La soli­da­ri­dad, un cie­lo abier­to – Ampa­ro Lashe­ras

En el artícu­lo «No espe­réis el por­ve­nir», Alfon­so Sas­tre recor­da­ba la per­so­na­li­dad his­tó­ri­ca de Anda­lu­cía y la incluía en la con­fe­de­ran­za de las nacio­nes con dere­cho a ser libres. Me ale­gro de que lo hicie­ra. Estoy con­ven­ci­da de que toda­vía exis­ten per­so­nas que con­tem­plan a Anda­lu­cía en blan­co y negro, con las ins­tan­tá­neas del NO-DO y del fol­klo­re bara­to de cas­ta­ñue­las, cor­ti­jos, seño­ri­tos y tore­ros fas­cis­tas. Y no es así. Mien­tras el fran­quis­mo ins­ti­tu­zio­na­li­za­ba aque­llos foto­gra­mas como esen­cia patrió­ti­ca de Espa­ña, la ver­da­de­ra Anda­lu­cía se moría de ham­bre, emi­gra­ba y llo­ra­ba en silen­cio a los miles de hom­bres y muje­res que, por sus ideas, fue­ron ase­si­na­dos en las cune­tas y en las pla­zas de toros que sir­vie­ron de pare­dón para los fusi­la­mien­tos masi­vos de Fran­co.

El artícu­lo de Sas­tre, del que siem­pre se apren­den cosas impor­tan­tes, me ha impul­sa­do a rom­per una lan­za en recuer­do de aque­llos anda­lu­ces de ayer y de los que hoy, igual que noso­tros, creen que el mun­do, el Esta­do y la pro­pia Anda­lu­cía deben de cons­ti­tuir­se de otra mane­ra más jus­ta y más soli­da­ria. Me ha per­mi­ti­do la licen­cia de acer­car a estas líneas la pre­sen­cia de esas per­so­nas que en Sevi­lla y en otros luga­res anda­lu­ces se soli­da­ri­zan con la lucha de Eus­kal Herria y ofre­cen su amis­tad y su casa a los fami­lia­res de pre­sos, en el amar­go peri­plo de la dis­per­sión. Por­que la soli­da­ri­dad no res­pe­ta fron­te­ras, vive en todas par­tes y no se pue­de dete­ner. Aun­que la encar­ce­len tie­ne el cie­lo abier­to para ir de un lado a otro y encon­trar­se en los momen­tos más duros y difí­ci­les de un sue­ño común. Wal­ter, David, Rubén, Gabi, Unai, Itsa­so y Aritz lo tie­nen cla­ro y tam­bién Rau­li­llo, María, Cris­ti­na,

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *