Ezker Aber­tza­lea cali­fi­ca de «sabo­ta­je a la nue­va fase» la ope­ra­ción de la Guar­dia Civil- Gara

Una vez más ha sido el juez del tri­bu­nal espe­cial de Madrid Fer­nan­do Gran­de-Mar­las­ka quien rubri­có la orden de deten­ción de nue­ve mili­tan­tes inde­pen­den­tis­tas y orde­nó a la Guar­dia Civil el grue­so del ope­ra­ti­vo, que en todo momen­to se lle­vó a cabo jun­to a la cola­bo­ra­ción de la Ertzain­tza y una cober­tu­ra mediá­ti­ca in situ. El Minis­te­rio del Inte­rior espa­ñol acu­sa a los nue­ve arres­ta­dos de per­te­ne­cer a la direc­ción de la orga­ni­za­ción Ekin, y todos se encuen­tran inco­mu­ni­ca­dos. Aña­dió que empleó a 300 guar­dias civi­les para lle­var a cabo las deten­cio­nes de ayer.

El ope­ra­ti­vo poli­cial, que arran­có de madru­ga­da, se lle­vó a cabo en los cua­tro herrial­des del sur del país ‑un arres­to se prac­ti­có en Ara­gón y otro en Noja‑, con un sal­do de nue­ve per­so­nas dete­ni­das y al menos 28 regis­tros. Así, tal y como con­fir­mó el movi­mien­to pro amnis­tía, en Gas­teiz fue dete­ni­do el joven de Otxan­dio Egoitz Gar­men­dia. En Gipuz­koa, por su par­te, fue arres­ta­do Ugaitz Eli­za­ran, en su domi­ci­lio donos­tia­rra de Intxau­rron­do, y Urko Aier­be, quien fue dete­ni­do en el barrio de Egia. La joven de Eibar Aniaiz Ariz­na­ba­rre­ta, por su par­te, fue arres­ta­da en la loca­li­dad cán­ta­bra de Noja. El movi­mien­to pro amnis­tía, ade­más, denun­ció que su com­pa­ñe­ro fue gol­pea­do por dos guar­dias civi­les y que pin­cha­ron las rue­das de su vehícu­lo.

En Etxa­rri Ara­natz los poli­cías del ins­ti­tu­to arma­do arres­ta­ron a Joxe Alda­so­ro, des­pués de que irrum­pie­ran sin orden judi­cial en el domi­ci­lio de sus padres pri­me­ro, y en el de su her­mano Juan Kruz des­pués, quien, tras un alter­ca­do con los guar­dias civi­les que pre­ten­dían regis­trar su vivien­da sin orden algu­na, fue dete­ni­do, acu­sa­do de des­or­de­nes públi­cos. Ade­más, otro de los her­ma­nos Alda­so­ro fue rocia­do con gas lacri­mó­geno cuan­do los guar­dias civi­les aban­do­na­ban la loca­li­dad con su her­mano arres­ta­do.

Tam­bién en Nafa­rroa, en su capi­tal, fue dete­ni­da Rosa Iriar­te, y el tam­bién iruin­da­rra Eneko Com­pains, por su par­te, lo apre­sa­ron en el inte­rior de un auto­bús cuan­do regre­sa­ba de Ara­gón y fue tras­la­da­do inme­dia­ta­men­te a Iru­ñea.

En Biz­kaia, fue dete­ni­da la joven bil­bai­na San­dra Barre­netxea, quien ya pade­ció la inco­mu­ni­ca­ción de la Guar­dia Civil hace ya varios años. Y en Eran­dio, a su vez, fue dete­ni­da la joven de Leioa Eri­ka Bil­bao.

«Colum­na ver­te­bral»

Des­de pri­me­ras horas de la maña­na de ayer, el Minis­te­rio espa­ñol del Inte­rior insis­tía en que con este ope­ra­ti­vo poli­cial se da por des­man­te­la­da la direc­ción de la orga­ni­za­ción Ekin, y enmar­ca a los dete­ni­dos en res­pon­sa­bi­li­da­des de dina­mi­za­do­res de los res­pec­ti­vos herrial­des en los que fue­ron dete­ni­dos.

Aun­que toda­vía se des­co­no­cen las acu­sa­cio­nes con­cre­tas que el juez Gran­de-Mar­las­ka vier­te con­tra los nue­ve dete­ni­dos, los medios espa­ño­les ‑que escu­dán­do­se en fuen­tes de «la lucha anti­te­rro­ris­ta» apos­ti­lla­ron que el ope­ra­ti­vo con­ti­nua­ba abier­to- acu­sa a los nue­ve mili­tan­tes vas­cos de ser los «comi­sa­rios de ETA» para dina­mi­zar los dife­ren­tes orga­nis­mos de la izquier­da aber­tza­le «bajo las direc­tri­ces» de la orga­ni­za­ción arma­da. A ojos del Minis­te­rio espa­ñol del Inte­rior, Ekin es sinó­ni­mo de la «colum­na ver­te­bral» del movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta de izquier­das.

Ade­más de los arres­tos, la Guar­dia Civil regis­tró al menos 28 loca­les, entre domi­ci­lios, gara­jes, herri­ko taber­nas como en Intxau­rron­do y Leioa, el Gaz­te­le­ku de Egia y, entre otros, el bar Derry de Etxa­rri Ara­natz, don­de tra­ba­ja uno de los dete­ni­dos.

Por su par­te, el movi­mien­to pro amnis­tía denun­ció el ope­ra­ti­vo orde­na­do por el juez ins­truc­tor del Juz­ga­do núme­ro 3 de la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la y aler­tó sobre el ries­go que corren los nue­ve dete­ni­dos de pade­cer tor­tu­ras y malos tra­tos duran­te el perio­do de inco­mu­ni­ca­ción. Así, en la nota emi­ti­da, recor­dó que en los ope­ra­ti­vos orde­na­dos por Gran­de-Mar­las­ka y eje­cu­ta­dos por el Ins­ti­tu­to Arma­do se han repe­ti­do las denun­cias de haber sufri­do duros epi­so­dios de tor­tu­ra.

Acto segui­do, el movi­mien­to pro amnis­tía enmar­có esta nue­va raz­zia como un inten­to de abor­tar la aper­tu­ra de un nue­vo ciclo polí­ti­co que se está vien­do ya en Eus­kal Herria, ade­más de recor­dar los movi­mien­tos polí­ti­cos de los últi­mos meses y la decla­ra­ción rea­li­za­da recien­te­men­te por ETA, «ponien­do en mar­cha un pro­ce­so polí­ti­co».

«Entre las reac­cio­nes habi­das la sema­na pasa­da, el Gobierno espa­ñol anun­ció más repre­sión; repre­sión para que el pro­ce­so demo­crá­ti­co que está flo­re­cien­do en Eus­kal Herria no siga ade­lan­te. Y esta nue­va olea­da repre­si­va no mues­tra más que el ner­vio­sis­mo del Gobierno espa­ñol, por­que son cons­cien­tes de que en este país se están lle­van­do a cabo pasos irre­ver­si­bles en el camino hacia una ver­da­de­ra situa­ción demo­crá­ti­ca», aña­dió.

Des­de el movi­mien­to pro amnis­tía qui­sie­ron sub­ra­yar que la repre­sión no tie­ne fin y que se pude pre­ver que en los pró­xi­mos meses se pue­dan repe­tir envi­tes repre­si­vos de este cali­bre. «Ante esta situa­ción será nece­sa­rio arti­cu­lar la res­pues­ta y salir a la calle. La repre­sión tie­ne por obje­to impe­dir la demo­cra­cia, y en el camino hacia la demo­cra­cia nos será indis­pen­sa­ble impe­dir la repre­sión», pro­si­guió el movi­mien­to pro amnis­tía, a la par que empla­zó a la ciu­da­da­nía a secun­dar las movi­li­za­cio­nes de pro­tes­ta que se repe­ti­rán duran­te estos días, sobre todo mien­tras los dete­ni­dos sigan inco­mu­ni­ca­dos.

Las movi­li­za­cio­nes en soli­da­ri­dad con los arres­ta­dos no se hicie­ron espe­rar y aún menos en sus loca­li­da­des nata­les. De este modo, 240 per­so­nas se mani­fes­ta­ron en Eibar, de don­de es natu­ral Ariz­na­ba­rre­ta, 350 en Leioa y 80 en Eran­dio, por Bil­bao. En Otxan­dio, muni­ci­pio de Gar­men­dia, fue­ron 125 veci­nos los que se mani­fes­ta­ron don­de tam­bién han pre­sen­ta­do una moción que tra­ta­rán en el pleno del jue­ves. En Ansoain, pue­blo de Iriar­te, se con­cen­tra­ron 200 y en Urritza 20. En el barrio iruin­da­rra de Itu­rra­ma fue­ron 100 los veci­nos que denun­cia­ron los arres­tos, en espe­cial el de su vecino Com­pains. La Poli­cía espa­ño­la iden­ti­fi­có a todos ellos y car­gó. En Zumaia y Ordu­ña tam­bién denun­cia­ron los arres­tos, don­de par­ti­ci­pa­ron 40 y 31 veci­nos, res­pec­ti­va­men­te.

TAT recuer­da las tor­tu­ras

Por su par­te, Tor­tu­ra­ren Aur­ka­ko Tal­dea recor­dó que de las 38 deten­cio­nes prac­ti­ca­das en 2010 por las FSE, 33 han denun­cia­do tor­tu­ras, y aler­ta­ron sobre el tra­to que pue­dan estar reci­bien­do en los cuar­te­les de la Guar­dia Civil. Aña­die­ron que tan­to Com­pains como Barre­netxea ya denun­cia­ron haber sido tor­tu­ra­dos en ante­rio­res deten­cio­nes.

TAT con­si­de­ra que la inco­mu­ni­ca­ción «posi­bi­li­ta la exis­ten­cia de la tor­tu­ra», por lo que exi­gió que se apli­quen las medi­das que evi­tan su prác­ti­ca, como la sus­pen­sión de la inco­mu­ni­ca­ción, que los dete­ni­dos sean envia­dos inme­dia­ta­men­te ante el juez o que se gra­be por video todo el perio­do de deten­ción.

JUAN CRUZ ALDASORO

La Guar­dia Civil detu­vo a Juan Cruz Alda­so­ro, her­mano de uno de los dete­ni­dos, acu­sa­do de des­ór­de­nes públi­cos. Los poli­cías qui­sie­ron regis­trar su domi­ci­lio sin orden algu­na, des­pués de irrum­pir en el de sus padres, de avan­za­da edad.

HOY, RUEDA DE PRENSA

Los fami­lia­res y alle­ga­dos de los nue­ve dete­ni­dos com­pa­re­ce­rán hoy ante la pren­sa, a las 17.30, para ofre­cer su visión sobre la ope­ra­ción poli­cial. La rue­da de pren­sa se lle­va­rá a cabo en un cén­tri­co hotel de la capi­tal gui­puz­coa­na.

En San­fer­mi­nes

Según infor­ma­ron ayer a este dia­rio, el poli­cía que en los pasa­dos san­fer­mi­nes ame­na­zó esgri­mien­do su pis­to­la a las peñas, par­ti­ci­pó ayer en el ope­ra­ti­vo de Iru­ñea, don­de, ade­más, fue­ron agre­di­dos varios fami­lia­res de Com­pains.

Rubal­ca­ba lo sitúa en su inmo­vi­lis­mo polí­ti­co

El minis­tro espa­ñol de Inte­rior, Alfre­do Pérez Rubal­ca­ba, apro­ve­chó su par­ti­ci­pa­ción en la aper­tu­ra de ofi­cia­les de la Guar­dia Civil en Aran­juez para feli­ci­tar a las FSE por el nue­vo ope­ra­ti­vo poli­cial des­ple­ga­do en Hego Eus­kal Herria, y sub­ra­yar que habrían logra­do así mer­mar la capa­ci­dad polí­ti­ca de ETA para «diri­gir» la izquier­da aber­tza­le.

Ade­más de uti­li­zar la ope­ra­ción poli­cial de madru­ga­da como mues­tra de que el Eje­cu­ti­vo del PSOE no ha movi­do «ni un ápi­ce» su polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta pese a la decla­ra­ción rea­li­za­da el pasa­do 5 de setiem­bre por la orga­ni­za­ción arma­da vas­ca, Rubal­ca­ba seña­ló que, a su pare­cer, las deten­cio­nes per­mi­ti­rán «res­tar a ETA una par­te de la capa­ci­dad de ejer­cer el man­do sobre el entra­ma­do polí­ti­co y res­tar par­te de su capa­ci­dad de movi­li­za­ción social»

Así, ante los guar­dias civi­les de la cita­da loca­li­dad madri­le­ña, el minis­tro espa­ñol alu­dió a la decla­ra­ción de ETA para insis­tir en que «no va a modi­fi­car un ápi­ce» la polí­ti­ca anti­te­rro­ris­ta del Gobierno espa­ñol has­ta que ETA «aban­do­ne defi­ni­ti­va­men­te las vio­len­cia».

Rubal­ca­ba dio por des­ar­ti­cu­la­da «la direc­ción nacio­nal de Ekin» que, a su enten­der, «es la estruc­tu­ra que ETA uti­li­za para ins­tru­men­ta­li­zar y diri­gir la izquier­da aber­tza­le». Y des­de el minis­te­rio que diri­ge, tam­bién qui­sie­ron remar­car que este nue­vo ope­ra­ti­vo sigue la este­la mar­ca­da por otros, como el lle­va­do a cabo en abril con­tra los abo­ga­dos de repre­sa­lia­dos polí­ti­cos vas­cos, ex pre­sos y fami­lia­res de pri­sio­ne­ros polí­ti­cos. GARA

Dete­ni­dos

Egoitz Gar­men­dia. Arres­ta­do en Gas­teiz, don­de tra­ba­ja como pro­fe­sor en AEK. Regis­tran un piso de Gas­teiz, el fami­liar de Otxan­dio, el eus­kal­te­gi y la AAVV de Judi­men­di.

Urko Aier­be. Apre­sa­do en el domi­ci­lio fami­liar del barrio donos­tia­rra de Egia, don­de los poli­cías tam­bién regis­tra­ron el Gaz­te­le­ku.

Ugaitz Eli­za­ran. Dete­ni­do en el barrio de Intxau­rron­do, don­de regis­tran un domi­ci­lio y el local Zulo Zahar. Agen­cias espa­ño­las remar­can que su her­mano Aitor fue dete­ni­do en octu­bre acu­sa­do de «ser el jefe del apar­to polí­ti­co de ETA». Su padre, Jus­to Eli­za­ran, fue ame­tra­lla­do por el GAL el 13 de setiem­bre de 1979.

Aniaiz Ariz­na­ba­rre­ta. Arres­ta­da en Noja, don­de se halla­ba de vaca­cio­nes. Los mili­ta­res gol­pean a su com­pa­ñe­ro y ade­más éste encuen­tra dos rue­das del coche pin­cha­das. En Eibar regis­tran el piso de su pare­ja y otra vivien­da.

Joxe Alda­so­ro. Natu­ral de Etxa­rri Ara­natz. Los mili­ta­res regis­tran su vivien­da, la de sus padres y el bar Derry, don­de tra­ba­ja. Se viven momen­tos de ten­sión y arres­tan a su her­mano Juan Kruz y a otro her­mano le rocían spray en la cara.

Rosa Iriar­te. Mili­tan­te femi­nis­ta dete­ni­da en su piso de Iru­ñea, tam­bién regis­tran el domi­ci­lio de sus padres.

Eneko Com­pains. Apre­sa­do en un auto­bús en Cari­ñe­na (Zara­go­za) cuan­do regre­sa­ba a Iru­ñea. Regis­tran su piso en Alde Zaha­rra y el de los padres.

Eri­ka Bil­bao. Apre­sa­da en Eran­dio, es tras­la­da­da a Leioa para regis­trar un local, tras la ins­pec­ción de su domi­ci­lio.

San­dra Barre­netxea. Regis­tran su domi­ci­lio en Bil­bo. Fue dete­ni­da tam­bién hace cua­tro años y denun­ció tor­tu­ras por par­te de la Guar­dia Civil.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *