Tras las mani­fes­ta­cio­nes del sába­do lla­ma­mos a seguir movi­li­zan­do­se y cons­tru­yen­do otro mode­lo social- Ezker Aber­tza­lea

Tal y como hemos mani­fes­ta­do repe­ti­das veces en las últi­mas sema­nas, para Ara­lar, Alter­na­ti­ba, Eus­ko Alkar­ta­su­na y la Izquier­da Aber­tza­le es nece­sa­ria e impres­cin­di­ble una res­pues­ta en todos los ámbi­tos, a nivel ins­ti­tu­cio­nal y polí­ti­co, pero tam­bién en la calle, a la polí­ti­ca de recor­tes gene­ra­li­za­dos y drás­ti­cas refor­mas que el Gobierno del PP está adop­tan­do con la excu­sa de hacer fren­te a la cri­sis.

En ese sen­ti­do, valo­ra­mos posi­ti­va­men­te las movi­li­za­cio­nes por el cam­bio social desa­rro­lla­das el pasa­do sába­do en Donos­tia, Gas­teiz, Bil­bo e Iru­ñea bajo el lema “Eran­tzu­na gure esku. Era­ba­kia gure esku”. Agra­de­ce­mos a todas las per­so­nas que se ani­ma­ron a salir a la calle para denun­ciar la imple­men­ta­ción de unas medi­das cuyo úni­co resul­ta­do cier­to es el empeo­ra­mien­to de la situa­ción socio­eco­nó­mi­ca.

Miles de per­so­nas nos mani­fes­ta­mos en las cua­tro capi­ta­les de Hego Eus­kal Herria para denun­ciar la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca del Gobierno espa­ñol y rei­vin­di­car un mar­co de sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca ple­na des­de la que poder hacer fren­te a la cri­sis que tan dura­men­te está gol­peán­do­nos.

Y es que los dife­ren­tes gobier­nos espa­ño­les del PSOE y el PP han impues­to medi­das, recor­tes y refor­mas cuyo pun­to de par­ti­da no es un aná­li­sis crí­ti­co de lo que nos ha traí­do a la cri­sis, sino que median­te el recor­te gene­ra­li­za­do de dere­chos socia­les y labo­ra­les y ser­vi­cios públi­cos, inten­ta man­te­ner a flo­te el sis­te­ma que nos ha traí­do a esta situa­ción.

Así, las dife­ren­tes medi­das pues­tas en mar­cha, como la sal­va­je refor­ma labo­ral anun­cia­da el vier­nes, no son más que una loca hui­da hacia ade­lan­te, en la que los úni­cos bene­fi­cia­rios son la gran ban­ca, el mer­ca­do finan­cie­ro y la éli­te empre­sa­rial; y las con­se­cuen­cias más visi­bles el impul­so a la pre­ca­ri­za­ción de las con­di­cio­nes labo­ra­les, el refor­za­mien­to del poder de la empre­sa, la gra­tui­dad del des­pi­do… Todo ello en nom­bre de la aus­te­ri­dad. Aus­te­ri­dad que no se apli­ca a las enti­da­des finan­cie­ras a las que se sigue apor­tan­do finan­cia­ción públi­ca y cuen­tan con suel­dos de 300.000 euros en el caso de las enti­da­des inter­ve­ni­das y 600.000 en el de las que reci­ben fon­dos públi­cos. Una medi­da que pone el sis­te­ma públi­co a mer­ced del capi­tal, a mer­ced de quien gene­ró la cri­sis.

Y en esta situa­ción, median­te las movi­li­za­cio­nes del pasa­do sába­do, las cua­tro for­ma­cio­nes polí­ti­cas hemos que­ri­do mos­trar a la ciu­da­da­nía de Eus­kal Herria, a las y los tra­ba­ja­do­res, nues­tro com­pro­mi­so y volun­tad polí­ti­ca para hacer fren­te a la gra­ve cri­sis sis­té­mi­ca que esta­mos vivien­do, así como nues­tra pro­pues­ta para supe­rar esta situa­ción. Así, enten­de­mos que las movi­li­za­cio­nes del pasa­do sába­do no son un fin en sí mis­mo, sino que se inte­gran en toda la diná­mi­ca de movi­li­za­ción social que ha de ser cons­tan­te. La res­pues­ta de Eus­kal Herria debe ser pro­por­cio­nal a la gra­ve­dad del ata­que que esta­mos sufrien­do, por lo que toda movi­li­za­ción es poca.

En este sen­ti­do, que­re­mos rea­li­zar un lla­ma­mien­to a par­ti­ci­par en la mani­fes­ta­ción con­vo­ca­da para este vier­nes en Ezke­rral­dea, una de las comar­cas de Eus­kal Herria más afec­ta­das por la cri­sis. Asi­mis­mo, reite­ra­mos nues­tra adhe­sión a la mani­fes­ta­ción con­tra los recor­tes con­vo­ca­da para el pró­xi­mo día 25 por diver­sos sin­di­ca­tos y colec­ti­vos socia­les.

Pero más allá de la res­pues­ta, siem­pre nece­sa­ria, enten­de­mos que es impres­cin­di­ble avan­zar en la arti­cu­la­ción de una alter­na­ti­va socio-eco­nó­mi­ca real. Una pro­pues­ta que ten­ga como base la sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca y que mar­que el camino hacia un nue­vo mode­lo. Más allá de la soli­da­ri­dad para con aque­llas per­so­nas que están sufrien­do en sus car­nes las con­se­cuen­cias de la cri­sis sis­té­mi­ca, que­re­mos ofre­cer una alter­na­ti­va que per­mi­ta inver­tir la situa­ción y que pasa por pro­fun­di­zar en nues­tra sobe­ra­nía has­ta lle­gar a un mar­co social y labo­ral pro­pio.

Eus­kal Herria, como el res­to del mun­do, pre­ci­sa un mode­lo socio­eco­nó­mi­co alter­na­ti­vo, y vamos a tra­ba­jar de mane­ra deci­di­da en este camino para con­se­guir­lo, para hacer­lo reali­dad.

Tene­mos como obje­ti­vo la sobe­ra­nía de Eus­kal Herria, fun­da­men­ta­da en la jus­ti­cia social y en un nue­vo mode­lo sos­te­ni­ble. Y para ello, que­re­mos ofre­cer a la socie­dad vas­ca una alter­na­ti­va fir­me. Por eso, Ara­lar, Alter­na­ti­ba, Eus­ko Alkar­ta­su­na y la Izquier­da Aber­tza­le adop­ta­mos el com­pro­mi­so de tra­ba­jar en el dise­ño y desa­rro­llo de una alter­na­ti­va que per­mi­ta cons­truir nues­tro país con los mim­bres de la soli­da­ri­dad, la jus­ti­cia social y el res­pe­to a la natu­ra­le­za.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *