Memo­rias de la Tran­si­ción – JM Alva­rez

Lle­ga a mis manos una revis­ta anti­gua. A la vis­ta, el clá­si­co apar­ta­do que men­cio­na el nom­bre de la edi­to­ra (Codi­press S.A.), así como la admi­nis­tra­ción y publi­ci­dad, ubi­ca­das en la calle Sor Ánge­la de la Cruz, Madrid.

Un edi­to­rial pole­mi­za acer­ca de que una cosa es la liber­tad de expre­sión y otra que se ten­ga dere­cho real a la mis­ma. Otros comen­ta­ris­tas expre­san la nece­si­dad de recon­quis­tar la calle.

Avan­zo en su lec­tu­ra y obser­vo que tie­ne un apar­ta­do deno­mi­na­do “Comu­ni­ca­ción de ile­ga­les”, pági­na que da voz a orga­ni­za­cio­nes como FAI, Gru­pos Autó­no­mos, GAR y otros. Mi capa­ci­dad de asom­bro lle­ga a extre­mos insos­pe­cha­dos cuan­do en esa pági­na pue­de leer­se, con total natu­ra­li­dad, un comu­ni­ca­do de los GRAPO que reza así: (cita tex­tual)

«Ante la pos­tu­ra terro­ris­ta del gobierno Sua­ris­ta (Adol­fo Suá­rez, N. de A.) de ate­mo­ri­zar y repri­mir al pue­blo tra­ba­ja­dor lle­nan­do las calles de poli­cías, los Gru­pos ini­cia­mos una cam­pa­ña que no ter­mi­na­rá has­ta que devol­va­mos los perros a las perre­ras. Ven­ce­re­mos”

Obser­vo des­pués que jun­to a edi­to­ria­les, escri­tos y comu­ni­ca­dos, coexis­ten en armo­nía, anun­cios publi­ci­ta­rios de empre­sas y fir­mas como Edi­to­rial SALVAT o KODAK, nada afi­nes a revo­lu­cio­nes o con­vul­sio­nes socia­les de cual­quier tipo.

La revis­ta de la que les hablo se lla­ma­ba CRASH, data­ba de la pri­me­ra y segun­da quin­ce­na de mayo del año 1978 y podía com­prar­se, libre­men­te, en los quios­cos. Si ter­mino escri­bien­do en pasa­do es por­que, años des­pués, fue borra­da del mapa.

Guar­do la revis­ta-tes­ti­mo­nio de una épo­ca muy dife­ren­te a la de hoy- mien­tras me pre­gun­to cómo es posi­ble que aún haya gen­te dicien­do por ahí que la Tran­si­ción logró más liber­ta­des y posi­bi­li­da­des de expre­sión.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *