Y el esta­do espa­ñol no se que­da atrás en la carre­ra hacia el infierno – Ernes­to Mar­tín

El esce­na­rio de recor­tes a la grie­ga se acer­ca. Por des­gra­cia, la cri­sis social toda­vía tie­ne mucho reco­rri­do. Por des­gra­cia, sí: ya son muchas fami­lias cuya úni­ca espe­ran­za estri­ba en que no se recor­ten las pen­sio­nes o sim­plen­te des­apa­rez­can por falle­ci­mien­to del pen­sio­nis­ta, o en tener alguien tra­ba­jan­do en la Fun­ción Públi­ca que pudie­ra garan­ti­zar un míni­mo de cohe­sión fami­liar.

El Gobierno pre­pa­ra otro ajus­te sala­rial para los emplea­dos públi­cos (Expan­sión)

Los emplea­dos públi­cos, tan­to del Esta­do como de ayun­ta­mien­tos y auto­no­mías, no han paga­do por com­ple­to la fac­tu­ra de la cri­sis de las arcas públi­cas. Según el últi­mo Pro­gra­ma de Esta­bi­li­dad que el Eje­cu­ti­vo de José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro ha envia­do a Bru­se­las, las tres admi­nis­tra­cio­nes ten­drán que impul­sar un ajus­te extra en la remu­ne­ra­ción de sus fun­cio­na­rios y de su per­so­nal labo­ral para cum­plir con las exi­gen­cias de la Comi­sión Euro­pea.

Las cifras del docu­men­to envia­do a la UE hablan por sí solas. El Gobierno tie­ne pre­vis­to redu­cir el défi­cit en cer­ca de 3.000 millo­nes (0,3 pun­tos por­cen­tua­les del PIB) de euros en 2011 con la con­ge­la­ción de los suel­dos. Tam­bién pre­vé ami­no­rar el agu­je­ro pre­su­pues­ta­rio has­ta 2013 en 8.000 millo­nes (0,8 pun­tos del PIB) repo­nien­do sólo el 10% de las vacan­tes.
Y como Espa­ña se ha com­pro­me­ti­do en el mis­mo infor­me ante la UE a aho­rrar 1,5 pun­tos del PIB entre 2011 y 2013 (esto es, cer­ca de 15.000 millo­nes) a cos­ta de los asa­la­ria­dos del sec­tor públi­co, la ecua­ción es sen­ci­lla: el Esta­do, los con­sis­to­rios y las auto­no­mías ten­drán que ajus­tar en 4.000 millo­nes el sala­rio de los fun­cio­na­rios median­te el man­te­ni­mien­to de “un esque­ma de mode­ra­ción sala­rial apli­ca­do al con­jun­to de las Admi­nis­tra­cio­nes Públi­cas”.

Esta cláu­su­la la inter­pre­tan fuen­tes cer­ca­nas a Hacien­da como que el Gobierno asu­me que tie­ne que redu­cir el gas­to a cos­ta de una pér­di­da de poder adqui­si­ti­vo “sen­si­ble” de los emplea­dos públi­cos en 2012 y en 2013. Pero estos mis­mos téc­ni­cos expli­can que hay varias cues­tio­nes sobre la mesa que toda­vía no están cerra­das: se podrían impul­sar subi­das de los suel­dos infe­rio­res al IPC, que actual­men­te cre­ce a un rit­mo del 3,8%. Un avan­ce de los suel­dos en el sec­tor públi­co de este cali­bre sería inad­mi­si­ble en un esce­na­rio en el que el Pac­to del Euro plan­tea que las remu­ne­ra­cio­nes se liguen a la pro­duc­ti­vi­dad.
Los sala­rios ten­drían que cre­cer por deba­jo de cómo evo­lu­cio­ne el PIB real para lograr un ajus­te sig­ni­fi­ca­ti­vo en las par­ti­das de per­so­nal de los pre­su­pues­tos.
Este plan se podría rea­li­zar en dos tan­das: en los Pre­su­pues­tos del Esta­do de 2011 y en los de 2012, que ya no esta­rá en manos de Zapa­te­ro. Otras fuen­tes apun­tan que la deci­sión podría ade­lan­tar­se por­que no cua­dran las cuen­tas. Algu­nas fuen­tes cer­ca­nas a Hacien­da hablan inclu­so de que se podrían tocar las pagas extra de los emplea­dos. Los 4.000 millo­nes de ajus­te dan por hecho que los recor­tes ya impul­sa­dos ten­drán los efec­tos pre­vis­tos, algo que algu­nos inter­ven­to­res de Hacien­da cues­tio­nan.
Los pagos de per­so­nal siguen repun­tan­do a pesar de que los sala­rios baja­ron un 5% de media en 2010. Si esta ten­den­cia sigue el recor­te ten­dría que ser mayor. Fuen­tes del Minis­te­rio de Eco­no­mía con­fir­ma­ron ayer a este perió­di­co que el ajus­te que fal­ta equi­val­dría a 0,4 pun­tos por­cen­tua­les del PIB. Y acla­ran que esto se podría lograr con subi­das del suel­do “mode­ra­das”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *