Com­pren­der la gue­rra de Libia (1÷3) – Michel Collon

1ª Par­te: Pre­gun­tas que hay que plan­tear­se en cada guerra

27 veces. Vein­ti­sie­te veces ha bom­bar­dea­do EE UU algún país des­de 1945. Y cada vez se nos ha afir­ma­do que estos actos de gue­rra eran “jus­tos” y “huma­ni­ta­rios”. Hoy se nos dice que esta gue­rra es dis­tin­ta a las pre­ce­den­tes. Lo mis­mo que se dijo de la ante­rior. Y de la ante­rior. Y de cada vez. ¿No es hora ya de poner negro sobre blan­co las pre­gun­tas que hay que plan­tear­se en cada gue­rra para no dejar­se manipular?

Para la gue­rra ¿hay siem­pre dinero?

En el país más pode­ro­sos del glo­bo, 45 millo­nes de per­so­nas viven bajo el umbral de la pobre­za. En EE UU, escue­las y ser­vi­cios públi­cos se caen por­que el Esta­do “no tie­ne dine­ro”. Así tam­bién en Euro­pa, “no hay dine­ro” para las pen­sio­nes o para la pro­mo­ción del empleo…

Pero cuan­do la ava­ri­cia de los ban­que­ros pro­vo­ca la cri­sis finan­cie­ra, enton­ces, en cues­tión de días, apa­re­cen miles de millo­nes para sal­var­los. Esto ha per­mi­ti­do a los ban­que­ros de EE UU repar­tir el año pasa­do 140 mil millo­nes de dóla­res de bene­fi­cios y bonos a sus accio­nis­tas y especuladores.

Tam­bién para la gue­rra pare­ce fácil encon­trar miles de millo­nes. Aho­ra bien, son nues­tros impues­tos los que pagan estas armas y estas des­truc­cio­nes. ¿Es razo­na­ble con­ver­tir en humo cien­tos de miles de euros en cada misil o des­pil­fa­rrar cin­cuen­ta mil euros por hora de un por­ta­vio­nes? ¿O es por­que la gue­rra es un buen nego­cio para algunos?

Al mis­mo tiem­po un niño se mue­re de ham­bre cada cin­co segun­dos y el núme­ro de pobres no cesa de aumen­tar en nues­tro pla­ne­ta a pesar de tan­tas promesas.

¿Qué dife­ren­cia hay entre un libio, un bah­rei­ní y un palestino?

Pre­si­den­tes, minis­tros, gene­ra­les, todos juran solem­ne­men­te que su obje­ti­vo es úni­ca­men­te sal­var a los libios. Pero al mis­mo tiem­po, ¡el sul­tán de Bah­réin aplas­ta a los mani­fes­tan­tes des­ar­ma­dos gra­cias a los dos mil sol­da­dos sau­díes envia­dos por EE UU ! Al mis­mo tiem­po, en Yemen, las tro­pas del dic­ta­dor Saleh, alia­do de EE UU, matan a 52 mani­fes­tan­tes con sus metra­lle­tas. Estos hechos nadie los pone en duda, pero el minis­tro de EE UU para la gue­rra, Robert Gates, aca­ba de decla­rar: “No creo que sea mi papel inter­ve­nir en los asun­tos inter­nos de Yemen”1.

¿Por qué estas dos varas de medir? ¿Por­que Saleh aco­ge dócil­men­te la 5ª Flo­ta USA y dice sí a todo lo que le orde­na Washing­ton? ¿Por­que el régi­men bár­ba­ro de Ara­bia sau­di­ta es cóm­pli­ce de las mul­ti­na­cio­na­les petro­le­ras? ¿Habrá “bue­nos dic­ta­do­res” y “malos dic­ta­do­res”? ¿Cómo EE UU y Fran­cia pue­den pre­ten­der­se “huma­ni­ta­rios”? Cuan­do Israel mató a dos mil civi­les en los bom­bar­deos sobre Gaza ¿decla­ra­ron una zona de exclu­sión aérea? No. ¿Decre­ta­ron algu­na san­ción? Nin­gu­na. Aun peor, Sola­na, enton­ces res­pon­sa­ble de Asun­tos exte­rio­res de la UE decla­ró en Jeru­sa­lén: “Israel es un miem­bro de la UE sin ser miem­bro de sus ins­ti­tu­cio­nes. Israel es par­te acti­va en todos los pro­gra­mas” de inves­ti­ga­ción y de tec­no­lo­gía de la Euro­pa de los 27. Aña­dien­do aun: “Nin­gún país fue­ra del con­ti­nen­te tie­ne el mis­mo tipo de rela­cio­nes que Israel con la Unión Euro­pea”. En este pun­to, Sola­na tie­ne razón: Euro­pa y sus fabri­can­tes de armas cola­bo­ran estre­cha­men­te con Israel en la fabri­ca­ción de dro­nes, misi­les y otros arma­men­tos que siem­bra la muer­te en Gaza.

Recor­de­mos que Israel que expul­só a 700 mil pales­ti­nos de sus aldeas en 1948, se nie­ga a devol­ver­les sus dere­chos y con­ti­núa come­tien­do innu­me­ra­bles crí­me­nes de gue­rra. Bajo esta ocu­pa­ción, 20% de la pobla­ción pales­ti­na actual está o ha pasa­do por las cáce­les israe­líes. Muje­res encin­ta han sido obli­ga­das a dar a luz ata­das a la cama y reen­via­das inme­dia­ta­men­te a sus cel­das con sus bebés. Esos crí­me­nes se comen­ten con la com­pli­ci­dad de EE UU y la UE.

¿La vida de un pales­tino o de un bah­rei­ní vale menos que le de un libio? ¿Hay ára­bes “bue­nos” y ára­bes “malos”?

Para los que aún creen en la gue­rra humanitaria…

En un deba­te tele­vi­sa­do que tuve con Louis Michel, anti­guo minis­tro bel­ga de Asun­tos exte­rio­res y comi­sa­rio euro­peo para la Coope­ra­ción al desa­rro­llo, éste me juró, con la mano en el pecho, que esta gue­rra pre­ten­día “poner de acuer­do las con­cien­cias de Euro­pa”. Esta­ba apo­ya­do por Isa­be­lle Durant, diri­gen­te de los Ver­des bel­gas y euro­peos. ¡Así es como los eco­lo­gis­tas “pea­ce and love” muta­ron en belicistas !

El pro­ble­ma es que cada vez nos hablan de gue­rra huma­ni­ta­ria y que gen­te de izquier­das como Durant se dejan atra­par cada vez. ¿No harían mejor en leer lo que pien­san los ver­da­de­ros diri­gen­tes de EE UU en vez de mirar y escu­char la tele? Oigan, por ejem­plo, a pro­pó­si­to de los bom­bar­deos con­tra Iraq, al céle­bre Alan Greens­pan, duran­te mucho tiem­po direc­tor de la Reser­va fede­ral de EE UU. Escri­be en sus memo­rias: “Me sien­to tris­te cuan­do veo que es polí­ti­ca­men­te inco­rrec­to reco­no­cer lo que todo el mun­do sabe: la gue­rra en Iraq fue exclu­si­va­men­te por el petróleo”2. Y aña­de: “Los fun­cio­na­rios de la Casa Blan­ca me res­pon­die­ron: “pues efec­ti­va­men­te, por des­gra­cia no pode­mos hablar de petróleo””3.

Escu­chen, a pro­pó­si­to de los bom­bar­deos sobre Yugos­la­via, a John Norris, direc­tor de comu­ni­ca­cio­nes de Stro­be Tal­bot que por enton­ces era vice­mi­nis­tro de EE UU de Asun­tos exte­rio­res encar­ga­do para los Bal­ca­nes. Norris escri­be en sus memo­rias: “Lo que mejor expli­ca la gue­rra de la OTAN es que Yugos­la­via se resis­tía a las gran­des ten­den­cias de refor­mas polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas (quie­re decir: se nega­ba a aban­do­nar el socia­lis­mo), y ese no era nues­tro com­pro­mi­so para con los alba­ne­ses de Kosovo”4.

Escu­chen, a pro­pó­si­to de los bom­bar­deos con­tra Afga­nis­tán, lo que decía el anti­guo minis­tro de Asun­tos exte­rio­res, Hen­ri Kis­sin­ger: “Hay ten­den­cias, sos­te­ni­das por Chi­na y por Japón, para crear una zona de libre cam­bio en Asia. Un blo­que asiá­ti­co hos­til, que com­bi­ne a las nacio­nes más pobla­das del mun­do con gran­des recur­sos y algu­nos de los paí­ses indus­tria­les más impor­tan­tes, sería incom­pa­ti­ble con el inte­rés nacio­nal ame­ri­cano. Por estas razo­nes Amé­ri­ca debe man­te­ner su pre­sen­cia en Asia…”5

Lo que venía a con­fir­mar la estra­te­gia avan­za­da por Zbig­niew Brze­zins­ki, que fue res­pon­sa­ble de la polí­ti­ca exte­rior con Car­ter y es el ins­pi­ra­dor de Oba­ma: “Eura­sia (Europa+Asia) es el table­ro sobre el que se desa­rro­lla el com­ba­te por la pri­ma­cía glo­bal. (…) La mane­ra como EE UU ‘mane­ja’ Eura­sia es de una impor­tan­cia cru­cial. El mayor con­ti­nen­te de la super­fi­cie del glo­bo es tam­bién su eje geo­po­lí­ti­co. La poten­cia que lo con­tro­le, con­tro­la­rá de hecho dos de las tres gran­des regio­nes más desa­rro­lla­das y más pro­duc­ti­vas: el 75% de la pobla­ción mun­dial, la mayor par­te de las rique­zas físi­cas, bajo for­ma de empre­sas o de yaci­mien­tos de mate­rias pri­mas, un 60% del total mundial”6.

¿Nada se ha apren­di­do en las izquier­das de las fal­si­me­dias huma­ni­ta­rias de las gue­rras pre­ce­den­tes? Cuan­do Oba­ma mis­mo lo dice ¿tam­po­co le creéis? Este mis­mo 28 de mar­zo Oba­ma jus­ti­fi­ca­ba así la gue­rra de Libia: “Cons­cien­tes de los ries­gos y de los gas­tos de la acti­vi­dad mili­tar, somos natu­ral­men­te reti­cen­tes a emplear la fuer­za para resol­ver los nume­ro­sos desa­fíos del mun­do. Pero cuan­do nues­tros intere­ses y valo­res están en jue­go, tene­mos la res­pon­sa­bi­li­dad de actuar. Vis­tos los cos­tes y ries­gos de la inter­ven­ción, tene­mos que cal­cu­lar cada vez nues­tros intere­ses ante la nece­si­dad de una acción. Amé­ri­ca tie­ne un gran inte­rés estra­té­gi­co en impe­dir que Gad­da­fi derro­te a los que se le oponen”.

¿No está cla­ro? Enton­ces algu­nos van y dicen: “Sí, es ver­dad, EE UU no reac­cio­na si no ve en ello su inte­rés. Pero al menos, ya que no pue­de inter­ve­nir en todos los sitios, habrá sal­va­do a aque­lla gen­te”. Fal­so. Vamos a demos­trar que son úni­ca­men­te sus intere­ses los que bus­ca defen­der. No los valo­res. En pri­mer lugar, cada gue­rra de EE UU pro­du­ce más víc­ti­mas que las que había antes (un millón en Iraq, direc­tas o indi­rec­tas). La inter­ven­ción en Libia, se pre­pa­ra para pro­du­cir más…

¿Quién se nie­ga a negociar?

Des­de el momen­to en que os plan­teáis una duda sobre la opor­tu­ni­dad de esta gue­rra con­tra Libia, inme­dia­ta­men­te se os cul­pa­bi­li­za: “¿enton­ces recha­záis sal­var a los libios de la masa­cre?” Asun­to mal plan­tea­do. Supon­ga­mos que todo lo que se nos ha con­ta­do fue­ra ver­dad. En pri­mer lugar ¿se pue­de parar una masa­cre con otra masa­cre? Ya sabe­mos que nues­tros ejér­ci­tos al bom­bar­dear van a matar a muchos civi­les ino­cen­tes. Inclu­so si, como a cada gue­rra, los gene­ra­les nos pro­me­ten que va a ser “lim­pia” ; ya esta­mos acos­tum­bra­dos a esa propaganda.

En segun­do lugar, hay un medio mucho más sen­ci­llo y efi­caz de sal­var vidas rápi­da­men­te. Todos los paí­ses de Amé­ri­ca lati­na pro­pu­sie­ron enviar inme­dia­ta­men­te una media­ción pre­si­di­da por Lula. La Liga ára­be y la Unión afri­ca­na apo­ya­ban esta ges­tión y Gad­da­fi la había acep­ta­do (pro­po­nien­do él tam­bién que se envia­sen obser­va­do­res inter­na­cio­na­les para veri­fi­car el alto el fue­go). Pero los insur­gen­tes libios y los occi­den­ta­les recha­za­ron esta media­ción. ¿Por qué? “Por­que Gad­da­fi no es de fiar”, dicen. Es posi­ble. ¿Y los insur­gen­tes y sus pro­tec­to­res occi­den­ta­les son siem­pre de fiar? A pro­pó­si­to de EE UU, con­vie­ne recor­dar cómo se com­por­ta­ron en todas la gue­rras ante­rio­res cada vez que un alto el fue­go era posi­ble. En 1991, cuan­do Bush padre ata­có Iraq por­que éste había inva­di­do Kuwait, Sad­dam Hus­sein pro­pu­so reti­rar­se y que Israel se reti­ra­se tam­bién de los terri­to­rios ile­gal­men­te ocu­pa­dos en Pales­ti­na. Pero EE UU y los paí­ses euro­peos recha­za­ron seis pro­pues­tas de negociación.7

En 1999, cuan­do Clin­ton bom­bar­deó Yugos­la­via, Milo­se­vic había acep­ta­do las con­di­cio­nes impues­tas en Ram­boui­llet, pero EE UU y la OTAN aña­die­ron una, inten­cio­na­da­men­te inacep­ta­ble: la ocu­pa­ción total de Serbia.8

En 2001, cuan­do Bush hijo ata­có Afga­nis­tán, los tali­ba­nes habían pro­pues­to la entre­ga de Ben Laden a un tri­bu­nal inter­na­cio­nal si se apor­ta­ban prue­bas de su impli­ca­ción, pero Bush recha­zó la negociación.

En 2003, cuan­do Bush hijo ata­có Iraq con el pre­tex­to de las armas de des­truc­ción masi­va, Sad­dam Hus­sein pro­pu­so el envío de ins­pec­to­res, pero Bush lo recha­zó por­que él sabía que los ins­pec­to­res no iban a encon­trar nada. Esto está con­fir­ma­do con la divul­ga­ción de un memo­rán­dum de una reu­nión entre el gobierno bri­tá­ni­co y los diri­gen­tes de los ser­vi­cios secre­tos bri­tá­ni­cos en julio de 2002: “los diri­gen­tes bri­tá­ni­cos espe­ra­ban que el ulti­má­tum fue­se redac­ta­do en tér­mi­nos inacep­ta­bles de modo que Sad­dam Hus­sein lo recha­za­se direc­ta­men­te. Pero no esta­ban segu­ros de que eso fun­cio­na­ra. Enton­ces tenían un plan B: que los avio­nes que patru­lla­ban la ‘zona de exclu­sión aérea’ lan­za­ran muchí­si­mas más bom­bas a la espe­ra de una reac­ción que die­ra la excu­sa para una amplia cam­pa­ña de bombardeos”9 Enton­ces, antes de afir­mar que “noso­tros” deci­mos siem­pre la ver­dad y que “ellos” siem­pre mien­ten, así como que “noso­tros” bus­ca­mos siem­pre una solu­ción pací­fi­ca y “ellos” no quie­ren com­pro­me­ter­se, habría que ser más pru­den­tes… Pron­to o tar­de, la gen­te sabrá lo que pasó cuan­do las nego­cia­cio­nes entre bas­ti­do­res, y cons­ta­ta­rá una vez más que ha sido mani­pu­la­da. Pero será muy tar­de y a los muer­tos ya no los resucitaremos.

¿Libia es igual que Túnez o Egipto?

En su exce­len­te entre­vis­ta publi­ca­da hace unos días por Investi’Action, Moha­med Has­san, plan­tea­ba la ver­da­de­ra cues­tión: “Libia ¿revuel­ta popu­lar, gue­rra civil o agre­sión mili­tar?” A la luz de recien­tes inves­ti­ga­cio­nes es posi­ble res­pon­der: las tres cosas. Una revuel­ta espon­tá­nea rápi­da­men­te recu­pe­ra­da y trans­for­ma­da en gue­rra civil (que ya esta­ba pre­pa­ra­da), todo sir­vien­do de pre­tex­to a una agre­sión mili­tar. La cual, tam­bién, esta­ba pre­pa­ra­da. Nada en polí­ti­ca cae del cie­lo. Me explico…

En Túnez y en Egip­to la revuel­ta popu­lar cre­ció pro­gre­si­va­men­te en unas sema­nas, orga­ni­zán­do­se poco a poco y uni­fi­cán­do­se en rei­vin­di­ca­cio­nes cla­ras, lo que per­mi­tió echar a los tira­nos. Pero cuan­do ana­li­za­mos el enca­de­na­mien­to ultra­rrá­pi­do de los acon­te­ci­mien­tos en Bengha­zi, uno que­da intri­ga­do. El 15 de febre­ro hubo mani­fes­ta­cio­nes de parien­tes de pre­sos polí­ti­cos de la revuel­ta de 2006. Mani­fes­ta­ción dura­men­te repri­mi­da como ha sido siem­pre en Libia y en los demás paí­ses ára­bes. Ape­nas dos día des­pués, otra mani­fes­ta­ción, esta vez los mani­fes­tan­tes salen arma­dos y pasan direc­ta­men­te a una esca­la­da con­tra el régi­men de Gad­da­fi. En dos días, nada menos, una revuel­ta popu­lar se con­vier­te en gue­rra civil. Total­men­te espontánea?

Para saber­lo hay que exa­mi­nar lo que se ocul­ta bajo el impre­ci­so voca­blo « opo­si­ción libia”. En mi opi­nión, cua­tro com­po­nen­tes con intere­ses muy dife­ren­tes: 1º Una opo­si­ción demo­crá­ti­ca. 2º Diri­gen­tes de Gad­da­fi “regre­sa­dos” del Oes­te. 3º Cla­nes libios des­con­ten­tos del repar­to de las rique­zas. 4º Com­ba­tien­tes de ten­den­cia islamista.

¿Quié­nes com­po­nen esta «opo­si­ción libia»?

En toda esta mara­ña es impor­tan­te saber de qué esta­mos hablan­do. Y sobre todo, qué fac­ción es la acep­ta­da por las gran­des potencias…

1º Opo­si­ción demo­crá­ti­ca. Es legí­ti­mo tener rei­vin­di­ca­cio­nes ante el régi­men de Gad­da­fi, tan dic­ta­to­rial y corrom­pi­do como los otros regí­me­nes ára­bes. Un pue­blo tie­ne el dere­cho de que­rer sus­ti­tuir un régi­men auto­ri­ta­rio por un sis­te­ma más demo­crá­ti­co. Sin embar­go, estas rei­vin­di­ca­cio­nes están has­ta hoy poco orga­ni­za­das y sin pro­gra­ma con­cre­to. Tene­mos tam­bién, en el extran­je­ro, movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios libios, igual­men­te dis­per­sos, pero todos opues­tos a la inje­ren­cia extran­je­ra. Por diver­sas razo­nes que expo­ne­mos más ade­lan­te, no son estos ele­men­tos demo­crá­ti­cos los que tie­nen mucho que decir hoy bajo la ban­de­ra de EE UU ni de la de Francia.

2º Dig­na­ta­rios “regre­sa­dos”. En Ben­gazhi, un “gobierno pro­vi­sio­nal” ha sido ins­tau­ra­do y está diri­gi­do por Mus­ta­fá Abud Jalil. Este hom­bre era, has­ta el 21 de febre­ro, minis­tro de Jus­ti­cia de Gad­da­fi. Dos meses antes, Amnis­tía lo había pues­to en la lis­ta de los más espan­to­sos res­pon­sa­bles de vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos de Áfri­ca del Nor­te. Es este indi­vi­duo el que, según las auto­ri­da­des búl­ga­ras, había orga­ni­za­do las tor­tu­ras de enfer­me­ras búl­ga­ras y del médi­co pales­tino dete­ni­dos duran­te lar­go tiem­po por el régi­men. Otro “hom­bre fuer­te” de esta opo­si­ción es el gene­ral Abdul Faah Yunis, ex minis­tro del Inte­rior de Gad­da­fi y antes jefe de la poli­cía polí­ti­ca. Se com­pren­de que Mas­si­mo Intro­vig­ne, repre­sen­tan­te de la OSCE (Orga­ni­za­ción para la segu­ri­dad y la coope­ra­ción en Euro­pa) para la lucha con­tra el racis­mo, la xeno­fo­bia y la dis­cri­mi­na­ción, esti­me que estos per­so­na­jes “no son los ‘sin­ce­ros demó­cra­tas’ de los dis­cur­sos de Oba­ma, sino de los peo­res ins­tru­men­tos del régi­men de Gad­da­fi, que aspi­ran a echar al coro­nel para tomar su sitio”

3º Cla­nes des­con­ten­tos. Como sub­ra­ya­ba Moha­med Has­san, la estruc­tu­ra de Libia con­ti­núa sien­do tri­bal. Duran­te el perio­do colo­nial, bajo el régi­men del rey Idriss, los cla­nes del Este domi­na­ban y se apro­ve­cha­ban de las rique­zas petro­le­ras. Des­pués de la revo­lu­ción de 1969, Gad­da­fi se apo­yó en las tri­bus del Oes­te y el Este se vio des­fa­vo­re­ci­do. Es lamen­ta­ble ; un poder demo­crá­ti­co y jus­to debe velar por eli­mi­nar las dis­cri­mi­na­cio­nes entre las regio­nes. Se pue­de uno pre­gun­tar si las anti­guas poten­cias colo­nia­les no azu­za­ron a las tri­bus rebel­des para zapar la uni­dad del país. No sería la pri­me­ra vez. Hoy, Fran­cia y EE UU apues­tan por los cla­nes del Este para tomar el con­trol del país. Divi­dir para rei­nar, un vie­jo dicho clá­si­co del colonialismo.

4° Ele­men­tos de Al-Qae­da. Cables difun­di­dos por Wiki­leaks advier­ten que el Este de Libia era, pro­por­cio­nal­men­te, el pri­mer expor­ta­dor en el mun­do de “com­ba­tien­tes – már­ti­res” a Iraq. Infor­mes del Pen­tá­gono des­cri­ben un esce­na­rio “alar­man­te” sobre los rebel­des libios de Ben­gazhi y Der­na. Der­na, una ciu­dad de ape­nas 80 000 habi­tan­tes, sería la fuen­te prin­ci­pal de yihai­dis­tas en Iraq. Asi­mis­mo, Vin­cent Can­nis­trar, anti­guo jefe de la CIA en Libia, seña­la entre los rebel­des muchos “extre­mis­tas islá­mi­cos capa­ces de crear pro­ble­mas” y que “las posi­bi­li­da­des [son] muy altas de que los indi­vi­duos más peli­gro­sos pue­dan tener una influen­cia en el caso en que Gad­da­fi caiga”.

Evi­den­te­men­te todo esto se escri­bía cuan­do Gad­da­fi era aun un “ami­go”. Pero esto mues­tra la ausen­cia total de prin­ci­pios en el jefe de EE UU y de sus alia­dos. Cuan­do Gad­da­fi repri­mió la revuel­ta isla­mis­ta de Ben­gazhi en 2006, lo hizo con las armas y el apo­yo de Occi­den­te. Una vez, esta­mos con­tra los com­ba­tien­tes tipo Ben Laden, otra vez, los uti­li­za­mos. A saber.

Entre estas diver­sas « opo­si­cio­nes » ¿cuál pre­va­le­ce­rá? ¿Pue­de ser éste tam­bién un obje­ti­vo de la inter­ven­ción mili­tar de Washing­ton, París y Lon­dres: pro­cu­rar que “los bue­nos” ganen? Los bue­nos des­de su pun­to de vis­ta, cla­ro. Más tar­de se uti­li­za­rá la “ame­na­za islá­mi­ca” como pre­tex­to para ins­ta­lar­se de for­ma per­ma­nen­te. En cual­quier caso una cosa es segu­ra: el esce­na­rio libio es dife­ren­te de los esce­na­rios tune­cino o egip­cio. Allí era “un pue­blo uni­do con­tra un tirano”. Aquí esta­mos en una gue­rra civil, con un Gad­da­fi que cuen­ta con el apo­yo de una par­te de la pobla­ción. Y en esta gue­rra civil el papel que han juga­do los ser­vi­cios secre­tos ame­ri­ca­nos y fran­ce­ses ya no es tan secreto…

¿Cuál ha sido el papel de los ser­vi­cios secretos?

En reali­dad, el asun­to libio no empe­zó en febre­ro en Bengha­zi, sino en París el 21 de octu­bre de 2010. Según reve­la­cio­nes del perio­dis­ta Fran­co Bechis (Libe­ro, 24 de mar­zo), fue ese día cuan­do los ser­vi­cios secre­tos fran­ce­ses pre­pa­ra­ron la revuel­ta de Bengha­zi. Hicie­ron “vol­ver” (o tal vez ya ante­rior­men­te) a Nuri Mes­ma­ri, jefe del pro­to­co­lo de Gad­da­fi, prác­ti­ca­men­te su bra­zo dere­cho. El úni­co que entra­ba sin lla­mar en la resi­den­cia del guía libio. En un via­je a París con toda su fami­lia para una ope­ra­ción qui­rúr­gi­ca, Mes­ma­ri no se encon­tró con nin­gún médi­co, al con­tra­rio, tuvo encuen­tros con varios fun­cio­na­rios de los ser­vi­cios secre­tos fran­ce­ses y con pró­xi­mos cola­bo­ra­do­res de Sar­kozy, según el bole­tín digi­tal Magreb Confidential.

El 16 de noviem­bre, en el hotel Con­cor­de Lafa­yet­te, habría pre­pa­ra­do una impo­nen­te dele­ga­ción que debía via­jar dos días más tar­de a Bengha­zi. Ofi­cial­men­te se tra­ta­ba de res­pon­sa­bles del minis­te­rio de Agri­cul­tu­ra y de diri­gen­tes de las fir­mas Fran­ce Export Céréa­les, Fran­ce Agri­mer, Louis Drey­fus, Glen­co­re, Car­gill y Cona­gra. Pero según los ser­vi­cios ita­lia­nos, la dele­ga­ción incluía tam­bién a varios mili­ta­res fran­ce­ses camu­fla­dos en hom­bres de nego­cios. En Bengha­zi se encon­tra­ron con Abda­llah Geha­ni, un coro­nel libio al que Mes­ma­ri les había pre­sen­ta­do como dis­pues­to a desertar.

A media­dos de diciem­bre, Gad­da­fi, des­con­fian­do, envía un emi­sa­rio a París para inten­tar con­tac­tar con Mes­ma­ri. Pero es arres­ta­do en Fran­cia. Otros libios van de visi­ta a París el día 23 de diciem­bre y son ellos los que van a diri­gir la revuel­ta de Bengha­zi con las mili­cias del coro­nel Geha­ni. Ade­más, Mes­ma­ri reve­ló can­ti­dad de secre­tos de la defen­sa libia. De todo esto resul­ta que la revuel­ta en el Este no fue tan espon­tá­nea como se nos ha dicho. Pero esto no es todo. No sólo fue­ron los franceses…

¿Quién diri­ge actual­men­te las ope­ra­cio­nes mili­ta­res del “Con­se­jo nacio­nal Libio” anti-Gad­da­fi? Un hom­bre jus­ta­men­te lle­ga­do de EE UU el 14 de mar­zo, según Al-jaz­zi­ra. Pre­sen­ta­do como una de las dos “estre­llas” de la insu­rrec­ción libia por el dia­rio bri­tá­ni­co de dere­chas Daily Mail, Kha­li­fa Hif­ter es un anti­guo coro­nel del ejér­ci­to libio pasa­do por EE UU. Fue uno de los prin­ci­pa­les coman­dan­tes de Libia has­ta la desas­tro­sa expe­di­ción al Chad a fina­les de los 80 ; emi­gró inme­dia­ta­men­te a EE UU y vivió los últi­mos vein­te años en Vir­gi­nia. Sin nin­gu­na fuen­te de ingre­sos cono­ci­da, pero a muy poca dis­tan­cia de las ofi­ci­nas… de la CIA10. El mun­do es un pañuelo.

¿Cómo pue­de un alto mili­tar libio entrar con toda tran­qui­li­dad en EE UU unos años des­pués del aten­ta­do terro­ris­ta de Loc­ker­bie, por el que Libia fue con­de­na­da, y vivir duran­te vein­te años tran­qui­la­men­te al lado de la CIA? Por fuer­za tuvo que ofre­cer algo a cam­bio. Publi­ca­do en 2001, el libro Mani­pu­la­tions afri­cai­nes de Pie­rre Péan, tra­za las cone­xio­nes de Hif­ter con la CIA y la crea­ción, con el apo­yo de la mis­ma, del Fren­te Nacio­nal de Libe­ra­ción Libio. La úni­ca haza­ña del suso­di­cho fren­te será la orga­ni­za­ción en 2007, en EE UU, de un “con­gre­so nacio­nal” finan­cia­do por el Natio­nal Endow­ment for Democracy11, tra­di­cio­nal­men­te el media­dor de la CIA para engra­sar a las orga­ni­za­cio­nes al ser­vi­cio de EE UU…

En mar­zo de este año, en fecha no comu­ni­ca­da, el pre­si­den­te Oba­ma fir­mó una orden secre­ta que auto­ri­za a la CIA a empren­der ope­ra­cio­nes en Libia para derro­car a Gad­da­fi. El Wall Street Jour­nal, que infor­ma de ello el 31 de mar­zo, aña­de: “Los res­pon­sa­bles de la CIA reco­no­cen haber esta­do acti­vos en Libia des­de hacía varias sema­nas, al igual que otros ser­vi­cios secre­tos occidentales”.

Todo esto ya no es muy secre­to, cir­cu­la por inter­net des­de hace algún tiem­po ; lo que es extra­ño es que los gran­des medios no hayan dicho ni pala­bra. Sin embar­go se cono­cen muchos ejem­plos de “com­ba­tien­tes de la liber­tad” arma­dos de este modo y finan­cia­dos por la CIA. Por ejem­plo, en los años 80, las mili­cias terro­ris­tas de la con­tra, orga­ni­za­das por Reagan para des­es­ta­bi­li­zar Nica­ra­gua y derro­car su gobierno pro­gre­sis­ta. ¿Nada se ha apren­di­do de la His­to­ria? Esta “Izquier­da” euro­pea que aplau­de los bom­bar­deos ¿no uti­li­za internet?

¿Habrá que extra­ñar­se de que los ser­vi­cios secre­tos ita­lia­nos ‘dela­ten’ así las haza­ñas de sus com­pa­ñe­ros fran­ce­ses y que estos ‘dela­ten’ a sus cole­gas ame­ri­ca­nos? Eso sólo si se cree en his­to­rias boni­tas sobre la amis­tad entre “alia­dos occi­den­ta­les”. Ya hablaremos…

CONTINUARÁ:

2ª Par­te: Los ver­da­de­ros obje­ti­vos de EE UU van mucho más allá que el petróleo.

3ª Par­te: Pis­tas para actuar

Tra­duc­ción: José Mª Fer­nán­dez Cria­do de Corrien­te Roja
Car­toon: Latuff

.* Publi­ca­do por La Haine

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.