Aná­li­sis del con­flic­to de los con­tro­la­do­res aéreos – Jose­ba Iza­ga, miem­bro de Boltxe Kolektiboa

Con­tro­la­dor aéreo en una torre de control

Se abre un deba­te nece­sa­rio acer­ca del con­flic­to de los con­tro­la­do­res aéreos en el mun­do sin­di­cal y el polí­ti­co. Algu­nos sec­to­res de la izquier­da han toma­do la posi­ción de res­pon­der a la mili­ta­ri­za­ción del sec­tor impues­ta por Rubal­ca­ba con el apo­yo incon­di­cio­nal a los con­tro­la­do­res aéreos. Antes de mani­fes­tar soli­da­ri­dad o recha­zo alguno es pre­fe­ri­ble huir de los tópi­cos ances­tra­les de las izquier­das revo­lu­cio­na­rias y sin­di­ca­les. Des­de el pun­to de vis­ta sin­di­cal los con­tro­la­do­res aéreos exi­gen el cum­pli­mien­to del con­ve­nio colec­ti­vo fir­ma­do con su repre­sen­ta­ción sin­di­cal, el sin­di­ca­to auto­de­no­mi­na­do nacio­nal (espa­ñol) USCA. Ana­li­ce­mos el con­ve­nio. Tie­nen una jor­na­da anual de 1200 horas y Rubal­ca­ba les impo­ne una jor­na­da de 1700, digo Rubal­ca­ba por­que Zapa­te­ro no está casual­men­te des­apa­re­ci­do en medio del des­ca­la­bro eco­nó­mi­co, polí­ti­co y social espa­ñol. Está cla­ro que el PSOE y el régi­men han opta­do por un gobierno fuer­te y de mano de hierro.

Quie­ro adjun­tar algu­nos datos de inte­rés sobre los con­tro­la­do­res aéreos y sus con­di­cio­nes de con­ve­nio. Hay que seña­lar en pri­mer lugar que no es un con­ve­nio sino un pac­to escan­da­lo­so entre los pri­vi­le­gia­dos del USCA y el gobierno del empe­ra­dor Aznar, les rega­ló qui­nien­tas horas extras que podrían cal­cu­lar­se al nada des­de­ña­ble pre­cio de 1400 euros la hora. Ocho de estos ele­men­tos cobra­ron entre 800.000 y 990.000 euros el pasa­do año, 700.000 de estos euros lo fue­ron en horas extras, sin comentarios.

La media de suel­do de los con­tro­la­do­res está en 330.000 euros/​mes, con la amplia­ción del hora­rio con­vir­tien­do las extras en ordi­na­rias, estos ele­men­tos bajan de 330.000 euros al mes a 200.000 euros men­sua­les, el colec­ti­vo lo com­po­nen 2386 emplea­dos públi­cos que evi­den­te­men­te año­ran vol­ver a nego­ciar con el PP.

El vigen­te con­ve­nio per­mi­te que las horas anua­les lega­les, las 1200 se trans­for­men en una jor­na­da anual real de 1700 de las que 500 por per­so­na se cobran a pre­cio de oro. Es sig­ni­fi­ca­ti­vo que se rebe­len con­tra la con­ver­sión de las horas extras a pre­cio de mag­na­te del depor­te pro­fe­sio­nal en horas retri­bui­das a pre­cio de con­ve­nio escan­da­lo­so pero sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te infe­rior a la bico­ca con que han con­ta­do has­ta la fecha.

La huel­ga debe­ría ser con­vo­ca­da por el logro de una Ofer­ta Públi­ca de Empleo pero esta preo­cu­pa­ción jamás ha esta­do en la hoja de ruta del sin­di­ca­to USCA ni en la del colec­ti­vo, afi­lia­do al mis­mo en un 97% del sec­tor. Es difi­cil apo­yar un con­flic­to sin­di­cal en favor de las horas extras y en con­tra de una OPE, para comenzar.

En el terreno polí­ti­co, cau­sa hila­ri­dad ver el habi­tual tra­ves­tís­mo polí­ti­co de la dere­cha ofi­cial espa­ño­la encar­na­da por el PP con­ver­ti­do por unos días en el ava­lis­ta del movi­mien­to sin­di­cal de las chi­cas y chi­cos de oro de los aero­puer­tos. Curio­so, como curio­so es ver como de for­ma rehi­te­ra­da se repi­te que los aho­ra radi­ca­les sin­di­ca­lis­tas de oro no se plan­tea­sen siquie­ra par­ti­ci­par en las huel­gas del movi­mien­to obre­ro, ni en la de la mayo­ría sin­di­cal vas­ca en junio ni en la del sin­di­ca­lis­mo de acom­pa­ña­mien­to de sep­tiem­bre, ni siquie­ra con la izquier­da sin­di­cal esta­tal. Nun­ca han par­ti­ci­pa­do en acti­vi­dad algu­na del común de los mortales.

¿Por qué lo han hecho de esta mane­ra y aho­ra, pues?. Hay que ir al aná­li­sis polí­ti­co. Pri­mer dato, nin­gu­na tran­si­ción de gobierno espa­ñol ha sido nor­mal duran­te las últi­mas déca­das. A Arias Nava­rro le suce­de Sua­rez por un pac­to entre los pode­res fác­ti­cos, comien­za la esta­fa de la lla­ma­da tran­si­ción, más tar­de a Sua­rez le echan con el 23 – F pac­ta­do entre quie­nes estu­vie­ron en Llei­da reu­ni­dos, algo saben del tema el rey, Arma­da y Enri­que Muji­ca Herzog.

Tras el perío­do neo gol­pis­ta que impo­ne la LOAPA el hom­bre públi­co del régi­men, Feli­pe Gon­za­lez es saca­do del gobierno con una cam­pa­ña de pren­sa basa­da en su con­ni­ven­cia con el terro­ris­mo de esta­do, lo dice Pedro Jota Ramí­rez y yo le creo, pero no le creo que él mis­mo no defien­da el mis­mo méto­do de gue­rra sucia con­tra Eus­kal Herria que cri­ti­có feroz­men­te, …has­ta poner a Aznar en La Moncloa.

Tam­bién Aznar sale de pala­cio tur­bu­len­ta­men­te, tras de acu­sar a ETA de los aten­ta­dos de Ato­cha no sin antes inten­tar sus­pen­der la vota­ción de las elec­cio­nes gene­ra­les el mis­mo día de refle­xión, obje­ti­vo que no pudo lograr y le cos­tó la derrota.

Con este aná­li­sis, pre­gun­te­mo­nos como sal­drá Zapa­te­ro. Des­de lue­go, no será nor­mal­men­te. Y aquí entra a jugar el sin­di­ca­to ultra dere­chis­ta y cor­po­ra­ti­vo USCA. En una situa­ción de cri­sis abso­lu­ta eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca solo fal­ta­ba una rebe­lión «casual» que saca­se de las casi­llas a la ciu­da­da­nía para que Rajoy vuel­va de vaca­cio­nes el pró­xi­mo nue­ve de diciem­bre y con­vo­que una rue­da de pren­sa ple­na de expec­ta­ción en la que deman­da­ría la cele­bra­ción de elec­cio­nes anti­ci­pa­das ante la inca­pa­ci­dad mani­fies­ta del actual y des­apa­re­ci­do pre­si­den­te de gobierno Zapa­te­ro para lle­var el timón de la emer­gen­cia espa­ño­la, todo un plan desbaratado.

El PP y USCA han sub­es­ti­ma­do al apa­ra­to del PSOE. Esta juga­da se la pue­den hacer fácil­men­te a Zapa­te­ro pero de nin­gu­na de las mane­ras a un vie­jo zorro como Rubal­ca­ba. Este ele­men­to cono­ce­dor como nadie de las cloa­cas del esta­do ha dise­ña­do la diná­mi­ca de res­pues­ta al PP y al USCA basa­da en defen­der la mano más dura con­tra los dís­co­los de la dere­cha, les ha dado a pro­bar de la medi­ci­na que ellos defien­den para los demás y no les ha gus­ta­do nada.

El PP va a tener muy difí­cil la expli­ca­ción de su apo­yo a los peo­nes de su estra­te­gia y no duda­rá en sacri­fi­car­los para no hun­dir­se con ellos, rene­ga­rá de sus hijos aho­ra que la juga­da que­da en evi­den­cia. Y los con­tro­la­do­res no con­fia­rán nun­ca más en las pro­me­sas del par­ti­do de la dere­cha his­tó­ri­ca mien­tras este no ten­ga mayo­ría en el con­gre­so de Madrid y ocu­pe el sillón de la Mon­cloa, esta es la lec­ción de la derro­ta polí­ti­ca y sin­di­cal de los con­tro­la­do­res aéreos.

¿Y cual debe ser pues pues la posi­ción de la izquier­da sin­di­cal?. Exi­gir una OPE para dece­nas de nue­vos pues­tos de con­tro­la­do­res aéreos a fin de que quie­nes vue­lan cada día ten­gan toda la segu­ri­dad posi­ble de sus vidas, las horas extras no traen nada bueno ni social ni labo­ral­men­te y este es un con­flic­to que debe cerrar­se de mane­ra defi­ni­ti­va por el bien de toda la socie­dad, es tan sim­ple como esto.

Tal vez no se haya per­ci­bi­do de mane­ra níti­da pero diga­mos al PP que ha fra­ca­sa­do en su estra­te­gia de la ten­sión com­pro­me­tien­do ade­más su futu­ro elec­to­ral estu­pi­da­men­te ante el Ras­pu­tin de la cor­te de Madrid, que cor­te­sía obli­ga, ha demos­tra­do mano fir­me para doble­gar a los apren­di­ces de bru­jo de la dere­cha ultra­mon­ta­na espa­ño­la. Aun­que, ¡no digan que no es chus­co el que un movi­mien­to apa­ren­te­men­te tan radi­cal como el que hemos vis­to naz­ca casual­men­te ‑o no- en el aero­puer­to de San­tia­go!, en una nación con espe­cial implan­ta­ción del PP a tra­vés de un sin­di­ca­to de esqui­ro­les cen­tra­do en los pri­vi­le­gios y en las manio­bras polí­ti­cas con­sen­sua­das con Rajoy que pasó de lar­go de la cita del 29 – S en el estado.

Que­dan las tareas demo­crá­ti­cas que el fran­quis­mo y la nue­va dere­cha del PSOE han impe­di­do cum­plir has­ta la fecha y a ellas nos ceñi­mos. Señor Rubal­ca­ba, pre­si­den­te de gobierno de fac­to y ges­tor de los intere­ses de los 37 mag­ní­fi­cos a los que su cola­bo­ra­dor Rodri­guez Zapa­te­ro con­vo­có a la Mon­cloa. Eus­kal Herria ‑y Cata­lun­ya- no esta­mos para intri­gas pala­cie­gas sino para solu­cio­nes basa­das en nues­tro dere­cho colec­ti­vo a deci­dir para cons­ti­tuir­nos en nacio­nes inde­pen­dien­tes y soberanas.

Lo ha hecho muy bien señor Rubal­ca­ba, ha movi­do per­fec­ta­men­te sus fichas des­nu­dan­do a la dere­cha y sus paté­ti­cos media neo gol­pis­tas; pero no se equi­vo­que, en Eus­kal Herria la cosa no es igual y solo le que­da el camino de la repre­sión fas­cis­ta o el del acuer­do polí­ti­co que pue­da devol­ver al terreno demo­crá­ti­co un con­flic­to que los demó­cra­tas de ver­dad bus­ca­mos supe­rar, ha aca­ba­do usted con la sober­bia del sin­di­ca­to USCA a tra­vés de una medi­da ines­pe­ra­da y sor­pren­den­te. Sus méto­dos con­tie­nen el peli­gro de con­ver­tir­se en la gaso­li­na que avi­va el fue­go si se apli­can con­tra el movi­mien­to estu­dian­til, el movi­mien­to obre­ro o las nacio­nes que opri­men injus­ta­men­te su cons­ti­tu­ción y usted mis­mo en con­tra de nues­tra volun­tad. Dece­nas de años de lucha y dece­nas de miles de pre­sos y pre­sas polí­ti­cos duran­te déca­das no somos los peo­nes de la jet set del PP dis­fra­za­dos de con­tro­la­do­res aéreos.

Todos sabe­mos que las reunio­nes entre el PP y USCA tuvie­ron por obje­to urdir esta manio­bra falli­da de la ultra dere­cha espa­ño­la y sus niños mima­dos a los que ya la diri­gen­te del PP Saenz de San­ta­ma­ría ha trai­cio­na­do a tra­vés de una decla­ra­ción de apo­yo a las san­cio­nes a los con­tro­la­do­res que sin duda algu­na serán de des­pi­do, sus­pen­sión de empleo y suel­do y adver­ten­cia sin san­ción rom­pién­do­se así la una­ni­mi­dad del sec­tor entorno al des­ca­be­za­do sin­di­ca­to USCA.

La máxi­ma Divi­de et impe­ra! con­ti­núa vigen­te, ana­li­ce­mos bien en Eus­kal Herria y Cata­lun­ya estos movi­mien­tos de Madrid, somos las asig­na­tu­ras con­ti­nua­men­te sus­pen­di­das por la dere­cha his­tó­ri­ca del PP y las nue­vas dere­chas del PSOE e IU y segu­ro que algo están tra­man­do con­tra nues­tros pueblos.

Enla­ce con el «sin­di­ca­to» USCA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.