Llo­ran­do en la Cor­te de los Bor­bo­nes- JM Alva­rez

Varios “disi­den­tes de con­cien­cia” cuba­nos, lle­ga­dos recien­te­men­te a Espa­ña, han denun­cian­do que se encuen­tran “des­am­pa­ra­dos y aban­do­na­dos” por las auto­ri­da­des.

“En Espa­ña se están vio­lan­do prác­ti­ca­men­te nues­tros dere­chos huma­nos”, seña­la Juan Anto­nio Ber­mú­dez Toran­zo que no hace aún dos sema­nas que arri­bó a la Madre Patria y ya se ha apli­ca­do el cuen­to de que “quien no llo­ra, no mama”.

“Esta­mos en una habi­ta­ción de tres camas sin con­di­cio­nes ape­nas, la ali­men­ta­ción es muy mala, muchos ancia­nos y niños ni se la comen, y no tene­mos ayu­da de nin­gún tipo”, dice nues­tro llo­rón.

Al res­pec­to, debe­mos res­pon­der que así están en este país en ban­ca­rro­ta téc­ni­ca, que des­pil­fa­rra el poco dine­ro que tie­ne hacien­do de sol­da­do-tore­ro, miles de ciu­da­da­nos que rebus­can en la basu­ra para comer. Eso por no citar la situa­ción que sufren millo­nes de per­so­nas del Ter­cer Mun­do explo­ta­do por la “demo­cra­cia” que estos quie­ren para Cuba.

No obs­tan­te ten­go que dar­le la razón al señor Ber­mú­dez cuan­do afir­ma solem­ne­men­te que “aquí tam­bién esta­mos pre­sos”. Como todos, com­pa­dre, como todos. O te apre­san el cuer­po en las cár­ce­les, o el espí­ri­tu fue­ra de ellas median­te la ena­je­na­ción men­tal y si ésta no fun­cio­na, con la con­tra­rre­vo­lu­ción pre­ven­ti­va.

Bien­ve­ni­dos al paraí­so capi­ta­lis­ta, cuba­nos de con­cien­cia con tari­fa. Pue­den alis­tar­se como mer­ce­na­rios en el ejér­ci­to espa­ñol para ir a Afga­nis­tán. Aquí matar seres huma­nos es un “tra­ba­jo”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *