fun­cio­na­rios pri­me­ro le tira­ron al sue­lo y cuan­do se encon­tra­ba en el sue­lo, le levan­ta­ron aga­rrán­do­le por las espo­sas. Le lle­va­ron al mitard en el aire, aga­rrán­do­le por las espo­sas y por las pier­nas. En el camino al mitard iba cho­cán­do­se con las pare­des en la cabe­za. Al día si– guien­te, tenía la mar­ca de las espo­sas en las muñe­cas y tenía la bar­bi­lla mar­ca­da.

Val­de­mo­ro

El pre­so xabier Ari­na, que se encuen­tra en la cár­cel de Val­de­mo­ro, tuvo un inci­den­te con un fun­cio­na­rio el 7 de mar­zo. Des­pués de rea­li­zar un vis a vis fami­liar, Ari­na tuvo una dis­cu­sión con un fun­cio­na­rio por­que le retu­vo un efec­to del paque­te que le lle­va­ron los fami­lia­res. Cuan­do Ari­na recla­mó que se res­pe­ta­ran sus dere­chos el fun­cio­na­rio empe­zó a poner­se ner­vio­so. Enton­ces, le metió en un cuar­to, y allí reci­bió empu– jones, ame­na­zas e insul­tos; la acti­tud del fun­cio­na­rio fue muy agre­si­va. Al final tuvo que entrar otro fun­cio– nario al cuar­to para tran­qui­li­zar al fun­cio­na­rio que esta­ba muy alte­ra­do.

Hay que recor­dar que a prin­ci­pios de octu­bre xabier Ari­na sufrió agre­sio­nes de unos fun­cio­na­rios y de un Guar­dia Civil. Las pro­vo­ca­cio­nes son cons­tan­tes, y eso hace que el pre­so viva siem­pre en ten­sión.

ACCIDENTES

Tres alle­ga­dos del pre­so polí­ti­co Patxi Uran­ga sufrie­ron un acci­den­te el 4 de mar­zo, des­pués de rea­li­zar una visi­ta en la cár­cel de Ala­cant. De Ala­cant a Bil­bao se tras­la­da­ron en avión, y el acci­den­te ocu­rrió cuan­do iban de Bil­bao a Orio en coche. El acci­den­te se pro­du­jo entorno a las 00:00 – 00:15, en la carre­te­ra A‑8, a la altu­ra de Eibar. Al pare­cer la carre­te­ra esta­ba sucia, por lo que el con­duc­tor per­dió el con­trol del vehícu­lo, y tuvie­ron el acci­den­te. Los tres alle­ga­dos de Uran­ga que via­ja­ban en el coche no sufrie­ron daños físi­cos, pero el coche sufre gra­ves daños, está sinies­tra­do.

Este es el cuar­to acci­den­te que ha cau­sad la dis­per­sión en el año 2012. En los 23 años que per­du­ra la dis– per­sión 16 fami­lia­res y alle­ga­dos han per­di­do la vida en la carre­te­ra y hemos sufri­do cien­tos de acci­den­tes. Son incon­ta­bles los daños físi­cos, sico­ló­gi­cos y eco­nó­mi­cos que hemos teni­do que sufrir.

4.

OTROS SUCESOS


Eus­kal Herria

MARTUTENE Gotzo­ne Lopez de Luzu­ria­ga, pre­sa enfer­ma de Gas­teiz, sue­le tener que sufrir las pro­vo­ca­cio­nes y los insul– tos de los ertzai­nas cuan­do la lle­van al hos­pi­tal a rea­li­zar visi­tas médi­cas. Aun­que la últi­ma vez que tenía que ir al Hos­pi­tal a una visi­ta médi­ca, la Ertzain­tza no fue a bus­car­la. Por otra par­te des­de que tras­la­da­ron a Oiha­na Agi­rre de Mar­tu­te­ne, Lopez de Luzu­ria­ga está sin nin­gún kide en la cár­cel.

Esta­do espa­ñol

ALBOCASSER – CASTELLO II Tie­nen con­di­cio­nes de vida muy duras: sue­len tener cacheos per­ma­nen­te­men­te, les han redu­ci­do con­si– dera­da­men­te las cosas que pue­den tener en la cel­da, rea­li­zan los vis a vises en una habi­ta­ción que se pare­ce a una cel­da…

ALCALA MECO A Egoitz Gar­men­dia le cachea­ron la cel­da, y le encon­tra­ron una agu­ja; por ello le han cas­ti­ga­do a cin­co días de ais­la­mien­to, aun­que toda­vía no lo han lle­va­do a ais­la­mien­to.

ALGECIRAS Han aumen­ta­do los cacheos que les rea­li­zan en las cel­das. La situa­ción de Mikel Arrie­ta es muy dura. Por los pro­ble­mas que tie­ne en la espal­da, tie­ne que mover­se en silla de rue­das. Hace poco duran­te un cacheo en la cel­da, le deja­ron todas sus cosas en el sue­lo, y tuvo que reco­ger­los con muchas difi­cul­ta­des. Así mis­mo, cuan­do Arrie­ta tie­ne que bajar a hacer las visi­tas le tie­nen que bajar sus kides a las espal­das por­que sino no pue­de bajar a los locu­to­rios.

CACERES Pasan mucho frío, por­que aun­que haya cale­fac­ción no lo encien­den.

CURTIS Los fami­lia­res de Luis Mari­ñe­la­re­na han per­di­do una visi­ta. La razón: siem­pre sue­len pedir las visi­tas los vier­nes a la maña­na, y esta vez cuan­do lla­ma­ron el vier­nes por la maña­na les dije­ron que el últi­mo día para pedir la visi­ta era el jue­ves.

CORDOBA Últi­ma­men­te la acti­tud de los fun­cio­na­rios ha empeo­ra­do. Les han supri­mi­do algu­nos dere­chos: pasan 4

horas en el patio, comen en las cel­das, les rea­li­zan cacheos cada vez que salen de la cel­da…

GRANADA Han sufri­do varias res­tric­cio­nes: les han qui­ta­do las sali­das al poli­de­por­ti­vo, les han qui­ta­do los orde­na­do­res, les han qui­ta­do la habi­ta­ción para las manua­li­da­des…

Les obli­gan a des­nu­dar­se des­pués de los vis a vises.

Como es habi­tual en otras cár­ce­les, des­de mar­zo los niños con­ta­ran como una per­so­na más, tan­to en las visi­tas como en los locu­to­rios

HERRERA DE LA MANCHA La situa­ción ha empeo­ra­do: les han redu­ci­do la can­ti­dad de cosas que pue­den tener en la cel­da, han au– men­ta­do los cam­bios de cel­da y de módu­lo…

Han sufri­do duros cacheos en las cel­das, y los fami­lia­res tam­bién sufren duros cacheos, cuan­do rea­li­zan los vis a vises les cachean con perros.

El 17 de mar­zo el her­mano, la cuña­da y el sobrino o la sobri­na del pre­so lasar­tea­rra Niko Fran­cis­co tuvie­ron un vis fami­liar. Antes de entrar en la visi­ta, la guar­dia civil apa­re­ció con perros (para rea­li­zar un con­trol an– tidro­gas). Un perro empe­zó a ladrar cuan­do esta­ba al lado del her­mano de Niko Fran­cis­co, y le lle­va­ron a una habi­ta­ción. No le encon­tra­ron nada, por­que no tenía nada; pero aun así se que­dó sin poder rea­li­zar la visi­ta.

MURCIA II Tras­la­da­ron al pre­so gas­teiz­ta­rra Igar­ki Robles de Aran­juez a Mur­cia II. En estas dos cár­ce­les ha per­ma­ne­ci­do 30 días total­men­te ais­la­do. Afor­tu­na­da­men­te el 17 de mar­zo que­dó en liber­tad, con 30.000 euros de fian­za.

PUERTO I El pre­so Iña­ki Fer­nan­dez de Larri­noa soli­ci­tó ir a la cár­cel de Zaba­lla, para poder visi­tra a su madre, pero le han dicho que ten­drá que espe­rar por lo menos 6 meses, para poder ir otra vez a Zaba­lla.

PUERTO III Debe­rían de haber tras­la­da­do a Aitor Cotano a Basau­ri para poder visi­tar a su abue­lo, debi­do al esta­do de salud de este últi­mo. Pero el 22 de mar­zo cuan­do le lle­va­ron Bur­gos, le dije­ron que no podría rea­li­zar esa visi­ta, por­que tenía un jui­cio; es decir, le han dene­ga­do la visi­ta.

SEVILLA II Han rea­li­za­do ayu­nos todos los lunes para denun­ciar la des­asis­ten­cia médi­ca de Aitzol Gogor­za; pero, aho­ra han deja­do de rea­li­zar el ayuno por­que le han acep­ta­do una visi­ta con un psi­có­lo­go. Aitzol Gogor­za ha sido tras­la­da­do a Basau­ri.

Los pre­sos de Sevi­lla II han rea­li­za­do un cha­peo para denun­ciar que el 26 de mar­zo los fun­cio­na­rios entra­ron en las cel­das de un modo muy agre­si­vo. Espe­cial­men­te dura fue la acti­tud que tuvie­ron con el pre­so gas-

teiz­ta­rra Rober­to Lebre­ro: duran­te el cacheo le dije­ron que se pusie­ra con­tra la pared y que no mira­se. El res­pon­dió que no lo haría por lo que le echa­ron todas las cosas al sue­lo y se los pisa­ron. Ade­más, le apli­ca­ron el artícu­lo 72, es decir, le cas­ti­ga­ron.

SOTO DEL REAL Han empe­za­do a reci­bir en mar­zo la corres­pon­den­cia atra­sa­da; les están entre­gan­do las car­tas y los perió– dicos de enero.

El 23 de febre­ro extra­di­ta­ron a Jabi Abaun­za des­de Fran­cia a Espa­ña. Des­de enton­ces está en ais­la­mien­to, total­men­te ais­la­do: no ve a nin­gún kide.

El 27 de mar­zo, los pre­sos polí­ti­cos de la cár­cel de Soto del Real rea­li­za­ron un cha­peo, para denun­ciar las agre­sio­nes que han sufri­do últi­ma­men­te algu­nos pre­sos polí­ti­cos. Al día siguien­te, como cas­ti­go por el cha– peo cam­bia­ron a todos los hom­bres de módu­los. En otras cár­ce­les tam­bién han rea­li­za­do dis­tin­tas acti­vi– dades para denun­ciar las agre­sio­nes que han sufri­do los pre­sos (Muret…).

TOPAS Rea­li­zan cacheos a todos los fami­lia­res (tan­to de los pre­sos polí­ti­cos como de los socia­les), inclu­so con pe– rros. Un fin de sema­na todo los fami­lia­res (de los pre­sos polí­ti­cos y socia­les) tenían un vis a vis; los fami­lia­res tuvie­ron que estar en con­tra de la pared, y un guar­dia civil estu­vo alre­de­dor de ellos con un perro. Aun­que pusie­ron a los niños y las niñas con­tra otra pared, tam­bién les pasa­ron al perro a su alre­de­dor.

VALDEMORO En Val­de­mo­ro tenían que rea­li­zar las visi­tas los domin­gos a las 19:00. Por ello, los pre­sos de esta cár­cel so– lici­ta­ron a los res­pon­sa­bles de Ser­vi­cio de la Pri­sión que cam­bia­sen el día y la hora de las visi­tas, y les acep– taron la soli­ci­tud. Por lo que aho­ra pue­den rea­li­zar las visi­tas los sába­dos y los domin­gos (eso si siem­pre a las 19:00).

Por otra par­te les han prohi­bi­do meter apun­tes en los paque­tes (antes tenían la posi­bi­li­dad de hacer­lo).

En la cár­cel de Val­de­mo­ro rea­li­zan cacheos alea­to­rios a los fami­lia­res, y nor­mal­men­te los fami­lia­res de los pre­sos polí­ti­cos sue­len ser cachea­dos.

VALENCIA Des­de el 7 de mar­zo no reci­ben la pren­sa.

ZUERA Se han redu­ci­do sus dere­chos.

Nahaia Agua­do fue tras­la­da­da el 2 de mar­zo des­de Soto del Real a Zue­ra, y salió de Zue­ra el 16 de mar­zo. Por cul­pa de este tras­la­do per­dió una visi­ta fami­liar.

Esta­do fran­cés

FRESNES El 25 de febre­ro los fami­lia­res que iban a Fres­nes no pudie­ron rea­li­zar las visi­tas con nor­ma­li­dad, por­que el tren tuvo un retra­so de 3 horas. Las pre­sas pudie­ron rea­li­zar media visi­ta ( nor­mal­men­te sue­len rea­li­zan vi– sitas de una hora y media, y tuvie­ron visi­tas de 45), y los fami­lia­res de los pre­sos pudie­ron rea­li­zar las visi­tas en el segun­do turno (per­die­ron las visi­tas de las 08:00).

El cuña­do de Mikel Olza per­dió la visi­ta del 29 de febre­ro por­que al pasar por el arco algo le hacía rui­do. Solo pudo rea­li­zar la visi­ta la her­ma­na de Olza. Al día siguien­te pedie­ron per­dón al cuña­do, pero no pudo rea­li­zar la visi­ta.

Les han devuel­to aho­ra los orde­na­do­res que les qui­ta­ron en los duros cacheos que rea­li­za­ron hace un mes.

LYON CORBAS Los pre­sos polí­ti­cos vas­cos tie­nen que pedir las visi­tas con ante­la­ción de 18 días, cuan­do los pre­sos socia­les los pue­den pedir con 48 horas de ante­la­ción.

MOULINS-YZEURE El pre­so gas­teiz­ta­rra Oir Gomez ha per­di­do dos visi­tas por cul­pa de la cár­cel. Ya que los fun­cio­na­rios no fue– ron a bus­car­le a la cel­da; y los fami­lia­res tuvie­ron que que­dar­se en la puer­ta.

5.

LIBERTADES, ENCARCELACIONES Y TRASLADOS


LIBERTADES

Igor Maio­ra (Gas­teiz), el 24 de febre­ro. Iker Ipa­rra­gi­rre (Azpei­tia), el 27 de febre­ro. Ima­nol Beris­tain (Erro­mo) , el 27 de febre­ro. Zorion Sal­sa­men­di (Bil­bo), el 28 de febre­ro. Des­pués de cum­plir con­de­na en Fran­cia, y des­pués de pasar por Madrid. Iñi­go Ripoll (Bil­bo), el 1 de mar­zo. Ikoitz Arre­se (San­tutxu), el 2 de mar­zo. Iña­ki Ben­goa (Indautxu), el 6 de mar­zo. Jon Alda­na (Bara­kal­do), el 9 de mar­zo. Des­pués de 28 años en pri­sión, con la con­de­na cum­pli­da. Julen Zuaz­na­bar (Asti­ga­rra­ga), el 13 de mar­zo. Liber­tad bajo fian­za. Gara­zi Autor (Doni­ba­ne), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Ibon Este­ban (Arrotxa­pe), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Eneko Ville­gas (Ata­rra­bia), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Egoi Iri­sa­rri (Doni­ba­ne), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Izas­kun Goñi (Txan­trea), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Oiha­na Lopez (Bur­la­ta), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Nahaia Agua­do (Ses­tao), el 16 de mar­zo. Intza Oxan­da­ba­ratz (Gabar­te), el 16 de mar­zo. Liber­tad pro­vi­sio­nal. Igar­ki Robles (Gas­teiz), el 17 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Jose­ba Agu­do (Ore­re­ta), el 22 de mar­zo. En liber­tad pro­vi­sio­nal. Ainhoa Villa­ber­de (Gas­teiz), el 27 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Aina­ra Ladron (Elgoi­bar), el 27 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. xabier Bidau­rre (Gal­da­kao), el 27 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. xabier Ari­na (Bur­la­ta), el 28 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Jose Igna­cio Gaz­ta­ña­ga (Arra­sa­te), el 30 de mar­zo. Des­pués de 24 años en pri­sión. Juan Mari Iga­ra­taun­di (Zes­toa), el 30 de mar­zo. Des­pués de 25 años en pri­sión. Jose Mari Perez Txu­ri (Zarautz), el 30 de mar­zo. Des­pués de 24 años en pri­sión.

ENCARCELACIONES

El donos­tia­rra Oier Oa donos­tia­rra fue dete­ni­do en Ange­lu el 24 de febre­ro y fue encar­ce­la­do en la cár­cel Bois d’Arcy.El gas­teitza­rra Ibai Peña fue dete­ni­do en Baio­na el 28 de mar­zo y encar­ce­la­do en la cár­cel de Muret Seys­ses.

TRASLADOS

CAMBIO DE DESTINO

Esta­do espa­ñol

Ibai Beo­bi­de (Bil­bo): de Jaen a Puer­to III. Iña­ki Ige­ra­te­gi (Andoain): dete­ni­do y tras­la­da­do a Soto del Real. Inaxio Ota­ño (Andoain): dete­ni­do y tras­la­da­do a Soto del Real. Javier Abaun­za (Ger­ni­ka): de Fran­cia a Soto del Real. Ernes­to Prat (Berrio­zar): de Fran­cia a Soto del Real. Asier Agi­na­ko (Duran­go): de Fran­cia a Soto del Real. xabier Gar­cia Gaz­te­lu (Gal­da­kao): de Alme­ria (esta­ba en Naval­car­ne­ro por dili­gen­cias) a Puer­to III. Iran­tzu Gallas­te­gi (Beran­go): de Alme­ria a Puer­to III. Ernes­to Prat Urzain­ki (Berrio­zar): de Soto del Real a Alca­la Meco. Mikel Var­gas Ola­so­ro (Donos­tia): de Mar­tu­te­ne a Due­ñas. Asier Agi­na­ko (Duran­go): de Soto del Real a Aran­juez. Nahaia Agua­do (Ses­tao): de Soto del Real a Zue­ra. Oiha­na Lopez (Bur­la­ta): de Soto del Real a Topas. Urtzi Gain­za (Bil­bo): de Soto del Real a Mur­cia II. Iker Beris­tain (Getxo): de Bor­deaux-Gra­dig­nan a Soto del Real (extra­di­ción). Ainhoa Gar­cia Mon­te­ro (Donos­tia): de Fres­nes a Soto del Real (entre­ga tem­po­ral). Alber­to Lopez de la Calle (Gas­teiz): de Soto del Real a Alca­la Meco. Iña­ki Ige­ra­te­gi (Andoain): de Soto del Real a Bada­joz. Mikel Jime­nez (Iru­ñea): de Aran­juez a Jaen. xabier Sagar­doy (Bara­ñain): de Aran­juez a Oca­ña I. Luis Arman­do Zaba­lo Bil­bao (Basau­ri): de Lan­ne­me­zan a Soto del Real (extra­di­ción). Iña­ki Zuga­di (Bara­kal­do): de Bada­joz a Mur­cia. Josu­ne Onain­dia (Bara­kal­do): de Bada­joz a Mur­cia. Asier Gar­cia Jus­to (Donos­tia): de Jaen a Bada­joz. Jon Zubiau­rre (Donos­tia): de Bada­joz a Puer­to I. Aitzol Gogor­za (Ore­re­ta): de Sevi­lla a Basau­ri.

Esta­do fran­cés

Oier Oa Pujol (Donos­tia): dete­ni­do y tras­la­da­do a Bois d’Arcy. Jabi Abaun­za Mar­ti­nez (Ger­ni­ka): de Soto del Real a Mou­lins Yzeu­re (des­pués de ter­mi­nar la entre­ga tem– poral).

DILIGENCIAS

Esta­do espa­ñol

Igor Gon­za­lez Sola (Bil­bo): de Bada­joz a Aran­juez. Iker Ara­guas (Iru­ña): de Val­de­mo­ro a Man­si­lla. xabier Gar­cia Gaz­te­lu (Gal­da­kao): de Puer­to III a Naval­car­ne­ro. Iran­tzu Gallas­te­gi (Beran­go): de Almer­tia a Soto del Real. Aitor Cotano (Getxo): de Puer­to III a Val­de­mo­ro. Fer­nan­do Ele­jal­de Tapia (Donos­tia): de Puer­to I a Val­de­mo­ro. Iña­ki Gon­za­lo Casal (Getxo): de Puer­to III a Val­de­mo­ro. Iñi­go Gutie­rrez Carri­llo (Getxo): de Puer­to I a Val­de­mo­ro. Arkaitz Goi­koetxea Basa­be (Getxo): de Ville­na a Aran­juez. Joxe­pa Erna­ga (Mez­ki­ritz): de Mala­ga a Logro­ño. Idoia Mar­ti­nez (Arri­go­rria­ga): de A lama a Soto.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *