La vía capi­ta­lis­ta de sali­da a la cri­sis no fun­cio­na- James Petras

Comen­ta­rios para CX36 Radio Cen­te­na­rio del soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano, Prof. James Petras, des­de Nue­va York. Lunes 12 de setiem­bre de 2011. www​.radio36​.com​.uy

Chury: Ima­gino Petras que tenés varios temas en estu­dio y aná­li­sis. Lo dejo a tu cri­te­rio para que comien­ces tu colum­na de hoy.

Petras: Podría­mos empe­zar con dos temas. Pri­me­ro, ayer fue el ani­ver­sa­rio del 11‑S; una déca­da. Y podría­mos hacer unas obser­va­cio­nes. Las cere­mo­nias y la pre­sen­ta­ción que se ha hecho en los medios de comu­ni­ca­ción de masas, des­ta­can la expe­rien­cia trau­má­ti­ca, el acto de terro­ris­mo, pero no hablan de las con­se­cuen­cias para el país, para el mun­do, de los otros actos terro­ris­tas que se han come­ti­do en el nom­bre del 11‑S.

Ayer en Nue­va York, los actos de con­me­mo­ra­ción no atra­je­ron a más de 10.000 per­so­nas, es decir ocho veces menos que lo que atra­jo el equi­po de fút­bol de los New York Jets, que lle­na­ron el esta­dio con 80.000 per­so­nas. Enton­ces si uno com­pa­ra la asis­ten­cia, el fút­bol gana por lejos. Y esto refle­ja un des­en­can­to con la mani­pu­la­ción del 11 de setiem­bre para lan­zar gue­rras.

Lo que hicie­ron en Libia, el ase­si­na­to de 30.000 libios, es diez veces más de los que murie­ron en la Torres. Es decir, las fuer­zas de la OTAN mata­ron en seis meses diez veces más libios de los que murie­ron en Nue­va York. Y esto es solo el últi­mo caso, por­que los fun­cio­na­rios nor­te­ame­ri­ca­nos –en la Casa Blan­ca, en el gobierno de Bush y des­pués de Oba­ma- inva­die­ron Irak, Afga­nis­tán, siguen bom­bar­dean­do Yemen, Pakis­tán, siguen ocu­pan­do Hai­tí.

Si cal­cu­la­mos de for­ma con­ser­va­do­ra, pode­mos decir que cer­ca de un millón de per­so­nas murie­ron o están heri­dos, más de cin­co millo­nes fue­ron des­pla­za­dos de sus casas, en un acto terro­ris­ta gene­ra­li­za­do, coman­da­do por el gobierno nor­te­ame­ri­cano y sus alia­dos de la OTAN, de la Unión Euro­pea.

Es decir, el 11‑S era el deto­nan­te para una gue­rra des­truc­ti­va con­tra los pue­blos ára­bes, musul­ma­nes y otros más. No hay nin­gu­na con­me­mo­ra­ción para las víc­ti­mas del terro­ris­mo nor­te­ame­ri­cano con­tra todos los paí­ses enu­me­ra­dos.

Segun­do, no hay nin­gu­na dis­cu­sión sobre los gas­tos en apa­ra­tos de Segu­ri­dad que sur­gie­ron. Son más de ocho­cien­tos mil nue­vos fun­cio­na­rios para inves­ti­ga­cio­nes sobre los ciu­da­da­nos en los Esta­dos Uni­dos. Hay más de cien millo­nes de per­so­nas ficha­dos por estos Agen­tes de Segu­ri­dad, cada día reco­gen más de cin­cuen­ta mil escu­chas tele­fó­ni­cas, fax, etc. No saben como mane­jar tan­ta infor­ma­ción, es inú­til. Pero siguen con ese camino poli­cía­co, vio­lan­do todos los dere­chos cons­ti­tu­cio­na­les de los ciu­da­da­nos. Enton­ces, otra con­se­cuen­cia del 11‑S es el lan­za­mien­to de legis­la­ción, decre­tos y prác­ti­cas poli­cía­cas.

Por otro lado, el hecho es que los tres billo­nes de dóla­res gas­ta­dos en gue­rras han que­bra­do el Teso­ro, han dupli­ca­do la deu­da públi­ca de los Esta­dos Uni­dos, for­zan­do recor­tes de pro­gra­mas socia­les, ata­ques sobre el segu­ro social. Han pro­vo­ca­do la quie­bra de la eco­no­mía, pro­fun­di­za­do el défi­cit fis­cal, y como con­se­cuen­cia los recor­tes socia­les que per­ju­di­can a doce­nas de millo­nes de pen­sio­nis­tas, pobres y des­ocu­pa­dos.

Enton­ces tene­mos que ana­li­zar las con­se­cuen­cias del 11‑S, no sim­ple­men­te miran­do aquí aden­tro y hacia el pasa­do. Por­que miran­do más allá de las Torres, hacia la gran tra­ge­dia que está afec­tan­do a los ciu­da­da­nos nor­te­ame­ri­ca­nos, des­ocu­pa­dos, han per­di­do sus casas diez millo­nes de per­so­nas. Y los del exte­rior, que han sufri­do millo­nes de muer­tes, de heri­dos y des­pla­za­dos.

¿Y qué futu­ro tie­ne el país fren­te a esta situa­ción? Mien­tras el gobierno orga­ni­za este tea­tro cada 11 de setiem­bre, hay menos per­so­nas intere­sa­das e influi­dos. Los esfuer­zos en mani­pu­lar a las víc­ti­mas para jus­ti­fi­car las gue­rras actua­les y los gas­tos para el Esta­do poli­cía­co, cada vez caen en un saco más roto.

Voy a citar una cosa: Cuan­do los encues­ta­do­res pre­gun­ta­ron al públi­co sobre las prio­ri­da­des del gobierno de los Esta­dos Uni­dos, en una mues­tra cien­tí­fi­ca, el 60% res­pon­die­ron que la prin­ci­pal prio­ri­dad debe ser la Eco­no­mía, los ingre­sos y los pro­gra­mas socia­les. El 2,5% dije­ron que la prio­ri­dad es el terro­ris­mo y la gue­rra con­tra el terro­ris­mo.

En otras pala­bras: Los medios de comu­ni­ca­ción de masas hablan de la divi­sión entre Repu­bli­ca­nos y Demó­cra­tas, del enfren­ta­mien­to entre Oba­ma y los con­gre­sis­tas, ellos com­par­ten la polí­ti­ca gue­rre­ris­ta y el esta­do poli­cía­co.

Mien­tras tan­to el públi­co está en otro lado. La ver­da­de­ra divi­sión en los Esta­dos Uni­dos es entre la gran mayo­ría del elec­to­ra­do que bus­ca una sali­da a la cri­sis y la cla­se polí­ti­ca que sigue apos­tan­do a con­ti­nuar las gue­rras en el exte­rior y man­te­ner este cos­to­so Esta­do poli­cía­co. Esta es la ver­da­de­ra divi­sión, que nos lle­va a pen­sar en el pró­xi­mo año elec­to­ral.

Jus­ta­men­te, en el segun­do pun­to de mi comen­ta­rio quie­ro tocar este tema, prin­ci­pal­men­te mar­can­do un con­tras­te entre las posi­bi­li­da­des de reelec­ción del pre­si­den­te Hugo Chá­vez en Vene­zue­la y el pre­si­den­te Barak Oba­ma en Esta­dos Uni­dos, pues ambos se pre­sen­tan en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les el pró­xi­mo año.

Chury: Exac­to.

Petras: Enton­ces, ¿qué debe­mos decir sobre las posi­bi­li­da­des que tie­nen uno y otro? Para ana­li­zar esto debe­mos ver cómo cada cual enfren­ta la cri­sis eco­nó­mi­ca, por­que ambos paí­ses pasa­ron por una baja en la Eco­no­mía, una cre­cien­te des­ocu­pa­ción y el des­con­ten­to de la pobla­ción.

Chá­vez orga­ni­zó pro­gra­mas de inver­sión, con una enor­me suma des­ti­na­da a la cons­truc­ción de casas popu­la­res para un millón de fami­lias; aumen­tó los gas­tos del Segu­ro Social; aumen­tó la inver­sión en infra­es­truc­tu­ra con inver­sio­nes direc­ta­men­te públi­cas; nacio­na­li­zó las minas de oro y otros sec­to­res vin­cu­la­dos a las refi­ne­rías de petró­leo; ha ins­ti­tui­do el Con­trol de Pre­cios sobre pro­duc­tos bási­cos, como ali­men­tos, sub­ven­cio­nan­do el cos­to para las cla­ses popu­la­res. Todo orien­ta­do a esti­mu­lar la deman­da del con­su­mo como fuer­za motriz para la recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca.

En con­tras­te, ¿qué hizo Oba­ma? Pri­me­ro cana­li­zó cien­tos de miles de millo­nes para sal­var los ban­cos, y para pagar eso han baja­do los gas­tos socia­les; la teo­ría de Oba­ma es enri­que­cer a los ricos para que invier­tan y a par­tir de las inver­sio­nes del sec­tor pri­va­do, gene­rar empleo. Enton­ces a par­tir de eso han baja­do los impues­tos a los ricos; han faci­li­ta­do el gas­to mili­tar aumen­tán­do­lo dos veces por enci­ma de lo que hizo el pre­si­den­te ante­rior, el reac­cio­na­rio Bush. Gas­tos mili­ta­res, sub­ven­cio­nes fis­ca­les a los ricos y recor­tes socia­les, es la for­ma en que Oba­ma tra­ta el pro­ble­ma de la cri­sis.

Últi­ma­men­te decla­ra un pro­gra­ma para mejo­rar el empleo, pero va por el mis­mo camino de sub­ven­cio­nar a los capi­ta­lis­tas con la espe­ran­za de que las exo­ne­ra­cio­nes impo­si­ti­vas van a esti­mu­lar inver­sio­nes y el empleo.

Ana­li­ce­mos qué pasa con estos dos esfuer­zos, el estí­mu­lo des­de aba­jo por la deman­da o el pro­gra­ma des­de arri­ba, finan­cian­do el sec­tor pri­va­do para que gene­re empleo.

El empleo y el cre­ci­mien­to en Esta­dos Uni­dos es muy nega­ti­vo. La eco­no­mía este año cre­ce menos del 2%, mien­tras que en Vene­zue­la ha aumen­ta­do un 3% en el segun­do tri­mes­tre y con pers­pec­ti­vas de seguir cre­cien­do. En Esta­dos Uni­dos con el pro­gra­ma de Oba­ma esta­mos en una tra­yec­to­ria hacia aba­jo, hacia una segun­da rece­sión.

Mien­tras Chá­vez ha aumen­ta­do su popu­la­ri­dad, a fines del año 2009 tenía un 40% y aho­ra es un 60%; Oba­ma ha caí­do de 80% cuan­do fue ele­gi­do a menos del 40% aho­ra, con pers­pec­ti­vas de per­der las elec­cio­nes el pró­xi­mo año, mien­tras Chá­vez pare­ce que gana con una vic­to­ria con­tun­den­te.

¿Qué con­clu­sio­nes gene­ra­les pode­mos sacar de esto? Que la recu­pe­ra­ción orien­ta­da por la polí­ti­ca socia­li­zan­te de Hugo Chá­vez ha alcan­za­do un éxi­to eco­nó­mi­co, social, e inclu­so elec­to­ral. Mien­tras, la polí­ti­ca neo­li­be­ral de Oba­ma de esti­mu­lar a los ricos para salir de la cri­sis uti­li­zan­do el sec­tor pri­va­do ha fra­ca­sa­do. La vía capi­ta­lis­ta de sali­da a la cri­sis no mues­tra nin­gún dina­mis­mo, mien­tras el sec­tor públi­co en Vene­zue­la ha alcan­za­do nivel de inver­sión y la moti­va­ción para gene­rar el cre­ci­mien­to.

Con­clu­sión: Esta com­pa­ra­ción de Oba­ma y Chá­vez mues­tra en for­ma con­tun­den­te que la pers­pec­ti­va socia­lis­ta es supe­rior a la pers­pec­ti­va neo­li­be­ral para salir de la cri­sis eco­nó­mi­ca.

Chury: Muy bien Petras. No se si tie­nes otro tema, pero noso­tros tuvi­mos acá como sede la reu­nión de la UNASUR, decep­cio­nan­te, por­que el tema cen­tral de la mis­ma era Hai­tí, y dio ver­güen­za la deci­sión final y par­ti­cu­lar­men­te los con­cep­tos ver­ti­dos por Cel­so Amo­rim, el can­ci­ller bra­si­le­ño, que afir­mó que van a estar diez años más en Hai­tí, ocu­pan­do.

Petras: El pro­ble­ma de la UNASUR no es la idea abs­trac­ta. Es una bue­na idea uni­fi­car el sur y excluir al impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se y sus socios cana­dien­ses. Lo que fal­ta es una polí­ti­ca anti-impe­ria­lis­ta. En Una­sur fal­ta homo­ge­nei­dad en la estruc­tu­ra polí­ti­ca y social. ¿Cómo se pue­de com­bi­nar neo­li­be­ra­les como Bra­sil, con sus pro­pias ambi­cio­nes hege­mó­ni­cas, con paí­ses como Vene­zue­la que bus­can de una for­ma y otra defen­der­se del impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se?

Ese es el pro­ble­ma. Las diver­gen­cias en la estruc­tu­ra socio­eco­nó­mi­ca, en las bases socia­les de los gobier­nos, esa gran diver­gen­cia per­ju­di­ca la posi­bi­li­dad de una polí­ti­ca cohe­ren­te para esti­mu­lar la inte­gra­ción, fomen­tar las aso­cia­cio­nes de gobier­nos hacia las inver­sio­nes públi­cas, defen­der­se con­tra la nue­va ola de agre­sio­nes de los Esta­dos Uni­dos, por­que des­pués de Libia ¿quién pue­de pen­sar que no están pre­pa­ran­do otra inva­sión, como por ejem­plo a Vene­zue­la?

Por esa razón que­re­mos sub­ra­yar que Vene­zue­la bus­ca a Rusia para for­ta­le­cer su defen­sa con com­pras de nue­vo arma­men­to y fir­man­do acuer­dos de aso­cia­ción en la pro­duc­ción de armas. ¿Por qué Vene­zue­la reti­ra sus reser­vas del exte­rior? Por­que sien­te la agre­sión nor­te­ame­ri­ca­na, mien­tras Amo­rím y otros están tocan­do la gui­ta­rra hablan­do en la ocu­pa­ción de Hai­ti, como mer­ce­na­rios que son del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano.

Me pare­ce que ese es el pro­ble­ma de UNASUR, no hay un común reco­no­ci­mien­to de la ame­na­za nor­te­ame­ri­ca­na, ni hay un reco­no­ci­mien­to de que el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co actual depen­de en gran par­te de la expor­ta­ción de pro­duc­tos agro­mi­ne­ra­les. Y Chi­na, por ejem­plo, que es el prin­ci­pal com­pra­dor, está en un pro­ce­so de tra­tar de bajar las com­pras exter­nas y bajar la tasa de infla­ción, con­tro­lan­do el cre­ci­mien­to.

Si Chi­na deja de com­prar o baja las com­pras de pro­duc­tos agrí­co­las y mine­ros, va a tener un efec­to muy gran­de sobre Argen­ti­na, Bra­sil, Chi­le, Perú. Enton­ces, si no pro­fun­di­zan el mer­ca­do den­tro de Amé­ri­ca Lati­na, en el inte­rior de los paí­ses, van a sufrir una baja de cre­ci­mien­to en el pró­xi­mo perío­do, son muy vul­ne­ra­bles. No hay que pen­sar que sim­ple­men­te por­que cre­cen –y debe­mos reco­no­cer que han cre­ci­do bas­tan­te en los últi­mos seis años- no son tan sus­cep­ti­bles a los cam­bios del mer­ca­do mun­dial. Y como no han pro­fun­di­za­do más en lo nece­sa­rio, en el con­su­mo interno, van a sufrir una alta y baja en el pró­xi­mo perío­do.

Extrac­ta­do por La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *