Los fir­man­tes de Ger­ni­ka recla­man a Galli­zo un cam­bio en la polí­ti­ca car­ce­la­ria- Gara

AzkenEzkge.jpg
Mai­der Karre­re y Jabi Gar­ni­ka, en pri­mer plano, en la com­pa­re­cen­cia de Madrid. (EUROPA PRESS)

DONOSTIA-. Una vein­te­na de repre­sen­tan­tes de los agen­tes que sus­cri­bie­ron el Acuer­do de Ger­ni­ka han acu­di­do por la maña­na a la sede de la Secre­ta­ría Gene­ral de Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias, don­de han soli­ci­ta­do reu­nir­se con Mer­ce­des Galli­zo. Ante la nega­ti­va reci­bi­da, han regis­tra­do una peti­ción en nom­bre del Acuer­do de Ger­ni­ka para man­te­ner un encuen­tro con la máxi­ma res­pon­sa­ble del organismo.

Jun­to a la soli­ci­tud, han entre­ga­do otro docu­men­to en el que se reco­gen una serie de recla­ma­cio­nes en torno a la situa­ción de las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos y le recla­man un cam­bio en la polí­ti­ca penitenciaria.

Des­de allí se han tras­la­da­do a un hotel, don­de han denun­cia­do que los inte­gran­tes del Acuer­do de Ger­ni­ka lle­van des­de febre­ro inten­tan­do con­cer­tar una cita con Galli­zo pero ésta ni siquie­ra les ha res­pon­di­do. Por ello han deci­di­do acu­dir direc­ta­men­te a Madrid a soli­ci­tar la reu­nión y a expo­ner su pos­tu­ra y rei­vin­di­ca­cio­nes en mate­ria penitenciaria.

Maior­ga Ramí­rez (EA), Tasio Erki­zia, Miren Legor­bu­ru (izquier­da aber­tza­le), Oskar Matu­te (Alter­na­ti­ba), Jabi Gar­ni­ka (LAB) y Ane Itu­ño (TAT) son algu­nos de los repre­sen­tan­tes del Acuer­do que inte­gra­ban la dele­ga­ción vasca.

La par­ti­ci­pa­ción de los pre­sos, «impres­cin­di­ble»

En la com­pa­re­cen­cia, Mai­der Karre­re y Jabi Gar­ni­ka han expli­ca­do que para el Acuer­do de Ger­ni­ka es «com­ple­ta­men­te con­tra­pro­du­cen­te» para una reso­lu­ción demo­crá­ti­ca del con­flic­to la polí­ti­ca que apli­ca Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias de «entor­pe­cer la rela­ción del Colec­ti­vo de Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos –EPPK– con el res­to de agen­tes polí­ti­cos y socia­les, que debe­mos impul­sar un pro­ce­so de diá­lo­go, nego­cia­ción y nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca en Eus­kal Herria».

Recuer­dan a la direc­to­ra de Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias que ni las ins­ti­tu­cio­nes espa­ño­las ni las fran­ce­sas han con­tes­ta­do a la peti­ción de poder comu­ni­car­se con los inter­lo­cu­to­res de EPPK.

Los fir­man­tes de Ger­ni­ka con­si­de­ran que la par­ti­ci­pa­ción e impli­ca­ción del colec­ti­vo de pre­sos en la reso­lu­ción del con­flic­to es «impres­cin­di­ble» y sub­ra­yan que las expe­rien­cias de pro­ce­sos desa­rro­lla­dos en otros paí­ses «así lo corroboran».

En ese sen­ti­do, exi­gen a Galli­zo «que pase de una fase repre­si­va a una reso­lu­ti­va» y que cese la polí­ti­ca «dise­ña­da con­tra los dere­chos de los y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas, plan­tea­da des­de una estra­te­gia de con­fron­ta­ción y basa­da en una serie de leyes dise­ña­das des­de pará­me­tros pura­men­te polí­ti­cos de cas­ti­go y ven­gan­za, y enca­mi­na­da a obs­ta­cu­li­zar por todos los medios dicha participación».

Los agen­tes que inte­gran el Acuer­do de Ger­ni­ka urgen a apli­car una serie de medi­das «como pri­mer paso a un camino que con­duz­ca a la total ausen­cia de pre­sos y exi­lia­dos polí­ti­cos en el nece­sa­rio mar­co de la reso­lu­ción demo­crá­ti­ca», como el tras­la­do de pre­sos y pre­sas a Eus­kal Herria y el fin de la polí­ti­ca de dis­per­sión, la liber­tad de los que pade­cen enfer­me­da­des gra­ves, la dero­ga­ción de la doc­tri­na que «impo­ne la cade­na per­pe­tua», la con­ce­sión de liber­ta­des con­di­cio­na­les y la apli­ca­ción «sin res­tric­ción ni arbi­tra­rie­da­des de todos los bene­fi­cios peni­ten­cia­rios legal­men­te establecidos».

«Es impres­cin­di­ble que el Esta­do dé pasos en esa direc­ción, que sal­ga de su cerra­zón y no frus­tre el camino empren­di­do por la socie­dad vas­ca hacia la nor­ma­li­za­ción y reso­lu­ción del con­flic­to que pade­ce Eus­kal Herria», subrayan.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.