El PSOE evo­ca la moción de cen­su­ra en Gipuz­koa para pre­sio­nar a Bil­du – Ramón Sola

La ofen­si­va polí­ti­ca para pre­sio­nar a Bil­du hacia deter­mi­na­das posi­cio­nes polí­ti­cas se ha con­ver­ti­do en la prin­ci­pal ser­pien­te del verano en Eus­kal Herria. Cada decla­ra­ción o acción de sus líde­res ins­ti­tu­cio­na­les es ana­li­za­da con lupa, y ter­gi­ver­sa­da si es nece­sa­rio, para ver si sir­ve para ese obje­ti­vo. Así, la alu­sión del dipu­tado gene­ral de Gipuz­koa, Mar­tin Gari­tano, a los aten­ta­dos de ETA en Cata­lun­ya ‑una dife­ren­cia­ción que en reali­dad venía implí­ci­ta en la pre­gun­ta que se le for­mu­ló- está sien­do pre­sen­ta­da como moti­vo de escán­da­lo. Diri­gen­tes del PSOE de todos los nive­les, des­de su líder Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba a con­ce­ja­les como el donos­tia­rra Ernes­to Gas­co, par­ti­ci­pan en esta ofen­si­va coor­di­na­da, a la que se han suma­do tam­bién algu­nas voces des­de el PNV. Y que ha lle­ga has­ta la Fis­ca­lía, ya que fuen­tes de la Audien­cia Nacio­nal indi­can que esta­rán muy aten­tas a todo lo que diga Gari­tano.

El sába­do, el minis­tro de Pre­si­den­cia, Ramón Jáu­re­gui, des­car­tó que haya moti­vos para recla­mar la ile­ga­li­za­ción de Bil­du, des­pués de que el PP empe­za­ra a recla­mar­la insis­ten­te­men­te apo­yán­do­se en las crí­ti­cas dia­rias que hacen diri­gen­tes del PSOE a la coa­li­ción. Pero una vez recha­za­da esta opción mayor, en las últi­mas horas des­de el mis­mo par­ti­do se lan­za otra ame­na­za: la de una moción de cen­su­ra en Gipuz­koa.

El pri­me­ro en pro­po­ner­la ha sido el pre­si­den­te del Sena­do, Javier Rojo. Des­pués han sali­do a esce­na diri­gen­tes del PSE en Gipuz­koa, como Odón Elor­za, que dijo en su blog sen­tir «ver­güen­za» por Gari­tano, y Ernes­to Gas­co, para quien esta moción de cen­su­ra per­mi­ti­ría recu­pe­rar «el sen­ti­do común». Los medios más cer­ca­nos al PSOE tam­bién han car­ga­do con­tra el dipu­tado gene­ral de Gipuz­koa remar­can­do su recep­ción a jóve­nes víc­ti­mas de la repre­sión o su denun­cia de la polí­ti­ca car­ce­la­ria en el acto de Loio­la.

En un tono cada vez más alto, el con­se­je­ro de Inte­rior de Lakua, Rodol­fo Ares, afir­mó ayer en la Cade­na Ser que las pala­bras de Gari­tano en Cata­lun­ya le pare­cen «obs­ce­nas» y que mues­tran «la baje­za moral de este per­so­na­je». Retor­cien­do al máxi­mo las afir­ma­cio­nes pro­nun­cia­das real­men­te en la Uni­ver­si­tat Cata­la­na d’Es­tiu, Ares con­clu­yó que si no acla­ra sus afir­ma­cio­nes Mar­tin Gari­tano evi­den­cia­rá que «sigue jus­ti­fi­can­do los actos terro­ris­tas de ETA fue­ra de Cata­lu­ña».

Tras todo este calen­ta­mien­to, quien salió a la pis­ta fue el can­di­da­to del PSOE a La Mon­cloa, Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba, para indi­car que a él tam­bién le pare­ce «muy per­ti­nen­te» pedir expli­ca­cio­nes al dipu­tado gene­ral de Gipuz­koa por Bil­du.

El gru­po del PNV de las Jun­tas Gene­ra­les deci­dió recla­mar una com­pa­re­cen­cia urgen­te de Gari­tano argu­men­tan­do que «toda­vía no reco­no­ce abier­ta­men­te que los dere­chos huma­nos son uni­ver­sa­les e inalie­na­bles».

Como cabía espe­rar, el PP se apre­su­ró a mos­trar su apo­yo a cual­quier moción de cen­su­ra en Gipuz­koa, sin poner nin­gún tipo de con­di­ción, como ya hizo antes de la cons­ti­tu­ción de las Jun­tas para tra­tar de arre­ba­tar­le el car­go. El PNV lo frus­tró al re- husar sumar­se a esa enten­te.

Goi­ri­ze­laia: «Crean polé­mi­cas sin fun­da­men­to para jus­ti­fi­car­se»

La abo­ga­da y miem­bro de la izquier­da aber­tza­le Jone Goi­ri­ze­laia con­si­de­ró que se está crean­do arti­fi­cial­men­te una «polé­mi­ca» en torno a las víc­ti­mas de ETA «por algu­nos agen­tes polí­ti­cos» que bus­can «uti­li­zar» esta cues­tión para «jus­ti­fi­car su inmo­vi­lis­mo».

Res­pon­dió así en una entre­vis­ta en Onda Vas­ca, reco­gi­da por Efe, al ser pre­gun­ta­da por los lla­ma­mien­tos a Mar­tin Gari­tano. Al igual que ya hizo éste en la con­fe­ren­cia de la Uni­ver­si­tat Cata­la­na d’Es­tiu, Jone Goi­ri­ze­laia recor­dó que las per­so­nas que for­man par­te de Bil­du han hecho suyo el Acuer­do de Ger­ni­ka, que «reco­ge expre­sa­men­te, sin nin­gún tipo de palia­ti­vo de nin­gu­na cla­se, que van a tra­ba­jar por el reco­no­ci­mien­to de todas las víc­ti­mas, sin dis­tin­cio­nes y sin cla­ses».

Por ello, ase­gu­ró que le pare­ce «muy gra­ve» que «se esté uti­li­zan­do el sufri­mien­to de las víc­ti­mas de mane­ra polí­ti­ca», al tiem­po que recor­dó que el dolor pro­du­ci­do por el con­flic­to arma­do «ha sido impor­tan­te para todo el mun­do» y reite­ró la nece­si­dad de tra­ba­jar para ter­mi­nar con «todo tipo de sufri­mien­to».

Goi­ri­ze­laia acu­só en con­cre­to al PP de gene­rar «una serie de polé­mi­cas sin fun­da­men­to» para inten­tar for­zar la ile­ga­li­za­ción de Bil­du y man­te­ner a la izquier­da aber­tza­le en esta mis­ma situa­ción. «Le pedi­ría al PP que se olvi­de ya del pasa­do y que empie­ce a apos­tar por el futu­ro, y que adop­te de una vez por todas una acti­tud res­pon­sa­ble, cons­truc­ti­va», aña­dió.

Se mos­tró espe­ran­za­da ade­más en que el Cons­ti­tu­cio­nal lega­li­ce Sor­tu antes de las elec­cio­nes. Téc­ni­ca­men­te pue­de abor­dar el tema des­de el 20 de setiem­bre, pero sin fecha tope.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *