Vene­zue­la con­me­mo­ra los 180 años de la muer­te de Simón Bolí­var- Tele­Sur

El Gobierno de Vene­zue­la, enca­be­za­do por el pre­si­den­te Hugo Chá­vez, con­me­mo­ra­rá este vier­nes 17 de diciem­bre los 180 años de la muer­te de El Liber­ta­dor Simón Bolí­var, con dife­ren­tes actos en la capi­tal y otros pun­tos del país.

En el cuar­tel San Car­los, cen­tro de la capi­tal, el pre­si­den­te Chá­vez, jun­to a miem­bros de su gabi­ne­te, par­ti­ci­pa­rán en la pri­me­ra cere­mo­nia en honor al Padre de la Patria.

Pos­te­rior­men­te, el man­da­ta­rio vene­zo­lano, Hugo Chá­vez, colo­ca­rá una ofren­da flo­ral en el Pan­teón Nacio­nal, (cen­tro de Cara­cas), fren­te al fére­tro de Simón Bolí­var.

Los res­tos de El Liber­ta­dor, cuyo nom­bre com­ple­to es Simón José Anto­nio de la San­tí­si­ma Tri­ni­dad Con­cep­ción Bolí­var y Pala­cios Pon­te y Blan­co des­can­san des­de el 28 de octu­bre de 1876 en el Pan­teón Nacio­nal.

El pasa­do 16 de julio, en el Pan­teón Nacio­nal (Cara­cas), bajo el impul­so del gobierno boli­va­riano, fue­ron exhu­ma­dos los res­tos de El Liber­ta­dor por un gru­po de exper­tos y cien­tí­fi­cos.

Des­de enton­ces, los res­tos del Padre de la Patria repo­san en un nue­vo sar­có­fa­go cons­ti­tui­do por un mate­rial de con­si­de­ra­ble resis­ten­cia, de 2 cm de espe­sor, a base de cris­tal y tor­ni­llos de oro pro­ve­nien­tes del esta­do Bolí­var (sur del país).

El minis­tro de Cul­tu­ra vene­zo­lano, Fran­cis­co Ses­to, para el momen­to del pro­ce­so de exhu­ma­ción, recor­dó que a media­dos del siglo pasa­do, el abo­ga­do, escri­tor, humo­ris­ta, poe­ta y polí­ti­co vene­zo­lano, Andrés Eloy Blan­co, denun­ció en un dis­cur­so que era indig­na la for­ma de pre­ser­va­ción de los res­tos de Bolí­var.

Andrés Eloy Blan­co dijo en aquel momen­to que en el futu­ro se le debía ela­bo­rar una urna de cris­tal y oro, a fin de con­ser­var­lo para siem­pre. Con esa preo­cu­pa­ción, el gobierno boli­va­riano eje­cu­tó la ope­ra­ción his­tó­ri­ca y cien­tí­fi­ca para dig­ni­fi­car su lecho.

Las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas expli­ca­ron que la exhu­ma­ción de los res­tos de El Liber­ta­dor fue un rigu­ro­so pro­ce­di­mien­to con un alto espí­ri­tu patrió­ti­co, que sólo bus­có pre­ser­var el cuer­po para las gene­ra­cio­nes futu­ras.

Simón Bolí­var nació en Cara­cas (Vene­zue­la) el 24 de julio de 1783, en el seno de una fami­lia de ricos crio­llos, los Bolí­var y Pon­te-Pala­cios y Blan­co.

Fue un mili­tar y polí­ti­co sur­ame­ri­cano que des­de 1813 empren­dió una his­tó­ri­ca revo­lu­ción que cul­mi­nó con la inde­pen­den­cia del con­ti­nen­te, por lo que hoy en día es recor­da­do como El Liber­ta­dor.

Ofi­cial­men­te se sabe que el 10 de diciem­bre de 1830 fir­mó su últi­ma pro­cla­man ya deli­ca­do de salud, sie­te días más tar­de, falle­ce y reci­be los auxi­lios reli­gio­sos del obis­po José María Este­ves y del cura Her­me­ne­gil­do Barran­co.

Sobre la muer­te de El Liber­ta­dor Simón Bolí­var se han for­mu­la­do varias teo­rías. La difun­di­da de mane­ra ofi­cial es la que le atri­bu­ye su falle­ci­mien­to a una tisis tubercu­losa, según el médi­co fran­cés Ale­jan­dro Pros­pe­ro Reve­rend.

Un estu­dio publi­ca­do por la Con­fe­ren­cia Anual de Pato­lo­gía Clí­ni­ca His­tó­ri­ca (una reu­nión cien­tí­fi­ca aus­pi­cia­da por la Facul­tad de Medi­ci­na de la Uni­ver­si­dad de Mary­land) con­clu­yó que lo que ver­da­de­ra­men­te ani­qui­ló a Simón Bolí­var fue un enve­ne­na­mien­to cró­ni­co por arsé­ni­co.

El infor­me sos­tie­ne que su muer­te no fue por enve­ne­na­mien­to, pero sí por una inges­ta y expo­si­ción perió­di­ca a este letal ele­men­to que ya ha sido pro­ta­go­nis­ta de otras muer­tes de céle­bres, como la de Napo­león o Jor­ge III de Ingla­te­rra. Sin embar­go, la muer­te de Simón Bolí­var aún for­ma par­te de un mis­te­rio.

tele­SUR – Vtv /ld-PR

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *