Pre­sen­tan una denun­cia con­tra el papa por encu­bri­mien­to de pederastas

DONOSTIA-. La denun­cia fue regis­tra­da el pasa­do día 11 ante el Juz­ga­do de Guar­dia de Donos­tia, pero fue dada a cono­cer ayer. La denun­cia, a la que ha teni­do acce­so Efe, alu­de a los casos de pede­ras­tia ocu­rri­dos en el seno de la Igle­sia Cató­li­ca y recuer­da que «no exis­te inmu­ni­dad de los jefes de Esta­do sobre actos que repre­sen­ten crí­me­nes de lesa humanidad».

El tex­to recuer­da que «cual­quier tri­bu­nal pue­de ejer­cer la juris­dic­ción uni­ver­sal» sobre deli­tos como «los actos gene­ra­li­za­dos de tor­tu­ra, abu­sos sexua­les y encu­bri­mien­to de los mis­mos, apo­lo­gía de la miso­gi­nia y la homo­fo­bia y per­se­cu­ción por moti­vos polí­ti­cos, étni­cos, de géne­ro o de orien­ta­ción sexual».

El escri­to exi­ge a las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas que la Igle­sia Cató­li­ca «deje de reci­bir dine­ro públi­co, que a sus agen­tes no se les per­mi­ta acer­car­se a los meno­res de edad, y que su jerar­quía sea inves­ti­ga­da por posi­bles crí­me­nes con­tra la humanidad».

Final­men­te, la denun­cia recla­ma que «se pro­ce­da a la deten­ción e ingre­so en pri­sión sin fian­za» de Joseph Ratzin­ger «has­ta la cele­bra­ción del jui­cio don­de se dic­te sen­ten­cia con­for­me pro­ce­da en Derecho».

«Eclip­se de Dios»

Por su par­te, Bene­dic­to XVI con­ti­núa su pro­gra­ma de actos en la capi­tal espa­ño­la al calor de los miles de fie­les que le siguen en las calles. El Papa ha opi­na­do hoy que en la socie­dad actual se cons­ta­ta «una espe­cie de eclip­se de Dios, un recha­zo al cris­tia­nis­mo y la nega­ción de la fe reci­bi­da, y que se corre el ries­go de per­der lo que más pro­fun­da­men­te «nos caracteriza».

El pon­tí­fi­ce hizo estas mani­fes­ta­cio­nes ante 1.664 reli­gio­sas, meno­res de 35 años, con las que se reu­nió en el Patio de los Reyes del Monas­te­rio de El Esco­rial. El pon­tí­fi­ce afir­mó que era un «gozo» poder reu­nir­se con las mon­jas, muchas de ellas de vida con­sa­gra­da y otras dedi­ca­das al cui­da­do de enfer­mos y a la edu­ca­ción, y dijo que «la elec­ción de con­sa­grar­se a Cris­to cobra gran rele­van­cia en la actualidad».

Sin embar­go, la visi­ta papal sigue gene­ran­do polé­mi­ca tras las nue­vas car­gas poli­cia­les con­tra lai­cos ano­che en Madrid, en las que al menos cua­tro per­so­nas resul­ta­ron heridas.

Ante 1.200 jóve­nes pro­fe­so­res uni­ver­si­ta­rios con los que se reu­nió en la basí­li­ca del Monas­te­rio de El Esco­rial, Bene­dic­to XVI ha habla­do de lo que con­si­de­ra «abu­sos» de una cien­cia «sin lími­tes» y ha ase­gu­ra­do que «cuan­do se eli­mi­na toda refe­ren­cia a Dios se pue­de lle­gar al tota­li­ta­ris­mo político».

Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.