Un nue­vo cli­ma en El Cai­ro – Jonathan Cook

La cre­cien­te des­ave­nen­cia fue sub­ra­ya­da ayer cuan­do diri­gen­tes de las fac­cio­nes riva­les pales­ti­nas Hamás y Fatah fir­ma­ron un pac­to de recon­ci­lia­ción en la capi­tal egip­cia. El papel secre­to de Egip­to en la media­ción para el acuer­do tomó por sor­pre­sa a Israel y a EE.UU.

El pri­mer minis­tro israe­lí, Ben­ja­min Netan­yahu, cali­fi­có el acuer­do de “tre­men­do gol­pe para la paz y gran vic­to­ria para el terro­ris­mo”.

Varios otros even­tos han aumen­ta­do las preo­cu­pa­cio­nes israe­líes res­pec­to a sus rela­cio­nes con Egip­to, inclu­so seña­les de que El Cai­ro espe­ra reanu­dar sus víncu­los con Irán y rene­go­ciar un anti­guo con­tra­to para sumi­nis­trar gas natu­ral a Israel.

Aún más preo­cu­pan­te para los fun­cio­na­rios israe­líes son las infor­ma­cio­nes sobre pla­nes de las auto­ri­da­des egip­cias de abrir el cru­ce hacia Gaza en Rafa, cerra­do duran­te los últi­mos cua­tro años como par­te del blo­queo del encla­ve, res­pal­da­do por Occi­den­te, a fin de debi­li­tar a Hamás, el gru­po isla­mis­ta que gobier­na la Fran­ja.

Egip­to está ela­bo­ran­do deta­lles para abrir per­ma­nen­te­men­te la fron­te­ra, dijo el domin­go un fun­cio­na­rio del minis­te­rio de exte­rio­res egip­cio a la agen­cia noti­cio­sa Reuters. El resul­ta­do sería el fin efec­ti­vo del blo­queo.

El mis­mo día, el minis­tro de exte­rio­res de Egip­to, Nabil Ela­raby pidió a EE.UU. que reco­noz­ca un Esta­do pales­tino – refi­rién­do­se a una acción espe­ra­da en sep­tiem­bre por Mah­mud Abas, el pre­si­den­te pales­tino, para bus­car el reco­no­ci­mien­to de la cali­dad de Esta­do de Pales­ti­na en las Nacio­nes Uni­das.

Israel y EE.UU. han insis­ti­do en que los pales­ti­nos sólo pue­den lograr la con­di­ción de Esta­do median­te nego­cia­cio­nes con Israel. Las con­ver­sa­cio­nes han esta­do mori­bun­das des­de que Israel se negó en sep­tiem­bre pasa­do a reno­var un con­ge­la­mien­to par­cial de la cons­truc­ción de asen­ta­mien­tos en Cis­jor­da­nia y Jeru­sa­lén Este.

Según ana­lis­tas, el gobierno inte­ri­no egip­cio, bajo pre­sión popu­lar, se está dis­tan­cian­do cons­cien­te­men­te de algu­nas de las prin­ci­pa­les polí­ti­cas hacia Israel y los pales­ti­nos de Hos­ni Muba­rak, el pre­si­den­te egip­cio derro­ca­do por un levan­ta­mien­to popu­lar en febre­ro.

Muba­rak apo­ya­ba amplia­men­te la polí­ti­ca de blo­queo de Israel y Washing­ton para con­te­ner la influen­cia de Hamás. Egip­to reci­be más de 1.300 millo­nes de dóla­res al año en ayu­da de EE.UU., una suma que solo es supe­ra­da por la que reci­be Israel.

Pero la opi­nión popu­lar en Egip­to pare­ce vol­ver­se con­tra estre­chos víncu­los diplo­má­ti­cos con Israel.

Un son­deo publi­ca­do la sema­na pasa­da por Pew Research Cen­tre mos­tró que un 54% de los egip­cios apo­ya la anu­la­ción del tra­ta­do de paz de 1979 con Israel, y solo un 36% quie­re que sea man­te­ni­do.

El perió­di­co israe­lí Yedioth Aha­ro­noth infor­mó esta sema­na que los sitios egip­cios de los medios socia­les han lla­ma­do para maña­na a una mani­fes­ta­ción masi­va fren­te a la emba­ja­da israe­lí, exi­gien­do la expul­sión del emba­ja­dor, Yitzhak Leva­non.

En comen­ta­rios a varios medios noti­cio­sos en la sema­na pasa­da, altos res­pon­sa­bles israe­líes anó­ni­mos cri­ti­ca­ron la nue­va línea de polí­ti­ca exte­rior de Egip­to. Uno de ellos dijo al Wall Street Jour­nal que las últi­mas accio­nes de El Cai­ro podrían “afec­tar la segu­ri­dad nacio­nal de Israel a un nivel estra­té­gi­co”.

Otro fun­cio­na­rio anó­ni­mo dijo al Jeru­sa­lem Post que “la actua­li­za­ción de la rela­ción entre Egip­to y Hamás” podría per­mi­tir que el movi­mien­to islá­mi­co se con­vir­tie­ra en una “for­mi­da­ble maqui­na­ria mili­tar terro­ris­ta”.

Sil­van Sha­lom, vice pri­mer minis­tro de Israel, dijo el domin­go a la Radio de Israel que Israel debe pre­pa­rar­se a cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos en polí­ti­cas que per­mi­ti­rían que Irán aumen­te su influen­cia en Gaza.

El jefe del esta­do mayor de Egip­to, Sami Hafez Anan, res­pon­dió des­de­ño­sa­men­te en su pági­na en Face­book a seme­jan­tes decla­ra­cio­nes, dicien­do: “Israel no tie­ne dere­cho a inter­fe­rir. Se tra­ta de un asun­to egip­cio-pales­tino”.

En una señal de páni­co israe­lí, se infor­ma que Netan­yahu está con­si­de­ran­do el envío de su con­se­je­ro espe­cial, Isaac Molho, a El Cai­ro para con­ver­sa­cio­nes con el gobierno inte­ri­no.

En las últi­mas sema­nas, Netan­yahu se ha que­ja­do repe­ti­da­men­te ante emba­ja­do­res euro­peos y polí­ti­cos esta­dou­ni­den­ses visi­tan­tes por lo que con­si­de­ra como un nue­vo cli­ma más hos­til en Egip­to.

A fines del pasa­do mes Ela­raby dijo que Egip­to está lis­to a “dar vuel­ta la hoja” en las rela­cio­nes con Tehe­rán, que fue­ron rotas des­pués de la fir­ma del tra­ta­do de paz israe­lí-egip­cio hace más de tres déca­das.

Fun­cio­na­rios egip­cios tam­bién han adver­ti­do que el sumi­nis­tro de gas natu­ral a Israel podría ser inte­rrum­pi­do. El gaso­duc­to ha sido ata­ca­do dos veces en el lado egip­cio, ape­nas en la sema­na pasa­da, pre­su­mi­ble­men­te en actos de sabo­ta­je.

Inclu­so si Egip­to sigue envian­do gas, es casi segu­ro que insis­ti­rá en un fuer­te aumen­to en el pre­cio, des­pués de infor­ma­cio­nes de que Muba­rak y otros fun­cio­na­rios son inves­ti­ga­dos por acu­sa­cio­nes de corrup­ción rela­cio­na­das con con­tra­tos en los que ven­die­ron gas a pre­cios redu­ci­dos a Israel.

Yoram Mei­tal, exper­to en rela­cio­nes israe­lí-egip­cias en la Uni­ver­si­dad Ben Gurion en Beershe­va, dijo que el cam­bio de polí­ti­ca de Egip­to hacia Gaza ame­na­za con “pro­vo­car una seve­ra cri­sis en las rela­cio­nes entre Egip­to e Israel” al debi­li­tar la polí­ti­ca de Israel de ais­lar a Hamás.

Con el derro­ca­mien­to del auto­ri­ta­rio régi­men de Muba­rak, seña­ló Mei­tal, el gobierno egip­cio se encuen­tra bajo pre­sión para que tome más en cuen­ta la opi­nión local.

“Esta­mos al comien­zo de esta cri­sis pero aún no hemos lle­ga­do allí. Sin embar­go, hay sitio para mucho más dete­rio­ro en las rela­cio­nes en los pró­xi­mos meses,” dijo.

Ana­lis­tas dije­ron que El Cai­ro quie­re res­tau­rar su tra­di­cio­nal rol de lide­raz­go en el mun­do ára­be y con­si­de­ra que es obs­ta­cu­li­za­do por sus víncu­los con Israel.

Menha Bahoum, por­ta­voz del minis­te­rio de exte­rio­res egip­cio dijo al New York Times la sema­na pasa­da: “Esta­mos abrien­do una nue­va pági­na. Egip­to reanu­da su rol al que un día abdi­có.”

Esa eva­lua­ción es com­par­ti­da por Hamás y Fatah, que miran ambos a Egip­to para obte­ner ayu­da, dijo Mena­chem Klein, pro­fe­sor de polí­ti­ca en la Uni­ver­si­dad Bar Ilan.

Seña­ló que Abas ha per­di­do su prin­ci­pal patro­ci­na­dor ára­be en la per­so­na de Muba­rak, y que la base de la diri­gen­cia de Hamás en Siria es pre­ca­ria en vis­ta de la actual agi­ta­ción en ese país.

Con cre­cien­tes deman­das de recon­ci­lia­ción del públi­co pales­tino, nin­gu­na fac­ción pue­de per­mi­tir­se igno­rar la marea de cam­bio que se extien­de por el mun­do ára­be, opi­nó.

Mei­tal dijo: “Entra­mos a un nue­vo capí­tu­lo en la his­to­ria de la región y los polí­ti­cos y el públi­co israe­líes no están ni cer­ca de com­pren­der lo que está ocu­rrien­do”.


Jonathan Cook es escri­tor y perio­dis­ta. Vive en Naza­ret, Israel. Sus libros más recien­tes son: “Israel and the Clash of Civi­li­za­tions: Iraq, Iran and the Plan to Rema­ke the Midd­le East” (Plu­to Press) y “Disap­pea­ring Pales­ti­ne: Israel’s Expe­ri­ments in Human Des­pair” (Zed Books). Su pági­na en Inter­net es: www​.jkcook​.net.

Coun­ter­Punch. Tra­du­ci­do del inglés para Rebe­lión por Ger­mán Leyens

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *