La con­sul­ta popu­lar y el dine­ro del esta­do- Henry LLanes

Gran par­te del dine­ro de los impues­tos, que es pro­duc­to del tra­ba­jo de los empren­de­do­res, de los empre­sa­rios y de los tra­ba­ja­do­res, el gobierno de Correa lo ha inver­ti­do en cam­pa­ñas elec­to­ra­les, publi­ci­dad elec­to­ral y en los enla­ces sabatinos.

Con el even­to elec­to­ral del 7 de mayo pró­xi­mo, son cin­co los even­tos elec­to­ra­les que se han rea­li­za­do en el gobierno de Correa, quien ha pri­vi­le­gia­do la aren­ga y la agi­ta­ción elec­to­ral antes que desa­rro­llar la eco­no­mía nacio­nal, gene­rar inver­sión, fuen­tes de tra­ba­jo y empleo, como lo debió hacer con el mane­jo de los hidro­car­bu­ros, en torno a los cua­les el país ha per­di­do una enor­me can­ti­dad de dine­ro por varios frentes:

1.- En el perío­do 2007 – 2010, el gobierno de Correa impor­tó a tra­vés de empre­sas petro­le­ras inter­na­cio­na­les 12 mil 213 millo­nes de dóla­res en com­bus­ti­bles, bene­fi­cian­do por esta vía a dichos gru­pos eco­nó­mi­cos. Con este dine­ro se hubie­ran cons­trui­do tres nue­vas refi­ne­rías de 100 mil barri­les dia­rios a un cos­to de USD 4.000 millo­nes cada una. Si se hubie­ra cons­trui­do estos pro­yec­tos se estu­vie­ran gene­ra­do direc­ta e indi­rec­ta­men­te miles de fuen­tes de tra­ba­jo y empleo, y aho­rra­do al país mucho dine­ro en la impor­ta­ción de combustibles.

2.- En el año 2010 se esti­ma que el país per­dió USD 800 millo­nes por con­tra­ban­do de com­bus­ti­bles. Si esta cifra se mul­ti­pli­ca por los cua­tro años del gobierno de Correa, quie­re decir que el país per­dió a apro­xi­ma­da­men­te USD 3.200 millo­nes de dóla­res en el perío­do 2007 – 2010 ¿quién se ha bene­fi­cia­do de este nego­ció ilí­ci­to per­ju­di­can­do al país? Los con­tra­ban­dis­tas, pero el régi­men antes que foca­li­zar los sub­si­dios para evi­tar con­tra­ban­do, no le ha impor­ta­do que el país pier­da dine­ro a tra­vés de este nego­cio ilícito.

3.- Así mis­mo, en el año 2010 se esti­ma un mon­to de USD 3.000 millo­nes en sub­si­dios de com­bus­ti­bles, bene­fi­cian­do por esta vía a todos los sec­to­res socia­les del país, inclui­dos aque­llos que tie­nen ingre­sos sobre los USD 100 dia­rios. Esta es una polí­ti­ca que dis­tor­sio­na el mane­jo de los sub­si­dios, por­que ésta debió apli­car­se úni­ca­men­te en bene­fi­cio de los sec­to­res socia­les que reci­ben bajos ingre­sos eco­nó­mi­cos, de aque­llos que viven del sub­em­pleo, des­em­plea­dos y de los que sobre­vi­ven en la mar­gi­na­li­dad bajo estra­te­gias de subsistencia.

4.- En mate­ria de expor­ta­cio­nes de petró­leo cru­do, el gobierno de Correa ha pri­vi­le­gia­do la vía más fácil para la ven­ta del petró­leo cru­do con el obje­ti­vo de obte­ner dine­ro dia­ria­men­te. Su prin­ci­pal clien­te ha sido el gobierno chino, a quien, duran­te estos últi­mos años le ha ven­di­do apro­xi­ma­da­men­te el 50% de las expor­ta­cio­nes de petró­leo cru­do, obvian­do el pro­ce­so lici­ta­to­rio median­te dos meca­nis­mos: ven­ta anti­ci­pa­da de cru­do y can­je de petró­leo por nue­va deu­da, en ambos casos con altas tasas de inte­rés y reci­bien­do un alto cas­ti­go en las expor­ta­cio­nes de cada barril de petróleo.

En la cam­pa­ña elec­to­ral que con­clui­rá el pró­xi­mo 7 de mayo, se va ha gas­tar más de USD 30 millo­nes, sin tomar en cuen­ta lo que gas­ta­rá el régi­men y los gobier­nos sec­cio­na­les de Alian­za País en sus movi­li­za­cio­nes dia­rias para con­se­guir los votos en todo el país; harán uso de avio­nes, heli­cóp­te­ros, vehícu­los de trans­por­te terres­tre, celu­la­res, viá­ti­cos, copia­do­ras, Inter­net, tele­fo­nía con­ven­cio­nal, pape­le­ría, etc.; ofre­ce­rán obras, car­gos públi­cos, fir­man­do con­tra­tos, entre­gan­do che­ques, etc.

A esto hay que sumar la DOBLE asig­na­ción de recur­sos eco­nó­mi­cos que le entre­ga­rá el Con­se­jo Nacio­nal Elec­to­ral para la cam­pa­ña elec­to­ral, por un lado a su movi­mien­to polí­ti­co, y por otro por haber cali­fi­ca­do al Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca como suje­to polí­ti­co, algo de Ripley, por­que quie­nes debie­ron cali­fi­car­se como suje­to polí­ti­co, según el regla­men­to, debie­ron ser exclu­si­va­men­te los movi­mien­tos polí­ti­cos y no per­so­nas individuales.

Mien­tras el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca y su gobierno se dedi­can a la cam­pa­ña elec­to­ral, tal como lo han hecho en oca­sio­nes ante­rio­res, que los niños pobres sigan nacien­do en tinas y en cajas de car­tón; que los des­em­plea­dos y sub­em­plea­dos con­ti­núen vivien­do en el des­em­pleo y sub­em­pleo; que los cri­mi­na­les y sica­rios sigan matan­do a la gen­te dia­ria­men­te; que los ladro­nes sigan roban­do a la gen­te dia­ria­men­te y que los nar­co­tra­fi­can­tes sigan tra­fi­can­do dro­ga por tone­la­das de mane­ra permanente.

Según una inves­ti­ga­ción rea­li­za­da por la Revis­ta Van­guar­dia (núme­ro 215 de 23 de noviem­bre de 2009) en el país se esta­ría blan­quean­do dine­ro del nar­co­trá­fi­co por una can­ti­dad de USD 7.000 millo­nes anua­les, esto sig­ni­fi­ca apro­xi­ma­da­men­te el 28% del Pre­su­pues­to Gene­ral del Esta­do del 2011 (PGE), y un mayor por­cen­ta­je con rela­ción al PGE de 2009. Esto quie­re decir, que no todo lo que se pro­du­ce y cir­cu­la en el país sobre bie­nes y ser­vi­cios es pro­duc­to de un buen mane­jo de las polí­ti­cas públi­cas; una bue­na par­te de este movi­mien­to eco­nó­mi­co es pro­duc­to del blan­queo de dine­ro del nar­co­trá­fi­co, sobre el cual se sos­tie­ne gran par­te de la eco­no­mía nacio­nal, espe­cial­men­te la dolarización.

Sobre la inse­gu­ri­dad ciu­da­da­na, duran­te los últi­mos cua­tro años la mayor par­te de la pobla­ción del país ha sido víc­ti­ma de la inse­gu­ri­dad ciu­da­da­na: robo, asal­tos, cri­men, sica­ria­to, secues­tro y violación.

Estos hechos demues­tran que el gobierno de la revo­lu­ción ciu­da­da­na ha sido inca­paz de crear las con­di­cio­nes ade­cua­das para desa­rro­llar la eco­no­mía nacio­nal, gene­rar inver­sión, tra­ba­jo y empleo; ha sido inca­paz de crear una bue­na infra­es­truc­tu­ra físi­ca y equi­pa­mien­to en las áreas de edu­ca­ción y hos­pi­ta­les; ha sido inca­paz de imple­men­tar una efi­cien­te y efi­caz polí­ti­ca de segu­ri­dad ciu­da­da­na en bene­fi­cio de la pobla­ción del país.

Sobre la inse­gu­ri­dad ciu­da­da­na, el régi­men tie­ne direc­ta res­pon­sa­bi­li­dad sobre efec­tos, la cual se agu­di­zó, a raíz de que el régi­men ‑a tra­vés de la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te de Mon­te­cris­ti- indul­tó a muchas per­so­nas vin­cu­la­das al nar­co­trá­fi­co (a las que se cono­ce con el nom­bre de mulas); por haber excar­ce­la­do a miles de per­so­nas a tra­vés de la Defen­so­ría Públi­ca; por haber refor­ma­do el Códi­go Penal cam­bian­do el deli­to de robo por el de hur­to has­ta dos sala­rios bási­cos; por la eli­mi­na­ción del pasa­do judi­cial y por haber per­mi­ti­do el ingre­so indis­cri­mi­na­do de per­so­nas extran­je­ras al país.

Estos son los resul­ta­dos de un gobierno que ha pri­vi­le­gia­do la cam­pa­ña elec­to­ral de mane­ra per­ma­nen­te, invir­tien­do tiem­po, dine­ro y los bie­nes mate­ria­les del Esta­do antes que desa­rro­llar la eco­no­mía nacio­nal en pro­yec­tos de inver­sión y gene­rar fuen­tes de tra­ba­jo y empleo.

Quien crea que el sufra­gio es la mejor expre­sión de la demo­cra­cia ‑se equi­vo­ca- por­que gobier­nos fas­cis­tas y tota­li­ta­rios tam­bién han hecho uso del sufra­gio para legi­ti­mar su poder a tra­vés de la mani­pu­la­ción de las con­cien­cias, espe­cial­men­te de aque­llos sec­to­res socia­les des­pro­vis­tos del cono­ci­mien­to de los tras­fon­dos polí­ti­cos y de los intere­ses de poder.

HENRY LLANES

Qui­to, 28 de mar­zo 28, 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.