Lakua debe­rá crear este año ayu­das a las víc­ti­mas de la vio­len­cia esta­tal – Iña­ki Irion­do

Todos los gru­pos par­la­men­ta­rios de la Cáma­ra de Gas­teiz, con la úni­ca excep­ción de Gor­ka Manei­ro, de UPyD, apro­ba­ron ayer ins­tar al Gobierno de Lakua a que den­tro de este mis­mo año pon­ga en mar­cha las medi­das nece­sa­rias para ini­ciar el reco­no­ci­mien­to y repa­ra­ción de las víc­ti­mas de la vio­len­cia esta­tal.

Tam­bién se apro­bó la crea­ción de una ponen­cia en el Par­la­men­to que impul­se estas actua­cio­nes y haga un segui­mien­to de ellas. Este pun­to con­tó con el voto en con­tra del PP, pues lo entien­de como una fór­mu­la de equi­pa­ra­ción de estas víc­ti­mas con «las del terro­ris­mo», lo que con­si­de­ra inacep­ta­ble.

La pro­po­si­ción no de ley que lle­gó ayer al pleno esta­ba fir­ma­da por PNV, PSE, Ara­lar, EA y EB, un con­sen­so que todos sus pro­mo­to­res con­si­de­ra­ron impor­tan­te y algu­nos, como Ain­tza­ne Eze­na­rro, has­ta «his­tó­ri­co». El PP pidió que se vota­ra por pun­tos, apro­ban­do los refe­ri­dos a la repa­ra­ción y reco­no­ci­mien­to de las víc­ti­mas, y recha­zan­do la crea­ción de la ponen­cia.

Espa­cio ins­ti­tu­cio­nal

La base de la pro­pues­ta par­la­men­ta­ria se encuen­tra en el infor­me ela­bo­ra­do en bue­na par­te por Unes­co Etxea y asu­mi­do, corre­gi­do y pre­sen­ta­do a la Cáma­ra por las direc­cio­nes de Dere­chos Huma­nos y la de Aten­ción a las Víc­ti­mas del Terro­ris­mo del Gobierno de Lakua. Los gru­pos han reco­gi­do suge­ren­cias allí con­tem­pla­das y les han pues­to con­cre­cio­nes y fechas.

El Par­la­men­to apro­bó ayer ins­tar al Eje­cu­ti­vo a «cons­ti­tuir de mane­ra inme­dia­ta el espa­cio ins­ti­tu­cio­nal admi­nis­tra­ti­vo pre­vis­to en el cita­do infor­me y a dotar­lo de la estruc­tu­ra y recur­sos nece­sa­rios». Ade­más, debe­rá «poner en mar­cha medi­das y actua­cio­nes des­ti­na­das al reco­no­ci­mien­to de dichas víc­ti­mas».

En este año han de redac­tar­se los pri­me­ros decre­tos que «mar­quen las ayu­das a imple­men­tar y los cri­te­rios para tener acce­so a las mis­mas, así como la nece­sa­ria dota­ción pre­su­pues­ta­ria». Jun­to a ello, ten­drá que «ins­tau­rar un meca­nis­mo acce­si­ble y cer­cano de con­tac­to con las per­so­nas que se con­si­de­ren víc­ti­mas, uti­li­zan­do para ello la infor­ma­ción sobre las mis­mas que exis­te ya en el Gobierno».

¿Que víc­ti­mas?

El decre­to o decre­tos de Lakua debe­rán esti­pu­lar las con­di­cio­nes que debe­rán cum­plir las per­so­nas que deseen acce­der a estas ayu­das. En prin­ci­pio, el infor­me guber­na­men­tal habla­ba de vio­la­cio­nes de dere­chos y sufri­mien­to injus­tos pro­du­ci­dos duran­te la dic­ta­du­ra, así como la repre­sión ejer­ci­da en los años pos­te­rio­res por agen­tes públi­cos, gru­pos para­po­li­cia­les o actua­cio­nes de extre­ma dere­cha tole­ra­das por las ins­ti­tu­cio­nes.

Pero tam­bién se con­tem­pla la posi­bi­li­dad de abrir el aba­ni­co a otras víc­ti­mas de sufri­mien­tos gra­ves e injus­tos, y ayer se habló de las víc­ti­mas de tor­tu­ras.

Un úni­co acuer­do con muy dis­tin­tas inter­pre­ta­cio­nes

Fue el por­ta­voz del PP, Car­los Urqui­jo, quien en su turno de répli­ca y enfa­da­do expli­có que «éste es un acuer­do cogi­do con alfi­le­res», por lo que pidió al PNV que no ten­sa­ra dema­sia­do la cuer­da. Lo ocu­rri­do defi­ne muy bien el hecho de que, detrás de la prác­ti­ca una­ni­mi­dad en las medi­das pro­pues­tas, hay muy dis­tin­tas inter­pre­ta­cio­nes de los par­ti­dos sobre las vio­len­cias polí­ti­cas que se han dado y se dan en Eus­kal Herria y sobre la con­si­de­ra­ción de las víc­ti­mas de esas vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos.

En este momen­to en el que se abre un nue­vo tiem­po polí­ti­co, pare­ce haber en el Par­la­men­to de Gas­teiz una con­si­de­ra­ción gene­ral de que se deben dar pasos que has­ta la fecha no se habían dado hacia el reco­no­ci­mien­to de las víc­ti­mas de la vio­len­cia esta­tal, y ahí resul­ta men­cio­na­ble el giro rea­li­za­do por el PSE des­de la pasa­da legis­la­tu­ra, tal vez moti­va­do por ser él quien pue­de regu­lar los decre­tos des­de el Gobierno. Sin embar­go, tan­to este par­ti­do como el PP siguen man­te­nien­do una espe­cie de cla­si­fi­ca­ción entre víc­ti­mas en la que sólo las deno­mi­na­das «del terro­ris­mo» ‚y más espe­cí­fi­ca­men­te las de ETA, son de «pri­me­ra divi­sión».

Es más, algu­nas alu­sio­nes vuel­tas a escu­char ayer ponen sobre las víc­ti­mas de la vio­len­cia esta­tal la sos­pe­cha de ser a su vez vic­ti­ma­rios. Cabe recor­dar, como dijo el par­la­men­ta­rio del PNV Iñi­go Itu­rra­te, que la mayo­ría de estas per­so­nas que «sufrie­ron en muchos casos ase­si­na­to, lesio­nes, tor­tu­ras y vio­la­cio­nes» eran «per­so­nas ino­cen­tes y, en muchas casos, que ni tenían filia­ción polí­ti­ca, que sim­ple­men­te pasa­ban por allí».

Estas dife­ren­cias mues­tran, según recor­dó el par­la­men­ta­rio del PSE Jesús Loza, la nece­si­dad de la ponen­cia y del tra­ba­jo que que­da por delan­te.

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *