$ de octu­bre se ha cele­bra­do en Rusia el dia de la memo­ria a las vic­ti­mas de Yel­tsin- Civi­li­za­cion Socia­lis­ta

4 DE OCTUBRE, DIA DE LA MEMORIA A LAS VICTIMAS DE YELTSIN

Soviet Supre­mo en lla­mas bajo el ata­que de los con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios de Yel­tsin
Resis­ten­cia sovié­ti­ca fren­te a la cri­mi­nal con­tra­rre­vo­lu­ción

Las masas mos­co­vi­tas movi­li­za­das en con­tra de Yel­tsin y del capi­ta­lis­mo

Los defen­so­res comu­nis­tas y patrio­tas del Soviet Supre­mo fren­te a las fuer­zas cri­mi­na­les con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias.
Pável Gra­chov, el perro sabue­so de la oli­gar­quía y de la CIA

Los ban­di­dos de Yel­tsin y Gra­chov agre­dien­do a sovié­ti­cos para impo­ner­les el capi­ta­lis­mo cri­mi­nal

El comu­nis­ta Víc­tor Anpi­lov, uno de los orga­ni­za­do­res de la defen­sa del Soviet en 1993.

Des­de los pri­me­ros dias de octu­bre en muchas ciu­da­des de la Fede­ra­ción Rusa se están cele­bran­do míti­nes y con­cen­tra­cio­nes en recuer­do a los cai­dos en defen­sa del Soviet de la Fede­ra­ción Rusa, en los dra­má­ti­cos acon­te­ci­mien­tos que tuvie­ron lugar en Mos­cú duran­te la lla­ma­da Segun­da Revo­lu­ción de Octu­bre, en sep­tiem­bre-octu­bre de 1993.

En la ciu­dad de Lenin­gra­do, el mitin fue el pasa­do dia 3, rea­li­za­do en memo­ria de los que caye­ron en la lucha con­tra la res­tau­ra­ción capi­ta­lis­ta, en el levan­ta­mien­to popu­lar en Mos­cú de 1993.

Aque­llos terri­bles dias mos­tra­ron al mun­do de qué bár­ba­ra mane­ra fue­ron con­so­li­dan­do su poder quie­nes que­rían impo­ner el capi­ta­lis­mo a los pue­blos sovié­ti­cos y mos­tra­ron cual es su con­cep­to de demo­cra­cia, cuan­do los tan­ques a las órde­nes de Yel­tsin, tras reci­bir auto­ri­za­ción de Washing­ton, dis­pa­ra­ron con­tra los dipu­tados del Par­la­men­to de Rusia, ele­gi­dos según la ley al Soviet de la Fede­ra­ción Rusa y los miles de tra­ba­ja­do­res que acu­die­ron en su defen­sa.

Las accio­nes de con­de­na y recuer­do a las víc­ti­mas en el 17 ani­ver­sa­rio de la masa­cre se suce­die­ron en las ciu­da­des de toda Rusia. En Lenin­gra­do, los comu­nis­tas orga­ni­za­ron una cara­va­na de coches a lo lar­go de la Ave­ni­da Lénin y ter­mi­na­ron con un mitin en el Cam­po de Mar­te, don­de se encuen­tra el Memo­rial a los cai­dos en la Revo­lu­ción de Octu­bre de 1917.

Inter­vi­nie­ron miem­bros del PCFR y otras orga­ni­za­cio­nes popu­la­res de la ciu­dad, que rela­cio­na­ron el triun­fo del san­grien­to régi­men de Yel­tsin, con las actua­cio­nes del actual gobierno ruso.

«La situa­ción de cri­sis que atra­vie­sa Rusia es con­se­cuen­cia direc­ta de los acon­te­ci­mien­tos de octu­bre del 93. La situa­ción actual nos mues­tra que el régi­men de Yel­tsin solo podía sos­te­ner­se sobre los escu­dos de sus fuer­zas repre­si­vas (los OMON), los tan­ques de los trai­do­res y la vio­la­ción de la ley», indi­có el segun­do secre­ta­rio del comi­té del PCFR de Lenin­gra­do. Al ter­mi­nar el acto, los asis­ten­tes depo­si­ta­ron flo­res en el Memo­rial a los cai­dos en la Revo­lu­ción de 1917 y 1993 en el que está escri­to en pie­dra:

» La volun­tad de los tira­nos es enfren­tar a los pue­blos unos con­tra otros.
Pero tu te levan­tas­te Peter­bur­go Tra­ba­ja­dor y fuis­te el pri­me­ro en ini­ciar la
gue­rra de todos los opri­mi­dos con­tra todos los opre­so­res, para así des­truir
la mis­ma semi­lla de la gue­rra «.

Los héroes de octu­bre de 1993, que per­die­ron su vida en des­igual com­ba­te en defen­sa del Soviet de Rusia, bajo las bom­bas de los tira­nos de Yel­tsin a las órde­nes de Washing­ton, nun­ca serán olvi­da­dos.

En aque­llos acon­te­ci­mien­tos, el que fue vice­pre­si­den­te de Rusia des­de julio de 1991 has­ta el 4 de octu­bre de 1993, Ale­xan­der Ruts­koi, fue nom­bra­do Pre­si­den­te de Rusia en opo­si­ción a Yel­tsin, por el Soviet ( Par­la­men­to ) de la Fede­ra­ción Rusa. Pero éste, con­tan­do con el apo­yo de la OTAN y todas las can­ci­lle­rías occi­den­ta­les, decre­tó ile­gal su des­ti­tu­ción y el nom­bra­mien­to de Ruts­koi y orde­nó a la mili­cia a su ser­vi­cio rodear el Par­la­men­to y dete­ner al nue­vo Pre­si­den­te.

Duran­te varias sema­nas los dipu­tados resis­tie­ron en el inte­rior, cer­ca­dos y sin elec­tri­ci­dad, mien­tras que cada día la movi­li­za­ción popu­lar en su apo­yo iba cre­cien­do rápi­da­men­te, has­ta que dece­nas de miles de mos­co­vi­tas, bajo la con­sig­na de » Todo el poder a los Soviets «, con­si­guie­ron rom­per el cer­co de las fuer­zas espe­cia­les ( los odia­dos OMON ) y unir­se a los defen­so­res del Par­la­men­to. En ese momen­to, el nue­vo Pre­si­den­te de Rusia hizo un lla­ma­mien­to al pue­blo a tomar los edi­fi­cios públi­cos mos­co­vi­tas. Las masas fue­ron toman­do al asal­to uno tras otro los edi­fi­cios mas emble­má­ti­cos de la Capi­tal rusa, entre los que des­ta­ca­ron la torre de tele­vi­sión de Ostán­kino (lugar dón­de esa noche hubo fero­ces com­ba­tes con­tra los blin­da­dos de Yel­tsin ) y el edi­fi­cio del COMECOM. Al mis­mo tiem­po, Ruts­koi exor­tó a todo el país a no obe­de­cer las órde­nes del borra­cho del Krem­lim.

El ejér­ci­to per­ma­ne­ció neu­tral en el enfren­ta­mien­to, has­ta que la divi­sión Dzer­zíns­ka­ya, esta­cio­na­da en las afue­ras de Mos­cú, inter­vino en favor de Yel­tsin y ata­có fie­ra­men­te a los lea­les al Soviet de Rusia, de los que pere­cie­ron mas de 300 defen­so­res entre dipu­tados, para­mi­li­ta­res comu­nis­tas, patrio­tas y civi­les. Ruts­koi, que era coro­nel de la fuer­za aerea y con gran pres­ti­gio entre sus cole­gas por su actua­ción en Afga­nis­tán, lla­mó deses­pe­ra­da­men­te a la avia­ción a bom­bar­dear el Krem­lim de Mos­cú, des­de don­de Yel­tsin trans­mi­tía sus órde­nes direc­ta­men­te reci­bi­das de Washing­ton, pero los man­dos de la fuer­za aerea le des­oye­ron.

Yel­tsin se impu­so con un baño de san­gre. De los fie­les a Yel­tsin des­ta­có el minis­tro de defen­sa Gra­chov, que tan solo exi­gió que la órden de bom­bar­dear el Par­la­men­to le fue­ra emi­ti­da por escri­to.

Si ape­nas dos años antes, en los acon­te­ci­mien­tos de 1991,el lider del GKChP, Yana­yev, tem­bló a la hora de orde­nar a las fuer­zas lea­les que inten­ta­ban evi­tar la des­truc­ción de la URSS, dis­pa­rar con­tra las fuer­zas movi­li­za­das por la CIA y Yel­tsin, por temor a cau­sar víc­ti­mas entre civi­les y mili­ta­res, las fuer­zas trai­do­ras anti­cons­ti­tu­cio­na­les yel­tsi­nis­tas y pro­ca­pi­ta­lis­tas no duda­ron un ins­tan­te en dis­pa­rar con­tra el pue­blo de Mos­cú y cau­sar una matan­za. Pero Yel­tsin des­ató su cruel furia con­tra el pue­blo des­pues de reci­bir la apro­ba­ción del pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano. Así fue y es la cobar­día de los corrup­tos res­tau­ra­cio­nis­tas, fuer­tes con­tra su pro­pio pue­blo y sumi­sos ante sus amos de EEUU.

Pero la his­to­ria aún no ha ter­mi­na­do y el movi­mien­to comu­nis­ta, que cre­ce sin parar en los terri­to­rios del Espa­cio Sovié­ti­co, toma­rá bue­na cuen­ta del pasa­do para res­ta­ble­cer el Poder del Pue­blo y hacer jus­ti­cia con los polí­ti­cos corrup­tos y los dege­ne­ra­dos nue­vos ricos que han ama­sa­do su for­tu­na sobre el robo y la expo­lia­ción de la pro­pie­dad colec­ti­va que tan­to cos­tó levan­tar.

Sobre éste tema de los acon­te­ci­mien­tos de octu­bre de 1993 se pue­den ver videos en You­tu­be. Uno de ellos en el que se ve cómo las masas comu­nis­tas mos­co­vi­tas des­bor­dan uno tras otro los cin­tu­ro­nes defen­si­vos de las fuer­zas espe­cia­les de Yel­tsin, se pue­de ver teclean­do en You­tu­be » Second Octo­ber Revo­lu­tion». Tam­bién otros videos al res­pec­to se pue­den encon­trar en » Battle for Ostan­kino
Esti­ma­dos cama­ra­das, en éste enla­ce podeis ver el acto cele­bra­do en Mos­cú en recuer­do y honor a los cai­dos en defen­sa del Soviet de Mos­cú.http://​kras​noetv​.ru/​n​o​d​e​/​6​735

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *