Piden 10 años de cár­cel por hacer polí­ti­ca

La fis­ca­lía de la Audien­cia Nacio­nal ha rea­li­za­do una peti­ción de 10 años de cár­cel para varios mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tas vas­cos, entre los cua­les se haya Rafa Díaz o Arnal­do Ote­gi, por el hecho de orga­ni­zar­se polí­ti­ca­men­te, un hecho al pare­cer meri­to­rio de tal peti­ción fis­cal en el esta­do espa­ñol. Para este fis­cal, el rea­li­zar estas acti­vi­da­des polí­ti­cas es “inte­gra­ción en ban­da arma­da”, lite­ral­men­te.

La Fis­ca­lía del tri­bu­nal espa­ñol acu­sa de «inte­gra­ción en orga­ni­za­ción terro­ris­ta» a Arnal­do Ote­gi, Rafa Díez, Arkaitz Rodrí­guez, Miren Zaba­le­ta, Sonia Jacin­to, Amaia Esnal, Txe­lui Moreno y Mañel Serra, [email protected] [email protected] dete­ni­dos el 13 de octu­bre de 2009.

Les impu­ta impul­sar una «alian­za inde­pen­den­tis­ta» que tenía por fina­li­dad «lla­mar a la incor­po­ra­ción de for­ma­cio­nes polí­ti­cas como Eus­ko Alkar­ta­su­na (EA), Ara­lar, Aber­tza­leen Bata­su­na (AB) y ELA al espa­cio de lucha en la con­fron­ta­ción entre Eus­kal Herria y el Esta­do».

En defi­ni­ti­va, como veni­mos dicien­do, por rea­li­zar tareas polí­ti­cas, y por mas que se mire, no se acier­ta a ver don­de esta la inte­gra­ción en ban­da arma­da algu­na, de la que habla la fis­ca­lía espa­ño­la.
En el pro­ce­sa­mien­to que dic­to Gar­zon se afir­ma­ba que actua­ban a las órde­nes de ETA, «par­tien­do de la posi­ción jerár­qui­ca­men­te supe­rior de ETA que pri­va de auto­no­mía al Bate­ra­gu­ne».

Sin embar­go, en el pro­pio auto reco­ge los ele­men­tos sufi­cien­tes para refu­tar esas afir­ma­cio­nes. En los hechos que se deta­llan como acu­sa­to­rios hay dos hitos impor­tan­tes: las elec­cio­nes al Par­la­men­to euro­peo y el deba­te sobre el pro­ce­so demo­crá­ti­co. Y, en ambos casos, según escri­be Gar­zón, los impu­tados con­tra­di­je­ron a ETA y se aca­bó hacien­do lo que ellos pre­vie­ron y no lo dic­ta­do por la orga­ni­za­ción arma­da.

En cual­quier caso, un ata­que a la acti­vi­dad polí­ti­ca en Eus­kal Herria, en cla­ve inde­pen­den­tis­ta que pare­ce no entu­sias­mar a los pode­res espa­ño­les. Ocu­rre que en una auten­ti­ca demo­cra­cia, todas las opcio­nes debe­rían ser legí­ti­mas y posi­bles, no pare­ce el caso el esta­do espa­ñol.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *