¿Pac­to por el euro o pac­to para defen­der a la ban­ca pri­va­da? – Luis Ocam­po

Las medi­das que apa­re­cen en el ane­xo nº1 del docu­men­to “’Con­clu­sio­nes de los Jefes de Esta­do o de Gobierno de la Zona Euro del 11 de mar­zo de 2011””, lla­ma­do »Pac­to del Euro» poco tie­nen que ver con la defen­sa de la mone­da úni­ca, de hecho se plan­tea cada vez más como una hipó­te­sis plau­si­ble la expul­sión de Gre­cia de la Euro­zo­na, sino que van orien­ta­das a garan­ti­zar el cobro de la deu­da por par­te de la ban­ca pri­va­da, euro-euro­pea y anglo-ame­ri­ca­na. Son como decía­mos, esen­cial­men­te, medi­das enca­mi­na­das a man­te­ner el »rol» actual de la Ban­ca pri­va­da inter­na­cio­nal y por tan­to del capi­ta­lis­mo espe­cu­la­ti­vo que es pre­ci­sa­men­te el que nos ha traí­do a la actual situa­ción de cri­sis que pade­ce­mos.

Meta­fó­ri­ca­men­te podría­mos decir que las medi­das que se plan­tean en el mal lla­ma­do “ Pac­to del Euro”, son lo equi­va­len­te a lo que supon­dría que para com­ba­tir una epi­de­mia se engor­da­ra al ger­men que la esta pro­du­cien­do.

En el Esta­do Espa­ñol, y esa es la tóni­ca en Euro­pa y a nivel inter­na­cio­nal, la cri­sis ha esta­do aso­cia­da, y sigue están­do­lo, a una situa­ción de endeu­da­mien­to bru­tal, pero repar­ti­do de for­ma muy des­igual entre el sec­tor públi­co y el pri­va­do. Y den­tro de este últi­mo entre las empre­sas y las fami­lias.

Así según cifras del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Esta­dís­ti­ca y el Ban­co de Espa­ña la situa­ción de endeu­da­mien­to en el año 2010 era la siguien­te:

* Deu­da del Esta­do : 63% del P.I.B.(Producto Inte­rior Bru­to)

* Deu­da de los hoga­res: 80% del P.I.B.

* Deu­da de las socie­da­des finan­cie­ras: 110% del P.I.B.

* Deu­da de las socie­da­des no finan­cie­ras: 140% del P.I.B. (esta deu­da per­te­ne­ce en gran medi­da a las empre­sas vin­cu­la­das al sec­tor ladri­llo).

Real­men­te el que se encuen­tra en una situa­ción obje­ti­va de gra­ve endeu­da­mien­to en el Esta­do Espa­ñol es el sec­tor pri­va­do que acu­mu­la una deu­da mayor de un 250% del P.I.B. Y ello por su ges­tión abso­lu­ta­men­te demen­cial y espe­cu­la­ti­va. Sin embar­go, todos los recur­sos se ponen a su ser­vi­cio.

El plan impul­sa­do por los Jefes de Esta­do de la zona euro el 11 de mar­zo de 2011, se basa en cua­tro ejes que tie­nen una común fina­li­dad, la de avan­zar en el neo­li­be­ra­lis­mo, trans­fi­rien­do recur­sos del sec­tor públi­co y del con­jun­to de la socie­dad a la ban­ca pri­va­da inter­na­cio­nal para que esta pue­da seguir con su juer­ga:

* Pri­mer eje, Impul­so a la com­pe­ti­ti­vi­dad.: Que con­sis­te esen­cial­men­te en bajar los sala­rios tan­to en el sec­tor públi­co como en el pri­va­do, para mejo­rar los bene­fi­cios empre­sa­ria­les pri­va­dos y dis­mi­nuir el gas­to públi­co. Liqui­dar los pro­ce­sos de nego­cia­ción colec­ti­va. Libe­ra­li­zar aún más al peque­ño comer­cio has­ta hacer­lo invia­ble.

* Segun­do eje, Impul­so del empleo.: Su con­te­ni­do real con­sis­te en fle­xi­bi­li­zar las rela­cio­nes labo­ra­les. Es decir pre­ca­ri­zar los con­tra­tos y aba­ra­tar el des­pi­do.

* Ter­cer eje, Incre­men­to de la sos­te­ni­bi­li­dad de las finan­zas públi­cas: Bajo este boni­to nom­bre lo que se ofre­ce es recor­tar el Sis­te­ma de las Pen­sio­nes Públi­cas. Impul­sar drás­ti­ca­men­te las medi­das pri­va­ti­za­do­ras en el Sis­te­ma Sani­ta­rio Públi­co y fra­gi­li­zar el con­jun­to de Sis­te­mas de pres­ta­cio­nes socia­les.

* Cuar­to eje: Refuer­zo de la esta­bi­li­dad finan­cie­ra. : Bajo este enun­cia­do lo que se plan­tea es una refor­ma fis­cal total­men­te regre­si­va que pasa­ría por aumen­tar el IVA y otros impues­tos indi­rec­tos al mis­mo tiem­po que se redu­cen las coti­za­cio­nes empre­sa­ria­les a la Segu­ri­dad Social. Todo ello acom­pa­ña­do de medi­das con­cre­tas orien­ta­das a refor­zar el papel de la ban­ca pri­va­da.

A tra­vés del lla­ma­do “ Pac­to del Euro” se bus­ca de nue­vo un pro­ce­di­mien­to para trans­fe­rir el endeu­da­mien­to del sec­tor pri­va­do, espe­cial­men­te del sec­tor finan­cie­ro, al sec­tor publi­co, por la sen­ci­lla razón de que los Esta­dos apa­re­cen como ins­ti­tu­cio­nes con mayor sol­ven­cia a la hora de asu­mir el pago de la deu­da . Eso sí a cos­ta de bes­tia­les sacri­fi­cios de la mayo­ría de la socie­dad. El “Pac­to del Euro” nos con­du­ce a una pre­ca­ri­za­ción glo­bal de la vida de la mayo­ría de la gen­te, sin garan­ti­zar en abso­lu­to que esa vía sir­va para salir de la cri­sis actual .

Al con­tra­rio, esa polí­ti­ca eco­nó­mi­ca nos hará pro­fun­di­zar aún más en la cri­sis tal como se está demos­tran­do actual­men­te en Gre­cia o se demos­tró en la déca­da de los ochen­ta y noven­ta del pasa­do siglo en Lati­noa­me­ri­ca.

Las lla­ma­das »ope­ra­cio­nes de res­ca­te», son otra par­te esen­cial de esa estra­te­gia que denun­cia­mos que solo sir­ven para aumen­tar sal­va­je­men­te el endeu­da­mien­to y por tan­to los intere­ses de éste.

Por ulti­mo, pero no por ello menos impor­tan­te, los gobier­nos del sur de la zona euro están renun­cian­do irres­pon­sa­ble­men­te a los míni­mos nive­les de sobe­ra­nía que man­te­nían y acep­tan, sin la menor dig­ni­dad, las impo­si­cio­nes que mar­ca el sec­tor finan­cie­ro inter­na­cio­nal que no tie­ne legi­ti­mi­dad demo­crá­ti­ca algu­na.

El Gobierno de Zapa­te­ro (PSOE) jalea­do por el PP y todos los pode­res fác­ti­cos ya ha toma­do medi­das en los cua­tro ejes que el capi­ta­lis­mo inter­na­cio­nal exi­ge y ello en con­tra de las pro­me­sas que había hecho en la cam­pa­ña elec­to­ral del 2008. Ello a cos­ta de que­mar­se a nivel per­so­nal pero tam­bién de que­mar a su pro­pio par­ti­do. Esto no es indi­ca­dor de una acti­tud de res­pon­sa­bi­li­dad como pre­ten­den ven­der­nos, sino que es la expre­sión cla­ra de la depen­den­cia abso­lu­ta del PSOE de ese engra­na­je finan­cie­ro al que en ulti­ma ins­tan­cia tie­ne que ser­vir plei­te­sía, aun­que ello supon­ga lle­var ade­lan­te una autén­ti­ca trai­ción a todos los sec­to­res popu­la­res que le vota­ron en 2008.

Recha­za­mos esa polí­ti­ca eco­nó­mi­ca y exi­gi­mos la cele­bra­ción de un refe­rén­dum, en el que la socie­dad se pue­da pro­nun­ciar sobre las medi­das que ella impli­ca.

La con­ti­nui­dad de las movi­li­za­cio­nes y la arti­cu­la­ción de una autén­ti­ca »Jor­na­da de lucha» ; »Huel­ga Gene­ral»; » Día de la Ira», o como se pue­da deno­mi­nar, con­tra la impo­si­ción del mal lla­ma­do »Pac­to del Euro», es el camino impres­cin­di­ble para con­se­guir la cele­bra­ción de esa con­sul­ta al Pue­blo, que no es sino la pues­ta en prác­ti­ca de la Demo­cra­cia Par­ti­ci­pa­ti­va.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *