Comu­ni­ca­do de la CRB: Soli­da­ri­dad con­tra el atro­pe­llo sufri­do por el Direc­tor de la Agen­cia de Noti­cias Nue­va Colom­bia (ANNCOL)

La CADENA RADIAL BOLIVARIANA, VOZ DE LA RESISTENCIA deplo­ra la deten­ción arbi­tra­ria de Joa­quín Pérez Bece­rra, Direc­tor de la Agen­cia de Noti­cias Nue­va Colom­bia, ANNCOL, en el aero­puer­to inter­na­cio­nal de Mai­que­tía (Cara­cas, Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Venezuela).

No valie­ron las pro­tes­tas y jus­tas voces levan­ta­das des­de los sec­to­res demo­crá­ti­cos y revo­lu­cio­na­rios del con­ti­nen­te, cla­man­do la libe­ra­ción inme­dia­ta del comu­ni­ca­dor social, para impe­dir su entre­ga ile­gal a la jau­ría fas­cis­ta que repre­sen­ta el gobierno cri­mi­nal de Juan Manuel San­tos en Colom­bia. Este gober­nan­te es el mis­mo per­so­na­je que como minis­tro de defen­sa, duran­te el perío­do pre­si­den­cial del des­tri­pa­dor Álva­ro Uri­be Vélez, enca­be­zó la fase de eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les, ase­si­na­tos imper­do­na­bles, per­pe­tra­dos por las fuer­zas arma­das del régi­men, eufe­mís­ti­ca­men­te deno­mi­na­dos “fal­sos posi­ti­vos” y que cobra­ron la vida de por lo menos 1200 per­so­nas ino­cen­tes e iner­mes a las que hacían pasar por gue­rri­lle­ros dados de baja en combate.

El comu­ni­ca­dor, quien fue­ra total­men­te ais­la­do des­de el momen­to de su cap­tu­ra, aun­que entró al vecino país de mane­ra legal iden­ti­fi­cán­do­se como ciu­da­dano sue­co, nacio­na­li­dad que adqui­rió como per­se­gui­do y refu­gia­do polí­ti­co des­de hace algo más de una déca­da, y con la cual se movía por Euro­pa sin nin­gu­na res­tric­ción, sin obser­var con­si­de­ra­cio­nes éti­cas ni jurí­di­cas fue entre­ga­do por las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas de mane­ra insó­li­ta y expe­di­ta al gobierno colom­biano, vio­lán­do­se­le todas las garan­tías pro­ce­sa­les, tal como lo denun­ció el abo­ga­do de Joa­quín Pérez Bece­rra, y orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas como el Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la y el Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Bolivariano.

No es la pri­me­ra vez que un fenó­meno peno­so como este ocu­rre en terri­to­rio vene­zo­lano duran­te el gobierno del Pre­si­den­te Hugo Rafael Chá­vez Frías. En épo­cas recien­tes han sido entre­ga­dos, sin for­mu­la de jui­cio algu­na, per­so­nas a las que se les acu­sa de ser gue­rri­lle­ros o mili­tan­tes de orga­ni­za­cio­nes rebel­des como las FARC, el ELN ó ETA, colo­cán­do­se­las con el uso del rase­ro del impe­ria­lis­mo, en con­di­ción de terro­ris­tas, con lo que las auto­ri­da­des del país her­mano hacen el jue­go a la per­se­cu­ción, tipo Plan Cón­dor, a la mane­ra de las vie­jas dic­ta­du­ras mili­ta­res del Cono Sur, que los regen­tes del capi­ta­lis­mo han des­en­ca­de­na­do con­tra los lucha­do­res populares.

Es esta, una afren­ta con­tra el movi­mien­to popu­lar que al tiem­po que deva­lúa la genui­na con­di­ción boli­va­ria­na y revo­lu­cio­na­ria del gobierno vene­zo­lano, ali­men­ta las nefan­das pasio­nes de un régi­men que como el colom­biano ha des­bo­ca­do su ira en fun­ción de des­truir y silen­ciar a quie­nes, inclu­so des­de la plu­ma y los micró­fo­nos, hacen esfuer­zos pací­fi­cos para que el mun­do conoz­ca la opi­nión de la otra par­te con­ten­dien­te en la lucha por el poder polí­ti­co en Colom­bia y sobre todo se ente­re de la pro­fun­da cri­sis huma­ni­ta­ria en que el Esta­do colom­biano man­tie­ne a la pobla­ción más humil­de de nues­tro país desan­gra­do por la gue­rra de exter­mi­nio que sus gober­nan­tes le han decla­ra­do para bene­fi­ciar a las tras­na­cio­na­les del dólar.

Noso­tros que res­pe­ta­mos y con­si­de­ra­mos alta­men­te los esfuer­zos del gobierno vene­zo­lano por dig­ni­fi­car a los pue­blos del con­ti­nen­te, expre­sa­mos en estas cir­cuns­tan­cias mar­ca­das por el absur­do que, más allá de las moti­va­cio­nes que le empu­jen a ante­po­ner sus intere­ses de Esta­do fren­te a los cla­mo­res de la nación gra­na­di­na comu­ne­ra, heri­da y san­gran­te bajo el láti­go de sus opre­so­res, con­fia­mos total­men­te en que el Bra­vo Pue­blo her­mano, hijo de nues­tro mis­mo padre e his­to­ria, sos­ten­drá su soli­da­ri­dad incon­di­cio­nal con las FARC-EP y con la lucha del sufri­do pue­blo colom­biano. Esta­mos con­ven­ci­dos, que bien saben los vene­zo­la­nos con deco­ro, que nun­ca las con­ce­sio­nes con­tra-revo­lu­cio­na­rias han ser­vi­do ni ser­vi­rán para apla­car los odios ni la vora­ci­dad de impe­rios como el de Esta­dos Uni­dos en su afán por apro­piar­se de los recur­sos natu­ra­les del mun­do. Quien así no lo crea, bien pue­de mirar­se en el espe­jo de la tris­te reali­dad que pade­ce el pue­blo libio, hoy some­ti­do a las infa­mias del impe­rio yan­qui y de la Alian­za Mili­tar Atlántica.

Con­vo­ca­mos, la soli­da­ri­dad de todos los revo­lu­cio­na­rios del mun­do y de las agen­cias de pren­sa inde­pen­dien­tes y demo­crá­ti­cas, para mani­fes­tar­se en favor del deco­ro anti­im­pe­ria­lis­ta, en con­tra de la opre­sión fas­cis­ta que pade­ce Colom­bia en manos de sus vic­ti­ma­rios oli­gar­cas. Nin­gu­na per­so­na que ten­ga amor por la dig­ni­dad huma­na pue­de con­ver­tir­se en apo­yo de las igno­mi­nias del régi­men de Juan Manuel Santos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.