Bio­gra­fía de la actual pre­si­den­ta de Bra­sil Dil­ma Rou­seff

1º Ene. 2011- Dil­ma Rou­seff actual pre­si­den­ta de Bra­sil ‚nació el 14 de diciem­bre de 1947 en Belo Hori­zon­te. Es hija de la maes­tra Dil­ma Koim­bra Sil­va y del inmi­gran­te Pedro Rous­seff, abo­ga­do búl­ga­ro, miem­bro del Movi­mien­to Comu­nis­ta Búl­ga­ro.

Dil­ma en su juven­tud, inte­gró el movi­mien­to de resis­ten­cia con­tra la dic­ta­du­ra mili­tar, que gober­nó Bra­sil des­de 1964 a 1985; fue un régi­men repre­si­vo, con ase­si­na­tos, des­apa­ri­cio­nes y tor­tu­ras. Fue una impor­tan­te gue­rri­lle­ra, uno de los «cere­bros» de la orga­ni­za­ción «Van­guar­dia Arma­da Revo­lu­cio­na­ria Pal­ma­res»; dete­ni­da en 1970 y con­de­na­da por un tri­bu­nal mili­tar, estu­vo pre­sa duran­te tres años, en los cua­les fue tor­tu­ra­da.

Se gra­duó en 1977 en la Escue­la de Cien­cias Eco­nó­mi­cas de la Uni­ver­si­dad Fede­ral de Rio Gran­de do Sul. En los años 80 par­ti­ci­pó de la recons­truc­ción del Par­ti­do Tra­ba­ja­dor Bra­si­le­ño, que lue­go se lla­ma­ría Par­ti­do Demo­crá­ti­co Labo­ris­ta (PDT); luchó por la amnis­tía para los ciu­da­da­nos que habían sido per­se­gui­dos por el gobierno y per­di­do sus dere­chos civi­les.

Duran­te el gobierno de Alceu Colla­res en Río Gran­de do Sul, entre 1991 y 1995, Dil­ma fue Secre­ta­ria de Ener­gía. En 1999 se inte­gró al Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res, una de las mayo­res fuer­zas de izquier­da opo­si­to­ra al gobierno de Fer­nan­do Hen­ri­que Car­do­so (ele­gi­do pre­si­den­te en 1998).

En 2003 Dil­ma fue Minis­tra de Ener­gía, en el gobierno de Luiz Inácio Lula da Sil­va, car­go que ocu­pó has­ta 2005, cuan­do fue nom­bra­da Jefa de Gabi­ne­te de la Casa Civil. Supo enfren­tar­se a su tra­ba­jo con capa­ci­dad, serie­dad polí­ti­ca y res­pe­to, ganan­do la con­fian­za y el apo­yo social. Su car­te­ra anun­ció la cons­truc­ción de usi­nas nuclea­res, para ate­nuar la depen­den­cia del gas boli­viano; se anun­ció tam­bién la auto­su­fi­cien­cia petro­le­ra de Bra­sil.

En el año 2006, des­pués de casi trein­ta años, el Esta­do de Rio de Janei­ro indem­ni­zó a Dil­ma y a otras per­so­nas, por las tor­tu­ras sufri­das en la car­cel en 1970. Dijo que dar a cono­cer los archi­vos de la dic­ta­du­ra mili­tar, era impor­tan­te.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *