El regre­so de Mel Zela­ya es un deber, el retorno de Hon­du­ras en la OEA es indigno‏- Ida Garberi

“Un pue­blo no es inde­pen­dien­te cuan­do ha sacu­di­do las cade­nas de sus amos, empie­za a ser­lo cuan­do se ha arran­ca­do de su ser los vicios de la ven­ci­da escla­vi­tud, y para patria y vivir nue­vos, alza e infor­ma con­cep­tos de la vida radi­cal­men­te opues­tos a la cos­tum­bre de ser­vi­lis­mo pasa­do, a las memo­rias de debi­li­dad y de lison­ja que las domi­na­cio­nes des­pó­ti­cas usan como ele­men­tos de domi­nio sobre los pue­blos esclavos”.

José Mar­tí

La sema­na pasa­da tuve el pla­cer de abra­zar a un com­pa­ñe­ro de lucha de Hon­du­ras, Fran­cis­co Ríos, y tam­bién de cono­cer a la com­pa­ñe­ra hon­du­re­ña, Sonia Bane­gas, ambos son inte­gran­tes de la Comi­sión de Comu­ni­ca­ción del Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar (FNRP). Los dos com­pa­ñe­ros ofre­cie­ron una con­fe­ren­cia, sobre los últi­mos acon­te­ci­mien­tos acae­ci­dos en su país, en la sede de la Orga­ni­za­ción de Soli­da­ri­dad con los Pue­blos de Áfri­ca, Asia y Amé­ri­ca Lati­na (OSPAAAL) aquí en La Habana.

Como sabe­mos, des­pués de una cri­ti­ca­da media­ción de los pre­si­den­tes, de Vene­zue­la Hugo Chá­vez y de Colom­bia, Manuel San­tos, el exman­da­ta­rio Mel Zela­ya (el últi­mo legí­ti­mo, ya que no pode­mos olvi­dar que Pepe Lobo es un gober­nan­te de fac­to, pro­duc­to del gol­pe de Esta­do) y unos 200 exi­lia­dos vol­ve­rán a su país, el sába­do, 28 de mayo 2011.

Un día his­tó­ri­co para Hon­du­ras, país que sigue des­ga­rra­do por las con­ti­nuas y san­grien­tas tor­tu­ras y ase­si­na­tos come­ti­dos por el gobierno espurio.

Fue el mis­mo Lobo quien pidió la media­ción, al sen­tir­se inca­paz de gober­nar una nación que no lo reco­no­ce y lo recha­za, un pue­blo heroi­co que pací­fi­ca­men­te cada día enfren­ta la incer­ti­dum­bre y la ansie­dad cada ama­ne­cer, cuan­do compu­ta las víc­ti­mas ino­cen­tes ase­si­na­das, tor­tu­ra­das o vio­la­das por orden del Minis­tro de Inse­gu­ri­dad Oscar Álvarez.

Esta media­ción tie­ne por obje­to per­mi­tir el regre­so de Hon­du­ras a la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA) (de don­de el país cen­tro­ame­ri­cano fue expul­sa­do des­pués del gol­pe cívi­co-mili­tar del 29 de junio 2009) y dicho acon­te­ci­mien­to se pro­cla­ma­rá, casi segu­ra­men­te, el pró­xi­mo 5 junio de 2011.

Para apo­yar el reco­no­ci­mien­to de Hon­du­ras, el pre­si­den­te Chá­vez pidió, en su media­ción, ade­más de la devo­lu­ción a su país de Mel Zela­ya y de todos los exi­lia­dos polí­ti­cos per­se­gui­dos: el reco­no­ci­mien­to del FNRP como fuer­za polí­ti­ca, la ins­tau­ra­ción de una Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te y el res­pe­to de los dere­chos humanos.

Hones­ta­men­te creo que será muy difí­cil pen­sar en ver resuel­tos los otros tres pun­tos, antes del 5 de junio. Como hecho alar­man­te y ate­rra­dor, recuer­do sólo los ase­si­na­tos de la sema­na pasa­da: tres cam­pe­si­nos en el Bajo Aguán y el pro­pie­ta­rio de un canal de comunicación.

Yo creo que hay que esta­ble­cer meca­nis­mos de con­tro­les para ase­gu­rar que cum­plan con los cua­tro pun­tos de la media­ción antes de que Hon­du­ras regre­se a la OEA y con­ti­nuar moni­to­reán­do­los, sobre todo, des­pués del 5 de junio. Ade­más, el con­trol de la situa­ción de los dere­chos huma­nos debe ser un tema per­ma­nen­te, no pue­de haber ni un prin­ci­pio ni un fin. Y en cuan­to a la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te, antes del 5 de junio, habria que pre­ci­sar una fecha para la rea­li­za­ción de una con­sul­ta popu­lar que con­duz­ca a la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te. Yo creo que hay que exi­gir un docu­men­to deta­lla­do que des­cri­ba cómo mate­ria­li­zar los acuer­dos de los cua­tro pun­tos para el reco­no­ci­mien­to de Hon­du­ras, no pode­mos acep­tar que todo se resuel­va con el regre­so de Mel Zela­ya (ade­más con res­tric­cio­nes) como qui­sie­ra esta ran­cia oligarquía.

No pode­mos olvi­dar las decla­ra­cio­nes del Fis­cal Gene­ral de Hon­du­ras, que ame­na­za con seguir inves­ti­gan­do las acu­sa­cio­nes absur­das en con­tra de Mel Zela­ya, trans­for­mán­do­las en espan­ta­pá­ja­ros oscu­ros con­tra el Coor­di­na­dor Gene­ral de FNRP, me pare­ce defi­ni­ti­va­men­te una prue­ba de fuer­za de la oli­gar­quía y una acción ridí­cu­la; y esto con­tras­ta con la debi­li­dad que se mos­tró al con­tac­tar y pedir la media­ción del pre­si­den­te Chávez.

Por lo tan­to, hago un lla­ma­mien­to a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal a estar aten­ta a la situa­ción del país de Fran­cis­co Mora­zán, denun­cian­do todas las vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos y la per­se­cu­ción polí­ti­ca posi­ble, que se ini­cia­rá en con­tra de Mel y en con­tra de los exi­lia­dos que regre­san a su país. Sabe­mos per­fec­ta­men­te bien que Pepe Lobo es un men­ti­ro­so, que lo era antes del gol­pe y sigue sién­do­lo des­pués del gol­pe, cuan­do asu­mió el lide­raz­go del régi­men de fac­to y nun­ca res­pe­tó los acuer­dos que fir­mó tan­to con los sin­di­ca­lis­tas, como con los cam­pe­si­nos del Bajo Aguán. Es el actuar típi­co de una dic­ta­du­ra, don­de las pala­bras no tie­nen sig­ni­fi­ca­do: la fuer­za popu­lar y la pre­sión inter­na­cio­nal es la úni­ca mane­ra de garan­ti­zar que los acuer­dos se cumplan.

Otra cues­tión, impor­tan­te para mí, es que en la media­ción no se ve con cla­ri­dad que se bus­quen cas­ti­gos para los ase­si­nos, cuan­do la Comi­sión de Ver­dad de la Pla­ta­for­ma de los Dere­chos Huma­nos fina­li­ce su tra­ba­jo: ¿como actua­rá el régi­men de facto?

Con los cua­tro temas cla­ve, en la media­ción hay que exi­gir que sea des­mon­ta­da la estruc­tu­ra del gol­pe de Esta­do, que los prin­ci­pa­les acto­res del gol­pe de Esta­do no pue­dan ocu­par car­gos públi­cos y que se haga jus­ti­cia. El encar­ce­la­mien­to de los delin­cuen­tes, la indem­ni­za­ción a las fami­lias de las víc­ti­mas y la nece­si­dad de rees­truc­tu­rar el país, que está exi­gien­do la mis­ma pobla­ción, todos deben pasar a tra­vés de la orga­ni­za­ción del mis­mo pue­blo. Quie­ro decir que la fuer­za del FNRP y la soli­da­ri­dad que reci­be de la gen­te del mun­do tie­nen que con­di­cio­nar para per­se­guir y arres­tar a los vio­la­do­res de los dere­chos humanos.

Noso­tros y noso­tras, los que no somos hon­du­re­ños y hon­du­re­ñas por naci­mien­to, sino por­que aco­ge­mos esta cau­sa tan fuer­te en el cora­zón, por haber com­par­ti­do dis­tin­tos meses con los hijos y las hijas de Fran­cis­co Mora­zán, tene­mos el deber de denun­ciar la fal­ta de serie­dad de este régi­men ile­gí­ti­mo que gobier­na Hon­du­ras y resal­ta su mala fe; pode­mos poner el siguien­te ejem­plo: el vier­nes pasa­do, la BBC Mun­do escri­bió un artícu­lo denun­cian­do los recien­tes ase­si­na­tos de perio­dis­tas, en el que repor­tó los deta­lles maca­bros del país cen­tro­ame­ri­cano y ter­mi­nó dicien­do: “BBC Mun­do se puso en con­tac­to con el gobierno hon­du­re­ño para cono­cer qué accio­nes con­cre­tas se esta­ban desa­rro­llan­do para garan­ti­zar la pro­tec­ción de los perio­dis­tas y la inves­ti­ga­ción de los ase­si­na­tos; pero no obtu­vo respuesta”.

Y por últi­mo me pre­gun­to, al igual que el Coman­dan­te en Jefe Fidel Cas­tro, en su Refle­xión del 22 de febre­ro de 2008, hablan­do de la OEA… pero… ¿Quién quie­re entrar en el basurero?

Y es ver­dad, no pode­mos ayu­dar a un gober­nan­te de fac­to a hacer nego­cios fas­cis­tas en una aso­cia­ción en la cual los Yan­kees son los amos, y la hacen pare­cer un ester­co­le­ro, hay que impe­dir que se ava­le la polí­ti­ca geno­ci­da de la oli­gar­quía, es un deber res­pal­dar y apo­yar, con todo el cora­zón y con todas nues­tras fuer­zas la Refun­da­ción de este país tan heroi­co, que sigue en la calle des­pués de 23 meses de muer­tes y vio­la­cio­nes. Y aho­ra que el coor­di­na­dor gene­ral del FNRP pue­de estar con su pue­blo… como decía el Che Gue­va­ra… “su mar­cha, de gigan­tes, ya no se deten­drá has­ta con­quis­tar la ver­da­de­ra inde­pen­den­cia, por la que ya han muer­to más de una vez inú­til­men­te. Aho­ra, en todo caso, los que mue­ran, mori­rán como los de Cuba, los de Pla­ya Girón, mori­rán por su úni­ca, ver­da­de­ra e irre­nun­cia­ble independencia”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.