Ecua­dor: has­ta el cri­men orga­ni­za­do, detrás del rap­to del pre­si­den­te Correa

Resu­men Latinoamericano/​Diagonal - Al cie­rre de esta edi­ción son ya 104 los uni­for­ma­dos con pro­ce­sos dis­ci­pli­na­rios en mar­cha para deter­mi­nar su gra­do de res­pon­sa­bi­li­dad en la suble­va­ción e inten­to de gol­pe de Esta­do del 30 de sep­tiem­bre en Ecua­dor.

El minis­te­rio del Inte­rior ha infor­ma­do a su vez de que se han pro­du­ci­do deser­cio­nes de miem­bros de la poli­cía, per­so­nal que no se ha pre­sen­ta­do a entre­gar su dota­ción de armas y uni­for­mes tras la inten­to­na gol­pis­ta. Por su par­te, la Fis­ca­lía decla­ró estar espe­ran­do del Minis­te­rio de Defen­sa el lis­ta­do de los miem­bros del Ejér­ci­to invo­lu­cra­dos en el levan­ta­mien­to. Tam­bién se están inves­ti­gan­do los correos elec­tró­ni­cos y pas­qui­nes dis­tri­bui­dos en los cuar­te­les de la Poli­cía Nacio­nal lla­man­do a la revuel­ta y fir­ma­dos por un gru­po para­mi­li­tar auto­de­no­mi­na­do Gru­po Arma­do Poli­cial (GAP), a fin de dar con pis­tas que per­mi­tan la iden­ti­fi­ca­ción de sus cabe­ci­llas.

El 20 de octu­bre, en una ope­ra­ción rea­li­za­da de madru­ga­da, ocho miem­bros del ex gru­po de éli­te poli­cial Gru­po de Apo­yo Ope­ra­cio­nal (GAO) fue­ron tras­la­da­dos al pabe­llón A de máxi­ma segu­ri­dad de la cár­cel de Qui­to como sos­pe­cho­sos de haber par­ti­ci­pa­do en el inten­to de mag­ni­ci­dio del pre­si­den­te Rafel Correa el 30 de sep­tiem­bre. De igual mane­ra, los infor­mes que se están rea­li­zan­do por exper­tos inde­pen­dien­tes demues­tran cone­xio­nes de deter­mi­na­dos man­dos poli­cia­les con sec­to­res de la opo­si­ción polí­ti­ca al Gobierno, al igual que una impor­tan­te pene­tra­ción de la CIA en los apa­ra­tos de infor­ma­ción de la Poli­cía, de mane­ra espe­cial en las uni­da­des impli­ca­das en la lucha anti­nar­có­ti­cos.

La red para­ins­ti­tu­cio­nal con­for­ma­da en la poli­cía ecua­to­ria­na es un hecho que se remon­ta a 1984, duran­te la pre­si­den­cia de León Febres Cor­de­ro, diri­gen­te ultra­con­ser­va­dor que enca­be­zó el gobierno más repre­si­vo que ha cono­ci­do Ecua­dor des­de la segun­da mitad del siglo pasa­do. De igual mane­ra flo­re­cen las cone­xio­nes de sec­to­res de la cúpu­la poli­cial y mili­tar con una ciu­da­da­na liba­ne­sa que estu­vo afin­ca­da en Ecua­dor lla­ma­da Lei­la Hadad Pérez, quien fue nom­bra­da duran­te el gobierno de Lucio Gutié­rrez (2003- 2005) cón­sul ad hono­rem de Ecua­dor en Egip­to y que, según un infor­me con­fi­den­cial del Minis­te­rio de Defen­sa hecho públi­co en diciem­bre del 2008, es refe­ren­cia­da como una “agen­te SWAT” con vin­cu­la­cio­nes con la CIA.

Mafia poli­cial

En la actua­li­dad, se está hacien­do públi­co que, des­pués de haber sido sepa­ra­dos por medi­das dis­ci­pli­na­rias del cuer­po, varios poli­cías que han sido seña­la­dos por per­te­ne­cer a gru­pos de sica­ria­to –muchos de ellos con cone­xio­nes con el GAO – , han reci­bi­do ampa­ro cons­ti­tu­cio­nal por par­te de fis­ca­les y jue­ces acu­sa­dos de corrup­ción. Muchos de ellos tie­nen enla­ces con la opo­si­ción y tam­bién se les acu­sa de estar vin­cu­la­dos a gru­pos cri­mi­na­les, actos delic­ti­vos y redes de nar­co­trá­fi­co. En la Poli­cía Nacio­nal cons­tan 517 bajas rea­li­za­das por el Tri­bu­nal de Dis­ci­pli­na interno entre 2006 y julio de 2010. Sin embar­go, y según datos ofi­cia­les del cuer­po poli­cial, 308 uni­for­ma­dos fue­ron rein­cor­po­ra­dos al ser­vi­cio entre 1996 y julio de 2010 por varios jue­ces con­si­de­ra­dos corrup­tos.

De for­ma extra­ofi­cial, miem­bros del Gobierno ecua­to­riano mani­fies­tan su preo­cu­pa­ción ante una situa­ción que evi­den­cia cómo “la Poli­cía per­dió el rum­bo ins­ti­tu­cio­nal”. Tam­po­co se atis­ba capa­ci­dad de empren­der refor­mas cla­ras en una ins­ti­tu­ción que, como que­dó demos­tra­do el 30 de sep­tiem­bre, está vin­cu­la­da a sec­to­res polí­ti­cos de opo­si­ción y pene­tra­da por el cri­men orga­ni­za­do, y es un foco de múl­ti­ples denun­cias de vio­la­ción de dere­chos huma­nos.

Un diri­gen­te del par­ti­do ofi­cia­lis­ta Alian­za Patria Alti­va I Sobe­ra­na (PAIS) mani­fies­ta su preo­cu­pa­ción a este perió­di­co e indi­ca que “en el Gobierno de la Revo­lu­ción Ciu­da­da­na, tan­to el Ejér­ci­to como la Poli­cía Nacio­nal han sido pri­vi­le­gia­dos en sala­rios, dota­ción arma­men­tís­ti­ca y tec­no­lo­gía. Sin embar­go estas ins­ti­tu­cio­nes no han sido depu­ra­das inter­na­men­te. Según este miem­bro de PAIS, “pen­sa­mos ino­cen­te­men­te que de esta mane­ra posi­cio­na­ría­mos su leal­tad. Los hechos actua­les demues­tran nues­tro error. O pro­ce­de­mos de inme­dia­to con la refor­ma de estas ins­ti­tu­cio­nes o esta­mos per­di­dos. Lle­va­mos ya cua­tro años de retra­so”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *