El eus­ka­ra con­tra el pro­gre­so- Mai­te Soroa

El últi­mo infor­me Pisa, que eva­lúa el gra­do de cono­ci­mien­tos de los alum­nos les está dan­do a los de la fachen­da.

Ayer leía en «Eus­ka­di Infor­ma­ción Glo­bal» un jugo­so artícu­lo de su direc­tor, Raúl Gon­zá­lez Zorri­lla, en el que expli­ca­ba con cla­ri­dad los males que pro­vo­ca el eus­ka­ra.

Cons­ta­ta­ba que los alum­nos vas­cos andan mejor en letras y mate­má­ti­cas y plan­tea­ba la cues­tión: «Adi­vi­nar a qué se debe este retro­ce­so es una cues­tión cla­ve, ya que una for­ma­ción cien­tí­fi­ca ade­cua­da de los ciu­da­da­nos más jóve­nes es tras­cen­den­tal para el futu­ro de cual­quier socie­dad y, sobre todo, resul­ta fun­da­men­tal para eli­mi­nar las muchas fal­sas creen­cias y mitos extra­ños con los que des­de múl­ti­ples fren­tes se ata­ca al pen­sa­mien­to moderno e ilus­tra­do».

A par­tir de ahí se des­pa­rra­ma­ba: «De hecho, el País Vas­co es una de las comu­ni­da­des espa­ño­les más azo­ta­da por los más varia­dos movi­mien­tos irra­cio­na­lis­tas, maqui­nis­tas y acien­tí­fi­cos que, en algu­nos casos ava­la­dos por la ban­da terro­ris­ta ETA, han con­se­gui­do que poner en mar­cha en esta región cual­quier ini­cia­ti­va de pro­gre­so y desa­rro­llo sea una autén­ti­ca tarea de héroes».

Y ¿de quién es la cul­pa? Pues del eus­ka­ra, cla­ro: «el menor tiem­po que los chi­cos y chi­cas del País Vas­co dedi­can al estu­dio de las cien­cias, como con­se­cuen­cia de la pre­sión ejer­ci­da por la impo­si­ción de una edu­ca­ción bilin­güe». O sea que apren­der la len­gua pro­pia del país don­de se vive es un retro­ce­so. Curio­so, ¿ver­dad?

Y pro­po­ne su pro­pia solu­ción: «la úni­ca solu­ción que hay para paliar esta igno­ran­cia cien­tí­fi­ca de los estu­dian­tes vas­cos, con­se­cuen­cia de la exi­gen­cia nacio­na­lis­ta de edu­car en eus­ke­ra: la libre elec­ción de los padres del idio­ma en el que van a for­mar­se sus hijos. Sola­men­te de esta mane­ra, con los niños for­mán­do­se en su idio­ma materno, se con­se­gui­rá tiem­po sufi­cien­te para la mejo­ra de la for­ma­ción en cien­cias de los más jóve­nes, para poten­ciar otras com­pe­ten­cias tam­bién coar­ta­das por la impo­si­ción bilin­güe y para poner en mar­cha un pro­gra­ma serio y sóli­do de ense­ñan­za de inglés en las aulas de Eus­ka­di».

¡Ah, el inglés no res­ta tiem­po!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *