$ de octu­bre se ha cele­bra­do en Rusia el dia de la memo­ria a las vic­ti­mas de Yel­tsin- Civi­li­za­cion Socialista

4 DE OCTUBRE, DIA DE LA MEMORIA A LAS VICTIMAS DE YELTSIN

Soviet Supre­mo en lla­mas bajo el ata­que de los con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios de Yeltsin
Resis­ten­cia sovié­ti­ca fren­te a la cri­mi­nal contrarrevolución 

Las masas mos­co­vi­tas movi­li­za­das en con­tra de Yel­tsin y del capitalismo

Los defen­so­res comu­nis­tas y patrio­tas del Soviet Supre­mo fren­te a las fuer­zas cri­mi­na­les contrarrevolucionarias.
Pável Gra­chov, el perro sabue­so de la oli­gar­quía y de la CIA 

Los ban­di­dos de Yel­tsin y Gra­chov agre­dien­do a sovié­ti­cos para impo­ner­les el capi­ta­lis­mo criminal

El comu­nis­ta Víc­tor Anpi­lov, uno de los orga­ni­za­do­res de la defen­sa del Soviet en 1993.

Des­de los pri­me­ros dias de octu­bre en muchas ciu­da­des de la Fede­ra­ción Rusa se están cele­bran­do míti­nes y con­cen­tra­cio­nes en recuer­do a los cai­dos en defen­sa del Soviet de la Fede­ra­ción Rusa, en los dra­má­ti­cos acon­te­ci­mien­tos que tuvie­ron lugar en Mos­cú duran­te la lla­ma­da Segun­da Revo­lu­ción de Octu­bre, en sep­tiem­bre-octu­bre de 1993.

En la ciu­dad de Lenin­gra­do, el mitin fue el pasa­do dia 3, rea­li­za­do en memo­ria de los que caye­ron en la lucha con­tra la res­tau­ra­ción capi­ta­lis­ta, en el levan­ta­mien­to popu­lar en Mos­cú de 1993.

Aque­llos terri­bles dias mos­tra­ron al mun­do de qué bár­ba­ra mane­ra fue­ron con­so­li­dan­do su poder quie­nes que­rían impo­ner el capi­ta­lis­mo a los pue­blos sovié­ti­cos y mos­tra­ron cual es su con­cep­to de demo­cra­cia, cuan­do los tan­ques a las órde­nes de Yel­tsin, tras reci­bir auto­ri­za­ción de Washing­ton, dis­pa­ra­ron con­tra los dipu­tados del Par­la­men­to de Rusia, ele­gi­dos según la ley al Soviet de la Fede­ra­ción Rusa y los miles de tra­ba­ja­do­res que acu­die­ron en su defensa.

Las accio­nes de con­de­na y recuer­do a las víc­ti­mas en el 17 ani­ver­sa­rio de la masa­cre se suce­die­ron en las ciu­da­des de toda Rusia. En Lenin­gra­do, los comu­nis­tas orga­ni­za­ron una cara­va­na de coches a lo lar­go de la Ave­ni­da Lénin y ter­mi­na­ron con un mitin en el Cam­po de Mar­te, don­de se encuen­tra el Memo­rial a los cai­dos en la Revo­lu­ción de Octu­bre de 1917.

Inter­vi­nie­ron miem­bros del PCFR y otras orga­ni­za­cio­nes popu­la­res de la ciu­dad, que rela­cio­na­ron el triun­fo del san­grien­to régi­men de Yel­tsin, con las actua­cio­nes del actual gobierno ruso.

«La situa­ción de cri­sis que atra­vie­sa Rusia es con­se­cuen­cia direc­ta de los acon­te­ci­mien­tos de octu­bre del 93. La situa­ción actual nos mues­tra que el régi­men de Yel­tsin solo podía sos­te­ner­se sobre los escu­dos de sus fuer­zas repre­si­vas (los OMON), los tan­ques de los trai­do­res y la vio­la­ción de la ley», indi­có el segun­do secre­ta­rio del comi­té del PCFR de Lenin­gra­do. Al ter­mi­nar el acto, los asis­ten­tes depo­si­ta­ron flo­res en el Memo­rial a los cai­dos en la Revo­lu­ción de 1917 y 1993 en el que está escri­to en piedra:

» La volun­tad de los tira­nos es enfren­tar a los pue­blos unos con­tra otros.
Pero tu te levan­tas­te Peter­bur­go Tra­ba­ja­dor y fuis­te el pri­me­ro en ini­ciar la
gue­rra de todos los opri­mi­dos con­tra todos los opre­so­res, para así destruir
la mis­ma semi­lla de la guerra «.

Los héroes de octu­bre de 1993, que per­die­ron su vida en des­igual com­ba­te en defen­sa del Soviet de Rusia, bajo las bom­bas de los tira­nos de Yel­tsin a las órde­nes de Washing­ton, nun­ca serán olvidados.

En aque­llos acon­te­ci­mien­tos, el que fue vice­pre­si­den­te de Rusia des­de julio de 1991 has­ta el 4 de octu­bre de 1993, Ale­xan­der Ruts­koi, fue nom­bra­do Pre­si­den­te de Rusia en opo­si­ción a Yel­tsin, por el Soviet ( Par­la­men­to ) de la Fede­ra­ción Rusa. Pero éste, con­tan­do con el apo­yo de la OTAN y todas las can­ci­lle­rías occi­den­ta­les, decre­tó ile­gal su des­ti­tu­ción y el nom­bra­mien­to de Ruts­koi y orde­nó a la mili­cia a su ser­vi­cio rodear el Par­la­men­to y dete­ner al nue­vo Presidente.

Duran­te varias sema­nas los dipu­tados resis­tie­ron en el inte­rior, cer­ca­dos y sin elec­tri­ci­dad, mien­tras que cada día la movi­li­za­ción popu­lar en su apo­yo iba cre­cien­do rápi­da­men­te, has­ta que dece­nas de miles de mos­co­vi­tas, bajo la con­sig­na de » Todo el poder a los Soviets «, con­si­guie­ron rom­per el cer­co de las fuer­zas espe­cia­les ( los odia­dos OMON ) y unir­se a los defen­so­res del Par­la­men­to. En ese momen­to, el nue­vo Pre­si­den­te de Rusia hizo un lla­ma­mien­to al pue­blo a tomar los edi­fi­cios públi­cos mos­co­vi­tas. Las masas fue­ron toman­do al asal­to uno tras otro los edi­fi­cios mas emble­má­ti­cos de la Capi­tal rusa, entre los que des­ta­ca­ron la torre de tele­vi­sión de Ostán­kino (lugar dón­de esa noche hubo fero­ces com­ba­tes con­tra los blin­da­dos de Yel­tsin ) y el edi­fi­cio del COMECOM. Al mis­mo tiem­po, Ruts­koi exor­tó a todo el país a no obe­de­cer las órde­nes del borra­cho del Kremlim.

El ejér­ci­to per­ma­ne­ció neu­tral en el enfren­ta­mien­to, has­ta que la divi­sión Dzer­zíns­ka­ya, esta­cio­na­da en las afue­ras de Mos­cú, inter­vino en favor de Yel­tsin y ata­có fie­ra­men­te a los lea­les al Soviet de Rusia, de los que pere­cie­ron mas de 300 defen­so­res entre dipu­tados, para­mi­li­ta­res comu­nis­tas, patrio­tas y civi­les. Ruts­koi, que era coro­nel de la fuer­za aerea y con gran pres­ti­gio entre sus cole­gas por su actua­ción en Afga­nis­tán, lla­mó deses­pe­ra­da­men­te a la avia­ción a bom­bar­dear el Krem­lim de Mos­cú, des­de don­de Yel­tsin trans­mi­tía sus órde­nes direc­ta­men­te reci­bi­das de Washing­ton, pero los man­dos de la fuer­za aerea le desoyeron.

Yel­tsin se impu­so con un baño de san­gre. De los fie­les a Yel­tsin des­ta­có el minis­tro de defen­sa Gra­chov, que tan solo exi­gió que la órden de bom­bar­dear el Par­la­men­to le fue­ra emi­ti­da por escrito.

Si ape­nas dos años antes, en los acon­te­ci­mien­tos de 1991,el lider del GKChP, Yana­yev, tem­bló a la hora de orde­nar a las fuer­zas lea­les que inten­ta­ban evi­tar la des­truc­ción de la URSS, dis­pa­rar con­tra las fuer­zas movi­li­za­das por la CIA y Yel­tsin, por temor a cau­sar víc­ti­mas entre civi­les y mili­ta­res, las fuer­zas trai­do­ras anti­cons­ti­tu­cio­na­les yel­tsi­nis­tas y pro­ca­pi­ta­lis­tas no duda­ron un ins­tan­te en dis­pa­rar con­tra el pue­blo de Mos­cú y cau­sar una matan­za. Pero Yel­tsin des­ató su cruel furia con­tra el pue­blo des­pues de reci­bir la apro­ba­ción del pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano. Así fue y es la cobar­día de los corrup­tos res­tau­ra­cio­nis­tas, fuer­tes con­tra su pro­pio pue­blo y sumi­sos ante sus amos de EEUU.

Pero la his­to­ria aún no ha ter­mi­na­do y el movi­mien­to comu­nis­ta, que cre­ce sin parar en los terri­to­rios del Espa­cio Sovié­ti­co, toma­rá bue­na cuen­ta del pasa­do para res­ta­ble­cer el Poder del Pue­blo y hacer jus­ti­cia con los polí­ti­cos corrup­tos y los dege­ne­ra­dos nue­vos ricos que han ama­sa­do su for­tu­na sobre el robo y la expo­lia­ción de la pro­pie­dad colec­ti­va que tan­to cos­tó levantar.

Sobre éste tema de los acon­te­ci­mien­tos de octu­bre de 1993 se pue­den ver videos en You­tu­be. Uno de ellos en el que se ve cómo las masas comu­nis­tas mos­co­vi­tas des­bor­dan uno tras otro los cin­tu­ro­nes defen­si­vos de las fuer­zas espe­cia­les de Yel­tsin, se pue­de ver teclean­do en You­tu­be » Second Octo­ber Revo­lu­tion». Tam­bién otros videos al res­pec­to se pue­den encon­trar en » Battle for Ostankino
Esti­ma­dos cama­ra­das, en éste enla­ce podeis ver el acto cele­bra­do en Mos­cú en recuer­do y honor a los cai­dos en defen­sa del Soviet de Mos­cú.http://​kras​noetv​.ru/​n​o​d​e​/​6​735

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.