Infor­me men­sual Mar­zo- Etxerat

Intro­duc­ción

643 pre­sas y pre­sos for­man el Colec­ti­vo de los Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. La mayo­ría de ellos están dis­per­sa­dos en 85 cár­ce­les y 11 pre­sas y pre­sos están en pri­sión ate­nua­da. Solo 8 de los 643 pre­sos y pre­sas se encuen– tran en las cár­ce­les de Eus­kal Herria. La mayor can­ti­dad de pre­sas y pre­sos se encuen­tra en las cár­ce­les de Espa­ña, 481 pre­sas y pre­sos vas­cos se encuen­tran dis­per­sa­dos en 47 cár­ce­les de toda Espa­ña. En Fran­cia se encuen­tran 138 pre­sas y pre­sos dis­per­sa­dos en 30 cár­ce­les. En lo que se refie­re a las pri­sio­nes inter­na­cio– nales, se encuen­tra un pre­so en Por­tu­gal, otro en en Nor­te de Irlan­da, otro en Ingla­te­rra y otro en Méji­co. En esta­do de pri­sión ate­nua­da debi­do a sus enfer­me­da­des 11 pre­sas y pre­sos se encuen­tran en sus domi– cilios, y otro pre­so un ciu­da­dano vas­do se encuen­tra en situa­ción de confi­na­do en la loca­li­dad de Autun (Fran­cia).

Como se pue­de obser­var en los datos pre­via­men­te dados, nues­tros fami­lia­res y alle­ga­dos siguen a miles de kiló­me­tros de sus casas. Si ana­li­za­mos los suce­sos de los últi­mos meses, se ve cla­ra­men­te que la situa­ción de las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vacos ha empeo­ra­do. La polí­ti­ca peni­ten­cia­ria tan­to del esta­do espa­ñol como del esta­do fran­cés es muy dura, y las con­se­cuen­cias de ella las sufri­mos tan­to las y los pre­sos como sus familiares.

Con los suce­sos del infor­me del mes de mar­zo (y de los últi­mos días de febre­ro) refle­ja la dura situa­ción en la que viven las y los pre­sos. Este mes tam­bién se han repe­ti­do las agre­sio­nes, las pro­vo­ca­cio­nes, la dene– gación de los dere­chos… Ade­más, la situa­ción ha empeo­ra­do en algu­nas pri­sio­nes y los fun­cio­na­rios están pre­sio­nan­do a las pre­sas y pre­sos. En cuan­to a los fami­lia­res y alle­ga­dos, hemos segui­do sufrien­do por la dis­per­sión y hemos teni­do que sufrir los cacheos de los fun­cio­na­rios cuan­do hemos ido a visi­tar a nues­tros fami­lia­res y alle­ga­dos. Las per­so­nan que uti­li­zan con­ti­nua­men­te pala­bras como conflic­to o vio­len­cia, uti­li­zan sin cesar la vio­len­cia con­tra las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Y tam­po­co res­pe­tan sus dere­chos. Este mes la Aso­cia­ción Jai­ki Hadi ha hecho publi­có el infor­me sobre las pre­sas y los pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles, y en este momen­to son 15 las pre­sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. Los quin­ce están dis­per­sa­dos en dis­tin­tas cár­ce­les de Espa­ña, lejos de su entorno fami­liar y social, sin una ade­cua­da asis­ten­cia médi­ca y encar­ce­la­dos; es decir, sin que se res­pe­ten sus derechos.

Por todo ello des­de la Aso­cia­ción Etxe­rat cree­mos que impres­cin­di­ble que los quin­ce pre­sos deben de ser libe­ra­dos inme­dia­ta­men­te. Por­que es su dere­cho. Y al mis­mo tiem­po cree­mos que es impres­cin­di­ble que libe­ren a las pre­sas y pre­sos que ten­gan la con­de­na cum­pli­da, que ten­gan los 23 y las 34 par­tes de la con– dena cum­pli­das y las y los pre­sos que ten­gan la doc­tri­na 1972006 apli­ca­das. Tam­bién cree­mos que es ne– cesa­ria la dero­ga­ción de la doc­tri­na 1972006, es decir, que no se le apli­que a nin­gún pre­so más. A fin de cuen­tas, pedi­mos y exi­gi­mos el res­pe­to de los dere­chos bási­cos de las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vascos.

1.

CÁRCEL Y SALUD 


Aun­que la fun­ción de la Aso­cia­ción de médi­cos Jai­ki Hadi sea rea­li­zar el segui­mien­to de las pre­sas y los pre­sos enfer­mos y dar­les la asis­ten­cia nece­sa­ria, en sus fun­cio­nes tam­bién se encuen­tra rea­li­zar infor­mes rela­ti­vos a la situa­ción sani­ta­ria den­tro de las cár­ce­les. El pasa­do verano hicie­ron públi­ca un lis­ta de las pre­sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles y en oto­ño pre­sen­ta­mos el infor­me o radio­gra­fía de la situa­ción sani­ta­ria den­tro de las cár­ce­les. El pasa­do 15 de mar­zo advir­tie­ron sobre la salud de quin­ce pre– sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. Las con­di­cio­nes de vida en las cár­ce­les, la edad de los pri­sio­ne­ros, los años que lle­van en la cár­cel… tie­nen con­se­cuen­cias direc­tas en las enfer­me­da­des de las pre– sas y presos.

Jai­ki Hadi expli­có cuál es la influen­cia de la cár­cel en su enfer­me­dad, y lo argu­men­tó así: “al prio­ri­zar­se las medi­das de segu­ri­dad, no está garan­ti­za­da de nin­gún modo la apli­ca­ción del pro­to­co­lo rela­ti­vo a casos ur– gen­tes; no exis­ten con­di­cio­nes para rea­li­zar un segui­mien­to ade­cua­do de los casos; se denie­gan sis­te­má– tica­men­te las visi­tas de médi­cos de confian­za de los enfer­mos; exis­ten múl­ti­ples caren­cias a nivel ali­men­ti­cio; demo­ras inex­pli­ca­bles en la rea­li­za­ción de prue­bas médi­cas o inter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas; in– exis­ten­cia de diag­nós­ti­cos y tra­ta­mien­tos inadecuados”.

A los casos en los que los pre­sos tie­nen enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles hay que aña­dir­les todos los años que lle­van en pri­sión. En dos de los pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves, la gra­ve­dad de su enfer­me­dad (en– fer­me­da­des car­día­cas gra­ves) se ha dado en un con­tex­to de pri­va­ción de liber­tad pro­lon­ga­da en pri­sión (25 años en pri­sión). Es decir, años de ten­sión con­ti­núa y apli­ca­ción de polí­ti­cas peni­ten­cia­rias terri­ble­men­te rigu­ro­sas que, indu­da­ble­men­te, han afec­ta­do a su salud. Los que sufren enfer­me­da­des psí­qui­cas gra­ves se encuen­tra Txus Mar­tin, el pre­so que en estos momen­tos está más gra­ve. Su situa­ción es gra­ve, y ade­más tie­ne pro­ble­mas para poder hacer­le un segui­mien­to ade­cua­do y tener un tra­ta­mien­to apro­pia­do; tam­po­co le dejan tener visi­tas con sus médi­cos de confian­za. Hay que recor­dar la recien­te sen­ten­cia con­de­na­to­ria del Tri­bu­nal de Dere­chos Huma­nos de Estras­bur­go con­tra el esta­do fran­cés por man­te­ner en pri­sión a un pre­so aque­ja­do de una enfer­me­dad psí­qui­ca gra­ve. Aun así Txus Mar­tin sigue en la cár­cel, y le han dene­ga­do la libertad.

Por todo ello, esta cla­ro que la cár­cel no es el lugar más ade­cua­do para estos pacien­tes, ya que estan­do en liber­tad se garan­ti­za­ría un segui­mien­to rigu­ro­so y efec­ti­vo de su enfermedad.

En este momen­to tene­mos 14 pre­sos que sufren enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles y la Aso­cia­ción Etxe­rat, al igual que Jai­ki Hadi, cree que debe­rían de estar en la calle. En cual­quier caso, como men­cio­nó Jai­ki Hadi es evi­den­te que la pro­lon­ga­ción de los años de cár­cel redun­da­rá en la apa­ri­ción de más casos. Fac­to­res como la edad (en este momen­to hay 22 per­so­nas con más de 60 años en este colec­ti­vo, de los que 9 se en– cuen­tran enfer­mos) y el tiem­po de encar­ce­la­mien­to (93 con más de 20 años de cár­cel, de los que 27 pade– cen algún tipo de enfer­me­dad) influ­ye de for­ma deci­si­va en la salud de los miem­bros de este colec­ti­vo de presos.

Aquí está el lis­ta­do de los 14 pre­sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles, y sus estados:

JOSETXO ARIZKUREN RUIZ ‑A Lama (A Coru­ña).- Iru­ñea. Naci­do en 1958.

Esta­do de salud: Diagnóstico

Des­de el año 2008 y mien­tras se encon­tra­ba en la cár­cel de Puer­to-III, pre­sen­ta epi­so­dios reite­ra­dos de dolor epi­gás­tri­co con sen­sa­ción de dis­nea inten­sa y opre­sión pre­cor­dial que se irra­dia a gar­gan­ta y zona inter­es­ca­pu­lar. Tam­bién refie­re dolor en ante­bra­zo izquier­do que coin­ci­de con la pre­sen­ta­ción de esta clí– nica. La sin­to­ma­to­lo­gía des­cri­ta la tenía­mos regis­tra­da des­de el año 2006, mien­tras se encon­tra­ba en la cár­cel de Val­de­mo­ro, repi­tién­do­se cuan­do rea­li­za­ba ejer­ci­cio físico.

Cada vez que ha suce­di­do, se le ha rea­li­za­do ECG con resul­ta­do nor­mal, no apre­cián­do­se alte­ra­cio­nes en repo­la­ri­za­ción. Esta situa­ción ha deri­va­do a inter­pre­tar su clí­ni­ca como de ori­gen diges­ti­vo, por lo que ha reci­bi­do tra­ta­mien­to anti­rreflu­jo (ome­pra­zol) y con pro­ci­né­ti­cos (cidi­ne), sin con­se­guir miti­gar los sín­to­mas ni pre­ve­nir la apa­ri­ción de nue­vos episodios.

El 11 de junio de 2011 es ingre­sa­do en Hos­pi­tal Vir­gen del Rocío de Sevi­lla, don­de se le rea­li­za una prue­ba de esfuer­zo y una coro­na­rio­gra­fía que confir­ma el diag­nós­ti­co de Car­dio­pa­tía Isqué­mi­ca seve­ra con lesión al comien­zo de coro­na­ria des­cen­den­te ante­rior, lo que obli­ga a colo­ca­ción de un Stent para la revas­cu­la­ri­zar miocárdica.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do en 1999. Sen­ten­cia­do a 30 años de cárcel.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na des­de que se encuen­tra an la cár­cel: Fleury Mero­gis (EF. 11/​03/​1999), Fres­nes (EF. 14/​12/​2001), Abext (EF. 17/​12/​2001), Soto del Real (Ma– drid. 21/​12/​2001), Val­de­mo­ro (Madrid. 19/​12/​2001), Fleury Mero­gis (EF. 16/​04/​2002), Mou­lins-Yzeu­re (EF. 17/​10/​2002) Saint Maur (EF. 27/​11/​2002), Mar­se­lle-Les Bau­met­tes (EF. 21/​09/​2006), Soto del Real (Madrid. 06/​11/​2006), Val­de­mo­ro (Madrid. 18/​05/​2007), A Lama (Pon­te­ve­dra. 17/​09/​2007), Val­de­mo­ro (Madrid.

31/​10/​2007), Puer­to III (Cádiz. 22/​02/​2008), Val­de­mo­ro (Madrid. 25/​04/​2008 D), Puer­to III (Cádiz. 02/​10/​2008 Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. 01/​12/​2008 D), Puer­to III (Cádiz. 16/​12/​2008 Regres.), Sevi­lla II (02÷11÷09), A Lama (Pon­te­ve­dra. 04/​11/​2011).

Como botón de mues­tra de las situa­cio­nes que ha debi­do de afron­tar este pacien­te duran­te su estan­cia en la cár­cel, hay que rese­ñar que el 01/​11/​1999 ini­ció una Huel­ga de Ham­bre que duró 56 días, en rei­vin­di- cación de unas con­di­cio­nes de vida dig­nas en la cár­cel. Ello, indu­da­ble­men­te, ha influi­do en su salud. Ade– más, debi­do a los suce­si­vos tras­la­dos que ha teni­do en los últi­mos años, ha resul­ta­do impo­si­ble con­se­guir la rea­li­za­ción de prue­bas com­ple­men­ta­rias que pudie­sen con­cre­tar el ori­gen de la sin­to­ma­to­lo­gía actual. En todas las cir­cuns­tan­cias y antes de lle­gar a un diag­nos­ti­co con­cre­to se ha pro­du­ci­do un tras­la­do de cen­tro peni­ten­cia­rio, que ha impo­si­bi­li­ta­do un estu­dio ade­cua­do y con­clu­yen­te. En su día se plan­teó inter– con­sul­ta con Car­dio­lo­gía para rea­li­za­ción de prue­bas de esfuer­zo, que no lle­gó a realizarse.

Una vez tras­la­da­do a la cár­cel de Sevi­lla-II (Morón de la Fron­te­ra) en mayo del 2011, se insis­te reite­ra­da­men­te a los Serv. Médi­cos ‑median­te lla­ma­das tele­fó­ni­cas y envío de fax‑, de la clí­ni­ca que pre­sen­ta y la nece­si­dad de rea­li­zar prue­bas com­ple­men­ta­rias ade­cua­das para des­car­tar pre­ci­sa­men­te pato­lo­gía coro­na­ria, y asi es como se pudo diag­nos­ti­car la enfer­me­dad actual.

En con­clu­sión, la situa­ción en la que se encuen­tra Josetxo Ariz­ku­ren actual­men­te, está rela­cio­na­da direc– tamen­te con las limi­ta­cio­nes que exis­ten para ser aten­di­dos por pro­fe­sio­na­les de su confian­za (a pesar de estar con­tem­pla­do legal­men­te), y la fal­ta de cola­bo­ra­ción de los serv. médi­cos del entorno peni­ten­cia­rio (hacien­do caso omi­so al códi­go deon­to­ló­gi­co), que hacen que el diag­nos­ti­co de las dife­ren­tes pato­lo­gías resul­te difi­cul­to­sa, ponien­do ‑como en este caso‑, en gra­ve peli­gro la salud de los internos.

Josetxo Ariz­ku­ren, pade­ce en la actua­li­dad una enfer­me­dad gra­ve que requie­re un segui­mien­to estre­cho y un tra­ta­mien­to rigu­ro­so que con­si­de­ra­mos incom­pa­ti­ble con su estan­cia en prisión.

Gari­koitz ARRUARTE SANTA CRUZ ‑Alme­ria-. Her­na­ni. Naci­do en 1980.

Esta­do de salud: Diagnóstico

En julio 2005 le diag­nos­ti­can una Uvei­tis ante­rior agu­da en el ojo dere­cho, y en agos­to en ojo izquier­do. En diciem­bre de 2007 le diag­nos­ti­can una espon­di­loar­tro­pa­tía con el fac­tor HLA-B27 (+) en el ser­vi­cio de Uro– logía del Com­ple­jo Hos­pi­ta­la­rio Torre­cár­de­nas de Alme­ría, lo que se corres­pon­de­ría con una Espon­di­li­tis Anqui­lo­po­yé­ti­ca. Están afec­ta­das tam­bién ambas arti­cu­la­cio­nes sacroi­lía­cas. Diag­nós­ti­co secun­da­rio: Ar– tral­gias en miem­bros infe­rio­res. Con­dro­pa­tía rotu­lia­na bila­te­ral con inter­ven­ción qui­rúr­gi­ca (1998).

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do en 2003. Con­de­na­do a 30 años de cárcel.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na des­de que se encuen­tra en la cár­cel: Soto del Real (Madrid. 29/​12/​2003), Alca­lá-Meco (Madrid. 17/​01/​2004), Alme­ría (22÷05÷2007).

Habi­da cuen­ta de la gra­ve­dad de la enfer­me­dad que pade­ce (espon­di­li­tis, enfer­me­dad reu­má­ti­ca dege­ne– rati­va) y de lo tem­prano de su edad, la cár­cel no es la situa­ción más ade­cua­da para esta per­so­na. Sin estar pri­va­do de liber­tad el tra­ta­mien­to resul­ta difí­cil y tra­ba­jo­so, cuán­to más, por tan­to, en las con­di­cio­nes hi– gié­ni­co-die­té­ti­cas de la cár­cel. La estruc­tu­ra mis­ma de la cár­cel y la pro­pia nor­ma­ti­va peni­ten­cia­ria no fa– vore­cen en nada a su salud; el tra­ta­mien­to espe­cífi­co que se requie­re para este tipo de enfer­me­dad dege­ne­ra­ti­va no es posi­ble rea­li­zar­lo en prisión.

Por ello, debe­ría de estar en liber­tad para poder lle­var el tra­ta­mien­to ade­cua­do a su enfermedad.

INMACULADA BERRIOZABAL BERNAS ‑A Lama (Pon­te­ve­dra) Elorrio/​Zegama. Naci­da en 1951.

Esta­do de salud: Diagnóstico

Cuen­ta con un cua­dro de enfer­me­da­des de más de 10 años de evo­lu­ción, entre las que hay que tener en cuen­ta las siguien­tes: Dia­be­tes Melli­tus II (con tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co). Hiper­ten­sión arte­rial (con tra– tamien­to far­ma­co­ló­gi­co); Hepa­ti­tis B (post-trans­fu­sio­nal); Asma bron­quial mode­ra­da (con tra­ta­mien­to far– maco­ló­gi­co); Artro­pa­tía pso­riá­si­ca (con tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co); Pró­te­sis en la rodi­lla izquier­da (con tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co); Sinu­si­tis; Insom­nio cró­ni­co (con tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co); Obe­si­dad. A me– dia­dos de junio de 2011 la cár­cel no le sumi­nis­tró duran­te cin­co días la medi­ca­ción de la hiper­ten­sión, por lo que su situa­ción empeo­ró de mane­ra importante.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­da el 29 de abril de 2009. Sen­ten­cia­da a 8 años y 6 meses de cár­cel. 201112: Soli­ci­ta al Juz­ga­do Cen– tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria su pues­ta en liber­tad por moti­vos de salud (Art. 92 del Códi­go Penal).

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na des­de que se encuen­tra en la cár­cel: Mar­tu­te­ne (Donos­tia. 30/​04/​2009), Soto del Real (Madrid. 03/​05/​2009), Brie­va (Avi­la. 14/​05/​2009), A Lama (Pon­te­ve­dra. 03/​2009).

Habi­da cuen­ta de la plu­ri­pa­to­lo­gia que pre­sen­ta y de su edad, pre­ci­sa de un segui­mien­to y con­trol ex– haus­ti­vo. Es sig­nifi­ca­ti­vo, tam­bién, el hecho de que en este momen­to se encuen­tre reclui­da en un lugar tan húme­do como Pon­te­ve­dra, habi­da cuen­ta de sus pro­ble­mas de artro­pa­tía y pró­te­sis de rodi­lla, agra­va– dos estos últi­mos meses. Por todo ello, ello habría que garan­ti­zar que su asis­ten­cia esté en manos de un equi­po pro­fe­sio­nal mul­ti­dis­ci­pli­nar cono­ce­dor de la com­ple­ji­dad de su his­to­ria clí­ni­ca. Esto es, en el Área Sani­ta­ria que le corres­pon­de natu­ral­men­te: bajo la asis­ten­cia públi­ca sani­ta­ria del País Vas­co. Por lo tan­to, debe­ría de estar en liber­tad para poder hacer fren­te con todas las garan­tías a su situa­ción de salud. De otra mane­ra se corre el ries­go de sufrir epi­so­dios de des­asis­ten­cia como el alu­di­do ante­rior­men­te lo que trae­ría con­si­go la des­com­pen­sa­ción de su pluripatologia.

JOSE ANGEL BIGURI CAMINO-Mar­tu­te­ne-. Mena­ga­rai. Naci­do en 1955.

Esta­do de salud: Diagnóstico

En enero de 2011 se le detec­tó en una ana­lí­ti­ca un valor ele­va­do del PSA. A comien­zos de febre­ro se le prac­ti­có una biop­sia trans­rec­tal en el Ser­vi­cio de Uro­lo­gía del Hos­pi­tal Gene­ral de Ciu­dad Real que, tras el aná­li­sis de Ana­to­mía pato­ló­gi­ca, dió como resul­ta­do una neo­pla­sia tipo ade­no­car­ci­no­ma pros­tá­ti­co (cán­cer de prós­ta­ta) en uno de los frag­men­tos ana­li­za­dos. El 31 de mar­zo del mis­mo año fue tras­la­da­do a la pri­sión de Mar­tu­te­ne, por lo que pasó a ser tra­ta­do en el Com­ple­jo Hos­pi­ta­la­rio de Donos­tia. Tras una RMN en el cita­do hos­pi­tal, el 5 de octu­bre de 2011 se le reali­zó una pros­ta­tec­to­mía radi­cal lapa­ros­có­pi­ca (inter­ven­ción qui­rúr­gi­ca con extir­pa­ción de prós­ta­ta). El 25 de noviem­bre tuvo nue­va con­sul­ta con el Ser­vi­cio de Uro­lo­gía, en la que reco­mien­dan segui­mien­to estre­cho, citan­do en febre­ro un nue­vo PSA, para valo­rar evaluación.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do el 17 de sep­tiem­bre de 1989. Sen­ten­cia­do a 30 años de cár­cel. En 2008 le apli­can la Doctrina

1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo, alar­gán­do­le el tiem­po de con­de­na has­ta el año 2016. 201111: Soli­ci­ta al Juz­ga­do de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria su pues­ta en liber­tad por moti­vos de salud (Art. 92 del Códi­go Penal).

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na des­de que se encuen­tra en la cár­cel: Alca­lá Meco (Madrid), Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real), Cara­ban­chel (Madrid), Val­de­mo­ro (Ma– drid).(09/21/1989 – 2000). Val­de­mo­ro (Madrid. 07/​06/​2000), Logro­ño (01÷02÷2002). Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real. 02/​07/​2002), Val­de­mo­ro (Madrid. 04/​06/​2002), Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real.24/04/2002), Val­de­mo­ro (Madrid. ?/​09/​2007/​). Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real. 24/​09/​2007), Val– demo­ro, Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real.29/11/2007). Mar­tu­te­ne (Donostia.31/03/2011).

En este momen­to se encuen­tra en la pri­sión de Mar­tu­te­ne, con con­sul­tas en el ser­vi­cio de Uro­lo­gía del Hos– pital Donos­tia. Al igual que todos los pacien­tes aque­ja­dos de enfer­me­da­des onco­ló­gi­cas nece­si­ta un se– gui­mien­to exhaus­ti­vo y con­ti­nuo de la evo­lu­ción de su enfer­me­dad que garan­ti­ce el con­trol de la mis­ma y en caso de empeo­ra­mien­to una rápi­da inter­ven­ción. De este modo, y tenien­do en cuen­ta que la cár­cel no es el lugar idó­neo para hacer­le fren­te a la enfer­me­dad, enten­de­mos que debe­ría de estar en libertad.

IÑAKI ERRO ZAZU ‑Alme­ria-. Iru­ñea. Naci­do en 1960.

Esta­do de salud: Diagnóstico

El 18 de enero de 2012 ingre­sa en el Ser­vi­cio de Urgen­cias del Hos­pi­tal Torre­cár­de­nas de Alme­ría. Una vez en el mis­mo se le diag­nos­ti­ca una Car­dio­pa­tía isqué­mi­ca seve­ra tipo SCASEST (Sín­dro­me Coro­na­rio Agu­do Sin Ele­va­ción de ST) de alto ries­go y se le prac­ti­ca un cate­te­ris­mo car­día­co con implan­ta­ción de 3 Stent en CD (Arte­ria coro­na­ria dere­cha) media, DA (Arte­ria des­cen­den­te anterior)proximal y OM (Arte­ria Mar­gi­nal obsutsa).

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do en 1987 y con­de­na­do a 30 años de pri­sión, el 20 de febre­ro de 2011 cum­plía la con­de­na, pero el

06/​05/​2010 le apli­ca­ron la Doc­tri­na 1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo, alar­gán­do­le la con­de­na has­ta el 2017.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos 25 años: Carabanchel(Madrid.), Alca­lá-Meco (Madrid), Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real), (30÷07÷1987−07÷1990), Tene­ri­fe II (01÷07÷1990), Puer­to II (Cádiz. 04/​07/​1994), Alca­lá-Meco, Cara­ban­chel hos­pi­tal (23÷09÷1993), Val– demo­ro (Madrid. 16/​02/​1995 dilig.,), Val­de­mo­ro (19÷12÷1995 dilig.), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (22÷12÷1998), Val– demo­ro (Madrid. 03/​11/​2001 dilig.), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (Cádiz .04÷11÷2001), Logro­ño (03÷10÷2002 fam.), Val­de­mo­ro (Madrid. ?/​10/​2002? trán­si­to), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (??/??/??), Oca­ña I (Tole­do. 20/​02/​2008), Al– mería (27÷09÷2008).

Dado el gra­do de car­dio­pa­tía que pade­ce, pre­ci­sa un segui­mien­to y con­trol estre­cho de su enfer­me­dad y, sobre todo, una situa­ción ambien­tal y entorno ade­cua­dos para el con­trol efec­ti­vo de la enfer­me­dad. En este sen­ti­do, hay que resal­tar que la cri­sis car­día­ca es muy recien­te toda­vía, por lo que la gra­ve­dad de su si– tua­ción es evi­den­te. Inci­den igual­men­te en el ries­go real de su salud el hecho de que lle­va 25 años en pri– sión, en una situa­ción en la que las medi­das higié­ni­co-die­té­ti­cas en rela­ción a su enfer­me­dad son muy esca­sas (die­tas inade­cua­das, impo­si­bi­li­dad para ejer­ci­cios físi­cos pre­cep­ti­vos ‑tama­ño redu­ci­do del patio…).

La pato­lo­gía que pre­sen­ta esta carac­te­ri­za­da por su seve­ri­dad, dada la afec­ta­ción de la tota­li­dad de los vasos coro­na­rios, lo que indi­ca su exten­sión y gra­ve­dad. Esta lesión car­dia­ca gra­ve, requie­re de un segui– mien­to estre­cho y un tra­ta­mien­to rigu­ro­so que con­si­de­ra­mos incom­pa­ti­ble con su estan­cia en pri­sión, por lo que, habi­da cuen­ta de las limi­ta­cio­nes y esta­do de ten­sión que con­lle­va la vida en pri­sión, sería con­ve– nien­te su pues­ta en liber­tad y resi­den­cia en su entorno fami­liar y que fue­ra aten­di­do con­ve­nien­te­men­te en el Área de Salud que le corresponde.

Jose Miguel ETXEANDIA MEABE ‑Topas (Sala­man­ca)-. Larra­betzu. 1960an jaioa.


Jose Miguel ETXEANDIA MEABE ‑Topas (Sala­man­ca)-. Larra­betzu. Naci­do en 1960.

Esta­do de salud: Diagnóstico

Has­ta su deten­ción (2003) resi­dió en Méxi­co, don­de le diag­nos­ti­ca­ron un Tras­torno Obse­si­vo Com­pul­si­vo con cua­dro agu­do de ansie­dad; fue tra­ta­do de dicha enfer­me­dad. A par­tir de 2006 y a raíz del esta­do de salud de su padre y de la pro­xi­mi­dad del jui­cio, se agra­va su enfer­me­dad, por lo que soli­ci­ta asis­ten­cia pro– fesio­nal. En 2007 Insi­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias auto­ri­za la visi­ta de su psi­có­lo­ga de confian­za; en febre­ro de 2008, por con­tra, se reti­ra dicha auto­ri­za­ción. Tras esta fecha siguen perío­dos de alti­ba­jos en la enfer­me­dad; el 17 de enero de 2009 se le apli­ca Pro­to­co­lo de acom­pa­ña­mien­to de 24 horas, pre­vis­to para casos pre­ven– ción de sui­ci­dio, en la pri­sión de Herre­ra de la Man­cha. Diag­nós­ti­co secun­da­rio: Hepa­ti­tis C (diag­nos­ti­ca­do en Méxi­co en 1990).

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do en 2003, fué con­de­na­do a 18 años de pri­sión. El 11 de enero de 2007 soli­ci­tó al Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria de la Audien­cia Nacio­nal la apli­ca­ción del articu­lo 92 (Liber­tad Con­di­cio­nal por enfer­me­dad gra­ve e incu­ra­ble), que fue dene­ga­da en auto de 1 de junio del mis­mo año.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Soto del Real (Madrid. 08/​07/​2003), Aran­juez (Madrid. ??/??/2003), Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 26/​10/​2006 D), Aran­juez (Madrid. 02/​11/​2006 Regres), Man­si­lla (León. 22/​05/​2007), Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 17/​08/​2007. Falle­ci­mien­to del padre), Man­si­lla (León. 25/​08/​2007), Herre­ra de la Man­cha (Ciu­dad Real. 18/​04/​2008), Bur– gos (01÷02÷2010), Topas (Sala­man­ca. 07/​2010),

La natu­ra­le­za de la enfer­me­dad men­tal que pade­ce (incu­ra­ble y de lar­ga dura­ción) y el hecho de que en su día la Jun­ta de Régi­men de la pri­sión le apli­có el pro­to­co­lo de acom­pa­ña­mien­to estric­to duran­te las 24 horas del día indi­can que es impres­cin­di­ble que resi­da en un lugar ade­cua­do y tran­qui­lo don­de los epi­so­dios obse­si­vos y la ansie­dad pue­dan des­apa­re­cer. Evi­den­te­men­te, la cár­cel no es el lugar ade­cua­do para ello. Tenien­do en cuen­ta el ries­go real de reci­di­va de esta enfer­me­dad (como se ha com­pro­ba­do los años que

lle­va encar­ce­la­do), la estruc­tu­ra de la cár­cel y la nor­ma­ti­va peni­ten­cia­ria estric­ta que se le apli­ca, todo ello redun­da en el empeo­ra­mien­to de su enfer­me­dad. En efec­to, se ha com­pro­ba­do que las con­ti­nuas situa– cio­nes de ten­sión y la apli­ca­ción del régi­men de vida más estric­to (basa­do en cas­ti­gos de ais­la­mien­to como el pade­ci­do entre mayo y octu­bre de 2001) han agra­va­do su esta­do de ansie­dad y obse­sión patológica.

Hay que rese­ñar varios hechos sig­nifi­ca­ti­vos en rela­ción con su estan­cia en la cár­cel. Como ya se ha alu­di­do ante­rior­men­te, en febre­ro de 2008 le dene­ga­ron la visi­ta con su psi­có­lo­ga de confian­za que un año antes le habían auto­ri­za­do por su preo­cu­pan­te esta­do men­tal. Este hecho influ­yó nota­ble­men­te en el pacien­te, de mane­ra que su salud vol­vió a dete­rio­rar­se de for­ma alar­man­te, has­ta tal pun­to que un año más tar­de los pro­pios ser­vi­cios médi­cos de la cár­cel opta­ron por apli­car­le el deno­mi­na­do “Pro­to­co­lo de acom­pa­ña– mien­to”, pro­to­co­lo que se apli­ca a los inter­nos con ries­go de sui­ci­dio y con­sis­ten­te en el con­trol del pacien­te duran­te las 24 horas del día. Es sig­nifi­ca­ti­vo tam­bién el hecho de que man­tu­vie­ran a esta per­so­na en régi– men de ais­la­mien­to des­de mayo has­ta octu­bre de 2011, habi­da cuen­ta de que la mis­ma nor­ma­ti­va peni– ten­cia­ria reco­ge lo impro­ce­den­te de man­te­ner en esa situa­ción a per­so­nas aque­ja­das de enfer­me­da­des mentales.

En con­clu­sión, enten­de­mos que esta per­so­na debe­ría de estar en situa­ción de liber­tad, en su entorno afec– tivo más cer­cano y bajo con­trol estric­to de su salud.

IÑAKI ETXEBERRIA MARTIN –Topas (Sala­man­ca)-.- Iru­ñea. Naci­do en 1964.

Esta­do de salud: Diagnóstico

Ebo­lu­zio luze­ko Mio­pia Mag­noa iza­nik, Fres­ne­se­ko espetxean zegoe­nean Oftal­mo­lo­gia erre­bi­sioa eska­tu zuen. Hitzor­du­ra­ko zen­bait atze­ra­pe­nen ondo­ren txos­te­na egi­ten da (2000÷11÷05), eta ber­tan Mio­pia Mag– noa korio­rre­ti­ni­tis mio­pi­koa­re­kin diag­nos­ti­katzen diote.

Mio­pia han­di honen ondo­rioz, 2006/​03/​08an Alge­ci­ras­ko espetxean zegoe­la­rik, Pun­ta de Euro­pa Ospi­ta­le­ko Oftal­mo­lo­gia kon­tsul­tan Eskui­ne­ko Begi­ko Erre­ti­na Hemo­rra­gia eta Ikus­me­na­ren zorroz­ta­su­na­ren gale­ra diag­nos­ti­ka­tu zio­ten. Gai­ne­ra, jarrai­pe­na behar duen begi bere­ko kris­ta­li­noa­ren sublu­xa­zioa du. Ezke­rre­ko begian Afa­quia (kris­ta­li­noa­ren absen­tzia) du, 1992an egin­da­ko kata­ra­ta eba­kun­tza baten ondo­rioz. 2010eko urrian, Zue­ra­ko (Zara­go­za) espetxean ego­nik, bi alde­ko Glau­ko­ma bat diag­nos­ti­ka­tu zio­ten; honek tra­ta– men­dua doitzea eskatzen zuen, oina­rriz­ko erre­ti­na­ko pato­lo­gia­ren larri­ta­su­na ez eragiteko.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do el 12/​02/​96. Sen­ten­cia­do a 30 años de cárcel.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Fres­nes (EF. 16/02/1996),Chateaudun (EF. 21/​04/​1999), Fres­nes (EF. 12/​09/​2000), Per­pig­nan (EF. 25/​09/​2000), Ville– neu­ve les Mague­lo­ne (EF. 18/​09/​2000), Fres­nes (EF. 12/​01/​2001), Ext (EF. 20/​12/​2001), Val­de­mo­ro (Madrid. 20/​02/​2001), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (10÷12÷2002), Val­de­mo­ro (Madrid. 01/​11/​2003 D), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (22÷12÷2002 Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. 11/​01/​2003 D), Alge­ci­ras-Bota­fue­go (22÷12÷2003 Regrs.), Puer­to I (Cádiz. 16/​08/​2007), Cas­te­lló II-Albo­cas­ser (09÷07÷2009), Zue­ra (Zara­go­za. ?/05/2010),Topas (Sala­man­ca. 01/​02/​2011).

Como ejem­plo de la influen­cia de la cár­cel en la salud del enfer­mo, dado el retra­so que se está pro­du­cien­do en la eva­lua­ción del pro­ce­so y la pro­gre­si­va dis­mi­nu­ción de la agu­de­za visual del pacien­te, se soli­ci­ta ser valo­ra­do por el Ser. de Oftal­mo­lo­gía del H.Virgen del Camino de Iru­ñea, des­de don­de se com­pro­me­ten a eva­luar al vecino de Nava­rra por los espe­cia­lis­tas de Osa­sun­bi­dea. Mien­tras se rea­li­zan estos tra­mi­tes, es tras­la­da­do nue­va­men­te de cár­cel (Albo­cas­ser-Cas­te­llon) en octu­bre del 2010 y pre­sen­ta aumen­to de Ten– sión Inter­ocu­lar con Glau­co­ma, que requie­re tra­ta­mien­to e indi­ca pro­gre­sión en la afec­ta­ción ocu­lar. En con­se­cuen­cia, no se pro­du­ce el tras­la­do solicitado.

En con­clu­sión, el tipo de pato­lo­gía que pre­sen­ta Iña­ki Etxe­be­rria, resul­ta deli­ca­da en cual­quier situa­ción, pero por des­gra­cia se ha confir­ma­do que las con­di­cio­nes en las que se encuen­tra pri­va­do de liber­tad, y los últi­mos cam­bios de cen­tro peni­ten­cia­rio, han pro­vo­ca­do la inte­rrup­ción de los segui­mien­tos médi­cos que tenia que haber rea­li­za­do. Esta situa­ción ha des­en­ca­de­na­do la pro­gre­sión de su afec­ta­ción ocu­lar, que en el momen­to actual, resul­ta preocupante.

Hay que seña­lar en este aspec­to que en el aumen­to de la pre­sión reti­nia­na de este pacien­te han influi­do con­si­de­ra­ble­men­te los retra­sos en las con­duc­cio­nes des­de la cár­cel a las con­sul­tas del hos­pi­tal. De la mis­ma mane­ra, como con­se­cuen­cia de la limi­ta­ción visual que pre­sen­ta, se ha soli­ci­ta­do en varias oca­sio­nes por par­te del Ser­vi­cio de Oftal­mo­lo­gía del Hos­pi­tal de Nava­rra el poder rea­li­zar el segui­mien­to que requie­re, sien­do éste dene­ga­do y no haber­se pro­du­ci­do el tras­la­do en las citas con­cer­ta­das previamente.

En el ojo dere­cho tie­ne el cris­ta­lino sublu­xa­do, con limi­ta­da posi­bi­li­dad para poder­se ope­rar, ya que el ries­go qui­rúr­gi­co en estos pacien­tes con gran mio­pía, es muy gran­de, a la vez que no mejo­ra­ría la cica­triz macu­lar. El ojo izquier­do es el que obli­ga a vigi­lar­lo con mas inten­si­dad, ya que es el que toda­vía con­ser­va. La com­pli­ca­ción del glau­co­ma y el ries­go de nue­va hemo­rra­gia reti­nia­na, hacen que se encuen­tre en deli– cada situa­ción que reco­mien­da su pues­ta en liber­tad, para poder ser aten­di­do por espe­cia­lis­tas con la pre– mura y el segui­mien­to estre­cho que su gra­ve afec­ta­ción ocu­lar requiere.

Isi­dro GARALDE BEDIALAUNETA ‑Puer­to I (Cádiz)-. Onda­rroa. Naci­do en 1951.

Esta­do de salud: Diagnóstico

El 2 de julio de 2006 ingre­sa en el Ser­vi­cio de Urgen­cias del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio “Vir­gen de las Nie­ves” de Gra­na­da, don­de se le diag­nos­ti­ca una Car­dio­pa­tía Isqué­mi­ca-Infar­to Agu­do de Mio­car­dio (IAM) tipo SCA– SEST . Se le efec­tuó una Coro­no­gra­fía. Diag­nós­ti­co secun­da­rio: Pros­ta­ti­tis. Cataratas.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do en 1985, en enero de 1990 es pues­to en liber­tad y dete­ni­do de nue­vo en abril del mis­mo año. Con­de­na­do a 30 años de pri­sión, el 2 de febre­ro de 2010 cum­plía su con­de­na, pero en diciem­bre de 2006 se le apli­có la Doc­tri­na 1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo, alar­gán­do­le la con­de­na has­ta el 2020.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos 27 años: Douai (E.F. 12/​04/​1990), Loos( E.F. ??/​10/​1991), Ext ( E.F. 21/​10/​1992), Alca­lá- Meco (Madrid. 21/​10/​1992), Sala­man­ca (30÷10÷1995), Topas (Sala­man­ca. 27/​11/​1995), Huel­va II (20÷12÷1995 ??), Val­de­mo­ro (Madrid. 14/​07/​2001), Val­de­mo­ro (Madrid. 06/​10/​2001 d), Huel­va II (26÷08÷1996), Huel­va II (26÷10÷2001 d. regres.), Albo­lo­te-Gra­na­da (03÷03÷2002), Val­de­mo­ro (Madrid. 07/​03/​2006 d), Albo­lo­te-Gra­na­da (25÷04÷2006 Regres.), Puer­to I (?/​11/​2008),

Dadas las carac­te­rís­ti­cas de la pato­lo­gía car­dia­ca que pade­ce, y de las medi­das higié­ni­co-sani­ta­rias que debe rea­li­zar, pre­ci­sa un segui­mien­to y con­trol estre­cho de su enfer­me­dad y, sobre todo, una situa­ción am– bien­tal y entorno ade­cua­dos para el con­trol efec­ti­vo de la enfer­me­dad. Hay que tener en cuen­ta, ade­más, su edad y el tiem­po que lle­va encar­ce­la­do (27 años).

Habi­da cuen­ta, pues, las limi­ta­cio­nes y esta­do de ten­sión que con­lle­va la vida en pri­sión, ade­más de los cui­da­dos pre­cep­ti­vos en el Area de Salud que le corres­pon­de serìa pre­ci­sa su pues­ta en liber­tad, garan­ti– zan­do la posi­bi­li­dad de resi­dir en su entorno familiar.

AITZOL GOGORZA OTAEGI ‑Basau­ri-. Ore­re­ta. Naci­do en 1975.

Esta­do de salud: Diagnóstico

Tras­torno Obse­si­vo Com­pul­si­vo de lar­ga dura­ción. Tras su deten­ción en 1999, se reac­ti­vó la enfer­me­dad, por lo que pre­ci­só de asis­ten­cia psi­quiá­tri­ca espe­cia­li­za­da en la pri­sión de Poissy (Esta­do fran­cés), con re– sul­ta­do posi­ti­vo. En Junio de 2011 es tras­la­da­do a la pri­sión de Soto del Real, don­de vive diver­sos epi­so­dios de ten­sión con los fun­cio­na­rios y es some­ti­do al régi­men de ais­la­mien­to. En octu­bre de 2011 se reac­ti­va el tras­torno, con agu­dos epi­so­dios obse­si­vo com­pul­si­vos, y en noviem­bre le apli­can el Pro­to­co­lo de acom­pa– ñamien­to de 24 horas, pre­vis­to para casos pre­ven­ción de sui­ci­dio. Tie­ne auto­ri­za­da la visi­ta con su psi­có­lo­ga de confianza.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do en 1999, cum­ple 10 años de con­de­na en el esta­do fran­cés. En junio de 2011es entre­ga­do a la Au– dien­cia Nacio­nal y encar­ce­la­do en régi­men de pri­sión provisional.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Fres­nes (EF. 20/​12/​1999), Ville­pin­te (EF. 09/​08/​2000), La San­té (EF. 19/​04/​2001), Fres­nes (EF. ??/​05/​2002), Fleury-Me– rogis (EF. 28/​05/​2002), Fres­nes (EF. 12/​02/​2003), Mou­lins-Yzeu­re, Soto del Real (Madrid. 15/​09/​2003. Entre­ga temp.), Aran­juez (Madrid.30/09/2003), Fres­nes (EF. 10/​02/​2004), Mou­lins-Yzeu­re (01÷03÷2004), Poissy (EF.), Soto del Real (Madrid. 15/​07/​2004 Entre­ga temp.), Poissy (EF. 25/​04/​2005), Soto del Real (Madrid. 18/​06/​2011), Sevi­lla II (23÷08÷2011), Basau­ri (30÷03÷2012).

La natu­ra­le­za de la enfer­me­dad men­tal que pade­ce (incu­ra­ble y de lar­ga dura­ción) y el hecho de que pre­ci­se de un acom­pa­ña­mien­to estric­to duran­te las 24 horas del día indi­can que es impres­cin­di­ble que resi­da en un lugar ade­cua­do y tran­qui­lo don­de los epi­so­dios obse­si­vos y la ansie­dad pue­dan des­apa­re­cer. Evi­den– temen­te, la cár­cel no es el lugar ade­cua­do para ello. Tenien­do en cuen­ta el ries­go real de reci­di­va de esta enfer­me­dad (como se ha com­pro­ba­do los años que lle­va encar­ce­la­do), la estruc­tu­ra de la cár­cel y la nor– mati­va peni­ten­cia­ria estric­ta que se le apli­ca, todo ello redun­da en el empeo­ra­mien­to de su enfermedad.

En efec­to, se ha com­pro­ba­do que las con­ti­nuas situa­cio­nes de ten­sión y la apli­ca­ción del régi­men de vida más estric­to (basa­do en cas­ti­gos) han agra­va­do su esta­do de ansie­dad y obse­sión patológica.

Así pues, esta per­so­na debe­ría de estar en situa­ción de liber­tad, en su entorno afec­ti­vo más cer­cano y bajo con­trol estric­to de su salud.

JOSE RAMON LOPEZ DE ABETXUKO LIKINIANO ‑Villa­bo­na (Astu­rias)-. Gas­teiz. Naci­do en 1949.

Esta­do de salud: Diagnóstico

En abril de 2009 ingre­sa el el hos­pi­tal para el tra­ta­mien­to de la Bra­di­car­dia sin­to­má­ti­ca que pade­ce. El 4 de agos­to de 2011 ingre­sa de nue­vo en el Hos­pi­tal de Ovie­do, don­de per­ma­ne­ce 27 días. Se le prac­ti­ca un Cate­te­ris­mo. Fibri­la­ción auri­cu­lar. Se le apli­có el pro­ce­di­mien­to de la abla­ción car­día­ca, para con­tro­lar el rit­mo car­día­co. Diag­nós­ti­co secun­da­rio. Ade­no­ma de próstata

Situa­ción juridica

Dete­ni­do en 1989, está con­de­na­do 30 años de prisión.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Cár– celes del esta­do fran­cés (1989−1993), Cara­ban­chel (Madrid.13/07/1993), Val­de­mo­ro (Madrid. 31/​08/​1993), Val­de­mo­ro (Madrid. 10/​1994, dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 06/​06/​1995, d), Val­de­mo­ro (Madrid. 18/​01/​1996 d), Val­de­mo­ro (Madrid 18/​05/​1996, dilig), Val­de­mo­ro (Madrid. 27/​02/​1998 d), Val­de­mo­ro (Madrid. ??/​05/​1998 d), Val­de­mo­ro (Madrid. 25/​06/​1998, dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 13/​08/​1998, dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 23/​04/​1999, dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 26/​01/​2001, dilig.), Alca­zar de San Juan (Ciu­dad Real. ??/??/2001), Val­de­mo­ro (Madrid. 25/​05/​2006, dilig.), Alca­zar de San Juan (Ciu­dad Real. 13/​06/​2006), Villa­bo­na (Astu­rias. ?/​2009)

Jose Ramon Lopez de Abetxu­ko ha sido inter­ve­ni­do para la rea­li­za­ción de una abla­ción car­dia­ca median­te radio­fre­cuen­cia el pasa­do mes de julio al pre­sen­tar sin­to­ma­to­lo­gía aso­cia­da a su Arrit­mia car­dia­ca por Fi– bri­la­ción auri­cu­lar en los últi­mos meses.

Has­ta el momen­to la inter­ven­ción ha sido eficaz habien­do recu­pe­ra­do el rit­mo sinu­sal y estan­do en tra­ta– mien­to con anti­agre­gan­tes. Sin embar­go per­sis­te el ries­go de recu­rren­cia de la arrit­mia con el ries­go trom– bogé­ni­co cono­ci­do lo que podría des­en­ca­de­nar una ACV, un Infar­to de mio­car­dio o una trom­bofle­bi­tis peri­fé­ri­ca. Por ello debe seguir con­tro­les estric­tos de su fun­ción car­dia­ca así como evi­tar estre­so­res y man– tener un esti­lo de vida car­dio­sa­lu­da­ble cues­tio­nes que difí­cil­men­te podría con­se­guir si se pro­lon­ga su es– tan­cia en prisión.

GOTZONE LOPEZ DE LUZURIAGA FERNANDEZ ‑Mar­tu­te­ne.- Agu­rain. Naci­da en 1959.

Esta­do de salud: Diagnóstico

A prin­ci­pios de junio de 2007 le diag­nos­ti­can un Cán­cer de mama (Car­ci­no­ma duc­tal infil­tran­te en 1. gra­do). El 26 del mis­mo mes le inter­vie­nen en el Hos­pi­tal de Jaén y le extir­pan el ade­no­car­ci­no­ma. Pos­te­rior­men­te, tras los resul­ta­dos de Ana­to­mía pato­ló­gi­ca, le apli­can tra­ta­mien­to de radio­te­ra­pia. Actual­men­te, fina­li­za­das las sesio­nes, pre­ci­sa de con­tro­les periódicos.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­da el 17 de noviem­bre de 1989. Sen­ten­cia­da a 30 años de cár­cel. El 11 de julio de 2007 La Direc­ción Gene­ral de Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias, tras peti­ción de la cár­cel de Jaén, le apli­ca el art.104.4 del Regla– men­to Peni­ten­cia­rio (pro­gre­sión al 3. gra­do), y soli­ci­ta al Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria la apli– cación del artícu­lo 196. El 2 de agos­to de 2007, la Jun­ta de Régi­men de la cár­cel de Jaen-II pro­po­ne soli­ci­tar la liber­tad con­di­cio­nal de Gotzo­ne al Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria. El 10 de agos­to del mis­mo mes la cár­cel da mar­cha atrás en la peti­ción, y deci­de pre­sen­tar ante el juez un infor­me con­tra­rio a la peti­ción de liber­tad con­di­cio­nal, en con­tra de la opi­nión del ser­vi­cio médi­co de la pri­sión. El 25 de sep­tiem­bre de 2007 El Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria. El 16 de noviem­bre del mis­mo año El Juz­ga­do de Vigi– lan­cia denie­ga la liber­tad con­di­cio­nal de Gotzo­ne en base a los infor­mes del fiscal y a la nega­ti­va de la pre­sa a renun­ciar a sus ideas. El 12 de febre­ro de 2010 es tras­la­da­da a la pri­sión de Villa­nu­bla (Valla­do­lid), tras 18 años en la pri­sión de Jaen‑I. El 11 de agos­to de 2010, a pesar de haber cum­pli­do su con­de­na, la audien­cia Nacio­nal le apli­ca la Doc­tri­na 1972006 del Supre­mo y le alar­ga la con­de­na has­ta el año 2019. El 28 de mar­zo de 2011 es tras­la­da­da a la pri­sión de Mar­tu­te­ne. 201111: Soli­ci­ta al Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten– cia­ria su pues­ta en liber­tad por moti­vos de salud (Art. 92 del Códi­go Penal).

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren

algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Cara– ban­chel (Madrid), Yese­rias (Madrid. ??/09)/1989), Brie­va (Avi­la) (??/​11/​1991), Jaén (??/​09/​1992), Cara­ban­chel (Madrid. ??/??/1994) Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 23/​09/​1994), Soto del Real (Madrid. 10/​04/​1999) Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. Enfer­me­ría. 24/​07/​2000) Soto del Real (Tran­si­to. 05/​09/​2000), Jaen?, Soto del Real (Madrid. 03/​02/​2001) Jaen (??/??/2002), Soto del Real (Madrid. 08/​2002), Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 09/​06/​2002), Villa­nu­bla (Valla­do­lid. 14/​10/​2002), Mar­tu­te­ne (Donos­tia. 02/​12 /​2010).

En el caso de Gotzo­ne apa­re­ce cla­ra la influen­cia nega­ti­va de la estan­cia en pri­sión en las per­so­nas con en– fer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. Des­de el momen­to mis­mo en el que se le apli­ca el tra­ta­mien­to de radio– tera­pia todo son tra­bas, atra­sos, sus­pen­sio­nes y difi­cul­ta­des para poder acce­der a las sesio­nes del hos­pi­tal. Los pro­ble­mas comen­za­ron des­de la pri­me­ra sesión: sesio­nes sus­pen­di­das por no apa­re­cer las fuer­zas po– licia­les encar­ga­das del tras­la­do al hos­pi­tal, tras­la­do de la enfer­ma con las manos espo­sa­das a la espal­da, pre­sen­cia de la poli­cía en las sesio­nes sin res­pe­tar la confi­den­cia­li­dad e inti­mi­dad de la pacien­te, tra­to vio– len­to por par­te de la poli­cía, retra­so de las sesio­nes por­que “la máqui­na esta­ba estro­pea­da”… En fin, todo un elen­co de des­pro­pó­si­tos inad­mi­si­bles en casos tan graves.

Todos los pro­to­co­los inter­na­cio­na­les rela­ti­vos al cán­cer de mama inci­den en la nece­si­dad de un con­trol y segui­mien­to exhaus­ti­vo del mis­mo, a fin de pre­ve­nir un posi­ble rebro­te en la gra­ve­dad de la enfer­me­dad. Esto es, exac­ta­men­to lo con­tra­rio a lo que ha ocu­rri­do en este caso, lo cual aumen­ta el ries­go del agra­va– mien­to de su enfer­me­dad. Hay que tener en cuen­ta el pla­zo mayor de los 5 años habi­tua­les de ries­go que carac­te­ri­zan a esta enfer­me­dad, des­pués de los cua­les hay que extre­mar las medi­das de con­trol y la garan­tía de unas con­di­cio­nes per­so­na­les que ayu­den a supe­rar esta enfer­me­dad, cua­les son la cer­ca­nía de su en– torno afec­ti­vo y la ausen­cia de situa­cio­nes de ten­sión. Por todo ello, y habi­da cuen­ta del ries­go evi­den­te arri­ba enun­cia­do, debe­ría de estar en libertad.

JESUS Mª MARTIN HERNANDO ‑Zaba­lla- Basau­ri. Naci­do en 1962.

Esta­do de salud: Diagnóstico

Tras­torno esqui­zo-afec­ti­vo con com­po­nen­te deli­ran­te. Posi­ble enfer­me­dad neu­ro­ló­gi­ca. El 23 de sep­tiem– bre de 2010 pro­ta­go­ni­za un inten­to de auto­li­sis (auto-lesión gra­ve). Ha teni­do epi­so­dios de para­noias gra– ves, refie­re escu­char voces fre­cuen­te­men­te y sus con­ver­sa­cio­nes son incohe­ren­tes en muchas oca­sio­nes. A cau­sa de su situa­ción, tie­ne auto­ri­za­da la visi­ta de su psi­có­lo­ga de confian­za. Actual­men­te sigue con los

deli­rios y su situa­ción gene­ral ha empeo­ra­do debi­do a la nega­ti­va de la cár­cel a cam­biar la dosis de la me– dica­ción, pro­pues­to por su psi­có­lo­ga y médi­co de confian­za. En tra­ta­mien­to farmacológico.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do en 2002, se encuen­tra en situa­ción de pri­sión pre­ven­ti­va a la espe­ra de jui­cio, tras 8 años inter­na­do en cár­ce­les del Esta­do Francés.

En noviem­bre de 2011 soli­ci­tó al Juz­ga­do de lo Penal de la Audien­cia Nacio­nal su pues­ta en liber­tad pro– visio­nal por moti­vos de salud (enfer­me­dad gra­ve e incu­ra­ble) en tres pro­ce­di­mien­tos pena­les. En febre­ro de 2012 año le fue­ron dene­ga­das las tres peti­cio­nes, ante lo que inter­pu­so un nue­vo recurso.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: La San­té (EF. 04/​02/​2002), Bois d’Arcy (EF 07/​02/​2002), Osny (EF), La San­té (EF. 23/​02/​2005), Fres­nes (EF. 08/​03/​2006), Les Beau­met­tes (EF. 10/​03/​2006), Taras­con (EF. 29/​03/​2006), Aix Luy­nes (EF. 24/​04/​2010), Soto del Real (Madrid. 29/​10/​2010), Basau­ri (Biz­kaia. 10/​10/​2011), Nan­cla­res de Oca (Ara­ba. 18/​11/​2011), Zaba­lla (Ara­ba. 12/​12/​2011).

En este caso, la cár­cel, y con­cre­ta­men­te la situa­ción de ais­la­mien­to, ha influi­do en la apa­ri­ción y el desa­rro­llo de la enfer­me­dad. En efec­to, esta per­so­na ha esta­do com­ple­ta­men­te ais­la­da duran­te 8 años en las diver­sas cár­ce­les por don­de ha pasa­do, y este hecho ha sido deter­mi­nan­te para expli­car su situa­ción actual. La si– tua­ción de ais­la­mien­to pro­lon­ga­do pro­vo­ca sín­to­mas con­cre­tos, como son las fobias, para­noias y ansie­dad en gene­ral; y en este caso con­cre­to, ade­más, la situa­ción ha deve­ni­do en un inten­to de auto­li­sis tras un cua­dro deli­ran­te. Por lo tan­to, esta per­so­na no pue­de estar ais­la­da de nin­gu­na de las mane­ras. Hay que se– ñalar tam­bién que en este caso esta per­so­na ha sufri­do un tra­to inex­pli­ca­ble­men­te duro por par­te de la cár­cel, lo cual ha redun­da­do en el agra­va­mien­to de su salud men­tal: inco­mu­ni­ca­ción pro­lon­ga­da, tras­la­dos en con­di­cio­nes infra­hu­ma­nas, dene­ga­ción o retra­so de comu­ni­ca­cio­nes (visi­tas de fami­lia­res o ami­gos, de la psi­có­lo­ga de confian­za…), etc.

Es de rese­ñar la acti­tud de la los res­pon­sa­bles peni­ten­cia­rios con res­pec­to a este pacien­te pre­so: en algu­na oca­sión se la ha ingre­sa­do con­tra su volun­tad en la enfer­me­ría, en situa­ción de ais­la­mien­to de sus com­pa– ñeros, cuan­do su situa­ción aní­mi­ca acon­se­ja­ba todo lo con­tra­rio. Ade­más, no se toman en con­si­de­ra­ción las indi­ca­cio­nes de su psi­có­lo­ga y médi­co de confian­za en el sen­ti­do de cam­biar de dosis en su medi­ca­ción; como resul­ta­do de ello, en este momen­to su esta­do de salud ha empeo­ra­do osten­si­ble­men­te. Por lo tan­to, la úni­ca situa­ción que se pre­vé como acer­ta­da como tera­pia apro­pia­da es la de pues­ta en liber­tad total, fue­ra del sis­te­ma peni­ten­cia­rio que tan­to le ha perjudicado.

Jesus Mª MENDINUETA FLORES –Zue­ra (Zara­go­za)- Arbi­zu. Naci­do en 1968.

Esta­do de salud: Diagnóstico

Dis­co­pa­tías en colum­na ver­te­bral: Lum­bo­cia­tál­gia izq­da.: Como con­se­cuen­cia de la Her­nia Dis­cal (L5-S1), con moles­tias en pier­na izquier­da de for­ma inter­mi­ten­te y tam­bién en zona de art. sacro ilia­ca, sin dis­mi– nución por el momen­to de fuer­za glo­bal. Her­nia ingui­nal dcha. Uvei­tis ante­rior agu­da (08÷02÷2011) docu– men­ta­da en Infor­me del Ser­vi­cio de Oftal­mo­lo­gía. Epi­so­dios recu­rren­tes de Migra­ña y Sino­pa­tía fron­tal. Insom­nio cró­ni­co de con­ci­lia­ción y aste­nia secun­da­ria de lar­ga evo­lu­ción, tenien­do que recu­rrir en algu­nas oca­sio­nes a la admi­nis­tra­ción de tera­pia far­ma­co­ló­gi­ca y psi­co­te­ra­péu­ti­ca com­ple­men­ta­ria. Se soli­ci­tó la rea­li­za­ción de prue­bas reu­má­ti­cas para des­car­tar esta etio­lo­gía, pero le tras­la­dan de cár­cel (en mayo de 2007) y no se rea­li­za­ron dichas prue­bas Así mis­mo se soli­ci­tó una con­sul­ta en la clí­ni­ca de Ubar­min (Nava­rra), pero no se auto­ri­zó dicho tras­la­do. Recien­te­men­te se rea­li­zan prue­bas com­ple­men­ta­rias que orien­tan el diag­nos­ti­co de enfer­me­dad reu­má­ti­ca con afec­ta­ción sacroi­lía­ca y reper­cu­sión sis­té­mi­ca (ocu­lar), asi como aso­cia­cion con HLA-B27 (+), que sugie­re una Espon­di­li­tis Anquilopoyética.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do el 29/​08/​1991. Sen­ten­cia­do a 30 años de cár­cel. En mayo de 2011 le apli­ca­ron la Doc­tri­na 1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo y le alar­gan la con­de­na has­ta agos­to de 2021.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

La cár­cel, tan­to por su estruc­tu­ra como por su nor­ma­ti­va inter­na, es un medio que limi­ta y con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un segui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas polí­ti­cas peni– ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Al– calá-Meco (Madrid. 03/​1993), Alca­lá-Meco (Madrid. 05/​1993), Val­de­mo­ro (Madrid. 12/​1993), Val­de­mo­ro (Ma– drid. 12/​02/​1994 dilig.), Val­de­mo­ro (Madrid. 11/​03/​1994 D), Val­de­mo­ro (Madrid. 15/​06/​1994 D) Val­de­mo­ro (Madrid. 06/​10/​1994 D), Val­de­mo­ro (Madrid. 11/​01/​1995 D) Oca­ña I (Tole­do. 03/​02/​1995), Val­de­mo­ro (Ma– drid. 08/​06/​1995 D), Val­de­mo­ro (Madrid. 21/​09/​1995 D), Val­de­mo­ro (Madrid. 19/​03/​1996 D) Val­de­mo­ro (Madrid. 18/​02/​1998 D), Mála­ga (01÷06÷1998), Val­de­mo­ro (Madrid. 02/​02/​2004 D), Mála­ga (21÷02÷2004 D Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. 28/​04/​2004 D), Mála­ga (10÷05÷2004 Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. 15/​03/​2006 D), Mála­ga (05÷06÷2006 Regres.), Val­de­mo­ro (Madrid. ??/​08/​2006 D), Mála­ga (14÷01÷2007 Regres.), Cas­te­lló II-Albo­cas­ser (26÷10÷2010), Zue­ra (Zara­go­za. 22/​06/​2011).

El pro­gre­si­vo dete­rio­ro de su esta­do de salud debi­do a la plu­ri­pa­to­lo­gia, y las limi­ta­cio­nes que pre­sen­ta a

su movi­li­dad y cali­dad de vida, hacen que su estan­cia en pri­sión, le per­ju­di­quen nota­ble­men­te: la tipo­lo­gía y gra­ve­dad de sus enfer­me­da­des pre­ci­san un segui­mien­to estre­cho y con­ti­nua­do. Como con­se­cuen­cia de la reper­cu­sión que estas pato­lo­gías tie­nen sobre su cali­dad de vida, se soli­ci­tó en su dia el tras­la­do a una cár­cel pró­xi­ma a su domi­ci­lio para ser valo­ra­do por espe­cia­lis­tas del Com­ple­jo Hos­pi­ta­la­rio de Nava­rra, re– lacio­na­dos con las dife­ren­tes áreas que le afec­tan: Trau­ma­to­lo­gía, Ciru­gía Gene­ral, Reu­ma­to­lo­gía y Oftal– molo­gía, pero no fue esti­ma­da dicha solicitud.

En con­clu­sión, A la vis­ta de la cada vez mayor afec­ta­ción gene­ral que pre­sen­ta en este entorno car­ce­la­rio, se plan­tea des­de el pun­to de vis­ta médi­co su pues­ta en liber­tad para miti­gar la evo­lu­ción tór­pi­da de sus padecimientos.

JOSU URIBETXEBERRIA BOLINAGA ‑Man­si­lla (León)-. Arra­sa­te .Naci­do en 1955.

Esta­do de salud: Diagnóstico

En abril de 2005, el uró­lo­go le diag­nos­ti­ca un tumor de gran tama­ño en ekl riñón izquier­do. En mayo le re– ali­zan diver­sas prue­bas en el Hos­pi­tal de Puer­to Real de Cádiz, y le diag­nos­ti­can una Neo­pla­sia renal iz– quier­da.. El 9 de junio de 2005 se le rea­li­za una nefrec­to­mía del riñón izquier­do. En con­se­cuen­cia, pre­ci­sa­rá de un con­trol y tra­ta­mien­to de por vida.

Situa­ción jurídica

Dete­ni­do en 1987, es con­de­na­do a 30 años de pri­sión. El 1 de diciem­bre de 2006, soli­ci­ta al Juz­ga­do de Vi– gilan­cia Peni­ten­cia­ria la con­ce­sión de la Liber­tad Con­di­cio­nal por enfer­me­dad gra­ve e incu­ra­ble; en junio de 2007 se le denie­ga. El 24 de julio de 2007 se le denie­ga el Recur­so de Reforma.

Influen­cia de la cár­cel en su enfermedad

con­di­cio­na de for­ma impor­tan­te a las per­so­nas reclu­sas en ella. Ello sig­nifi­ca que las per­so­nas que se hallan en ella y sufren algún tipo de enfer­me­dad sufren de mane­ra espe­cial estas limi­ta­cio­nes y tra­bas. La ten­sión inhe­ren­te a estos cen­tros, los con­ti­nuos tras­la­dos y cam­bios de cel­das y cár­ce­les (que impo­si­bi­li­tan un se– gui­mien­to ade­cua­do de las enfer­me­da­des, entre otros efec­tos nega­ti­vos), el ais­la­mien­to, las diver­sas po– líti­cas peni­ten­cia­rias apli­ca­das a los internos…todo ello redun­da de for­ma nega­ti­va en este tipo de pacientes.

En este con­tex­to, estas son las cár­ce­les por las que ha pasa­do esta per­so­na duran­te los últi­mos años: Cara– ban­chel (Madrid. 06/​07/​1997), Soto del Real (Madrid. 05/​12/​1997), Val­de­mo­ro (Madrid. 24/​10/​1998), Puer­to I (Cádiz. 18/​10/​2000), Puer­to II (26÷01÷2005), Nan­cla­res de la Oca (Ara­ba. 20/​05/​2005), Man­si­lla (León.23/06/2009).

La situa­ción de pri­va­ción de liber­tad no es la ade­cua­da para un pacien­te con una enfer­me­dad de carac­te– rís­ti­cas tan gra­ves. Si en la calle exis­te un ries­go de reci­di­va de esta enfer­me­dad, es evi­den­te que en pri­sión se aumen­ta el ries­go debi­do a los con­di­cio­nan­tes pro­pios de la cár­cel: con­di­cio­nes higié­ni­cas, ten­sión, po– sibles defi­cien­cias en la asistencia…Por ello, lo ade­cua­do sería que estu­vie­ra en liber­tad y en el Área de Salud y entorno afec­ti­vo más cer­cano. Posi­bi­li­dad que se le ha dene­ga­do has­ta la fecha.

2.

CADENA PERPETUA


El Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal de Espa­ña ha recha­za­do 19 recur­sos de los pre­sos polí­ti­cos a los que se les ha apli­ca­do la doc­tri­na 1972006. En total ha estu­dia­do 47 recur­sos, y el jue­ves dio a cono­cer que 19 de ellos habían sido recha­za­dos y que había admi­ti­do 3. Esto tie­ne gra­ves con­se­cuen­cias tan­to para los pre­sos como para los fami­lia­res. Que los pre­sos per­ma­nez­can 30 años en pri­sión cau­sa que la edad media de ellos au– men­te con­si­de­ra­ble­men­te. Ade­más, per­ma­ne­cer 30 años en pri­sión, es decir, pasar toda la vida en pri­sión tie­ne con­se­cuen­cias muy gra­ves tan­to físi­ca­men­te como psi­co­ló­gi­ca­men­te; de los 14 pre­sos y pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles, 6 lle­van más de 20 años en pri­sión y 5 de ellos tie­nen la doc­tri­na 1972006 apli­ca­da, y esto no es casua­li­dad. Pero, las con­se­cuen­cias no son solo físi­cas; que tu con­de­na sea alar­ga­da sin nin­gu­na expli­ca­ción jurí­di­ca y que cuan­do ten­drías que ser libe­ra­do te alar­guen la con­de­na en diez años por una cues­tión de ven­gan­za tie­ne unas con­se­cuen­cias psi­co­ló­gi­cas muy gra­ves. Pero, con la doc­tri­na no solo les alar­gan la con­de­na a nues­tros fami­lia­res; a noso­tros tam­bién nos la alar­gan. Lle­va­mos toda la vida reco­rrien­do miles de kilóm­te­ros todos los fines de sema­na, es decir, nos hemos juga­do y nos juga­mos la vida en la carre­te­ra todos los fines de semana.

Esta deci­sión que está basa­da en la ven­gan­za no tie­ne una expli­ca­ción que no sea la polí­ti­ca; recha­zar estos recur­sos sig­nifi­ca no res­pe­tar los dere­chos de las pre­sas y pre­sos. Dere­chos que son bási­cos. Con esta doc– tri­na apli­can la cade­na per­pe­tua, la cual es ile­gal. La deci­sión del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal hace evi­den­ciar una vez más la polí­ti­ca de excep­ción que se le apli­ca a este colec­ti­vo. Las pre­sas y los pre­sos que debe­rían estar en liber­tad, siguen y segu­ri­rán toda la vida en pri­sión, por­que la doc­tri­na 1972006 sig­nifi­ca la pena de muerte.

Las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos y sus fami­lia­res ya hemos cum­pli­do con­de­nas duran­te muchos años, y aún así les quie­ren man­te­ner duran­te toda la vida en pri­sión. Por­que esto es inacep­ta­ble, y por­que las pre­sas y los pre­sos con la con­de­na cum­pli­da debe­rían de estar en liber­tad, des­de la Aso­cia­ción Etxe­rat exi– gimos al gobierno espa­ñol que libe­re cuan­to antes a las pre­sas y los pre­sos que ten­gan la con­de­na cum– pli­da, y que dero­ge inme­dia­ta­men­te dicha con­de­na. Les exi­gi­mos que dejen de jugar con la vida de nues­tros fami­lia­res y la nues­tra. Y que al igual que crea­ron la doc­tri­na 1972006, que dero­gen de una vez esta doc­tri­na que sig­nifi­ca la cade­na perpetua.

Así mis­mo, que­re­mos hacer un lla­ma­mien­to para par­ti­ci­par en la mani­fes­ta­ción que ha con­vo­ca­do el Acuer­do de Ger­ni­ka el 14 de abril. Hay que aca­bar con la cade­na per­pe­tua, y con la doc­tri­na 1972006. Con esta doc­tri­na se impug­nan los dere­chos de las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos, y por ello cree­mos que es nece­sa­rio acu­dir a esta manifestación.

En este sen­ti­do, como ya anun­ció el Acuer­do de Ger­ni­ka, invi­ta­mos a todos los agen­tes socia­les, polí­ti­cos y sin­di­ca­les a unir­se a esta mani­fes­ta­ción don­de se denun­cia­rá la cade­na per­pe­tua que se les apli­ca nuestros

fami­lia­res, ya que cree­mos que es nece­sa­rio que la denun­cia de las calles de Bil­bo el 14 de abril sea la exi– gen­cia que haga todo un pue­blo. El no acu­dir a esta cita sig­nifi­ca­ría no denun­ciar el que no res­pe­ten los dere­chos de nues­tros fami­lia­res y sig­nifi­ca­ría apo­yar la polí­ti­ca cri­mi­nal que cau­sa tan­to sufri­mien­to. Por todo ello, espa­ra­mos que todo aquel ciu­da­dano o agen­te que crea en los dere­chos huma­nos acu­da a la mani­fes­ta­ción que ha lla­ma­do el Acuer­do de Ger­ni­ka. Por­que los dere­chos son dere­chos, y sobre los dere– chos civi­les y polí­ti­cos de las per­so­nas no cabe nin­gún interes político.

EL LISTADO DE LOS RECURSOS QUE HA ESTUDIADO EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

OTORGADOS:

JOSE IGNACIO GAZ­TA­ñA­GA BIDAURRETA (ARRASATE) JUAN MARI IGARATAUNDI PEñA­GA­RI­kANO (ZESTOA) JOSE MARI PEREZ DIAZ TxU­RI (ZARAUTZ)

DENEGADOS:

LUIS MARI AZkAR­GOR­TA BELATEGI (BERGARA) JON AGIRRE AGIRIANO (ARAMAIO) JABIER ZABALETA ELOSEGI (HERNANI) TxO­MIN TROI­TI­ñO ARRANZ (DONOSTIA) kEPA REZABAL ZURUTUZA (LASARTE) kAN­DI­DO ZUBI­kA­RAI BADIOLA (ONDARRU) JOkIN URAIN LARRA­ñA­GA (MENDARO) MARITxU UZkU­DUN ETxE­NA­GU­SIA (ERREZIL) JORGE GONZALEZ ENDE­MA­ñO (PORTUGALETE) JOSEBA ARTOLA IBA­RRETxE (BILBO) PATxI GOMEZ LOPEZ (ORTUELLA-BASAURI) JESUS BOLLADA ALVAREZ (BARA­kAL­DO) TxE­RRA MARTINEZ GARCIA (BASAURI) kOL­DO HERMOSA URRA (SANTURTZI) JUAN MANUEL PIRIZ LOPEZ (PORTUGALETE) INMA NOBLE GOI­kOETxEA (HERNANI) JOSE FELIx ZABARTE JAINAGA (ELORRIO) JUAN JOSE LEGORBURU GEREDIAGA (ZORNOTZA) LURDES TxU­RRU­kA MADINABEITIA (SORALUZE)

NO ADMITIDOS A TRAMITE:

MITxEL TURRIENTES RAMIREZ (LASARTE) ISIDRO GARALDE BEDIALAUNETA (ONDARROA) ITZIAR MARTINEZ SUS­TATxA (GAL­DA­kAO)

ADMITIDOS A TRAMITE:

IMMA PACHO MARTIN (BILBO) RAUL IBA­ñEZ DIEZ (BASAURI) IñI­GO AkAI­TU­RRI IRAZABAL (ZORNOTZA) JON kOL­DO AGINAGALDE URRESTARAZU (DONOSTIA) IñA­kI ERRO ZAZU (IRU­ñEA) INES DEL RIO PRADA (TAFALLA) BAUTISTA BARANDALLA IRIARTE (IRU­ñEA) JOSU DIAZ DE HEREDIA RUIZ DE ARBULU (GASTEIZ) JOSE ANGEL BIGURI CAMINO (AMURRIO) GOTZONE LOPEZ DE LUZURIAGA FERNANDEZ (AGURAIN) IñA­kI PUJANA ALBERDI (OTxAN­DIO) JOSE RAMON MARTINEZ DE LA FUENTE INTxAU­RRE­GI (GASTEIZ) IñA­kI FERNANDEZ DE LARRINOA PEREZ DE LUkO (GASTEIZ) JOSU AMANTES ARNAIZ (BILBO) ITZIAR MARTINEZ SUS­TATxA (GAL­DA­kAO) JUAN MARI GABIRONDO AGOTE (ITZIAR) MAITANE SAGASTUME ARRIETA (DONOSTIA) NICOLAS FRANCISCO RODRIGEZ (LASARTE) INAxIO MENDIBURU ITURRAIN (OIARTZUN) kEPA SOLANA ARRONDO (LEGAZPI) IñA­kI OROTEGI OTxAN­DO­RE­NA (LASARTE) PAkI­TO LUJANBIO GALDEANO (HERNANI)

LISTADO DE PRESOS Y PRESAS CON LA DOCTRINA 1972006 APLICADA

PRESOS Y PRESAS CON LA CONDENA CUMPLIDA Y QUE TIENEN APLICADA LA DOCTRINA 1972006:

TxO­MIN TROI­TI­ñO ARRANZ (DONOSTIA.INTxAURRONDO) JOSEBA ARTOLA IBA­RRETxE (BILBO.ALDE ZAHARRA) JESUS BOLLADA ALVAREZ (BARA­kAL­DO) ANTxON LOPEZ RUIZ (ELORRIO) PEIO ETxE­BE­RRIA LETE (SORALUZE) JON ANDER URkI­ZU ORMAZABAL (PASAI SAN PEDRO) LUIS MARI AZkAR­GOR­TA BELATEGI (BERGARA) kEPA REZABAL ZURUTUZA (LASARTE) PAkI­TO LUJANBIO GALDEANO (HERNANI.) JOSE FELIx ZABARTE JAINAGA (ELORRIO) IMMA PACHO MARTIN (BILBO) INES DEL RIO PRADA (TAFALLA) PEIO ODRIOZOLA AGIRRE (TOLOSA) INMA NOBLE GOI­kOETxEA ( HERNANI) IñA­kI FERNANDEZ DE LARRINOA PEREZ DE LUkO (GASTEIZ) IñA­kI OROTEGI OTxAN­DO­RE­NA (LASARTE) JOSE RAMON MARTINEZ DE LA FUENTE INTxAU­RRE­GI (GASTEIZ) IñA­kI PUJANA ALBERDI (OTxAN­DIO) JUAN MANUEL PIRIZ LOPEZ (PORTUGALETE) JUAN MARIA IGARATAUNDI PEñA­GA­RI­kANO (ZESTOA) NICOLAS FRANCISCO RODRIGUEZ (LASARTE) JUAN JOSE LEGORBURU GEREDIAGA (ZORNOTZA) ITZIAR MARTINEZ SUS­TATxA (GAL­DA­kAO) MAITANE SAGASTUME ARRIETA (DONOSTIA) MARITxU UZkU­DUN ETxE­NA­GU­SIA (ERREZIL) JOkIN URAIN LARRA­ñA­GA (MENDARO) kEPA SOLANA ARRONDO (LEGAZPI) ñAkI URDIAIN ZIRIZA (BARA­ñAIN) JOSU DIAZ DE HEREDIA RUIZ DE ARBULU (GASTEIZ) JOkIN SANCHO BIURRUN (IRU­ñEA) JOSE ANGEL BIGURI CAMINO (AMURRIO) MITxEL TURRIENTES RAMIREZ (LASARTE) JUAN CARLOS ARRUTI AZPITARTE (AZPEITIA) ISIDRO GARALDE BEDIALAUNETA (ONDARROA) GOTZONE LOPEZ DE LUZURIAGA FERNANDEZ (AGURAIN) JOSE ETxE­BE­RRIA PASCUAL (DONOSTIA) IñI­GO AkAI­TU­RRI IRAZABAL (ZORNOTZA) JON kOL­DO AGINAGALDE URRESTARAZU (DONOSTIA) RAUL IBA­ñEZ DIEZ (BASAURI)

OSkAR ABAD PALACIOS (BILBO) JABI MARTINEZ IZAGIRRE (USANSOLO) JESUS MARI MENDINUETA FLORES (ARBIZU) ELIAS FERNANDEZ CAS­TA­ñA­RES (BERMEO) IñA­kI ERRO ZAZU (IRU­ñEA) SANTOS BERGANZA ZENDEGI (AMURRIO) xABIER GOLDARAZ ALDAIA (MUGIRO) FERNANDO DIEZ TORRE (BILBO) MANU GONZALEZ RODRIGUEZ (LAUDIO) PATxI GOMEZ LOPEZ (ORTUELLA) JUAN IGNACIO DELGADO GOñI (LEGAZPI)

PRESOS Y PRESAS SIN AUN CUMPLIR LA CONDENA Y QUE TIENEN APLICADA LA DOCTRINA197/​2006:

UNAI PAROT (BAIONA) JABIER ZABALETA ELOSEGI (HERNANI) JOSE MARI BERISTAIN URBIETA (ITZIAR) SANTI ARROZPIDE SARASOLA (LASARTE) IñA­kI ARA­kA­MA MENDIA (GASTEIZ) JORGE GONZALEZ ENDE­MA­ñO (PORTUGALETE) JOSU AMANTES ARNAIZ (BILBO) LURDES TxU­RRU­kA MADINABEITIA (SORALUZE) FERNANDO DEL OLMO VEGA (BILBO

PRESOS Y PRESAS EXCARCELADAS Y Y QUE TIENEN APLICADA LA DOCTRINA 1972006:

ANDER MITxE­LE­NA (OIARTZUN) FERNANDO ETxE­GA­RAI GAZTEARENA (BARA­kAL­DO) TxE­RRA MARTINEZ GARCIA (BASAURI) BAUTISTA BARANDALLA IRIARTE (IRU­ñEA) JUAN CARLOS PEREZ OJUEL (IRU­ñEA) INAxIO MENDIBURU ITURRAIN (OIARTZUN) ANTxON GARCIA DEL MOLINO kOL­DO HERMOSA URRA (SANTURTZI) JOSE MARIA SAGARDUI MOJA (ZORNOTZA) ANTTON TROI­TI­ñO ARRANZ (DONOSTIA) kAN­DI­DO ZUBI­kA­RAI BADIOLA (ONDARRU) JON AGIRRE AGIRIANO (ARAMAIO) ESTANIS LOPEZ AGIRIANO (OIARTZUN) ANDER ERRANDONEA ARRUTI (OIARTZUN)

3.

GRAVES SUCESOS


AISLAMIENTO

La estric­ta apli­ca­ción del ais­la­mien­to es una de las medi­das de excep­ción que se le apli­ca al Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. Aho­ra bien, este ais­la­mien­to se con­cre­ta some­tien­do al pre­so o pre­sa a una sole­dad dura­de­ra, más de lo que la pro­pia legis­la­ción peni­ten­cia­ria esta­ble­ce. Esta medi­da de ais­la­mien­to pue­de ser pro­duc­to de una medi­da de cas­ti­go. En este caso, al pre­so se le pue­de some­ter a varios meses de ais­la– mien­to casi con­ti­nua­do. Pero tam­bién se les some­te a un ais­la­mien­to y ale­ja­mien­to estric­to de sus com­pa– ñeros de colec­ti­vo. El ais­la­mien­to, por lo demás, cons­ti­tu­ye uno de los meca­nis­mos de desiden­tifi­ca­ción más impor­tan­tes que uti­li­za la cár­cel para tra­tar de domi­nar al indi­vi­duo. Impli­ca un sen­ti­mien­to pro­fun­do de sole­dad y angus­tia vital ante la pér­di­da de los pun­tos de refe­ren­cia habi­tua­les, y la impo­si­bi­li­dad de pre– venir unos acon­te­ci­mien­tos (conflic­tos, recor­tes, órde­nes) y evi­tar otros (mono­to­nía, hora­rios y espacios).

En algu­nos casos a las pre­sas y pre­sos le les apli­can duran­te lar­gas tem­po­ra­das el ais­la­mien­to, y esto pue­de tener duras con­se­cuen­cias para las y los pre­sos (sobre todo si tie­nen enfer­me­da­des men­ta­les gra­ves). Como ya hemos dicho a las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos se les apli­ca fre­cuen­te­men­te esta medi­da, y estos datos pue­den variar en cual­quier momen­to; pero, en este momen­to son estas y estos las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos que están en aislamiento:

Esta­do español

Ernes­to Prat: Alca­la Meco Cum­pli­mien­to Alber­to Gomez: Soria Aia­la Zal­di­bar: Estremera

Esta­do francés

Beñat Sebas­tian y Kris­ti­na Goi­ri­ze­laia: Bapau­me Naia Lacroix: Bor­deaux Julen Eiza­gi­rre: Joux La Ville Jean Marie Saint Pée: Mont de Mar­san Jon Parot: Muret CD Mikel Alman­doz: Taras­con


AGRESIONES FÍSICAS A LAS PRESAS Y LOS PRESOS

En febre­ro sufrie­ron agre­sio­nes de los fun­cio­na­rios o de la guar­dia civil xabier Ari­na en la pri­sión de Puer­to III, Itziar Moreno en Dijon y Aitor Fres­ne­do en Albo­cas­ser-Cas­te­llo. Y por des­gra­cia esas agre­sio­nes no han sido las úni­cas, por­que en mar­zo otras pre­sas y otros pre­sos tam­bién han sufri­do agre­sio­nes. La situa­ción es gra­ve; últi­ma­men­te la acti­tud de los fun­cio­na­rios y de las fuer­zas poli­cia­les está sien­do muy agre­si­va, y las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos ade­más de sufrir pro­vo­ca­cio­nes y ame­na­zas, tam­bién sufren agre– sio­nes físi­cas. Los dere­chos de nues­tros fami­lia­res y alle­ga­dos son vul­ne­ra­dos cons­tan­te­men­te, y se les apli– can cas­ti­gos con cual­quier excusa.

Bois d’Arcy

El 18 de febre­ro el pre­so Iker Espar­za que se encuen­tra en la cár­cel de Bois d’Arcy tuvo una dis­cu­sión con un fun­cio­na­rio, des­pués de rea­li­zar una visi­ta. Como con­se­cuen­cia de esa dis­cu­sión, Iker Espar­za fue cas­ti– gado, por lo que tuvo que pasar 8 días en el mitard.

En soli­da­ri­dad con su com­pa­ñe­ro Espar­za, el 21 de febre­ro Aitzol Irion­do e Iur­gi Gari­ta­goi­tia hicie­ron plan­to; fue­ron cas­ti­ga­dos y tuvie­ron que pasar 5 días en el mitard. En el momen­to en el que iban a ser tras­la­da­dos al mitard, los fun­cio­na­rios les infor­ma­ron de que se los lle­va­rían de uno en uno, y por lo que uno de ellos ten­dría que espe­rar en una cel­da (el mitard está en el piso de arri­ba). Irion­do y Gari­ta­goi­tia mos­tra­ron su des­acuer­do, y tuvie­ron una dis­cu­sión con los fun­cio­na­rios; pero al final deci­die­ron que Iur­gi Gari­ta­goi­tia espe­ra­ría en la cel­da, has­ta que subie­ran a Iriondo.

Lle­va­ron a Aitzol Irion­do al mitard, y fue­ron a bus­car a Iur­gi Gari­ta­goi­tia. Los fun­cio­na­rios le dije­ron que le iban a poner las espo­sas para lle­var­le al mitard. Y aun­que Gari­ta­goi­tia les dijo que no era nece­sa­rio, le ro– dea­ron 10 fun­cio­na­rios y le pusie­ron las espo­sas a la fuerza.

Iur­gi Gari­ta­goi­tia esta­ba en silen­cio y tran­qui­lo, pero le ata­ron las manos con­tra la pared. Gari­ta­goi­tia tuvo un for­ce­jeo con los fun­cio­na­rios, ya que los fun­cio­na­rios pri­me­ro le tira­ron al sue­lo y cuan­do se encon­tra­ba en el sue­lo, le levan­ta­ron aga­rrán­do­le por las espo­sas. Le lle­va­ron al mitard en el aire, aga­rrán­do­le por las espo­sas y por las pier­nas. En el camino al mitard iba cho­cán­do­se con las pare­des en la cabe­za. Al día si– guien­te, tenía la mar­ca de las espo­sas en las muñe­cas y tenía la bar­bi­lla marcada.

Val­de­mo­ro

El pre­so xabier Ari­na, que se encuen­tra en la cár­cel de Val­de­mo­ro, tuvo un inci­den­te con un fun­cio­na­rio el 7 de mar­zo. Des­pués de rea­li­zar un vis a vis fami­liar, Ari­na tuvo una dis­cu­sión con un fun­cio­na­rio por­que le retu­vo un efec­to del paque­te que le lle­va­ron los fami­lia­res. Cuan­do Ari­na recla­mó que se res­pe­ta­ran sus dere­chos el fun­cio­na­rio empe­zó a poner­se ner­vio­so. Enton­ces, le metió en un cuar­to, y allí reci­bió empu– jones, ame­na­zas e insul­tos; la acti­tud del fun­cio­na­rio fue muy agre­si­va. Al final tuvo que entrar otro fun­cio– nario al cuar­to para tran­qui­li­zar al fun­cio­na­rio que esta­ba muy alterado.

Hay que recor­dar que a prin­ci­pios de octu­bre xabier Ari­na sufrió agre­sio­nes de unos fun­cio­na­rios y de un Guar­dia Civil. Las pro­vo­ca­cio­nes son cons­tan­tes, y eso hace que el pre­so viva siem­pre en tensión.

ACCIDENTES

Tres alle­ga­dos del pre­so polí­ti­co Patxi Uran­ga sufrie­ron un acci­den­te el 4 de mar­zo, des­pués de rea­li­zar una visi­ta en la cár­cel de Ala­cant. De Ala­cant a Bil­bao se tras­la­da­ron en avión, y el acci­den­te ocu­rrió cuan­do iban de Bil­bao a Orio en coche. El acci­den­te se pro­du­jo entorno a las 00:00 – 00:15, en la carre­te­ra A‑8, a la altu­ra de Eibar. Al pare­cer la carre­te­ra esta­ba sucia, por lo que el con­duc­tor per­dió el con­trol del vehícu­lo, y tuvie­ron el acci­den­te. Los tres alle­ga­dos de Uran­ga que via­ja­ban en el coche no sufrie­ron daños físi­cos, pero el coche sufre gra­ves daños, está siniestrado.

Este es el cuar­to acci­den­te que ha cau­sad la dis­per­sión en el año 2012. En los 23 años que per­du­ra la dis– per­sión 16 fami­lia­res y alle­ga­dos han per­di­do la vida en la carre­te­ra y hemos sufri­do cien­tos de acci­den­tes. Son incon­ta­bles los daños físi­cos, sico­ló­gi­cos y eco­nó­mi­cos que hemos teni­do que sufrir.

4.

OTROS SUCESOS


Eus­kal Herria

MARTUTENE Gotzo­ne Lopez de Luzu­ria­ga, pre­sa enfer­ma de Gas­teiz, sue­le tener que sufrir las pro­vo­ca­cio­nes y los insul– tos de los ertzai­nas cuan­do la lle­van al hos­pi­tal a rea­li­zar visi­tas médi­cas. Aun­que la últi­ma vez que tenía que ir al Hos­pi­tal a una visi­ta médi­ca, la Ertzain­tza no fue a bus­car­la. Por otra par­te des­de que tras­la­da­ron a Oiha­na Agi­rre de Mar­tu­te­ne, Lopez de Luzu­ria­ga está sin nin­gún kide en la cárcel.

Esta­do español

ALBOCASSER – CASTELLO II Tie­nen con­di­cio­nes de vida muy duras: sue­len tener cacheos per­ma­nen­te­men­te, les han redu­ci­do con­si– dera­da­men­te las cosas que pue­den tener en la cel­da, rea­li­zan los vis a vises en una habi­ta­ción que se pare­ce a una celda…

ALCALA MECO A Egoitz Gar­men­dia le cachea­ron la cel­da, y le encon­tra­ron una agu­ja; por ello le han cas­ti­ga­do a cin­co días de ais­la­mien­to, aun­que toda­vía no lo han lle­va­do a aislamiento.

ALGECIRAS Han aumen­ta­do los cacheos que les rea­li­zan en las cel­das. La situa­ción de Mikel Arrie­ta es muy dura. Por los pro­ble­mas que tie­ne en la espal­da, tie­ne que mover­se en silla de rue­das. Hace poco duran­te un cacheo en la cel­da, le deja­ron todas sus cosas en el sue­lo, y tuvo que reco­ger­los con muchas difi­cul­ta­des. Así mis­mo, cuan­do Arrie­ta tie­ne que bajar a hacer las visi­tas le tie­nen que bajar sus kides a las espal­das por­que sino no pue­de bajar a los locutorios.

CACERES Pasan mucho frío, por­que aun­que haya cale­fac­ción no lo encienden.

CURTIS Los fami­lia­res de Luis Mari­ñe­la­re­na han per­di­do una visi­ta. La razón: siem­pre sue­len pedir las visi­tas los vier­nes a la maña­na, y esta vez cuan­do lla­ma­ron el vier­nes por la maña­na les dije­ron que el últi­mo día para pedir la visi­ta era el jueves.

CORDOBA Últi­ma­men­te la acti­tud de los fun­cio­na­rios ha empeo­ra­do. Les han supri­mi­do algu­nos dere­chos: pasan 4

horas en el patio, comen en las cel­das, les rea­li­zan cacheos cada vez que salen de la celda…

GRANADA Han sufri­do varias res­tric­cio­nes: les han qui­ta­do las sali­das al poli­de­por­ti­vo, les han qui­ta­do los orde­na­do­res, les han qui­ta­do la habi­ta­ción para las manualidades…

Les obli­gan a des­nu­dar­se des­pués de los vis a vises.

Como es habi­tual en otras cár­ce­les, des­de mar­zo los niños con­ta­ran como una per­so­na más, tan­to en las visi­tas como en los locutorios

HERRERA DE LA MANCHA La situa­ción ha empeo­ra­do: les han redu­ci­do la can­ti­dad de cosas que pue­den tener en la cel­da, han au– men­ta­do los cam­bios de cel­da y de módulo…

Han sufri­do duros cacheos en las cel­das, y los fami­lia­res tam­bién sufren duros cacheos, cuan­do rea­li­zan los vis a vises les cachean con perros.

El 17 de mar­zo el her­mano, la cuña­da y el sobrino o la sobri­na del pre­so lasar­tea­rra Niko Fran­cis­co tuvie­ron un vis fami­liar. Antes de entrar en la visi­ta, la guar­dia civil apa­re­ció con perros (para rea­li­zar un con­trol an– tidro­gas). Un perro empe­zó a ladrar cuan­do esta­ba al lado del her­mano de Niko Fran­cis­co, y le lle­va­ron a una habi­ta­ción. No le encon­tra­ron nada, por­que no tenía nada; pero aun así se que­dó sin poder rea­li­zar la visita.

MURCIA II Tras­la­da­ron al pre­so gas­teiz­ta­rra Igar­ki Robles de Aran­juez a Mur­cia II. En estas dos cár­ce­les ha per­ma­ne­ci­do 30 días total­men­te ais­la­do. Afor­tu­na­da­men­te el 17 de mar­zo que­dó en liber­tad, con 30.000 euros de fianza.

PUERTO I El pre­so Iña­ki Fer­nan­dez de Larri­noa soli­ci­tó ir a la cár­cel de Zaba­lla, para poder visi­tra a su madre, pero le han dicho que ten­drá que espe­rar por lo menos 6 meses, para poder ir otra vez a Zaballa.

PUERTO III Debe­rían de haber tras­la­da­do a Aitor Cotano a Basau­ri para poder visi­tar a su abue­lo, debi­do al esta­do de salud de este últi­mo. Pero el 22 de mar­zo cuan­do le lle­va­ron Bur­gos, le dije­ron que no podría rea­li­zar esa visi­ta, por­que tenía un jui­cio; es decir, le han dene­ga­do la visita.

SEVILLA II Han rea­li­za­do ayu­nos todos los lunes para denun­ciar la des­asis­ten­cia médi­ca de Aitzol Gogor­za; pero, aho­ra han deja­do de rea­li­zar el ayuno por­que le han acep­ta­do una visi­ta con un psi­có­lo­go. Aitzol Gogor­za ha sido tras­la­da­do a Basauri.

Los pre­sos de Sevi­lla II han rea­li­za­do un cha­peo para denun­ciar que el 26 de mar­zo los fun­cio­na­rios entra­ron en las cel­das de un modo muy agre­si­vo. Espe­cial­men­te dura fue la acti­tud que tuvie­ron con el pre­so gas-

teiz­ta­rra Rober­to Lebre­ro: duran­te el cacheo le dije­ron que se pusie­ra con­tra la pared y que no mira­se. El res­pon­dió que no lo haría por lo que le echa­ron todas las cosas al sue­lo y se los pisa­ron. Ade­más, le apli­ca­ron el artícu­lo 72, es decir, le castigaron.

SOTO DEL REAL Han empe­za­do a reci­bir en mar­zo la corres­pon­den­cia atra­sa­da; les están entre­gan­do las car­tas y los perió– dicos de enero.

El 23 de febre­ro extra­di­ta­ron a Jabi Abaun­za des­de Fran­cia a Espa­ña. Des­de enton­ces está en ais­la­mien­to, total­men­te ais­la­do: no ve a nin­gún kide.

El 27 de mar­zo, los pre­sos polí­ti­cos de la cár­cel de Soto del Real rea­li­za­ron un cha­peo, para denun­ciar las agre­sio­nes que han sufri­do últi­ma­men­te algu­nos pre­sos polí­ti­cos. Al día siguien­te, como cas­ti­go por el cha– peo cam­bia­ron a todos los hom­bres de módu­los. En otras cár­ce­les tam­bién han rea­li­za­do dis­tin­tas acti­vi– dades para denun­ciar las agre­sio­nes que han sufri­do los pre­sos (Muret…).

TOPAS Rea­li­zan cacheos a todos los fami­lia­res (tan­to de los pre­sos polí­ti­cos como de los socia­les), inclu­so con pe– rros. Un fin de sema­na todo los fami­lia­res (de los pre­sos polí­ti­cos y socia­les) tenían un vis a vis; los fami­lia­res tuvie­ron que estar en con­tra de la pared, y un guar­dia civil estu­vo alre­de­dor de ellos con un perro. Aun­que pusie­ron a los niños y las niñas con­tra otra pared, tam­bién les pasa­ron al perro a su alrededor.

VALDEMORO En Val­de­mo­ro tenían que rea­li­zar las visi­tas los domin­gos a las 19:00. Por ello, los pre­sos de esta cár­cel so– lici­ta­ron a los res­pon­sa­bles de Ser­vi­cio de la Pri­sión que cam­bia­sen el día y la hora de las visi­tas, y les acep– taron la soli­ci­tud. Por lo que aho­ra pue­den rea­li­zar las visi­tas los sába­dos y los domin­gos (eso si siem­pre a las 19:00).

Por otra par­te les han prohi­bi­do meter apun­tes en los paque­tes (antes tenían la posi­bi­li­dad de hacerlo).

En la cár­cel de Val­de­mo­ro rea­li­zan cacheos alea­to­rios a los fami­lia­res, y nor­mal­men­te los fami­lia­res de los pre­sos polí­ti­cos sue­len ser cacheados.

VALENCIA Des­de el 7 de mar­zo no reci­ben la prensa.

ZUERA Se han redu­ci­do sus derechos.

Nahaia Agua­do fue tras­la­da­da el 2 de mar­zo des­de Soto del Real a Zue­ra, y salió de Zue­ra el 16 de mar­zo. Por cul­pa de este tras­la­do per­dió una visi­ta familiar.

Esta­do francés

FRESNES El 25 de febre­ro los fami­lia­res que iban a Fres­nes no pudie­ron rea­li­zar las visi­tas con nor­ma­li­dad, por­que el tren tuvo un retra­so de 3 horas. Las pre­sas pudie­ron rea­li­zar media visi­ta ( nor­mal­men­te sue­len rea­li­zan vi– sitas de una hora y media, y tuvie­ron visi­tas de 45), y los fami­lia­res de los pre­sos pudie­ron rea­li­zar las visi­tas en el segun­do turno (per­die­ron las visi­tas de las 08:00).

El cuña­do de Mikel Olza per­dió la visi­ta del 29 de febre­ro por­que al pasar por el arco algo le hacía rui­do. Solo pudo rea­li­zar la visi­ta la her­ma­na de Olza. Al día siguien­te pedie­ron per­dón al cuña­do, pero no pudo rea­li­zar la visita.

Les han devuel­to aho­ra los orde­na­do­res que les qui­ta­ron en los duros cacheos que rea­li­za­ron hace un mes.

LYON CORBAS Los pre­sos polí­ti­cos vas­cos tie­nen que pedir las visi­tas con ante­la­ción de 18 días, cuan­do los pre­sos socia­les los pue­den pedir con 48 horas de antelación.

MOULINS-YZEURE El pre­so gas­teiz­ta­rra Oir Gomez ha per­di­do dos visi­tas por cul­pa de la cár­cel. Ya que los fun­cio­na­rios no fue– ron a bus­car­le a la cel­da; y los fami­lia­res tuvie­ron que que­dar­se en la puerta.

5.

LIBERTADES, ENCARCELACIONES Y TRASLADOS 


LIBERTADES

Igor Maio­ra (Gas­teiz), el 24 de febre­ro. Iker Ipa­rra­gi­rre (Azpei­tia), el 27 de febre­ro. Ima­nol Beris­tain (Erro­mo) , el 27 de febre­ro. Zorion Sal­sa­men­di (Bil­bo), el 28 de febre­ro. Des­pués de cum­plir con­de­na en Fran­cia, y des­pués de pasar por Madrid. Iñi­go Ripoll (Bil­bo), el 1 de mar­zo. Ikoitz Arre­se (San­tutxu), el 2 de mar­zo. Iña­ki Ben­goa (Indautxu), el 6 de mar­zo. Jon Alda­na (Bara­kal­do), el 9 de mar­zo. Des­pués de 28 años en pri­sión, con la con­de­na cum­pli­da. Julen Zuaz­na­bar (Asti­ga­rra­ga), el 13 de mar­zo. Liber­tad bajo fian­za. Gara­zi Autor (Doni­ba­ne), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Ibon Este­ban (Arrotxa­pe), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Eneko Ville­gas (Ata­rra­bia), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Egoi Iri­sa­rri (Doni­ba­ne), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Izas­kun Goñi (Txan­trea), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Oiha­na Lopez (Bur­la­ta), el 13 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Nahaia Agua­do (Ses­tao), el 16 de mar­zo. Intza Oxan­da­ba­ratz (Gabar­te), el 16 de mar­zo. Liber­tad pro­vi­sio­nal. Igar­ki Robles (Gas­teiz), el 17 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Jose­ba Agu­do (Ore­re­ta), el 22 de mar­zo. En liber­tad pro­vi­sio­nal. Ainhoa Villa­ber­de (Gas­teiz), el 27 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Aina­ra Ladron (Elgoi­bar), el 27 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. xabier Bidau­rre (Gal­da­kao), el 27 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. xabier Ari­na (Bur­la­ta), el 28 de mar­zo. Bajo la fian­za de 30.000 euros. Jose Igna­cio Gaz­ta­ña­ga (Arra­sa­te), el 30 de mar­zo. Des­pués de 24 años en pri­sión. Juan Mari Iga­ra­taun­di (Zes­toa), el 30 de mar­zo. Des­pués de 25 años en pri­sión. Jose Mari Perez Txu­ri (Zarautz), el 30 de mar­zo. Des­pués de 24 años en prisión.

ENCARCELACIONES

El donos­tia­rra Oier Oa donos­tia­rra fue dete­ni­do en Ange­lu el 24 de febre­ro y fue encar­ce­la­do en la cár­cel Bois d’Arcy.El gas­teitza­rra Ibai Peña fue dete­ni­do en Baio­na el 28 de mar­zo y encar­ce­la­do en la cár­cel de Muret Seysses.

TRASLADOS

CAMBIO DE DESTINO

Esta­do español

Ibai Beo­bi­de (Bil­bo): de Jaen a Puer­to III. Iña­ki Ige­ra­te­gi (Andoain): dete­ni­do y tras­la­da­do a Soto del Real. Inaxio Ota­ño (Andoain): dete­ni­do y tras­la­da­do a Soto del Real. Javier Abaun­za (Ger­ni­ka): de Fran­cia a Soto del Real. Ernes­to Prat (Berrio­zar): de Fran­cia a Soto del Real. Asier Agi­na­ko (Duran­go): de Fran­cia a Soto del Real. xabier Gar­cia Gaz­te­lu (Gal­da­kao): de Alme­ria (esta­ba en Naval­car­ne­ro por dili­gen­cias) a Puer­to III. Iran­tzu Gallas­te­gi (Beran­go): de Alme­ria a Puer­to III. Ernes­to Prat Urzain­ki (Berrio­zar): de Soto del Real a Alca­la Meco. Mikel Var­gas Ola­so­ro (Donos­tia): de Mar­tu­te­ne a Due­ñas. Asier Agi­na­ko (Duran­go): de Soto del Real a Aran­juez. Nahaia Agua­do (Ses­tao): de Soto del Real a Zue­ra. Oiha­na Lopez (Bur­la­ta): de Soto del Real a Topas. Urtzi Gain­za (Bil­bo): de Soto del Real a Mur­cia II. Iker Beris­tain (Getxo): de Bor­deaux-Gra­dig­nan a Soto del Real (extra­di­ción). Ainhoa Gar­cia Mon­te­ro (Donos­tia): de Fres­nes a Soto del Real (entre­ga tem­po­ral). Alber­to Lopez de la Calle (Gas­teiz): de Soto del Real a Alca­la Meco. Iña­ki Ige­ra­te­gi (Andoain): de Soto del Real a Bada­joz. Mikel Jime­nez (Iru­ñea): de Aran­juez a Jaen. xabier Sagar­doy (Bara­ñain): de Aran­juez a Oca­ña I. Luis Arman­do Zaba­lo Bil­bao (Basau­ri): de Lan­ne­me­zan a Soto del Real (extra­di­ción). Iña­ki Zuga­di (Bara­kal­do): de Bada­joz a Mur­cia. Josu­ne Onain­dia (Bara­kal­do): de Bada­joz a Mur­cia. Asier Gar­cia Jus­to (Donos­tia): de Jaen a Bada­joz. Jon Zubiau­rre (Donos­tia): de Bada­joz a Puer­to I. Aitzol Gogor­za (Ore­re­ta): de Sevi­lla a Basauri.

Esta­do francés

Oier Oa Pujol (Donos­tia): dete­ni­do y tras­la­da­do a Bois d’Arcy. Jabi Abaun­za Mar­ti­nez (Ger­ni­ka): de Soto del Real a Mou­lins Yzeu­re (des­pués de ter­mi­nar la entre­ga tem– poral).

DILIGENCIAS

Esta­do español

Igor Gon­za­lez Sola (Bil­bo): de Bada­joz a Aran­juez. Iker Ara­guas (Iru­ña): de Val­de­mo­ro a Man­si­lla. xabier Gar­cia Gaz­te­lu (Gal­da­kao): de Puer­to III a Naval­car­ne­ro. Iran­tzu Gallas­te­gi (Beran­go): de Almer­tia a Soto del Real. Aitor Cotano (Getxo): de Puer­to III a Val­de­mo­ro. Fer­nan­do Ele­jal­de Tapia (Donos­tia): de Puer­to I a Val­de­mo­ro. Iña­ki Gon­za­lo Casal (Getxo): de Puer­to III a Val­de­mo­ro. Iñi­go Gutie­rrez Carri­llo (Getxo): de Puer­to I a Val­de­mo­ro. Arkaitz Goi­koetxea Basa­be (Getxo): de Ville­na a Aran­juez. Joxe­pa Erna­ga (Mez­ki­ritz): de Mala­ga a Logro­ño. Idoia Mar­ti­nez (Arri­go­rria­ga): de A lama a Soto.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.