Ezker Aber­tza­lea cali­fi­ca de «sabo­ta­je a la nue­va fase» la ope­ra­ción de la Guar­dia Civil- Gara

Una vez más ha sido el juez del tri­bu­nal espe­cial de Madrid Fer­nan­do Gran­de-Mar­las­ka quien rubri­có la orden de deten­ción de nue­ve mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tas y orde­nó a la Guar­dia Civil el grue­so del ope­ra­ti­vo, que en todo momen­to se lle­vó a cabo jun­to a la cola­bo­ra­ción de la Ertzain­tza y una cober­tu­ra mediá­ti­ca in situ. El Minis­te­rio del Inte­rior espa­ñol acu­sa a los nue­ve arres­ta­dos de per­te­ne­cer a la direc­ción de la orga­ni­za­ción Ekin, y todos se encuen­tran inco­mu­ni­ca­dos. Aña­dió que empleó a 300 guar­dias civi­les para lle­var a cabo las deten­cio­nes de ayer.

El ope­ra­ti­vo poli­cial, que arran­có de madru­ga­da, se lle­vó a cabo en los cua­tro herrial­des del sur del país ‑un arres­to se prac­ti­có en Ara­gón y otro en Noja‑, con un sal­do de nue­ve per­so­nas dete­ni­das y al menos 28 regis­tros. Así, tal y como con­fir­mó el movi­mien­to pro amnis­tía, en Gas­teiz fue dete­ni­do el joven de Otxan­dio Egoitz Gar­men­dia. En Gipuz­koa, por su par­te, fue arres­ta­do Ugaitz Eli­za­ran, en su domi­ci­lio donos­tia­rra de Intxau­rron­do, y Urko Aier­be, quien fue dete­ni­do en el barrio de Egia. La joven de Eibar Aniaiz Ariz­na­ba­rre­ta, por su par­te, fue arres­ta­da en la loca­li­dad cán­ta­bra de Noja. El movi­mien­to pro amnis­tía, ade­más, denun­ció que su com­pa­ñe­ro fue gol­pea­do por dos guar­dias civi­les y que pin­cha­ron las rue­das de su vehículo.

En Etxa­rri Ara­natz los poli­cías del ins­ti­tu­to arma­do arres­ta­ron a Joxe Alda­so­ro, des­pués de que irrum­pie­ran sin orden judi­cial en el domi­ci­lio de sus padres pri­me­ro, y en el de su her­mano Juan Kruz des­pués, quien, tras un alter­ca­do con los guar­dias civi­les que pre­ten­dían regis­trar su vivien­da sin orden algu­na, fue dete­ni­do, acu­sa­do de des­or­de­nes públi­cos. Ade­más, otro de los her­ma­nos Alda­so­ro fue rocia­do con gas lacri­mó­geno cuan­do los guar­dias civi­les aban­do­na­ban la loca­li­dad con su her­mano arrestado.

Tam­bién en Nafa­rroa, en su capi­tal, fue dete­ni­da Rosa Iriar­te, y el tam­bién iruin­da­rra Eneko Com­pains, por su par­te, lo apre­sa­ron en el inte­rior de un auto­bús cuan­do regre­sa­ba de Ara­gón y fue tras­la­da­do inme­dia­ta­men­te a Iruñea.

En Biz­kaia, fue dete­ni­da la joven bil­bai­na San­dra Barre­netxea, quien ya pade­ció la inco­mu­ni­ca­ción de la Guar­dia Civil hace ya varios años. Y en Eran­dio, a su vez, fue dete­ni­da la joven de Leioa Eri­ka Bilbao.

«Colum­na vertebral»

Des­de pri­me­ras horas de la maña­na de ayer, el Minis­te­rio espa­ñol del Inte­rior insis­tía en que con este ope­ra­ti­vo poli­cial se da por des­man­te­la­da la direc­ción de la orga­ni­za­ción Ekin, y enmar­ca a los dete­ni­dos en res­pon­sa­bi­li­da­des de dina­mi­za­do­res de los res­pec­ti­vos herrial­des en los que fue­ron detenidos.

Aun­que toda­vía se des­co­no­cen las acu­sa­cio­nes con­cre­tas que el juez Gran­de-Mar­las­ka vier­te con­tra los nue­ve dete­ni­dos, los medios espa­ño­les ‑que escu­dán­do­se en fuen­tes de «la lucha anti­te­rro­ris­ta» apos­ti­lla­ron que el ope­ra­ti­vo con­ti­nua­ba abier­to- acu­sa a los nue­ve mili­tan­tes vas­cos de ser los «comi­sa­rios de ETA» para dina­mi­zar los dife­ren­tes orga­nis­mos de la izquier­da aber­tza­le «bajo las direc­tri­ces» de la orga­ni­za­ción arma­da. A ojos del Minis­te­rio espa­ñol del Inte­rior, Ekin es sinó­ni­mo de la «colum­na ver­te­bral» del movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta de izquierdas.

Ade­más de los arres­tos, la Guar­dia Civil regis­tró al menos 28 loca­les, entre domi­ci­lios, gara­jes, herri­ko taber­nas como en Intxau­rron­do y Leioa, el Gaz­te­le­ku de Egia y, entre otros, el bar Derry de Etxa­rri Ara­natz, don­de tra­ba­ja uno de los detenidos.

Por su par­te, el movi­mien­to pro amnis­tía denun­ció el ope­ra­ti­vo orde­na­do por el juez ins­truc­tor del Juz­ga­do núme­ro 3 de la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la y aler­tó sobre el ries­go que corren los nue­ve dete­ni­dos de pade­cer tor­tu­ras y malos tra­tos duran­te el perio­do de inco­mu­ni­ca­ción. Así, en la nota emi­ti­da, recor­dó que en los ope­ra­ti­vos orde­na­dos por Gran­de-Mar­las­ka y eje­cu­ta­dos por el Ins­ti­tu­to Arma­do se han repe­ti­do las denun­cias de haber sufri­do duros epi­so­dios de tortura.

Acto segui­do, el movi­mien­to pro amnis­tía enmar­có esta nue­va raz­zia como un inten­to de abor­tar la aper­tu­ra de un nue­vo ciclo polí­ti­co que se está vien­do ya en Eus­kal Herria, ade­más de recor­dar los movi­mien­tos polí­ti­cos de los últi­mos meses y la decla­ra­ción rea­li­za­da recien­te­men­te por ETA, «ponien­do en mar­cha un pro­ce­so político».

«Entre las reac­cio­nes habi­das la sema­na pasa­da, el Gobierno espa­ñol anun­ció más repre­sión; repre­sión para que el pro­ce­so demo­crá­ti­co que está flo­re­cien­do en Eus­kal Herria no siga ade­lan­te. Y esta nue­va olea­da repre­si­va no mues­tra más que el ner­vio­sis­mo del Gobierno espa­ñol, por­que son cons­cien­tes de que en este país se están lle­van­do a cabo pasos irre­ver­si­bles en el camino hacia una ver­da­de­ra situa­ción demo­crá­ti­ca», añadió.

Des­de el movi­mien­to pro amnis­tía qui­sie­ron sub­ra­yar que la repre­sión no tie­ne fin y que se pude pre­ver que en los pró­xi­mos meses se pue­dan repe­tir envi­tes repre­si­vos de este cali­bre. «Ante esta situa­ción será nece­sa­rio arti­cu­lar la res­pues­ta y salir a la calle. La repre­sión tie­ne por obje­to impe­dir la demo­cra­cia, y en el camino hacia la demo­cra­cia nos será indis­pen­sa­ble impe­dir la repre­sión», pro­si­guió el movi­mien­to pro amnis­tía, a la par que empla­zó a la ciu­da­da­nía a secun­dar las movi­li­za­cio­nes de pro­tes­ta que se repe­ti­rán duran­te estos días, sobre todo mien­tras los dete­ni­dos sigan incomunicados.

Las movi­li­za­cio­nes en soli­da­ri­dad con los arres­ta­dos no se hicie­ron espe­rar y aún menos en sus loca­li­da­des nata­les. De este modo, 240 per­so­nas se mani­fes­ta­ron en Eibar, de don­de es natu­ral Ariz­na­ba­rre­ta, 350 en Leioa y 80 en Eran­dio, por Bil­bao. En Otxan­dio, muni­ci­pio de Gar­men­dia, fue­ron 125 veci­nos los que se mani­fes­ta­ron don­de tam­bién han pre­sen­ta­do una moción que tra­ta­rán en el pleno del jue­ves. En Ansoain, pue­blo de Iriar­te, se con­cen­tra­ron 200 y en Urritza 20. En el barrio iruin­da­rra de Itu­rra­ma fue­ron 100 los veci­nos que denun­cia­ron los arres­tos, en espe­cial el de su vecino Com­pains. La Poli­cía espa­ño­la iden­ti­fi­có a todos ellos y car­gó. En Zumaia y Ordu­ña tam­bién denun­cia­ron los arres­tos, don­de par­ti­ci­pa­ron 40 y 31 veci­nos, respectivamente.

TAT recuer­da las torturas

Por su par­te, Tor­tu­ra­ren Aur­ka­ko Tal­dea recor­dó que de las 38 deten­cio­nes prac­ti­ca­das en 2010 por las FSE, 33 han denun­cia­do tor­tu­ras, y aler­ta­ron sobre el tra­to que pue­dan estar reci­bien­do en los cuar­te­les de la Guar­dia Civil. Aña­die­ron que tan­to Com­pains como Barre­netxea ya denun­cia­ron haber sido tor­tu­ra­dos en ante­rio­res detenciones.

TAT con­si­de­ra que la inco­mu­ni­ca­ción «posi­bi­li­ta la exis­ten­cia de la tor­tu­ra», por lo que exi­gió que se apli­quen las medi­das que evi­tan su prác­ti­ca, como la sus­pen­sión de la inco­mu­ni­ca­ción, que los dete­ni­dos sean envia­dos inme­dia­ta­men­te ante el juez o que se gra­be por video todo el perio­do de detención.

JUAN CRUZ ALDASORO

La Guar­dia Civil detu­vo a Juan Cruz Alda­so­ro, her­mano de uno de los dete­ni­dos, acu­sa­do de des­ór­de­nes públi­cos. Los poli­cías qui­sie­ron regis­trar su domi­ci­lio sin orden algu­na, des­pués de irrum­pir en el de sus padres, de avan­za­da edad.

HOY, RUEDA DE PRENSA

Los fami­lia­res y alle­ga­dos de los nue­ve dete­ni­dos com­pa­re­ce­rán hoy ante la pren­sa, a las 17.30, para ofre­cer su visión sobre la ope­ra­ción poli­cial. La rue­da de pren­sa se lle­va­rá a cabo en un cén­tri­co hotel de la capi­tal guipuzcoana.

En San­fer­mi­nes

Según infor­ma­ron ayer a este dia­rio, el poli­cía que en los pasa­dos san­fer­mi­nes ame­na­zó esgri­mien­do su pis­to­la a las peñas, par­ti­ci­pó ayer en el ope­ra­ti­vo de Iru­ñea, don­de, ade­más, fue­ron agre­di­dos varios fami­lia­res de Compains.

Rubal­ca­ba lo sitúa en su inmo­vi­lis­mo político

El minis­tro espa­ñol de Inte­rior, Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba, apro­ve­chó su par­ti­ci­pa­ción en la aper­tu­ra de ofi­cia­les de la Guar­dia Civil en Aran­juez para feli­ci­tar a las FSE por el nue­vo ope­ra­ti­vo poli­cial des­ple­ga­do en Hego Eus­kal Herria, y sub­ra­yar que habrían logra­do así mer­mar la capa­ci­dad polí­ti­ca de ETA para «diri­gir» la izquier­da abertzale.

Ade­más de uti­li­zar la ope­ra­ción poli­cial de madru­ga­da como mues­tra de que el Eje­cu­ti­vo del PSOE no ha movi­do «ni un ápi­ce» su polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta pese a la decla­ra­ción rea­li­za­da el pasa­do 5 de setiem­bre por la orga­ni­za­ción arma­da vas­ca, Rubal­ca­ba seña­ló que, a su pare­cer, las deten­cio­nes per­mi­ti­rán «res­tar a ETA una par­te de la capa­ci­dad de ejer­cer el man­do sobre el entra­ma­do polí­ti­co y res­tar par­te de su capa­ci­dad de movi­li­za­ción social»

Así, ante los guar­dias civi­les de la cita­da loca­li­dad madri­le­ña, el minis­tro espa­ñol alu­dió a la decla­ra­ción de ETA para insis­tir en que «no va a modi­fi­car un ápi­ce» la polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta del Gobierno espa­ñol has­ta que ETA «aban­do­ne defi­ni­ti­va­men­te las violencia».

Rubal­ca­ba dio por des­ar­ti­cu­la­da «la direc­ción nacio­nal de Ekin» que, a su enten­der, «es la estruc­tu­ra que ETA uti­li­za para ins­tru­men­ta­li­zar y diri­gir la izquier­da aber­tza­le». Y des­de el minis­te­rio que diri­ge, tam­bién qui­sie­ron remar­car que este nue­vo ope­ra­ti­vo sigue la este­la mar­ca­da por otros, como el lle­va­do a cabo en abril con­tra los abo­ga­dos de repre­sa­lia­dos polí­ti­cos vas­cos, ex pre­sos y fami­lia­res de pri­sio­ne­ros polí­ti­cos. GARA

Dete­ni­dos

Egoitz Gar­men­dia. Arres­ta­do en Gas­teiz, don­de tra­ba­ja como pro­fe­sor en AEK. Regis­tran un piso de Gas­teiz, el fami­liar de Otxan­dio, el eus­kal­te­gi y la AAVV de Judimendi.

Urko Aier­be. Apre­sa­do en el domi­ci­lio fami­liar del barrio donos­tia­rra de Egia, don­de los poli­cías tam­bién regis­tra­ron el Gazteleku.

Ugaitz Eli­za­ran. Dete­ni­do en el barrio de Intxau­rron­do, don­de regis­tran un domi­ci­lio y el local Zulo Zahar. Agen­cias espa­ño­las remar­can que su her­mano Aitor fue dete­ni­do en octu­bre acu­sa­do de «ser el jefe del apar­to polí­ti­co de ETA». Su padre, Jus­to Eli­za­ran, fue ame­tra­lla­do por el GAL el 13 de setiem­bre de 1979.

Aniaiz Ariz­na­ba­rre­ta. Arres­ta­da en Noja, don­de se halla­ba de vaca­cio­nes. Los mili­ta­res gol­pean a su com­pa­ñe­ro y ade­más éste encuen­tra dos rue­das del coche pin­cha­das. En Eibar regis­tran el piso de su pare­ja y otra vivienda.

Joxe Alda­so­ro. Natu­ral de Etxa­rri Ara­natz. Los mili­ta­res regis­tran su vivien­da, la de sus padres y el bar Derry, don­de tra­ba­ja. Se viven momen­tos de ten­sión y arres­tan a su her­mano Juan Kruz y a otro her­mano le rocían spray en la cara.

Rosa Iriar­te. Mili­tan­te femi­nis­ta dete­ni­da en su piso de Iru­ñea, tam­bién regis­tran el domi­ci­lio de sus padres.

Eneko Com­pains. Apre­sa­do en un auto­bús en Cari­ñe­na (Zara­go­za) cuan­do regre­sa­ba a Iru­ñea. Regis­tran su piso en Alde Zaha­rra y el de los padres.

Eri­ka Bil­bao. Apre­sa­da en Eran­dio, es tras­la­da­da a Leioa para regis­trar un local, tras la ins­pec­ción de su domicilio.

San­dra Barre­netxea. Regis­tran su domi­ci­lio en Bil­bo. Fue dete­ni­da tam­bién hace cua­tro años y denun­ció tor­tu­ras por par­te de la Guar­dia Civil.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.