La polí­ti­ca geno­ci­da de la OTAN en Libia bus­ca con­so­li­dar el impe­rio y rever­tir su deca­den­cia-James Petras

Comen­ta­rios para Radio Cen­te­na­rio del soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano Prof. James Petras des­de Nue­va York, Esta­dos Uni­dos. Lunes 29 de agos­to de 2011. www​.radio36​.com​.uy

Chury: Como siem­pre vamos arran­car con los aná­li­sis que estas hacien­do, la ver­dad que temas segu­ra­men­te no te fal­tan, así que te dejo en el uso de la palabra.

Petras: Hoy voy hablar en exten­so sobre la gue­rra con­tra Libia. En pri­me­ra ins­tan­cia quie­ro afir­mar que no es un con­flic­to entre levan­ta­dos, rebel­des o lucha­do­res con­tra un régi­men dictatorial.

Debe­mos enfa­ti­zar que esta es una gue­rra de OTAN (o sea: Esta­dos Uni­dos, Cana­dá y los paí­ses de Euro­pa Occi­den­tal y cen­tro). No hay nin­gu­na razón para pen­sar lo contrario.

La OTAN es res­pon­sa­ble por los cien­tos de miles de ata­ques aéreos y marí­ti­mos des­tru­yen­do toda la infra­es­truc­tu­ra, todos los avio­nes, bar­cos, tan­ques, arti­lle­ría y los pues­tos de coman­do del ejér­ci­to de Libia. Han des­trui­do elec­tri­ci­dad, agua, cen­tros de petró­leo, casas, barrios, cami­nos, está para­li­za­da la eco­no­mía, OTAN es res­pon­sa­ble por los arma­men­tos de las fuer­zas mer­ce­na­rias que lla­man ‘rebel­des’. No son nada rebel­des, son con­for­mis­tas con la polí­ti­ca de la OTAN, son los mis­mos mer­ce­na­rios diri­gi­dos por las fuer­zas espe­cia­les de la OTAN, de Ingla­te­rra, de Fran­cia y de los Esta­dos Unidos.

No hay nin­gu­na posi­bi­li­dad de que los mer­ce­na­rios pue­dan ganar esta gue­rra, esta ocu­pa­ción de Trí­po­li sin todo el res­pal­do de las fuer­zas de OTAN que man­da los mer­ce­na­rios. OTAN es la prin­ci­pal ase­sor. OTAN es la que está finan­cian­do la gue­rra. OTAN es la que con­tro­la la diplo­ma­cia que con­si­gue el voto en las Nacio­nes Uni­das y en la liga ára­be. Es OTAN quien mon­ta las san­cio­nes eco­nó­mi­cas. Es OTAN quien con­tro­la los medios masi­vos de pro­pa­gan­da que pin­tan el cua­dro fal­si­fi­ca­do de que son mer­ce­na­rios rebel­des los que están hacien­do la guerra.

Úni­ca­men­te pode­mos decir que los mer­ce­na­rios avan­zan solo por la ofen­si­va mili­tar de la OTAN. Si no exis­tie­ra el apo­yo de la OTAN, la inter­ven­ción y ocu­pa­ción de la OTAN, estos mer­ce­na­rios no duran una sema­na o tal vez un mes. No tie­ne cohe­ren­cia, no tie­nen nin­gu­na capa­ci­dad mili­tar. Inclu­so los pri­me­ros días de este alza­mien­to no podían avan­zar mas de 30 kiló­me­tros, en las afue­ras de la ciu­dad de Bengasi.

Es la natu­ra­le­za de la gue­rra, una gue­rra impe­ria­lis­ta, ofen­si­va, que tie­ne efec­tos muy nega­ti­vos sobre todo el con­jun­to de los levan­ta­mien­tos popu­la­res en el mun­do árabe.

¿Y por­qué OTAN lan­zó esta ofensiva?

Lo pre­gun­to por una razón: has­ta fina­les del 2010 los paí­ses de Euro­pa y Esta­dos Uni­dos esta­ban fir­man­do acuer­dos, inclu­so mili­ta­res ‑entre­nan­do sol­da­dos y poli­cías de Gad­da­fi. Fir­ma­ron acuer­dos de aso­cia­cio­nes para la explo­ta­ción del petró­leo. Invi­ta­ron a Gad­da­fi hijo a Washing­ton, y Con­do­lez­za Rice ‑la can­ci­ller duran­te el gobierno de Bush- visi­tó Libia y abra­zó a Gad­da­fi. ¿Enton­ces por qué en pocos meses die­ron la vuelta?

No es por razo­nes de petró­leo por­que ya esta­ban aden­tro. No es que haya cam­bia­do en nada en el régi­men de Gad­da­fi, inclu­so los pocos cam­bios eran un vira­je más hacia Occi­den­te y más apo­yo a la gue­rra con­tra el terro­ris­mo. Seis meses antes de la inva­sión de Libia, la Secre­ta­ria de Esta­do, la can­ci­ller Clin­ton, aplau­dió a Gad­da­fi por­que repri­mió las fuer­zas islá­mi­cas fun­da­men­ta­lis­tas en la par­te este del país. Y seis meses más tar­de, Washing­ton y Euro­pa están apo­yan­do a los mis­mos terro­ris­tas musul­ma­nes. Enton­ces ¿cómo expli­ca­mos este cam­bio, este rever­so de política?

Yo ten­go la hipó­te­sis de que los levan­ta­mien­tos en el mun­do ára­be, Egip­to, Túnez, Bah­rein, Yemen y todos los otros paí­ses, resul­ta­ron en el derro­ca­mien­to de títe­res de Washing­ton y pusie­ron en cues­tión la influen­cia nor­te­ame­ri­ca­na e israe­lí en todo Medio Oriente.

Fren­te a esta ofen­si­va popu­lar demo­crá­ti­ca anti­im­pe­ria­lis­ta, el mun­do occi­den­tal, EEUU, los fran­ce­ses, ingle­ses, deci­die­ron lan­zar una con­tra ofen­si­va y pusie­ron la jun­ta mili­tar en el poder en Egip­to; un peque­ño recam­bio en el gobierno de Túnez; apo­ya­ron a Ara­bia Sau­di­ta en la inva­sión a Bah­rein para repri­mir el movi­mien­to; apo­ya­ron a Ali Abdu­llah Saleh en Yemen para man­te­ner­se en el poder. Y en esta con­tra ofen­si­va tene­mos que incluir la inva­sión de Libia, por­que no sólo es par­te de esta con­tra ofen­si­va impe­ria­lis­ta, sino que tam­bién deci­die­ron man­dar un men­sa­je a las revuel­tas de otros paí­ses, de que si ellos alcan­zan a esta­ble­cer un régi­men inde­pen­dien­te popu­lar, podrían sufrir las mis­mas con­se­cuen­cias que Libia.

¿Y cuá­les son las con­se­cuen­cias de Libia? Es la total des­truc­ción de la socie­dad, la eco­no­mía y las ins­ti­tu­cio­nes políticas.

Por­que la gue­rra en Libia no es para cap­tu­rar el petró­leo, por­que va a cos­tar por lo menos 10 años recons­truir el país, según los mis­mos exper­tos anti Gad­da­fi. Enton­ces van a demo­rar diez años en recu­pe­rar lo que han per­di­do los petro­le­ros; no van a encon­trar mano de obra cali­fi­ca­da, no van a encon­trar la infra­es­truc­tu­ra petrolera.

Esta gue­rra de tie­rra arra­sa­da es un men­sa­je de que el impe­rio nor­te­ame­ri­cano y euro­peo no está en deca­den­cia, no les fal­ta la volun­tad de lan­zar nue­vas gue­rras. Es un men­sa­je, les dicen ‘si uste­des pien­san echar­nos van a sufrir el geno­ci­dio de Libia, anótenlo’.

La moti­va­ción, la fuer­za motriz de la polí­ti­ca geno­ci­da de la OTAN con­tra Libia, es una for­ma de tra­tar de con­so­li­dar el impe­rio y rever­tir la ima­gen de decadencia.

‘Miren lo que podría­mos hacer, tene­mos a todo el mun­do apo­yan­do una inva­sión, pode­mos enga­ñar has­ta a la izquier­da radi­cal y mar­xis­ta como Wallers­tein, como Samir Amin o toda esta gen­te que apo­ya­ron a nues­tros títe­res mer­ce­na­rios. ¿Y qué pue­den hacer las revuel­tas demo­crá­ti­cas del mun­do? No tie­nen soli­da­ri­dad occi­den­tal. Noso­tros tene­mos los medios respaldándonos.’

Eso es lo que esta en jue­go con esta gue­rra en Libia. No hay otra for­ma de expli­car por­qué a los pocos meses de fir­mar acuer­dos bila­te­ra­les de todo tipo con Gad­da­fi, se dan la vuelta.

¿Cuá­les son los fac­to­res que inter­vie­nen entre el 2010 y la inva­sión en mar­zo de 2011? ¿Por qué cam­bia este pano­ra­ma? La úni­ca expli­ca­ción fac­ti­ble son los levan­ta­mien­tos popu­la­res y den­tro de los levan­ta­mien­tos popu­la­res, se ins­cri­be la con­tra ofen­si­va impe­rial fren­te al mie­do de que su ima­gen dete­rio­ra­da, sus títe­res per­di­dos ya no tie­nen capa­ci­dad impe­rial para vol­ver a tomar la hege­mo­nía del poder.

Esa es mi inter­pre­ta­ción de lo que pasó en el caso de Libia.

Aho­ra, todos los medios pro­gre­sis­ta -Pági­na 12 en Argen­ti­na, La Jor­na­da en Méxi­co, etc.- tie­nen fotos de los mer­ce­na­rios que los lla­man ‘rebel­des’ de ..”inte­rés humano”, los mues­tran como “mucha­chos con fusi­les”, con son­ri­sas, como si fue­ran los Che Gue­va­ra de la Casa Blan­ca… Estas cosas son per­ni­cio­sas, son una expre­sión de lo que está podri­do en lo que lla­ma­mos los medios de izquierda.

Sólo en Inter­net tene­mos infor­ma­ción alter­na­ti­va. Sólo algu­nos perio­dis­tas con mucho cora­je que han corri­do ries­go de su vida nos man­dan algu­nos repor­ta­jes y un poco de inves­ti­ga­ción de fuen­tes, y pudi­mos ver la ver­da­de­ra masa­cre de la OTAN.

El hecho del total invo­lu­cra­mien­to de la OTAN en todos los aspec­tos de esta gue­rra anu­la cual­quier esfuer­zo para pin­tar­la como una vic­to­ria de ‘rebel­des’ de Libia. Es total­men­te falso.

Es una de las gran­des men­ti­ras. Pues podría­mos enu­me­rar todos los aspec­tos de la gue­rra que están total­men­te con­tro­la­dos por la OTAN, y ellos van a tra­tar de con­tro­lar el pro­ce­so post Gaddafi.

Chury: La vie­ja Euro­pa occi­den­tal es un saté­li­te de los EEUU por­que natu­ral­men­te cuan­do habla­mos de OTAN esta­mos hablan­do que Esta­dos Uni­dos no es ajeno a esto.

Petras: Si en líneas gene­ra­les. Pero den­tro de esta ver­dad gene­ra­li­za­da, tác­ti­ca­men­te la ini­cia­ti­va en esta gue­rra la toma­ron los fran­ce­ses –prin­ci­pal­men­te Sarkozy‑, des­pués Came­ron y más tar­de Ber­lus­co­ni y Oba­ma. Tenían dudas sobre los resul­ta­dos de esta gue­rra y creo que los fran­ce­ses eran los más con­ven­ci­dos con los ingle­ses que podían ter­mi­nar­la. Pero no con­ta­ron con el heroís­mo y el cora­je del ejér­ci­to nacio­nal de Libia, el cora­je de Gad­da­fi de resis­tir y seguir resistiendo.

Por eso la gue­rra se exten­dió y EEUU entró en la gue­rra un poco más tar­de pero con mucha fuer­za una vez que intervino.

Y quie­ro enfa­ti­zar la natu­ra­le­za de la gue­rra que es suma­men­te des­truc­ti­va, bom­bar­dea­ron hos­pi­ta­les, escue­las, barrios, no sim­ple­men­te ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res. Los muer­tos en los hos­pi­ta­les lo demues­tran. Y los medios juga­ron un papel muy impor­tan­te ponien­do énfa­sis en las ‘atro­ci­da­des’ de las tro­pas de Gad­da­fi, los ase­si­na­tos gene­ra­li­za­dos, el terror de los mer­ce­na­rios, la san­gre que esta corrien­do por las calles de Trí­po­li. No hay repor­ta­je en CNN, en los noti­cie­ros Al Yazi­ra, BBC. Hablan sólo de algu­na atro­ci­dad o de fusi­la­mien­tos de Gaddafi.

Pero el gran cua­dro es que la san­gre corre por las calles de Trí­po­li por­que hay ase­si­na­tos suma­rios, hay eje­cu­ta­dos cada hora, en cada zona de la ciu­dad, es una gue­rra de ven­gan­za de estos fun­da­men­ta­lis­tas y esta alian­za repe­ti­da de Al Qae­da y el mun­do occidental.

Como en Afga­nis­tán con­tra el gobierno inde­pen­dien­te y secu­lar Washing­ton armó a los fun­da­men­ta­lis­tas; aho­ra otra vez los mis­mos terro­ris­tas que Washing­ton con­de­na­ba hace seis meses, son la prin­ci­pal fuer­za de ocu­pa­ción en Trípoli.

Chury: Me habla­bas de Libia y es intere­san­te para noso­tros. Pero ¿cómo mar­cha la cri­sis, la eco­no­mía de EEUU en este momento?

Petras: En este momen­to hay una situa­ción de gran incer­ti­dum­bre en los sec­to­res ofi­cia­les. El Ban­co Cen­tral no tie­ne nin­gún pro­yec­to nue­vo para supe­rar la des­ocu­pa­ción y el estan­ca­mien­to. El estan­ca­mien­to sigue sien­do el fac­tor domi­nan­te. No hay nin­gún repun­te en la eco­no­mía. Inclu­so los pro­nós­ti­cos de Wall Street son de que hay un 60% de posi­bi­li­dad de pasar a una rece­sión, un cre­ci­mien­to nega­ti­vo, has­ta el fin del año.

La gran incer­ti­dum­bre ha afec­ta­do la espe­cu­la­ción en Wall Street. Por eso hay esa vola­ti­li­dad, que sube y baja tres o cua­tro por cien­to cada día. Aquí la gen­te sien­te que toda­vía vivi­mos en rece­sión, nadie cree que hemos recu­pe­ra­do. Enton­ces hay un des­en­can­to gene­ra­li­za­do y eso ha afec­ta­do al pre­si­den­te Oba­ma y va a lan­zar un dis­cur­so dema­gó­gi­co enfo­ca­do sobre el pro­ble­ma eco­nó­mi­co y el empleo.

Dicen que está tra­tan­do de coci­nar un pro­yec­to para gene­rar empleo pero nadie con­fía en Oba­ma. Creen que es sim­ple­men­te un jugue­te de los espe­cu­la­do­res, de Wall Street, y no tie­ne nin­gu­na capa­ci­dad de pro­yec­tar algo nuevo.

Aquí no hay nin­gún pro­yec­to posi­ti­vo para salir de la cri­sis eco­nó­mi­ca. Lo más pro­ba­ble es que siga­mos en esta situa­ción de dete­rio­ro eco­nó­mi­co con dis­trac­cio­nes de cual­quier tipo: dis­trac­ción en Libia, una vic­to­ria mili­tar, exal­ta­dos ‘rebel­des’. Ayer era la cri­sis del hura­can, dicen que tene­mos una gran defen­sa civil para pro­te­ger a la gen­te, a pesar que mas de 40 per­so­nas mue­ren por fal­ta de capa­ci­dad de apo­yo. Todo un cir­co sin pan. Ese es el cri­te­rio del Impe­rio Romano, pero sin pan.

Chury: Si, pero sin pan. Petras, ¿Cómo has vis­to los movi­mien­tos estu­dian­ti­les, movi­mien­tos socia­les que se dan en Chile?

Petras: Es una reno­va­ción de toda la gene­ra­ción de izquier­da, del dina­mis­mo hones­to y con­se­cuen­te. No son sim­ple­men­te estu­dian­tes. Son los líde­res futu­ros de una izquier­da con­se­cuen­te. Dife­ren­te de lo que salió del acuer­do de la Con­cer­ta­ción demo­cris­tiano, socia­lis­ta; que se que­dó estan­ca­do en el acuer­do con Pino­chet y no podían trans­for­mar la socie­dad. Man­tu­vie­ron la pri­va­ti­za­ción de la edu­ca­ción, las uni­ver­si­da­des pri­va­das, la muni­ci­pa­li­za­ción de la edu­ca­ción que enfa­ti­zó el altí­si­mo cos­to. Pero en gene­ral el movi­mien­to estu­dian­til esta dan­do una nue­va diná­mi­ca a la socie­dad chilena.

Hace diez años que yo dejé de ir a Chi­le por­que era una socie­dad muy cerra­da, muy repri­mi­da, mucho arri­bis­mo y una izquier­da muy corrup­ta, como el Par­ti­do Socia­lis­ta, sec­to­res del Par­ti­do Comu­nis­ta. Todos meti­dos en esta socie­dad de arri­bis­tas, mos­tran­do su segun­da casa, sus nue­vos autos.

Esta nue­va gene­ra­ción es de estu­dian­tes de cla­se media baja, de orí­ge­nes popu­la­res, inclu­so de cla­se media; este movi­mien­to no es sim­ple­men­te con­tra Piñe­ra, es con­tra toda la polí­ti­ca ante­rior, de Bache­let, de los demo­cris­tia­nos, de Lagos, de toda esa gen­te ven­di­da, trai­do­res de la heren­cia de Allende.

Es una recu­pe­ra­ción del espí­ri­tu allen­dis­ta en el nue­vo con­tex­to. La lucha no es sim­ple­men­te sobre Edu­ca­ción: es un esfuer­zo de dar nue­vos valo­res a esta socie­dad chi­le­na, al “mode­lo” para todo el mun­do neo­li­be­ral imperialista.

Chi­le que­dó como el últi­mo ejem­plo des­pués de la caí­da par­cial, modi­fi­ca­ción, del neo­li­be­ra­lis­mo en Argen­ti­na y en otros paí­ses. Este movi­mien­to estu­dian­til esta dicien­do que hay otra alter­na­ti­va a esta izquier­da corrup­ta, como el Fren­te Amplio en Uru­guay, como la Con­cer­ta­ción en Chile.

En los pró­xi­mos años podre­mos ver otras expre­sio­nes de recu­pe­ra­ción de una izquier­da com­ba­ti­va en Uru­guay, Bra­sil y otros paí­ses, una vez que este boom eco­nó­mi­co empie­ce a debilitarse.

Chury: Te feli­ci­to por el aná­li­sis de temas muy impor­tan­te que bien nos vie­nen. Te agra­dez­co en nom­bre de la audien­cia y del equi­po de Radio Cen­te­na­rio. Te man­do un abra­zo y has­ta el lunes próximo.

Petras: Muchas gra­cias y oja­lá que voso­tros estu­vie­ráis con noso­tros aquí para apro­ve­char y dis­fru­tar de una gran ensa­la­da de lechu­gas y toma­tes jugo­sos de mi huer­ta, con un poco de cilan­tro fresco.

Extrac­ta­do por La Haine

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.