Medios de comu­ni­ca­ción ase­si­na­ron a Hugo Chá­vez – Aní­bal Gar­zón

“Todo lo que va a ocu­rrir deba­jo del sol tie­ne su hora y su momen­to, esta es la hora de la vida, esta es la hora de la inde­pen­den­cia defi­ni­ti­va de la patria vene­zo­la­na”[1] excla­mó el Pre­si­den­te Hugo Rafael Chá­vez Frías des­de el bal­cón del Pue­blo en el Pala­cio de Mira­flo­res ante el reci­bi­mien­to de miles de vene­zo­la­nos que le espe­ra­ban gri­tan­do “¡Uh, ah Chá­vez no se va!” por vol­ver a ver su ros­tro vital en direc­to des­pués de tres sema­nas ausen­te tras las dos ope­ra­cio­nes de urgen­cia sobre un tumor maligno a las que fue some­ti­do en Cuba. Chá­vez tor­nó jus­ta­men­te un día antes de la cele­bra­ción del Bicen­te­na­rio de la Inde­pen­den­cia de Vene­zue­la con­tra el yugo del impe­rio espa­ñol, el 5 de julio, no sola­men­te para estar pre­sen­te en una fecha his­tó­ri­ca sobre la uni­dad nacio­nal anti­im­pe­ria­lis­ta sino para poner fin a todo tipo de cam­pa­ñas de des­in­for­ma­ción que espe­cu­la­ron las gran­des cor­po­ra­cio­nes mediá­ti­cas inter­na­cio­na­les vio­lan­do el famo­so jura­men­to hipo­crá­ti­co de la éti­ca sani­ta­ria, “no per­mi­ti­ré que entre mi deber y mi enfer­mo ven­gan a inter­po­ner­se con­si­de­ra­cio­nes de reli­gión, de nacio­na­li­dad, de raza, par­ti­do o cla­se”[2]

El “silen­cio” sobre su salud
Estos días en toda Amé­ri­ca Lati­na las pági­nas de los dia­rios se cen­tra­ron en dos fenó­me­nos. Una temá­ti­ca fue la Copa Amé­ri­ca de fút­bol de 2011, el depor­te rey con­ti­nen­tal, y el otro el esta­do de salud de Chá­vez, un líder polí­ti­co regio­nal. Mien­tras los dia­rios infor­ma­ban sobre el naci­mien­to del acon­te­ci­mien­to depor­ti­vo, con­tra­ria­men­te, muchos de ellos ter­gi­ver­sa­ban sobre una posi­ble muer­te de Chá­vez.
A ini­cios del mes de junio, Chá­vez empe­zó una gira por Bra­sil, Ecua­dor y final­men­te ate­rri­zó en Cuba, para fir­mar dife­ren­tes con­ve­nios bila­te­ra­les de coope­ra­ción. Jus­ta­men­te en la mayor de las anti­llas, tras la res­pec­ti­va reu­nión diplo­má­ti­ca, Chá­vez se expu­so a un aná­li­sis médi­co y urgen­te­men­te fue ingre­sa­do el 11 de junio para some­ter­se a una ope­ra­ción de ciru­gía sobre un abs­ce­so pél­vi­co – una bol­sa de pus en la par­te infe­rior del abdo­men -, como comu­ni­ca­ron las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas. Des­pués de esta bre­ve infor­ma­ción y sin publi­car­se nue­vos datos ofi­cia­les duran­te las dos sema­nas pos­te­rio­res sobre la recu­pe­ra­ción de Chá­vez, se gene­ró un silen­cio incó­mo­do sobre su esta­do de salud. Nin­gún escri­to de Chá­vez en el Twit­ter, la visi­ta que tuvo de su hija Rosi­nés y sus tres nie­tos en Cuba, o inclu­so la sim­ple expre­sión del Can­ci­ller Nico­lás Madu­ro de que el Pre­si­den­te “Bata­lla por su salud”[3], fue­ron indi­ca­do­res que pro­por­cio­na­ron un camino fér­til a los medios de comu­ni­ca­ción de las gran­des cor­po­ra­cio­nes inter­na­cio­na­les para empe­zar a pre­sen­tar hipó­te­sis de la posi­ble pró­xi­ma muer­te de Chá­vez con el obje­ti­vo de pro­vo­car pre­vios indi­cios de ines­ta­bi­li­dad polí­ti­ca en Vene­zue­la.
El 26 de Junio en una cró­ni­ca del perio­dis­ta Jor­ge Rue­da publi­ca­da en dia­rio Nue­vo Herald, finan­cia­do por la extre­ma­de­re­cha cuba­na que resi­de en Mia­mi, se expli­ci­ta todo tipo de teo­rías sobre la salud de Chá­vez. “Algu­nas per­so­nas sos­pe­chan que Chá­vez ha sido diag­nos­ti­ca­do con una enfer­me­dad poten­cial­men­te mor­tal como el cán­cer de prós­ta­ta o de colono”, sin defi­nir Rue­da en nin­gún momen­to si esta afir­ma­ción la hacía algún suje­to en con­cre­to sino sim­ple­men­te uti­li­zan­do el artícu­lo inde­fi­ni­do “algu­nas”. El autor con­ti­núa des­in­for­man­do sin nin­gu­na obje­ti­vi­dad perio­dís­ti­ca con la meta de pro­vo­car cier­to cli­ma polí­ti­co con­tra­rio a Chá­vez afir­man­do que hay “aque­llos que seña­lan que su enfer­me­dad es un fenó­meno publi­ci­ta­rio de cara a los comi­cios pre­si­den­cia­les del 2012”.[4]

Otros medios de comu­ni­ca­ción como el dia­rio espa­ñol EL PAIS, que per­te­ne­ce a la trans­na­cio­nal del Gru­po PRISA, una de las prin­ci­pa­les cor­po­ra­cio­nes de la infor­ma­ción que domi­na los mer­ca­dos lati­no­ame­ri­ca­nos – antes con­tro­la­ba el dia­rio La Razón‑y don­de está aso­cia­do el mul­ti­mi­llo­na­rio vene­zo­lano y anti­cha­vis­ta Gus­ta­vo Cis­ne­ros, no sola­men­te cons­pi­ró tam­bién sobre la salud de Chá­vez sino que ade­más creó un ima­gi­na­rio des­pec­ti­vo sobre la con­so­li­da­ción de cier­ta “dinas­tía fami­liar” afir­man­do que Adán Chá­vez, el her­mano del Pre­si­den­te y gober­na­dor del esta­do de Fari­ñas, “ha empe­za­do a ser con­si­de­ra­do como el even­tual suce­sor de Hugo Chá­vez, en caso de que no se recu­pe­ra­ra de la enfer­me­dad”[5]. Esta cons­truc­ción repi­te la estra­te­gia que se uti­li­za cons­tan­te­men­te ter­gi­ver­san­do con­tra Cuba eti­que­tán­do­la de “régi­men san­guí­neo de los cas­tris­ta”, y aún mas tras la subs­ti­tu­ción de Fidel Cas­tro como Pre­si­den­te de Cuba por su her­mano Raúl, otro líder his­tó­ri­co gue­rri­lle­ro de la Revo­lu­ción de 1959. Como de cos­tum­bre, Cuba en este suce­so salu­da­ble de Chá­vez no se ha libra­do tam­po­co de cier­ta des­in­for­ma­ción de los medios. EL PAIS hacien­do eco de una noti­cia publi­ca­da en un dia­rio cata­lán, El PERIÓDICO de CATALUNYA, expo­nía que según supues­tas fuen­tes diplo­má­ti­cas vene­zo­la­nas “Chá­vez fue ope­ra­do erró­nea­men­te por un médi­co cubano”. El inten­to no fue otro que cul­pa­bi­li­zar al sis­te­ma sani­ta­rio de Cuba, públi­co com­ple­ta­men­te, como cau­san­te de la situa­ción alar­man­te que sufría la salud del Pre­si­den­te Chá­vez, no solo para des­pres­ti­giar inter­na­cio­nal­men­te la valo­ra­da medi­ci­na cuba­na sino para gene­rar indi­cios de posi­bles enfren­ta­mien­tos entre los dos pue­blos her­ma­nos uni­dos polí­ti­ca­men­te con­tra la glo­ba­li­za­ción neo­li­be­ral en la Alian­za Boli­va­ria­na de los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca (ALBA), dado que miles de médi­cos cuba­nos siguen hacien­do aten­ción dia­ria y gra­tui­ta en muchos de los barrios pobres de Vene­zue­la. Tam­bién la nota perio­dís­ti­ca, con sim­ple supo­si­ción y sin éti­ca perio­dís­ti­ca, inten­ta des­acre­di­tar a los doc­to­res y doc­to­ras cuba­nas afir­man­do que para sal­var en últi­ma ins­tan­cia la vida de Chá­vez tuvo que inter­ve­nir en La Haba­na un médi­co espa­ñol, “el can­di­da­to sería José Luis Gar­cía Sabri­do, miem­bro de Ciru­gía Gene­ral III del Hos­pi­tal Gre­go­rio Mara­ñón de Madrid, quién rom­pió en 2006 las com­pli­ca­cio­nes de Fidel Cas­tro des­pués de varías inter­ven­cio­nes falla­das”[6].
El mis­mo Chá­vez infor­mó a la nación vene­zo­la­na des­de Cuba leyen­do un comu­ni­ca­do emi­ti­do en direc­to por radio y tele­vi­sión, que el abs­ce­so pél­vi­co que sufría se con­vir­tió en un tumor can­ce­rí­geno, y tuvo que ser inter­ve­ni­do dos veces. Esta infor­ma­ción fue pro­por­cio­na­da al pue­blo vene­zo­lano el 30 de junio, 21 días des­pués de su ingre­so médi­co. ¿Por qué el gobierno vene­zo­lano man­tu­vo el silen­cio? Un silen­cio del que se pudo apro­ve­char la dere­cha para espe­cu­lar en sus pro­pios medios de comu­ni­ca­ción sobre la salud de Chá­vez, abrien­do puer­tas y crean­do un sen­ti­mien­to social de incer­ti­dum­bre polí­ti­ca en Vene­zue­la.

La izquier­da retro­ce­de con fune­ra­les

Los Mass Media de las gran­des mul­ti­na­cio­na­les de la comu­ni­ca­ción no son igno­ran­tes en estra­te­gias de des­es­ta­bi­li­za­ción, y si actúan en cier­ta direc­ción de des­in­for­ma­ción es por que iden­ti­fi­can un vincu­lo arrai­ga­do entre el pue­blo y su líder, entre los des­fa­vo­re­ci­dos de Vene­zue­la y Hugo Chá­vez. Dos acto­res que son com­ple­men­ta­rios entre si,faltando uno de ellos el otro se derrum­ba. El pue­blo, con­for­ma­do por millo­nes de per­so­nas es difí­cil eli­mi­nar­lo en un san­tia­mén, pero a una per­so­na, Hugo Chá­vez, es algo más efí­me­ro.

Hacer des­pa­re­cer a un líder para des­unir o des­orien­tar a una comu­ni­dad es una estra­te­gia tan anti­gua que apa­re­ce en miles de his­to­rias béli­cas, una de ellas es el colo­nia­lis­mo espa­ñol en Amé­ri­ca Lati­na. En 1532, cuan­do el colo­ni­za­dor Fran­cis­co Piza­rro lle­gó con sus tro­pas a Caja­mar­ca man­dó una orden para con­ver­sar con el empe­ra­dor Inca Atahual­pa. Con­ven­ci­do de la segu­ri­dad de la reu­nión, Atahual­pa acu­dió al encuen­tro con Piza­rro en la Pla­za Cen­tral. Vis a Vis y tras el salu­do ini­cial de la con­ver­sa­ción, el Frai­le Vicen­te Val­ver­de le entre­gó una Biblia al empe­ra­dor Inca para que acep­ta­se el cris­tia­nis­mo y se pusie­se a dis­po­si­ción del Rey Car­los I. Tras el recha­zo de Atahual­pa y arro­jar la Biblia, Piza­rro orde­nó a sus mili­ta­res escon­di­dos y trai­cio­nan­do a Atahual­pa apre­sar­lo. Unos meses des­pués Piza­rro deci­dió ase­si­nar­lo para eli­mi­nar las resis­ten­cias indí­ge­nas a favor de su libe­ra­ción, y sobre todo, hacer des­apa­re­cer al líder dado que era el moti­vo que gene­ra­ba la unión de la lucha del pue­blo Inca con­tra el colo­nia­lis­mo espa­ñol. Des­apa­re­ci­do en vida Atahual­pa, todo y con­ti­nuar cier­tas resis­ten­cias, el pue­blo Inca que­dó divi­di­do y con mayor doci­li­dad sobre el impe­rio espa­ñol.

En his­to­rias más recien­tes y cer­ca­nas al socia­lis­mo con­tem­po­rá­neo, las muer­tes de dife­ren­tes líde­res han gene­ra­do cri­sis a la ideo­lo­gía mar­xis­ta o a sis­te­mas de eco­no­mía pla­ni­fi­ca­da. Con la muer­te de Lenin en 1924, 7 años des­pués del triun­fo de la Revo­lu­ción Rusa, se gene­ró una gran divi­sión, no solo en el gobierno sovié­ti­co sino tam­bién en el comu­nis­mo inter­na­cio­nal, entre los segui­do­res de Sta­lin y los de Trotsky. Mien­tras Sta­lin, como Pre­si­den­te de la URSS, seguía con la III Inter­na­cio­nal, Trotsky exi­lia­do en Méxi­co cons­tru­yó la IV Inter­na­cio­nal en 1938. Esta bifur­ca­ción en el mar­xis­mo inter­na­cio­nal con­lle­vó a gran­des impac­tos nega­ti­vos en otros esce­na­rios como la divi­sión de la izquier­da espa­ño­la en ple­na Gue­rra Civil (1936−1939). Mien­tras el gol­pe mili­tar lide­ra­do por Fran­cis­co Fran­co seguía inva­dien­do par­tes de la Penín­su­la Ibé­ri­ca y supri­mien­do al gobierno de la II Repu­bli­ca, en las trin­che­ras de resis­ten­cias se enfren­ta­ba inter­na­men­te y béli­ca­men­te el pue­blo espa­ñol entre la orga­ni­za­ción trots­kis­ta del Par­ti­do Obre­ro de Unión Mar­xis­ta (POUM) y el esta­li­nis­ta del Par­ti­do Comu­nis­ta de Espa­ña (PCE). Una dura divi­sión que fue un indi­ca­dor más de la dura derro­ta que hizo sufrir al pue­blo espa­ñol más 36 años de dic­ta­du­ra fas­cis­ta. Otro aspec­to, tras la muer­te de Sta­lin en 1953, des­pués de fina­li­zar la II Gue­rra Mun­dial y la con­for­ma­ción de los dos blo­ques inter­na­cio­na­les, el capi­ta­lis­ta y el socia­lis­ta, el comu­nis­mo vol­vió a vivir un paso atrás con el XX Con­gre­so del PCUS, don­de el nue­vo máxi­mo diri­gen­te de la URSS, Niki­ta Krus­chev no sola­men­te des­es­ta­li­ni­zó el Par­ti­do y otras for­ma­cio­nes inter­na­cio­na­les sino que pro­mul­gó la coexis­ten­cia pací­fi­ca entre el comu­nis­mo y el capi­ta­lis­mo, con­tra­di­cien­do la lucha del inter­na­cio­na­lis­mo, un prin­ci­pio mar­xis­ta.

Otra muer­te que gene­ró pug­nas inter­nas fue el falle­ci­mien­to del líder comu­nis­ta chino Mao Tse Tsung en 1976. Altos diri­gen­tes del Par­ti­do Comu­nis­ta Chino, cono­ci­dos como la Ban­da de los Cua­tro, fue­ron dete­ni­dos como cul­pa­bles de exce­sos come­ti­dos en la Revo­lu­ción Cul­tu­ral, entre ellos la mujer de Mao, Jian Quing. El sus­ti­tu­to del Pre­si­den­te fue Deng Xiao­ping, y la pur­ga fue diri­gi­da para evi­tar que el maoís­mo clá­si­co con­ti­nua­se en el poder y con­se­cuen­te­men­te poder abrir la eco­no­mía chi­na al mer­ca­do capi­ta­lis­ta inter­na­cio­nal.

La muer­te de líde­res sin un pro­ce­so de sus­ti­tu­ción pau­la­tino ha pro­vo­ca­do a lo lar­go de la his­to­ria des­es­ta­bi­li­za­cio­nes, tan­to en las luchas popu­la­res como en los gobier­nos socia­lis­tas, gene­ran­do nue­vas divi­sio­nes. Actual­men­te en Vene­zue­la y en la Uni­dad de Amé­ri­ca Lati­na con­tra el impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano, Chá­vez no tie­ne subs­ti­tu­to como líder pero como humano cual­quier día pue­de des­apa­re­cer. Un día ines­pe­ra­do que podría pro­vo­car con­flic­tos inter­nos y enfren­ta­mien­tos tan­to en la izquier­da nacio­nal como inter­na­cio­nal,… don­de los úni­cos bene­fi­cia­rios sean las eli­tes capi­ta­lis­tas, como se ha repe­ti­do en la his­to­ria (Esta­do espa­ñol, Rusia, Chi­na,…).

¿Y si se murie­se el líder?

Las pala­bras no son sim­ple­men­te una visión per­so­nal, o lo que algu­nas inter­pre­ta­cio­nes pue­den con­si­de­rar una abe­rra­ción teórica.El mis­mo ana­lis­ta polí­ti­co Adrian Sal­bu­che en una entre­vis­ta a un medio de comu­ni­ca­ción excla­mó que “a Esta­dos uni­dos le encan­ta­ría ver la des­apa­ri­ción de Hugo Chá­vez dado que es difí­cil de reem­pla­zar ya que toda la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na se ha basa­do en su figu­ra. Ade­más mucha gen­te en Amé­ri­ca Lati­na ve la figu­ra de Chá­vez como la ima­gen opo­si­to­ra a la polí­ti­ca inter­ven­cio­nis­ta de Esta­dos Uni­dos en todo el con­ti­nen­te[7].Gus­te o no, la éti­ca polí­ti­ca a veces debe estar por delan­te de la éti­ca cul­tu­ral o reli­gio­sa para ana­li­zar la coyun­tu­ra nacio­nal, y la cues­tión de la muer­te debe ser un tema tras­cen­den­tal en la agenda¿Qué pasa­ría si aho­ra Chá­vez murie­se? Vene­zue­la es un mode­lo de tran­si­ción hacia el socia­lis­mo median­te un pro­ce­so refor­mis­ta, no de cor­te arma­do revo­lu­cio­na­rio. Este camino no rup­tu­ris­ta ha con­ta­mi­na­do, en una par­te, al gobierno con la inser­ción de opor­tu­nis­tas, e inclu­so la for­ma­ción domi­nan­te, el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la (PSUV), ha sido pla­ga­do de una cla­se media de “socia­lis­mo de care­ta” que has­ta aho­ra resi­den muy con­ten­tos con el gobierno de Chá­vez gra­cias a las ganan­cias obte­ni­das en sus pro­pie­da­des de pro­duc­ción por el cam­bio de un capi­ta­lis­mo tras­na­cio­nal a un mode­lo de desa­rro­llo nacio­nal con amplias áreas de libre mer­ca­do toda­vía. Posi­ble­men­te este sec­tor sería el que para­li­za­se con la ausen­cia de Chá­vez todo un pro­ce­so de cam­bio para estan­car­lo final­men­te en un capi­ta­lis­mo nacio­nal, con algu­nos indi­cios de polí­ti­ca eco­nó­mi­ca key­ne­sia­na, es decir, el esta­do regu­la­ría meca­nis­mos de la eco­no­mía para con­tro­lar sus des­via­cio­nes ya que el mode­lo neo­li­be­ral fra­ca­só en los años 80 y 90. Esa cla­se meda opor­tu­nis­ta es la prin­ci­pal ame­na­za en Vene­zue­la, dado que es más difí­cil de iden­ti­fi­car sus inten­cio­nes, por su dema­go­gia y dis­cor­dan­cia entre teo­ría y prác­ti­ca, y no tie­ne el des­pres­ti­gio de la dere­cha neo­li­be­ral opositora.Hablan de socia­lis­mo pero con bol­si­llos de dóla­res lle­nos. La aler­ta esta en mar­cha.

Otro ele­men­to más allá de las fron­te­ras inter­nas de Vene­zue­la, es el regio­na­lis­mo lati­no­ame­ri­cano. Chá­vez con su pro­yec­to boli­va­riano de inte­gra­ción de los pue­blos de Amé­ri­ca Lati­na ha hecho de Vene­zue­la un bas­tión de lucha con­tra el impe­ria­lis­mo, no solo crean­do uni­da­des macro­es­ta­ta­les de comer­cio alter­na­ti­vo como Petro­ca­ri­be o el ALBA-TCP, entre otras, sino tam­bién estruc­tu­ras polí­ti­cas inte­gra­cio­nis­tas como UNASUR y el nue­vo pro­yec­to de CELAC (Comu­ni­dad de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y Cari­be­ños). La CELAC es un nue­vo orga­nis­mo regio­nal inter­gu­ber­na­men­tal crea­do en febre­ro de 2010 por 32 esta­dos de Ame­ri­ca, que­dán­do­se fue­ra del pro­yec­to Esta­dos Uni­dos y Cana­dá, dos acto­res del G‑8. Jus­ta­men­te Vene­zue­la iba a ser la anfi­trio­na de la III Cum­bre de la CELAC que se iba a inau­gu­rar el 5 de julio, pero la posi­ble ausen­cia de Chá­vez hizo anu­lar la reu­nión con anti­ci­pa­ción. Su pos­ter­ga­ción no fue por la fal­ta del líder del país anfi­trión, sino por ser el líder de un pro­gra­ma lati­no­ame­ri­cano anti­im­pe­ria­lis­ta. Pro­yec­to con­ver­gen­tes con su mode­lo se fue­ron expan­dien­do sobe­ra­na­men­te y pau­la­ti­na­men­te por Ame­ri­ca Lati­na, con la vic­to­ria de Evo Mora­les, Rafael Correa, y se ira per­ci­bien­do el camino de Ollan­ta en El Perú ‚…

El Bicen­te­na­rio de la Inde­pen­den­cia de Vene­zue­la se com­pu­so de un des­fi­le masi­vo cívi­co-mili­tar con­me­mo­ran­do la unión entre el pue­blo y el esta­do. Un des­fi­le de miles de per­so­nas uni­das por una figu­ra, la de Hugo Chá­vez. La pre­gun­ta retó­ri­ca y con sim­ples hipó­te­sis de res­pues­ta; ¿se hubie­se man­te­ni­do esa unión para seguir luchan­do por la segun­da inde­pen­den­cia de Vene­zue­la y toda Amé­ri­ca Lati­na si se hubie­se apa­ga­do la luz del Comandante?Trabajemos las hipó­te­sis para un posi­ble futu­ro, que no se hagan silen­cios y lue­go lle­guen las sor­pre­sas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *