El PP orde­na a sus diri­gen­tes sua­vi­zar los ata­ques a Bil­du- Car­los Tena

La con­vic­ción de que las elec­cio­nes gene­ra­les del pró­xi­mo noviem­bre van a sig­ni­fi­car un triun­fo abso­lu­to para el PP, más la tem­blo­ro­sa situa­ción eco­nó­mi­ca que atra­vie­sa medio mun­do y el hecho de que el “terro­ris­mo” ha pasa­do al lugar 10 entre las “preo­cu­pa­cio­nes” de los espa­ño­les, han pro­vo­ca­do no pocas reunio­nes inter­nas en la sede del par­ti­do neo fran­quis­ta, para ana­li­zar la estra­te­gia a seguir en estos tres meses cru­cia­les que que­dan has­ta la fecha en que se abran las urnas, espe­ran­do que ETA pudie­ra emi­tir un pre­sun­to comu­ni­ca­do anun­cian­do su diso­lu­ción, hecho que podría dar­se inclu­so mucho des­pués de la jor­na­da electoral.

Los sig­nos exter­nos de esta sutil medi­da por par­te del PP son cla­ros. El fas­cis­ta Basa­goi­ti no ha duda­do en pro­nun­ciar­se subli­mi­nal­men­te acer­ca de que “Mayor Ore­ja podría actuar con mano izquier­da en el caso Bil­du“, lo que deja cla­ro el men­sa­je: “Menos ata­ques a la izquier­da aber­tza­le para capi­ta­li­zar un posi­ble anun­cio del aban­dono de las armas por par­te de ETA”.

El PNV anda medio his­té­ri­co pre­sio­nan­do a Bil­du para que, a su vez, la coa­li­ción exi­ja a la orga­ni­za­ción arma­da que anun­cie su defi­ni­ti­va renun­cia a la vio­len­cia, en una cla­ra súpli­ca ante la más que segu­ra pro­ba­bi­li­dad de que el PP lle­gue a gober­nar a par­tir del 2012.

La hipo­cre­sía de los diri­gen­tes del par­ti­do nacio­na­lis­ta es más que noto­ria: la exi­gen­cia no es para que se callen las armas, sino PARA QUE SEA EL PSOE el que pudie­ra recu­pe­rar el terreno elec­to­ral per­di­do mer­ced a una noti­cia de tal cala­do, que sería pri­me­ra pla­na en todos los dia­rios del mundo.

No se tra­ta pues de que se deten­ga la vio­len­cia, sino de que se haga aun­que Zapa­te­ro pue­da seguir reba­jan­do sala­rios, per­mi­tien­do el des­pi­do libre, con­ge­lan­do pen­sio­nes y des­pi­dien­do a fun­cio­na­rios. El PNV quie­re al par­ti­do de ZP, aun­que en Eus­ka­di le haya pues­to los cuer­nos con la novia neofranquista.

¿Qué solu­ción dar­le a tan con­tro­ver­ti­do tema? En Géno­va lo tie­nen cla­ro. El PP debe aho­ra dar un men­sa­je de sere­ni­dad y fir­me­za ante el elec­to­ra­do, sabien­do que sus expec­ta­ti­vas de triun­fo son altas. No pue­den mos­trar­se débi­les ante el pano­ra­ma que here­dan de sus her­ma­nos de leche (de muy mala leche, por cier­to) aun­que la situa­ción sea deli­ca­da, y dado que los temas que más intere­san al per­so­nal son el paro, la vivien­da, los sala­rios y las pri­va­ti­za­cio­nes, deja­rán de lado los ata­ques a Bil­du, mien­tras rezan a dos san­tos dife­ren­tes para que les ayude.

A San­ta Rita, para que el ansia­do anun­cio de ETA se pro­duz­ca duran­te el man­da­to de PP, y a San Pas­cual Bai­lón para que tal comu­ni­ca­do no ten­ga lugar antes del 20 de noviembre.

En cual­quie­ra de los dos casos, es más que segu­ro que el Papa­na­zi Mal­ve­ni­do XVI habrá reci­bi­do muchas lla­ma­das, inclui­das las del Espí­ri­tu San­to, para que cuan­do lle­gue a Espa­ña, jalea­do por sus miles de mona­gui­llos ona­nis­tas y vír­ge­nes anti­con­dón, amén de otros tan­tos psi­có­pa­tas que ven girar al Sol y curar­se gra­tis a los enfer­mos en el super­mer­ca­do Lour­des, haga un gui­ño a ETA en el nom­bre del Señor. ¿Hay apuestas?

La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.