[Video] Edi­to­rial de Opcion y video de MPD

La cam­pa­ña por la con­sul­ta popu­lar se ha con­ver­ti­do en un refe­rén­dum de apo­yo o recha­zo al gobierno de Rafael Correa. El con­te­ni­do de las pre­gun­tas, la expli­ca­ción de su alcan­ce o posi­bles con­se­cuen­cias no es el cen­tro de preo­cu­pa­ción de la gran mayo­ría de ciu­da­da­nos. Sim­ple­men­te se eva­lúa lo que ha veni­do suce­dien­do en estos años de “revo­lu­ción ciu­da­da­na”, y en ese sen­ti­do hay quie­nes se man­tie­nen aún expec­tan­tes de lo que el gobierno pue­da lograr, por­que han reci­bi­do de mane­ra direc­ta alguno de los bene­fi­cios de la polí­ti­ca asis­ten­cia­lis­ta del régi­men, pero tam­bién hay quie­nes has­ta hace poco tenían espe­ran­zas en que esos bene­fi­cios les lle­gue y aho­ra se han des­en­ga­ñan­do al mirar el rum­bo que ha toma­do el régi­men.

Lo intere­san­te al ana­li­zar los pri­me­ros datos de las encues­tas es que esta vez, como no había suce­di­do has­ta aho­ra en pro­ce­sos elec­to­ra­les en los que ha par­ti­ci­pa­do Rafael Correa des­de que lle­gó a la Pre­si­den­cia, la cam­pa­ña par­te con por­cen­ta­jes en su favor, pero a cor­ta dis­tan­cia de sus opo­si­to­res. La gran acep­ta­ción con la que el NO arran­có la cam­pa­ña tie­ne que ver, de mane­ra muy impor­tan­te, con que las orga­ni­za­cio­nes popu­la­res de tra­yec­to­ria y los par­ti­dos de izquier­da esta vez deci­die­ron lla­mar a votar en con­tra del régi­men.

Pero tam­bién tie­ne que ver con los pro­pios erro­res polí­ti­cos del gobierno, como el de los enjui­cia­mien­tos a perio­dis­tas y medios de comu­ni­ca­ción, sin mayor argu­men­to que el mal humor del pri­mer man­da­ta­rio; el veto a la Ley del Comer­cian­te Mino­ris­ta que había sido apro­ba­da por la Asam­blea, lue­go de una impor­tan­te lucha de los tra­ba­ja­do­res autó­no­mos; la pro­vo­ca­ción a los estu­dian­tes de la Uni­ver­si­dad Cen­tral del Ecua­dor, don­de que­da­ron en evi­den­cia sus poses auto­ri­ta­rias, entre otros.

La oli­gar­quía y sus medios de comu­ni­ca­ción jue­gan sus car­tas bajo una lógi­ca: apro­ve­char el nivel de des­con­ten­to popu­lar y tra­tar de eri­gir en figu­ras a algu­nos de sus prin­ci­pa­les per­so­na­jes, enar­bo­lan­do una crí­ti­ca sus­ten­ta­da en la defen­sa de las liber­ta­des demo­crá­ti­cas que ellos jamás qui­sie­ron res­pe­tar. Sien­do un puña­do peque­ño y des­gas­ta­do, son los que copan los espa­cios de opi­nión de los medios bur­gue­ses.

El gobierno, sin embar­go, es el que lide­ra la cam­pa­ña, en cuan­to a can­ti­dad de men­sa­jes y a espa­cios de difu­sión de las tesis por par­te del Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca. Según lo ha denun­cia­do la vocal del Con­se­jo Nacio­nal Elec­to­ral, Mar­cia Cai­ce­do, el pleno del orga­nis­mo no vigi­la, dis­cu­te y toma deci­sio­nes sobre los men­sa­jes guber­na­men­ta­les que apa­re­cen en los medios, bajo el mem­bre­te de “auto­ri­za­do por el CNE”, pues­to que el úni­co que aprue­ba esos con­te­ni­dos es el pre­si­den­te del orga­nis­mo, el gobier­nis­ta Omar Simons.

Por otro lado, no exis­te un con­trol a lo que hacen los medios en pro­pie­dad del gobierno, don­de la cam­pa­ña en apo­yo a Correa está en su pun­to más alto. Se han denun­cia­do actos ile­ga­les como la colo­ca­ción de vallas publi­ci­ta­rias con el SÍ, así como hojas volan­tes y actos públi­cos en los que se entre­ga borre­gos, bonos y demás. Eso sin con­tar las cade­nas de radio y tele­vi­sión que debie­ron ser prohi­bi­das en este perío­do de cam­pa­ña.

Des­de los pue­blos, la Coor­di­na­do­ra Plu­ri­na­cio­nal “esta vez NO”, se ha con­ver­ti­do en la ins­tan­cia uni­ta­ria de los sec­to­res más demo­crá­ti­cos, pro­gre­sis­tas y de izquier­da, que han asu­mi­do la res­pon­sa­bi­li­dad his­tó­ri­ca de impe­dir que en el Ecua­dor se ins­ta­le el auto­ri­ta­ris­mo y se trai­cio­ne la volun­tad mayo­ri­ta­ria de los pue­blos de cons­truir una patria nue­va, en camino hacia el socia­lis­mo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *