Apro­betxa­te­gi Segu­ro­la y la anti-izquier­da aber­tza­le- Borro­ka Garaia

A lo lar­go de las déca­das el MLNV se ha con­ver­ti­do por dere­cho pro­pio en la bes­tia negra del esta­do espa­ñol y por ende del capi­ta­lis­mo. Este méri­to no ha sido gra­tis sino que ha sido labra­do y for­ja­do en una dura lucha que ha teni­do y sigue tenien­do unas con­se­cuen­cias de la máxi­ma gra­ve­dad. Esta­mos hablan­do de dece­nas de miles de dete­ni­dos, miles de pre­sos polí­ti­cos, miles de tor­tu­ra­dos y cien­tos de muer­tos en un movi­mien­to polí­ti­co en el que prác­ti­ca­men­te nadie ha esta­do ajeno a la per­se­cu­ción represiva.

Gene­ral­men­te los enemi­gos de la izquier­da aber­tza­le lo son abier­ta­men­te, ahí tene­mos a la mayo­ria de par­ti­dos polí­ti­cos espa­ño­les, gobier­nos, cuer­pos repre­si­vos, patro­nal, medios de comu­ni­ca­ción del capi­tal, igle­sia cató­li­ca, ejer­ci­to, oli­gar­quía y judi­ca­tu­ra entre otros. El esta­do en definitiva.

El siguien­te nivel de ene­mis­tad algo más camu­fla­da pero no por ello menos inten­sa lo encon­tra­ría­mos en el PNV. Con sec­to­res den­tro del par­ti­do que son­rei­rían satis­fe­chos si maña­na de un plu­ma­zo la más vil de las repre­sio­nes aca­ba­ría com­ple­ta­men­te con la izquier­da aber­tza­le. Sec­to­res que a lo lar­go del tiem­po han apor­ta­do mucho en el inten­to de ani­qui­la­ción y en la per­se­cu­ción de la izquier­da abertzale.

Sin embar­go den­tro de la anti-izquier­da aber­tza­le exis­ten otros de los que vamos a hablar hoy, que apa­ran­te­men­te no esta­rían en ese lado de la barri­ca­da. El sec­tor Apro­betxa­te­gi Segu­ro­la, autén­ti­cas san­gui­jue­las polí­ti­cas cama­leó­ni­cas que pese a su esca­sa influen­cia son dig­nos de men­ción y de un peque­ño repa­so histórico.

Esta­mos hablan­do de la izquier­da espa­ño­la que de cara a Eus­kal Herria ha usa­do varias tác­ti­cas; El entris­mo, el sucur­sa­lis­mo o el ata­que direc­to. Uno de los mayo­res enemi­gos invo­lun­ta­rios de par­te de la izquier­da revo­lu­cio­na­ria espa­ño­la lo ha sido el MLNV. En pri­mer lugar por su recha­zo a la refor­ma fran­quis­ta que ponía en evi­den­cia el pro­ce­so median­te el cual prin­ci­pal­men­te a tra­vés del PCE se pre­ten­día homo­lo­gar a este sec­tor polí­ti­co en la demo­cra­cia espa­ño­la. Para ello la tác­ti­ca usa­da fue la men­ti­ra y el con­fu­sio­nis­mo; Decir que la izquier­da aber­tza­le era par­te de un com­plot de la CIA. Esta­mos hablan­do del sec­tor polí­ti­co que tiem­po atrás de esta men­ti­ra eje­cu­tó cobar­de­men­te a la direc­ción del Par­ti­do Comu­nis­ta de Eus­ka­di duran­te el fran­quis­mo para levan­tar un par­ti­do comu­nis­ta vas­co depen­dien­te de Espa­ña y aca­bar con el pro­yec­to de “libe­ra­ción nacio­nal y social” defen­di­do por el Par­ti­do Comu­nis­ta de Eus­ka­di ori­gi­nal. Una his­to­ria que lamen­ta­ble­men­te no es muy cono­ci­da a día de hoy. Pero es lo que dio la pun­ti­lla final a este par­ti­do que mano a mano con Jagi-Jagi fue uno de los pre­ce­den­tes de la izquier­da aber­tza­le moderna.

Pero el PCE no ha sido el úni­co en este menes­ter. Des­de los ester­to­res del fran­quis­mo y duran­te la fal­sa tran­si­ción demo­crá­ti­ca una miría­da de siglas y gru­púscu­los se inten­ta­ron asen­tar en Eus­kal Herria a modo de sucur­sa­les de sus par­ti­dos espa­ño­les corres­pon­dien­tes. El obje­ti­vo era cla­ro, tenien­do en cuen­ta la autén­ti­ca can­te­ra anti-sis­té­mi­ca exis­ten­te y al ser la socie­dad vas­ca pun­ta de lan­za en la lucha anti-fran­quis­ta se dis­pu­sie­ron a lan­zar las redes en ese eco­sis­te­ma revo­lu­cio­na­rio para sus pro­pios intere­ses y ver que podían pes­car. Una acti­tud total­men­te con­tra­ria a los prin­ci­pios del inter­na­cio­na­lis­mo. No pes­ca­ron exce­si­va­men­te aun­que si cabe des­ta­car que su dis­cur­so era “el más revo­lu­cio­na­rio” de la épo­ca. Iban a comer­se el mun­do pero aca­ba­ron des­apa­re­ci­dos o asi­mi­la­dos. Cabe des­ta­car que algu­nos sec­to­res si se deja­ron embau­car por esos can­tos de sire­na que fue­ron en su día res­pon­di­dos por Arga­la. La izquier­da aber­tza­le cono­ció esci­sio­nes que no tuvie­ron ape­nas recorrido.

Aca­ba­da la fal­sa tran­si­ción demo­crá­ti­ca se man­tu­vo esa ten­den­cia solo que con los rece­los más aumen­ta­dos. Des­de los años 70 ya la izquier­da aber­tza­le era til­da­da de peque­ño-bur­gue­sa, trai­do­ra a la cla­se obre­ra, nacio­na­lis­ta radi­cal, mili­ta­ris­ta y una lar­ga lis­ta de epí­te­tos por estos sec­to­res. Mien­tras que el MLNV en las últi­mas deca­das levan­tó el mayor movi­mien­to con­tes­ta­rio de Euro­pa, todos estos sec­to­res se hun­die­ron en el fra­ca­so más estre­pi­to­so. Unos antes que otros, pero solo les espe­ró la derro­ta o la asi­mi­la­ción polí­ti­ca, cuan­do no un sec­ta­ris­mo auto-des­truc­ti­vo que ha impe­di­do en gran medi­da que la izquier­da revo­lu­cio­na­ria espa­ño­la sal­ga del fan­go don­de está inmersa.

Lle­ga­dos al 2012, es impor­tan­te cono­cer esta his­to­ria por­que la rue­da del trans­cur­so his­tó­ri­co gira, y cícli­ca­men­te se pro­du­cen estos ele­men­tos solo que tam­bién apren­den del pasa­do. Y una de las ense­ñan­zas es que no pue­den ir de fren­te con­tra el deseo de inde­pen­den­cia de amplias capas popu­la­res. Otra ense­ñan­za es que sale ren­ta­ble uti­li­zar sim­bo­lo­gía de la izquier­da aber­tza­le pese a que nun­ca se haya mili­ta­do en ella. No es una coin­ci­den­cia que los car­te­les de las pasa­das elec­cio­nes don­de apa­re­cía la leyen­da de abs­ten­tzioa lle­va­ran el puño cal­ca­do de KAS. Lo curio­so es que pusie­ran esos car­te­les sec­to­res polí­ti­cos que no solo jamás han mili­ta­do en KAS sino que han sido anti-KAS de toda la vida.

Eus­kal Herria vuel­ve a ser de nue­vo obje­ti­vo de sec­to­res que inten­tan uti­li­zar esa red para pes­car y hoy más si cabe con menos escrú­pu­los que nun­ca, debi­do en gran par­te al momen­to his­tó­ri­co que vive Eus­kal Herria, a las con­tra­dic­cio­nes inhe­ren­tes que exis­ten y a la repre­sión que ha lle­va­do a nume­ro­sos cua­dros polí­ti­cos a la cár­cel y a nume­ro­sas orga­ni­za­cio­nes a la ile­ga­li­za­ción. Y lo más curio­so de esto y no por ello menos impor­tan­te es que pre­ci­sa­men­te pue­de ser­vir para des­viar el deba­te polí­ti­co y apun­ta­lar en sen­ti­do inver­so ele­men­tos que pue­den ser corre­gi­bles hacien­do una labor con­tra-revo­lu­cio­na­ria, todo ello por el mero deseo de des­vin­cu­lar del pro­yec­to del MLNV a sec­to­res de la pobla­ción para median­te un pro­ce­so cal­cu­la­do inser­tar­los en diná­mi­cas esta­ta­les “muy revo­lu­cio­na­rias” y foto­co­pia­das a las rea­li­za­das en el esta­do espa­ñol que no pue­den supe­rar ni salir de la mar­gi­na­li­dad y que solo res­pon­den a un deseo par­ti­dis­ta y son pura retó­ri­ca. Estos impul­sos son la excu­sa que de entra­da dis­tor­sio­na y ridi­cu­li­za las crí­ti­cas y dudas exis­ten­tes, total­men­te legí­ti­mas para lle­var­las a un agu­je­ro negro de la nada. No se pue­de ren­ta­bi­li­zar la his­to­ria del caba­llo sin haber dado cober­tu­ra a la carre­ra. Igual que ayer, nada nue­vo sobre el horizonte.

+ Entre el sucur­sa­lis­mo y diri­gis­mo de par­te de la izquier­da espa­ño­la revolucionaria

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.