Pre­sen­tan una denun­cia con­tra el papa por encu­bri­mien­to de pede­ras­tas

DONOSTIA-. La denun­cia fue regis­tra­da el pasa­do día 11 ante el Juz­ga­do de Guar­dia de Donos­tia, pero fue dada a cono­cer ayer. La denun­cia, a la que ha teni­do acce­so Efe, alu­de a los casos de pede­ras­tia ocu­rri­dos en el seno de la Igle­sia Cató­li­ca y recuer­da que «no exis­te inmu­ni­dad de los jefes de Esta­do sobre actos que repre­sen­ten crí­me­nes de lesa huma­ni­dad».

El tex­to recuer­da que «cual­quier tri­bu­nal pue­de ejer­cer la juris­dic­ción uni­ver­sal» sobre deli­tos como «los actos gene­ra­li­za­dos de tor­tu­ra, abu­sos sexua­les y encu­bri­mien­to de los mis­mos, apo­lo­gía de la miso­gi­nia y la homo­fo­bia y per­se­cu­ción por moti­vos polí­ti­cos, étni­cos, de géne­ro o de orien­ta­ción sexual».

El escri­to exi­ge a las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas que la Igle­sia Cató­li­ca «deje de reci­bir dine­ro públi­co, que a sus agen­tes no se les per­mi­ta acer­car­se a los meno­res de edad, y que su jerar­quía sea inves­ti­ga­da por posi­bles crí­me­nes con­tra la huma­ni­dad».

Final­men­te, la denun­cia recla­ma que «se pro­ce­da a la deten­ción e ingre­so en pri­sión sin fian­za» de Joseph Ratzin­ger «has­ta la cele­bra­ción del jui­cio don­de se dic­te sen­ten­cia con­for­me pro­ce­da en Dere­cho».

«Eclip­se de Dios»

Por su par­te, Bene­dic­to XVI con­ti­núa su pro­gra­ma de actos en la capi­tal espa­ño­la al calor de los miles de fie­les que le siguen en las calles. El Papa ha opi­na­do hoy que en la socie­dad actual se cons­ta­ta «una espe­cie de eclip­se de Dios, un recha­zo al cris­tia­nis­mo y la nega­ción de la fe reci­bi­da, y que se corre el ries­go de per­der lo que más pro­fun­da­men­te «nos carac­te­ri­za».

El pon­tí­fi­ce hizo estas mani­fes­ta­cio­nes ante 1.664 reli­gio­sas, meno­res de 35 años, con las que se reu­nió en el Patio de los Reyes del Monas­te­rio de El Esco­rial. El pon­tí­fi­ce afir­mó que era un «gozo» poder reu­nir­se con las mon­jas, muchas de ellas de vida con­sa­gra­da y otras dedi­ca­das al cui­da­do de enfer­mos y a la edu­ca­ción, y dijo que «la elec­ción de con­sa­grar­se a Cris­to cobra gran rele­van­cia en la actua­li­dad».

Sin embar­go, la visi­ta papal sigue gene­ran­do polé­mi­ca tras las nue­vas car­gas poli­cia­les con­tra lai­cos ano­che en Madrid, en las que al menos cua­tro per­so­nas resul­ta­ron heri­das.

Ante 1.200 jóve­nes pro­fe­so­res uni­ver­si­ta­rios con los que se reu­nió en la basí­li­ca del Monas­te­rio de El Esco­rial, Bene­dic­to XVI ha habla­do de lo que con­si­de­ra «abu­sos» de una cien­cia «sin lími­tes» y ha ase­gu­ra­do que «cuan­do se eli­mi­na toda refe­ren­cia a Dios se pue­de lle­gar al tota­li­ta­ris­mo polí­ti­co».

Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *