El zorro y las galli­nas- Sabino Cua­dra Lasarte

Tras la pre­sen­ta­ción del paque­te de medi­das eco­nó­mi­cas recién apro­ba­do en el Con­gre­so, la Vice­pre­si­den­ta del Gobierno anun­ció que éstas eran tan solo «el ini­cio del ini­cio». O sea, la que vie­ne es de abri­go. En su cam­pa­ña elec­to­ral el PP repi­tió una y mil veces que su prin­ci­pal prio­ri­dad polí­ti­ca era com­ba­tir el paro y crear empleo. Sin embar­go, tras acce­der al Gobierno, ha afir­ma­do que lo pri­me­ro es ata­jar el défi­cit públi­co. Es decir, por enci­ma de todo hay que pagar a los acree­do­res ‑la Ban­ca and Cía- y para ello hay que apli­car un fuer­te plan de ajus­te. A Rajoy, como a Zapa­te­ro, decir una cosa y hacer la con­tra­ria le pare­ce lo más normal.

Cuan­do se publi­có el con­te­ni­do del paque­te de medi­das, los mer­ca­dos, o mejor dicho, los mer­ca­de­res, le aplau­die­ron e hicie­ron la ola. La Ban­ca, la CEOE y los gran­des inver­so­res ala­ba­ron su deci­sión y afir­ma­ron que el Gobierno iba por el buen camino. Nin­gún sin­di­ca­to ni orga­ni­za­ción social hizo nada de esto, sino todo lo con­tra­rio. Más cla­ro, agua.

Lo par­ti­cu­lar de la cri­sis eco­nó­mi­ca en el esta­do espa­ñol tie­ne mucho que ver con la dis­pa­ra­ta­da carre­ra inmo­bi­lia­ria jalea­da y apo­ya­da des­de el Gobierno y las dis­tin­tas Admi­nis­tra­cio­nes. Borra­che­ra cemen­te­ra ésta, que aún con­ti­núa, de no dejar pro­vin­cia sin aero­puer­to, comu­ni­dad sin línea de AVE pro­pia y auto­pis­tas y fas­tuo­si­da­des por doquier, equi­pa­ra­bles tan solo en su tama­ño a las inmen­sas cara­du­ras y cuen­tas corrien­tes de los polí­ti­cos que las apro­ba­ron. Todo ello, por supues­to, no ha traí­do el pro­gre­so pro­me­ti­do, sino una pro­fun­da cri­sis eco­nó­mi­ca y social y la inmer­sión en pro­fun­das estre­che­ces eco­nó­mi­cas de unos sec­to­res cada vez más amplios de una socie­dad a la que aho­ra se dice que tie­ne que hacer fren­te a todos aque­llos despropósitos.

Si tan gra­ve es el défi­cit públi­co exis­ten­te, lo pri­me­ro que debe­ría saber­se es la rela­ción de ban­cos, fon­dos y gran­des inver­so­res que hoy exi­gen al Gobierno el pago pun­tual de sus cré­di­tos, así como los nego­cios a los cua­les res­pon­den estas deu­das. Se hace urgen­te dis­po­ner de una deta­lla­da audi­to­ría que nos ayu­de a com­pren­der cuá­les han sido lue­go los veri­cue­tos a tra­vés de los cua­les todos esos Ban­cos, Fon­dos y gran­des inver­so­res, tras ver­se atra­pa­dos por el esta­lli­do de la cri­sis inmo­bi­lia­ria, se han escu­rri­do de la mis­ma y han logra­do que los gobier­nos saneen sus mal­pa­ra­das eco­no­mías a cos­ta del dine­ro públi­co y de rea­li­zar gran­des recor­tes sala­ria­les y sociales.

El nego­cio ha sido redon­do. En la cri­sis, la Ban­ca ha dis­pues­to de prés­ta­mos a un 1% o 1,5% del Ban­co Cen­tral Euro­peo y, lue­go, en vez de uti­li­zar este dine­ro para relan­zar la eco­no­mía real, lo ha usa­do para espe­cu­lar, invir­tién­do­lo en la com­pra de deu­da públi­ca emi­ti­da por los esta­dos ‑entre ellos, y muy des­ta­ca­da­men­te, el espa­ñol- entre el 3% y el 7%, obte­nien­do así subs­tan­cio­sos bene­fi­cios. Con­clu­sión, la Ban­ca se ha sanea­do y ha equi­li­bra­do su situa­ción trans­fi­rien­do a los gobier­nos toda la basu­ra de ori­gen finan­cie­ro que había acu­mu­la­do en años ante­rio­res. Lo dicho: nego­cio redondo.

En el deba­te en el Con­gre­so en el que se apro­bó el paque­te de medi­das que comen­ta­mos, seña­la­mos des­de Amaiur que el mis­mo era, en esen­cia, un inmen­so trans­va­se de dine­ro de las cla­ses bajas y medias a favor del capi­tal y las finan­zas, lo cual iba a acre­cen­tar aún más la bre­cha exis­ten­te entre el sec­tor de pobla­ción más empo­bre­ci­do y el más enriquecido.

Diji­mos que el paque­te de medi­das era un inmen­so frau­de social, pues seguía sin ata­jar el san­gran­te frau­de fis­cal exis­ten­te (90.000 millo­nes de euros en 2011), del que es res­pon­sa­ble en pri­mer lugar la mayor par­te de las empre­sas del IBEX 35 que ope­ran con total impu­ni­dad des­de paraí­sos fis­ca­les. Frau­de social que agre­día a los sec­to­res socia­les más des­fa­vo­re­ci­dos (con­ge­la­ción del sala­rio míni­mo inter­pro­fe­sio­nal, pér­di­da del poder adqui­si­ti­vo en uno o dos pun­tos para nue­ve millo­nes de pen­sio­nis­tas…) y seguía man­te­nien­do un sis­te­ma fis­cal de pri­vi­le­gio para las gran­des for­tu­nas (SICAV, Impues­to de Patri­mo­nio…) y ren­tas del capi­tal en per­jui­cio de las ren­tas del tra­ba­jo. Frau­de social, por­que con sus nue­vas con­ge­la­cio­nes de sala­rios al fun­cio­na­ria­do y amor­ti­za­cio­nes de plan­ti­llas en las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas iba a pro­pi­ciar un fuer­te dete­rio­ro de los ser­vi­cios públi­cos: edu­ca­ción, sani­dad, asis­ten­cia social…

La guin­da del paque­te ha sido la con­ce­sión de una línea de ava­les a Ban­ca espa­ño­la, por valor de 100.000.millones de euros, con el fin de faci­li­tar a ésta sus nego­cios y seguir sanean­do su situa­ción. Y esto se hace mien­tras la Ban­ca sigue optan­do por la pura espe­cu­la­ción, negan­do el cré­di­to a par­ti­cu­la­res y peque­ñas y media­nas empre­sas y desahu­cian­do a dece­nas de miles de fami­lias que no pue­den aten­der al pago de sus leo­ni­nas hipotecas.

Poco o nada se pue­de espe­rar de este gobierno del PP, ni del ante­rior del PSOE, pres­tos siem­pre a aten­der obe­dien­tes las órde­nes tele­fó­ni­cas de Oba­ma, Mer­kel o Sar­kozy, que no la indig­na­ción de más de cin­co millo­nes de per­so­nas en paro.

Estas ins­ti­tu­cio­nes no nos sir­ven y es por ello por lo que, entre otras razo­nes, recla­ma­mos para Eus­kal Herria ple­na sobe­ra­nía eco­nó­mi­ca y fis­cal y un mar­co pro­pio de rela­cio­nes labo­ra­les, nego­cia­ción colec­ti­va y pro­tec­ción social, a fin de impul­sar el repar­to del tra­ba­jo y la rique­za, el for­ta­le­ci­mien­to del sec­tor públi­co, una refor­ma fis­cal pro­fun­da y la adop­ción de cuan­tas medi­das sean pre­ci­sas para garan­ti­zar la igual­dad real de hom­bres y muje­res; un mar­co, en defi­ni­ti­va, que apues­te por un nue­vo mode­lo eco­nó­mi­co asen­ta­do en pará­me­tros de jus­ti­cia social, soli­da­ri­dad y her­ma­na­mien­to con la naturaleza.

Y vol­va­mos al prin­ci­pio. Seña­lá­ba­mos allí la nece­si­dad de hacer una audi­to­ría sobre quie­nes san­gran hoy las finan­zas públi­cas, pues es del todo nece­sa­rio exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des a los ban­que­ros, gran­des inver­so­res y polí­ti­cos pro­pi­cia­do­res de esta cri­sis. La razón es sim­ple: dejar el man­do de la eco­no­mía, la ban­ca y el gobierno en sus manos es dejar que los zorros sigan cui­dan­do del gallinero.

¡Algo sui­ci­da, vamos!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *