La Uni­ver­si­dad Vas­ca, da un paso hacia delan­te por [email protected] [email protected]

Somos habi­tan­tes, ami­gos y ami­gas de Eus­kal Herria. Un pue­blo que se ha ido pulien­do duran­te siglos median­te la dig­ni­dad, el com­pro­mi­so, la soli­da­ri­dad y, por des­gra­cia, tam­bién el sufri­mien­to. Un pue­blo que ansía cono­cer una nue­va eta­pa que abra las puer­tas a un futu­ro mejor. Sin embar­go, a día de hoy, nos due­le el cora­zón al com­pro­bar cómo las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos sufren una con­cul­ca­ción de dere­chos cons­tan­te.

Somos miem­bros del pro­fe­so­ra­do, del alu­man­do, del Per­so­nal de Admi­nis­tra­ción y Ser­vi­cios y de orga­ni­za­cio­nes de dife­ren­tes uni­ver­si­da­des de Eus­kal Herria, preo­cu­pa­das y preo­cu­pa­dos por la con­cul­ca­ción de dere­chos que sufren las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos, entre los que se encuen­tran com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros nues­tros.

La socie­dad vas­ca y mul­ti­tud de orga­nis­mos inter­na­cio­na­les han recha­za­do una y otra vez una polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que tie­ne la cruel­dad como base. Jue­gan con los dere­chos de las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Úni­ca­men­te así se pue­de enten­der cómo los Esta­dos espa­ñol y fran­cés tie­nen en mar­cha la dis­per­sión, man­tie­nen encar­ce­la­dos a los pre­sos y pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles, apli­can de fac­to la cade­na per­pe­tua, no libe­ran a aqué­llos que han cum­pli­do las 34 par­tes de su con­de­na, el ais­la­mien­to, la sole­dad, el tra­to humi­llan­te ante las visi­tas vis a vis, la cri­mi­na­li­za­ción de la soli­da­ri­dad y otras muchas medi­das.

Como uni­ver­si­ta­rias y uni­ver­si­ta­rios, que­re­mos des­ta­car la vul­ne­ra­ción del dere­cho a estu­diar. Hoy en día, las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos no pue­den estu­diar en eus­ka­ra, ni pue­den hacer­lo en la uni­ver­si­dad que quie­ren, ni los estu­dios ele­gi­dos. Esta situa­ción no es nue­va. Se aca­ban de cum­plir 9 años des­de que el Gobierno de Aznar cam­bia­ra la ley para impe­dir a las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos vas­cos estu­diar en las dife­ren­tes uni­ver­si­da­des de Eus­kal Herria.

Un sis­te­ma peni­ten­cia­rio cruel y expre­sa­men­te dise­ña­do para las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Bus­can des­truir­les para así gol­pear de lleno a toda la socie­dad vas­ca. Un camino por el que, tal y como tie­ne cla­ro la mayo­ría de la socie­dad vas­ca, es impo­si­ble lle­var a este pue­blo a un esce­na­rio don­de todos los dere­chos sean res­pe­ta­dos.

Por eso, deci­mos que ya bas­ta. Cree­mos que Eus­kal Herria se encuen­tra a las puer­tas de un nue­vo ciclo. Por tan­to, lo que antes era urgen­te aho­ra apre­mia más aún: es impres­cin­di­ble aca­bar con la situa­ción que pade­cen las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Hay que aca­bar con la dis­per­sión, las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles deben ser pues­tos en liber­tad; la apli­ca­ción de fac­to de la cade­na per­pe­tua debe ser anu­la­da y hay que poner fin a las nume­ro­sas vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos que se pro­du­cen den­tro de las pri­sio­nes.

A todo ello, des­de aquí, exi­gi­mos al Esta­do espa­ñol y a los Gobier­nos Vas­co y Nava­rro que den pasos para garan­ti­zar el dere­cho de las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos a estu­diar en las dife­ren­tes uni­ver­si­da­des de Eus­kal Herria. Es una rei­vin­di­ca­ción que cuen­ta con un amplio apo­yo den­tro de la comu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria, como lo ponen de mani­fies­to las deci­sio­nes de dife­ren­tes órga­nos uni­ver­si­ta­rios como el Con­se­jo de Gobierno de la UPV/​EHU o su Con­se­jo Social. Por nes­tra par­te, segui­re­mos tra­ba­jan­do has­ta que se haga reali­dad el dere­cho de las pre­sas y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos a estu­diar en nues­tras uni­ver­si­da­des.

Vamos a seguir recla­man­do que la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que cada día intro­du­ce impu­ne­men­te a las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos y a sus fami­lia­res, ami­gos y ami­gas en una cruel rule­ta rusa debe des­apa­re­cer. No pedi­mos otra cosa que los dere­chos más ele­men­ta­les de cual­quier demo­cra­cia. Medi­das que darían oxí­geno a una nue­va eta­pa don­de todos los dere­chos sean res­pe­ta­dos. Lo con­tra­rio, nega­ría ese oxí­geno a esa nue­va eta­pa.

Está en manos de todos y todas aca­bar con esta situa­ción. Por eso nos adhe­ri­mos a la mani­fes­ta­ción nacio­nal que el pró­xi­mo 8 de enero reco­rre­rá las calles de Bil­bao bajo el lema “eus­kal pre­soak Eus­kal Herri­ra esku­bi­de guz­tie­kin, EGIN DEZAGUN URRATSA” (“las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos a Eus­kal Herria con todos sus dere­chos, DEMOS UN PASO ADELANTE”). Por­que defen­der los dere­chos de las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos sig­ni­fi­ca defen­der tam­bién los dere­chos de todos y todas las ciu­da­da­nas. Para que el final de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria trai­ga con­si­go una nue­va eta­pa. Por­que este pue­blo quie­re dejar atrás el sufri­mien­to y dar un paso ade­lan­te.

Por todo esto y mucho más, hace­mos un lla­ma­mien­to a toda la comu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria para que el pró­xi­mo 8 de enero acu­da a Bil­bao rei­vin­di­can­do “las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos a Eus­kal Herria con todos sus dere­chos, DEMOS UN PASO ADELANTE”.

Ikas­te­ko esku­bi­dea­re­kin, eus­kal pre­soak Eus­kal Herri­ra!

El 8 de enero todos a Bil­bao!

Estu­dian­tes, pro­fe­so­res, tra­ba­ja­do­res y aso­cia­cio­nes del ámbi­to uni­ver­si­ta­rio.
En el cam­pus de Leioa, 15 de diciem­bre de 2010.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *