Con­clu­yen­do la pri­me­ra fase – Jakue Pascual

La Fis­ca­lía impug­na la ins­crip­ción de Sor­tu. Las Fuer­zas de Segu­ri­dad hus­mean. Rubal­ca­ba impe­di­rá cual­quier alter­na­ti­va que plan­tee el inde­pen­den­tis­mo. 40.000 per­so­nas por la lega­li­za­ción. El PP azu­za con­tra Sor­tu, la Abo­ga­cía incli­na la cer­viz y ade­lan­ta pla­zos y el Gobierno remi­te la ins­crip­ción a los tribunales.

Para el Gobierno «ETA es motor y par­te acto­ra prin­ci­pal» de Sor­tu y da igual que recha­ce la vio­len­cia por­que «ETA no se ha disuel­to». Sala del 61. El Tri­bu­nal Supre­mo para­li­za la ins­crip­ción a peti­ción del Gobierno y la Fis­ca­lía cons­tru­ye impu­tacio­nes. «Sor­tu es ETA y Bata­su­na, por­que Bata­su­na es ETA y aun­que Bata­su­na se dis­fra­ce de Sor­tu, ETA se que­da», afo­ris­mo del PP. El deba­te supu­so la «irre­ver­si­ble rup­tu­ra» con el pasa­do, ale­ga Sor­tu. Egui­gu­ren, «Pul­so fir­me y mano ten­di­da». El PSE apar­ca el uso de «la inte­li­gen­cia ade­cua­da» y sien­te la pre­sión de la ultra­de­re­cha: «Prin­ci­pios rec­to­res para un mode­lo de fin de ETA sin impu­ni­dad». Rubal­ca­ba lla­ma a man­te­ner prie­tas las filas. Lec­ción de éti­ca de Sava­ter: Gra­cias al terro­ris­mo me he «diver­ti­do mucho».

Comu­ni­ca­do 24 de mar­zo. ETA asu­me uni­la­te­ral­men­te una veri­fi­ca­ción inter­na­cio­nal «no for­mal» del alto el fue­go. La izquier­da aber­tza­le reite­ra como cen­tral su apues­ta por la lega­li­za­ción. El fallo nega­ti­vo del TS abre una grie­ta en la cúpu­la judi­cial espa­ño­la, de los 16 magis­tra­dos sie­te voces dis­cre­pan. Los gru­pos del Acuer­do Ger­ni­ka con­vo­can una mar­cha de res­pues­ta. 26.000 personas.

EA, Alter­na­ti­ba e inde­pen­dien­tes abren la vía a una amplia coa­li­ción aber­tza­le de izquier­das. La uni­dad es el «Plan A». Bil­du: Tejien­do com­pli­ci­da­des. Un pro­yec­to de «lar­go reco­rri­do» que aspi­ra a acu­mu­lar fuer­zas en «un esce­na­rio en el que se res­pe­ten los dere­chos de todas las per­so­nas y se reco­noz­ca el dere­cho a deci­dir de Eus­kal Herria». «No es un ins­tru­men­to para lle­gar a las ins­ti­tu­cio­nes, sino para trans­for­mar el país des­de las ins­ti­tu­cio­nes». Las FSE tie­nen ficha­dos a 40.000 «con­ta­mi­na­dos». Bil­du denun­cia segui­mien­tos poli­cia­les. Rubal­ca­ba anun­cia que mira­rá con dos lupas. Final­men­te Gobierno y Fis­ca­lía apues­tan por impug­nar todas las lis­tas de Bil­du, usan­do como ele­men­to de car­go un docu­men­to que la Poli­cía atri­bu­ye a ETA y en el que la orga­ni­za­ción daría prio­ri­dad a un pac­to entre Bata­su­na y EA. La Jun­ta Elec­to­ral se cua­dra. Ope­ra­ción cazar a Bil­du. La coa­li­ción res­pon­de… Esta­mos muy tranquilos.

La pri­me­ra fase con­clui­rá con las elec­cio­nes. La segun­da se abri­rá con la armo­ni­za­ción de la esfe­ra ins­ti­tu­cio­nal resul­tan­te y de las líneas estra­té­gi­cas esta­ble­ci­das en los acuer­dos mar­co; pero no nos con­fun­da­mos, ya que sólo podrán mate­ria­li­zar­se a tra­vés de la arti­cu­la­ción de un nue­vo gran movi­mien­to cons­truc­ti­vo de base. El tiem­po pasa len­to con la ley de par­ti­dos. La for­ma movi­mien­to es una poten­cia que hace des­cen­der los obje­ti­vos estra­té­gi­cos has­ta lo coti­diano, sien­do sus repre­sen­tan­tes comi­sio­na­dos para ins­ti­tuir­los en jun­tas y par­la­men­tos. La trans­for­ma­ción empie­za por casa. Demo­cra­cia de base, demo­cra­cia ori­gi­na­ria vasca.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.