[Fotos] «Pre­fie­ro ser pobre y libre que rico y escla­vo»- Herrikolore

dia de la indeoendencia

El pasa­do fin de sema­na tuvo lugar en Bara­kal­do una pecu­liar ini­cia­ti­va. Nues­tro muni­ci­pio fue ele­gi­do por la comu­ni­dad sene­ga­le­sa en Biz­kaia para cele­brar el «Día de la inde­pen­den­cia». herri­Ko­lo­re se ha reu­ni­do con Aba­ba­car, joven Sene­ga­lés afin­ca­do en Bara­kal­do con el fin de cono­cer algo más a cer­ca de este país y de estas per­so­nas que han opta­do por con­vi­vir con noso­tras y noso­tros en bus­ca de un futu­ro algo más pro­me­te­dor. Este bara­kal­dés de Sene­gal se encuen­tra actual­men­te estu­dian­do ingles, cas­te­llano y eus­ka­ra, pero en su apre­ta­da agen­da ha enco­tra­do un hue­qui­llo para poder char­lar tranquilamente.

Un pue­blo con dere­cho a decidir

batucada

Allá por el año 1677, Fran­cia se hizo con lo que para enton­ces ya se había con­ver­ti­do en un impor­tan­te pun­to de par­ti­da del comer­cio de escla­vos has­ta lle­gar a expan­dir­se por todo el terri­to­rio Sene­ga­lés. La fecha cla­ve corres­pon­de al día en el que se fir­ma el acuer­do de trans­fe­ren­cia de poder fir­ma­do con Fran­cia el 4 de abril de 1960, día en el que se pro­cla­ma la inde­pen­den­cia. Léo­pold Senghor, fue ele­gi­do como pri­mer pre­si­den­te de Sene­gal en agos­to de 1960. Aba­ba­car nos cuen­ta que este pro­ce­so de inde­pen­den­cia, al con­tra­rio de lo ocu­rri­do en otras nacio­nes afri­ca­nas, se lle­vó a cabo por medio de una estra­te­gia nego­cia­do­ra que cul­mi­nó en acuer­do. «El pro­ce­so fue muy cos­to­so» afir­ma este joven.

Aba­ba­car nos indi­ca que este es el pri­mer año que se cele­bra el «Día de la inde­pen­den­cia» en Biz­kaia. «Se me ocu­rrió que la inde­pen­den­cia de nues­tro país era un hecho que mere­cía ser cele­bra­do, como hoy en día tam­bién se hace en nues­tro país». Según nos cuen­ta, el día 4 de abril se cele­bra en Dakar (capi­tal de Sene­gal) una gran jor­na­da fes­ti­va que inclu­ye, des­fi­le ins­ti­tu­cio­nal, acti­vi­da­des cul­tu­ra­les en la calle y ambien­te fes­ti­vo duran­te todo el día has­ta bien entra­da la noche. «Hemos de cele­brar que ya no somos colo­nia fran­ce­sa» indi­ca Ababacar.

Sene­gal: mosai­co de lenguas

Hoy en día, Sene­gal con­ti­nua mos­tran­do ras­tros de su pasa­do colo­nial. Uno de ellos es la len­gua. Pese a que el fran­cés sea el úni­co idio­ma ofi­cial del “país, duran­te gran par­te de la vida dia­ria se habla wolof. «El wolof se ense­ña en casa y el fran­cés en la escue­la» acla­ra Aba­ba­car. Este hecho mues­tra que el fran­cés con­ti­nua sien­do un idio­ma pode­ro­so que man­tie­ne las fun­cio­nes lin­güís­ti­cas más impor­tan­tes, aun­que el wolof sea mucho más popu­lar y más hablado.teranga

Un gol­pe de esta­do muy peculiar

Nun­ca se ha lle­ga­do a cul­mi­nar un gol­pe de esta­do en Sene­gal aun­que en diciem­bre de 1962, se pro­du­jo un inten­to por par­te del Pri­mer Minis­tro. A pesar de ello Aba­bar afir­ma que Sene­gal ha sufri­do su par­ti­cu­lar gol­pe de esta­do: «Me refie­ro a 2007, año en el que miles de per­so­nas nos vimos obli­ga­das a aban­do­nar nues­tro país en cayu­co en bus­ca de unas con­di­cio­nes más favo­ra­bles» acla­ra el joven.

Aba­bar expli­ca que en Sene­gal se pro­du­ce un fenó­meno muy pecu­liar y a la vez devas­ta­dor para las per­so­nas que viven en el país. «Allí pro­du­ci­mos una can­ti­dad impre­sio­nan­te de cerea­les, verduras,…etc. Pero muy pocas per­so­nas se bene­fi­cian en el país de esta pro­duc­ción por­que la mayo­ría de los pro­duc­tos se expor­tan a Euro­pa. Esto es lo que más jode al país» sen­ten­cia.

La odi­sea de los «pape­les»

mujeres senegalesas

«La fal­ta de pape­les te cie­rra muchí­si­mas puer­tas» expli­ca aba­ba­car sin disi­mi­lar su has­tío. «Hay dere­chos fun­da­men­ta­les reco­no­ci­dos a las per­so­nas sin pape­les pero, no pue­des acce­der a un tra­ba­jo regu­lar y esto, hoy por hoy es impres­cin­di­ble». Ade­más denun­cia que el hecho de no tener pape­les es razón sufi­cien­te para sufrir una deten­ción irre­gu­lar en ple­na calle, como vie­ne ocu­rrien­do en zonas como el barrio de San Fran­cis­co en Bilbao.

Una jor­na­da para el recuerdo

A aba­ba­car se le esca­pa una son­ri­sa cuan­do nos habla sobre la jor­na­da fes­ti­va que lle­va­ron a cabo la pasa­da sema­na en Bara­kal­do. La fies­ta la orga­ni­zó la Unión de Sene­ga­le­ses de Biz­kaia «TERANGA», con el apo­yo ins­ti­tu­cio­nal del Ayun­ta­mien­to y Dipu­tación. «Hemos que­ri­do cele­brar una fies­ta para todas las per­so­nas, no solo para noso­tros. Creo que lo hemos con­se­gui­do». La jor­na­da se abrió con un pasa­ca­lles des­de la Herri­ko Pla­za has­ta Lase­sa­rre. Allí se pro­yec­ta­ron imá­ge­nes típi­cas de Sene­gal, y se degus­tó gas­tro­no­mía sene­ga­le­sa. El fron­tón de Lase­sa­rre fue esce­na­rio de una gran comi­da popu­lar a base de arroz típi­co sene­ga­lés y a la tar­de fue el turno del depor­te. Una repre­sen­ta­ción sene­ga­le­sa ven­ció 2 – 1 al con­jun­to de Gha­na. La fies­ta fina­li­zó con un con­cier­to rap a car­go de gru­pos loca­les y senegaleses.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.