El 80% del peso del alza del IRPF recae­rá sobre pen­sio­nis­tas y tra­ba­ja­do­res- Elkartzen

Subir el impues­to de socie­da­des un 5% ‑del 30% al 35%- a las gran­des empre­sas, aque­llas que fac­tu­ran más de 45 millo­nes de euros y cuyos bene­fi­cios superen el millón de euros, per­mi­ti­ría recau­dar casi tan­to como todos los pri­me­ros ajus­tes anun­cia­dos por el Gobierno de Rajoy jun­tos: Casi 14.000 millo­nes de euros.

Aún más: Con sólo redu­cir en diez pun­tos la eco­no­mía sumer­gi­da en Espa­ña, la Admi­nis­tra­ción podría recau­dar cada año más de 38.500 millo­nes adi­cio­na­les, más del doble de los 16.500 millo­nes que en un prin­ci­pio pre­veía aho­rrar el nue­vo Eje­cu­ti­vo en 2012. Son algu­nas de las medi­das alter­na­ti­vas al ajus­te que pro­po­nen los Téc­ni­cos del Minis­te­rio de Hacien­da (Gestha), con cuyo pre­si­den­te, Car­los Cru­za­do, ha habla­do Diagonal.

El Real Decre­to Ley de medi­das urgen­tes que apro­bó el Con­se­jo de Minis­tros el pasa­do vier­nes, «el ini­cio del ini­cio» (en expre­sión de la vice­pre­si­den­ta Sora­ya Sáenz de San­ta­ma­ría) supo­ne una reduc­ción del gas­to de 8.900 millo­nes de euros y un aumen­to de los ingre­sos de 6.275 millo­nes de euros. »

Ajus­tes que recae­rán en su mayor par­te sobre las cla­ses medias y bajas», ase­gu­ran des­de Gestha. De hecho, según sus cálcu­los, el 80% del peso del alza del IRPF recae­rá sobre pen­sio­nis­tas y trabajadores.

Este colec­ti­vo, el más repre­sen­ta­ti­vo den­tro de este Minis­te­rio y de la Agen­cia Tri­bu­ta­ria, pro­po­ne otras medi­das alter­na­ti­vas a nue­vos ajus­tes muy dis­tin­tas a las apli­ca­das por el recién estre­na­do Gobierno ’popu­lar’: Impues­tos sobre la Rique­za; la modi­fi­ca­ción de las SICAV, «un cola­de­ro del frau­de» de las gran­des for­tu­nas, que ade­más saben bien cómo evi­tar ren­dir cuen­tas con el Fis­co; Impues­tos a las Tran­sac­cio­nes Finan­cie­ras Inter­na­cio­na­les en el mar­co de la OCDE; o luchar con­tra la eco­no­mía sumer­gi­da, que supo­ne cer­ca de 245.000 millo­nes anua­les, el 23,3% del PIB.

Los ingre­sos más bajos apor­ta­rán 2.065 millo­nes de euros y los más altos, 465.

Y es que, efec­ti­va­men­te, según las cifras que Gestha ha hecho públi­cas en una nota, la subi­da del IRPF apro­ba­da por el Gobierno el pasa­do vier­nes cos­ta­rá de media 222 euros anua­les a cada con­tri­bu­yen­te y recae­rá en su mayor par­te sobre las cla­ses medias y bajas con ingre­sos por deba­jo de los 33.000 euros anua­les ‑que repre­sen­tan el 85% de los trabajadores-.

Los tra­mos de ingre­sos que se mue­ven en torno al mileu­ris­mo (has­ta 17.700 euros bru­tos anua­les, el 55% del total) y los que no lle­gan a 33.000 euros, uni­dos al de los asa­la­ria­dos que no alcan­cen los 53.400 euros, apor­ta­rán en con­jun­to unos 2.065 millo­nes de euros anua­les, lo que supo­ne más de la mitad de los 4.111 millo­nes de euros que el Eje­cu­ti­vo pre­vé recau­dar gra­cias a esta subi­da tem­po­ral del IRPF. En el extre­mo opues­to, el peso total de la apor­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res más ’afor­tu­na­dos’ ‑aque­llos que ganan más de 300.000 euros anua­les y que ape­nas supo­nen un 0,2% del total- no alcan­za­rá siquie­ra los 465 millo­nes de euros.

Jun­to a estos cam­bios, la modi­fi­ca­ción del IRPF tam­bién afec­ta­rá a los ingre­sos pro­ve­nien­tes del aho­rro. «En cual­quier caso, el aumen­to de los gra­vá­me­nes al aho­rro tan sólo gene­ra­rá unos 1.246 millo­nes de euros anua­les, por lo que el 80% de la nue­va subi­da recae­rá una vez más sobre los tra­ba­ja­do­res ‑inclui­dos los des­em­plea­dos y pen­sio­nis­tas- y no, como hubie­ra sido desea­ble, sobre otros ren­di­mien­tos más vin­cu­la­dos a los gran­des patri­mo­nios, como los de capi­tal «, ase­gu­ran los téc­ni­cos de Hacienda.

Por si fue­ra poco, otra de las con­se­cuen­cias de esta modi­fi­ca­ción del IRPF es que la actua­li­za­ción de las pen­sio­nes ape­nas se nota­rá en el bol­si­llo de los jubi­la­dos, y en algu­nos casos se verá inclu­so neu­tra­li­za­da por la subi­da de impuestos.

Por ejem­plo, según los cálcu­los de Gestha, en el esat­do espa­ñol hay más de un millón de pen­sio­nis­tas (el 13,4% del total) que, al per­ci­bir pres­ta­cio­nes por enci­ma de los 22.000 euros duran­te el pasa­do año, verán eclip­sa­da su reva­lo­ri­za­ción y ter­mi­na­rán per­dien­do poder adqui­si­ti­vo duran­te el pró­xi­mo año.

Perió­di­co Dia­go­nal (4 enero 2012)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.