Alter­na­ti­ba ini­cia la «carre­ra» por la con­fluen­cia estra­té­gi­ca de la izquier­da – Gara

p017_f03_200x113.jpg

Tras su cons­ti­tu­ción en diciem­bre de 2008, Alter­na­ti­ba cele­bró ayer en el cen­tro Arru­pe Etxea de Bil­bo su pri­me­ra Asam­blea Nacio­nal, en la que la mili­tan­cia de esta joven for­ma­ción ‑que no ocul­ta su com­pro­mi­so con el socia­lis­mo, la demo­cra­cia radi­cal y las luchas sobe­ra­nis­tas, femi­nis­ta, anti­ca­pi­ta­lis­ta y eco­lo­gis­ta- votó sus esta­tu­tos, la estra­te­gia para la par­ti­ci­pa­ción de las muje­res y un docu­men­to polí­ti­co en el que se inclu­ye un decá­lo­go de prin­ci­pios irre­nun­cia­bles en la con­for­ma­ción de posi­bles alian­zas polí­ti­cas para los comi­cios de mayo de 2011.

Al acto de clau­su­ra de la asam­blea acu­die­ron repre­sen­tan­tes de la izquier­da aber­tza­le como Rufi Etxe­be­rria e Iña­ki Olal­de; Ain­tza­ne Eze­na­rro y Jon Abril, de Ara­lar; Pello Uri­zar y San­ti Merino, de EA; Mikel Isa­si, de Zutik Gorri­pi­dea; el coor­di­na­dor de Loka­rri, Paul Ríos; y dele­ga­cio­nes de sin­di­ca­tos como LSB-USO, CCOO, LAB, STEE-EILAS y EHNE, ade­más de otros agen­tes sociales.

Pre­ci­sa­men­te, Oskar Matu­te reali­zó un lla­ma­mien­to a la uni­dad estra­té­gi­ca de los par­ti­dos sobe­ra­nis­tas de izquier­das, aque­llos que les acom­pa­ña­ron. Y es que, en el segun­do eje del docu­men­to refren­da­do ayer, se apues­ta por «la nece­si­dad de arti­cu­lar estra­te­gias de uni­dad de acción de la izquier­da vas­ca y sobe­ra­nis­ta en Eus­kal Herria, para que sea­mos más fuer­tes y para que haga­mos reali­dad algo que cada vez con más con­tun­den­cia expre­sa la ciu­da­da­nía de izquier­das de este país, que es nece­sa­rio que nos una­mos, que sea­mos capa­ces de ven­cer nues­tras dife­ren­cias y de esta­ble­cer unas pau­tas comu­nes que nos per­mi­tan pre­sen­tar­nos con la rotun­di­dad que la izquier­da vas­ca podría tener en este contexto».

Matu­te fue con­tun­den­te al mani­fes­tar en las últi­mas fra­ses de su alo­cu­ción a sus com­pa­ñe­ros de mili­tan­cia e invi­ta­dos que «hemos per­di­do mucho tiem­po y hemos mal­gas­ta­do dema­sia­das ener­gías equi­vo­can­do al adver­sa­rio. Como con­se­cuen­cia de ello, y tam­bién de nues­tra inca­pa­ci­dad para ofre­cer res­pues­tas glo­ba­les, reco­no­ci­bles y creí­bles a la actual cri­sis sis­te­má­ti­ca ‑añadió‑, esta­mos corrien­do el serio ries­go de des­ac­ti­var la poten­cia­li­dad que a nadie se le esca­pa que la izquier­da vas­ca, en su con­jun­to, tie­ne en Eus­kal Herria. Es hora de unirse».

Con­fron­tar con la derecha

Alter­na­ti­ba con­si­de­ra que hay una mayo­ría social de izquier­da en Eus­kal Herria y que es labor de las orga­ni­za­cio­nes de cla­se tra­ba­jar para aca­bar con la hege­mo­nía de la dere­cha vas­ca, «ya sea ‑acla­ró su por­ta­voz- en su for­ma­to clá­si­co del PP o PNV, o en esas fór­mu­las sub­yu­ga­das a los pode­res eco­nó­mi­cos de dere­chas como pue­de ser el PSE o Hamaikabat».

Des­de la expe­rien­cia adqui­ri­da en su tra­yec­to­ria per­so­nal, de la que citó su pre­sen­cia en las movi­li­za­cio­nes socio­eco­nó­mi­cas y en las huel­gas gene­ra­les; en con­tra del TAV y del puer­to exte­rior de Pasaia; en el Acuer­do de Ger­ni­ka o en Adie­ra­zi EH, Matu­te sub­ra­yó la impor­tan­cia de la con­fluen­cia en esas luchas de la izquier­da social, sin­di­cal y polí­ti­ca. «Esta cola­bo­ra­ción nos ha ser­vi­do para ven­cer vie­jos pre­jui­cios, sus­ti­tuir el rece­lo por la empa­tía, prac­ti­car la soli­da­ri­dad de cla­se y arti­cu­lar una pro­pues­ta des­de Alter­na­ti­ba que cons­ti­tu­ye nues­tra apor­ta­ción a la cons­truc­ción de una izquier­da sobe­ra­nis­ta, uni­da, orgu­llo­sa, cla­ra y potente».

Para supe­rar a la dere­cha, la joven for­ma­ción esti­ma que hay que «revo­lu­cio­nar la izquier­da», pues «no sólo bas­ta con que defen­da­mos pala­bras boni­tas, sino que, ade­más, la gen­te tie­ne que ver en nues­tros com­por­ta­mien­tos y en nues­tra for­ma orga­ni­za­ti­va que somos cohe­ren­tes con lo que deci­mos y que lo que que­re­mos cons­truir para la socie­dad es algo que esta­mos empe­zan­do a cons­truir des­de nues­tra pro­pias for­ma­cio­nes políticas».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.