Vene­zue­la con­me­mo­ra los 180 años de la muer­te de Simón Bolí­var- TeleSur

El Gobierno de Vene­zue­la, enca­be­za­do por el pre­si­den­te Hugo Chá­vez, con­me­mo­ra­rá este vier­nes 17 de diciem­bre los 180 años de la muer­te de El Liber­ta­dor Simón Bolí­var, con dife­ren­tes actos en la capi­tal y otros pun­tos del país.

En el cuar­tel San Car­los, cen­tro de la capi­tal, el pre­si­den­te Chá­vez, jun­to a miem­bros de su gabi­ne­te, par­ti­ci­pa­rán en la pri­me­ra cere­mo­nia en honor al Padre de la Patria.

Pos­te­rior­men­te, el man­da­ta­rio vene­zo­lano, Hugo Chá­vez, colo­ca­rá una ofren­da flo­ral en el Pan­teón Nacio­nal, (cen­tro de Cara­cas), fren­te al fére­tro de Simón Bolívar.

Los res­tos de El Liber­ta­dor, cuyo nom­bre com­ple­to es Simón José Anto­nio de la San­tí­si­ma Tri­ni­dad Con­cep­ción Bolí­var y Pala­cios Pon­te y Blan­co des­can­san des­de el 28 de octu­bre de 1876 en el Pan­teón Nacional.

El pasa­do 16 de julio, en el Pan­teón Nacio­nal (Cara­cas), bajo el impul­so del gobierno boli­va­riano, fue­ron exhu­ma­dos los res­tos de El Liber­ta­dor por un gru­po de exper­tos y científicos.

Des­de enton­ces, los res­tos del Padre de la Patria repo­san en un nue­vo sar­có­fa­go cons­ti­tui­do por un mate­rial de con­si­de­ra­ble resis­ten­cia, de 2 cm de espe­sor, a base de cris­tal y tor­ni­llos de oro pro­ve­nien­tes del esta­do Bolí­var (sur del país).

El minis­tro de Cul­tu­ra vene­zo­lano, Fran­cis­co Ses­to, para el momen­to del pro­ce­so de exhu­ma­ción, recor­dó que a media­dos del siglo pasa­do, el abo­ga­do, escri­tor, humo­ris­ta, poe­ta y polí­ti­co vene­zo­lano, Andrés Eloy Blan­co, denun­ció en un dis­cur­so que era indig­na la for­ma de pre­ser­va­ción de los res­tos de Bolívar.

Andrés Eloy Blan­co dijo en aquel momen­to que en el futu­ro se le debía ela­bo­rar una urna de cris­tal y oro, a fin de con­ser­var­lo para siem­pre. Con esa preo­cu­pa­ción, el gobierno boli­va­riano eje­cu­tó la ope­ra­ción his­tó­ri­ca y cien­tí­fi­ca para dig­ni­fi­car su lecho.

Las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas expli­ca­ron que la exhu­ma­ción de los res­tos de El Liber­ta­dor fue un rigu­ro­so pro­ce­di­mien­to con un alto espí­ri­tu patrió­ti­co, que sólo bus­có pre­ser­var el cuer­po para las gene­ra­cio­nes futuras.

Simón Bolí­var nació en Cara­cas (Vene­zue­la) el 24 de julio de 1783, en el seno de una fami­lia de ricos crio­llos, los Bolí­var y Pon­te-Pala­cios y Blanco.

Fue un mili­tar y polí­ti­co sur­ame­ri­cano que des­de 1813 empren­dió una his­tó­ri­ca revo­lu­ción que cul­mi­nó con la inde­pen­den­cia del con­ti­nen­te, por lo que hoy en día es recor­da­do como El Libertador.

Ofi­cial­men­te se sabe que el 10 de diciem­bre de 1830 fir­mó su últi­ma pro­cla­man ya deli­ca­do de salud, sie­te días más tar­de, falle­ce y reci­be los auxi­lios reli­gio­sos del obis­po José María Este­ves y del cura Her­me­ne­gil­do Barranco.

Sobre la muer­te de El Liber­ta­dor Simón Bolí­var se han for­mu­la­do varias teo­rías. La difun­di­da de mane­ra ofi­cial es la que le atri­bu­ye su falle­ci­mien­to a una tisis tubercu­losa, según el médi­co fran­cés Ale­jan­dro Pros­pe­ro Reverend.

Un estu­dio publi­ca­do por la Con­fe­ren­cia Anual de Pato­lo­gía Clí­ni­ca His­tó­ri­ca (una reu­nión cien­tí­fi­ca aus­pi­cia­da por la Facul­tad de Medi­ci­na de la Uni­ver­si­dad de Mary­land) con­clu­yó que lo que ver­da­de­ra­men­te ani­qui­ló a Simón Bolí­var fue un enve­ne­na­mien­to cró­ni­co por arsénico.

El infor­me sos­tie­ne que su muer­te no fue por enve­ne­na­mien­to, pero sí por una inges­ta y expo­si­ción perió­di­ca a este letal ele­men­to que ya ha sido pro­ta­go­nis­ta de otras muer­tes de céle­bres, como la de Napo­león o Jor­ge III de Ingla­te­rra. Sin embar­go, la muer­te de Simón Bolí­var aún for­ma par­te de un misterio.

tele­SUR – Vtv /ld-PR

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.