Pri­me­ro de Mayo en Cuba…Día Inter­na­cio­nal de los Tra­ba­ja­do­res

Mártires de Chicago
Cuen­ta el reco­no­ci­do narra­dor uru­gua­yo Eduar­do Galeano en El libro de los abra­zos, que Chica­go está lle­na de fábri­cas, inclu­so en pleno cen­tro de la ciu­dad. Es una urbe con miles de obre­ros.

Sin embar­go, no pudo encon­trar allí ni siquie­ra una tar­ja recor­da­to­ria en home­na­je a aque­llos que fue­ron ahor­ca­dos en 1886 y en cuya con­me­mo­ra­ción se ins­tau­ró el pri­mer día del mes de mayo como Día Inter­na­cio­nal de los Tra­ba­ja­do­res.

“Nin­gu­na esta­tua se ha eri­gi­do en memo­ria de los már­ti­res de Chica­go en la ciu­dad de Chica­go. Ni una esta­tua, ni un mono­li­to, ni pla­ca de bron­ce, ni nada”, narra.

Esta cele­bra­ción que se lle­va a cabo en todo el orbe no pasa de ser una jor­na­da como cual­quier otra en los Esta­dos Uni­dos. Mien­tras dife­ren­tes paí­ses rea­li­zan acti­vi­da­des para home­na­jear a la cla­se tra­ba­ja­do­ra, los nor­te­ame­ri­ca­nos asis­ten a sus labo­res ruti­na­rias “y nadie, o casi nadie recuer­da que los dere­chos de la cla­se obre­ra no han bro­ta­do de la ore­ja de una cabra, ni de la mano de Dios o del amo.”

Cuba es una de las muchas nacio­nes que rin­de hono­res a la fecha, en nues­tro caso par­ti­cu­lar median­te el tra­di­cio­nal des­fi­le en las pla­zas y ave­ni­das a lo lar­go y ancho de la Isla.

Ese día hom­bres, muje­res e inclu­so niños, des­de muy tem­prano se reúnen para mar­char en inter­mi­na­ble mar de pue­blo, ban­de­ras al aire y con­sig­nas decla­ma­das enér­gi­ca­men­te. Can­to de logros de una Revo­lu­ción naci­da por los humil­des y para los humil­des.

Este año la Patria ha sido víc­ti­ma de una cam­pa­ña mediá­ti­ca por par­te de los enemi­gos de nues­tras con­quis­tas y vic­to­rias, quie­nes inten­tan, como ya es habi­tual, des­acre­di­tar los esfuer­zos rea­li­za­dos duran­te los últi­mos 50 años para pre­ser­var en nues­tra tie­rra la igual­dad y la paz.

La con­sig­na de “Patria o Muer­te” no ha sido jamás mera cues­tión de pala­bras, sino fir­me deci­sión e irre­vo­ca­ble sen­ten­cia. Mar­cha­re­mos uni­dos maña­na como mues­tra de ello y de nues­tra cons­tan­te con­fian­za en la Revo­lu­ción, Fidel y Raúl.

Repro­duz­co a con­ti­nua­ción el cuen­to de Galeano:

La des­me­mo­ria /​4

Chica­go está lle­na de fábri­cas. Hay fábri­cas has­ta enpleno cen­tro de la ciu­dad, en torno al edi­fi­cio más alto­del mun­do. Chica­go está lle­na de fábri­cas, Chica­go está­lle­na de obre­ros.

Al lle­gar al barrio de Hey­mar­ket, pido a mis ami­gos­que me mues­tren el lugar don­de fue­ron ahor­ca­dos, en 1886, aque­llos obre­ros que el mun­do ente­ro salu­da cada pri­me­ro de Mayo.

- Ha de ser por aquí- me dicen. Pero nadie sabe.

Nin­gu­na esta­tua se ha eri­gi­do en memo­ria de los már­ti­res de Chica­go en la ciu­dad de Chica­go. Ni esta­tua, nimo­no­li­to, ni pla­ca de bron­ce, ni nada.

El pri­me­ro de Mayo es el úni­co día ver­da­de­ra­men­te uni­ver­sal de la huma­ni­dad ente­ra, el úni­co día don­de coin­ci­den todas las his­to­rias y todas las geo­gra­fías, todas las len­guas y las reli­gio­nes y las cul­tu­ras del mun­do; pero en los Esta­dos Uni­dos, el pri­me­ro de Mayo es un día cual­quie­ra. Ese día, la gen­te tra­ba­ja nor­mal­men­te, y nadie o casi nadie, recuer­da que los dere­chos de la cla­se obre­ra no han bro­ta­do de la ore­ja de una cabra, nide la mano de Dios o del amo.

Tras la inú­til explo­ra­ción de Hey­mar­ket, mis ami­gos me lle­van a cono­cer la mejor libre­ría de la ciu­dad. Y allí, por pura curio­si­dad, des­cu­bro un vie­jo car­tel que está como espe­rán­do­me, meti­do entre muchos otros car­te­les­de cine y músi­ca rock.

El car­tel repro­du­ce un pro­ver­bio del Áfri­ca: Has­ta que los leo­nes ten­gan sus pro­pios his­to­ria­do­res, las his­to­rias de cace­ría segui­rán glo­ri­fi­can­do al caza­dor.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *