Tipi­co­lean­do (X o así) – Jon Odrio­zo­la

Tip (leyen­do el perió­di­co): «¿Ha vis­to? Se mue­re un hom­bre en una sau­na fin­lan­de­sa tra­tan­do de batir un récord mun­dial de resis­ten­cia a tem­pe­ra­tu­ras vol­cá­ni­cas». Coll: «Es que esta­mos piraos». Tip: «¡Eso lo esta­rá su puta madre, y no juro!». Coll: «Hom­bre, es una for­ma de hablar…». Tip: «Es que me aca­lo­ro ‑pre­sen­te mis excu­sas a su puta madre- y me sul­fu­ra, que diría un vul­ca­nó­lo­go, ver cómo los expe­ri­men­tos del nazi Doc­tor Men­ge­le some­tien­do a sus víc­ti­mas a prue­bas calo­rí­fi­cas o crio­gé­ni­cas para com­pro­bar has­ta don­de aguan­ta­ban hoy se con­vier­ten poco menos que en depor­tes que, enci­ma, pre­ten­den plau­si­bles». Coll: «Tie­ne usted razón, igual que el sona­jas ése que todos los invier­nos se da un baño en las géli­das aguas rusas». Tip (sigue leyen­do el perió­di­co, algo muy recu­rri­do en sus gags tele­vi­si­vos en blan­co y negro): «Vea, vea, Pepe­luí, un indi­vi­duo acu­sa­do de arro­llar a un ciu­da­dano ¡cuan­do iba ebrio y en silla de rue­das!». Coll: «No me lo creo». Tip: «¡Lo pone aquí,oiga!» Coll: «A ver, a ver… ah, pues sí, en efec­to, ¡si es que van como locos!». Tip: «¿Y qué me dice, ein, de la enési­ma demos­tra­ción del pale­tis­mo ber­lan­guiano espa­ñol ante la visi­ta vaca­cio­nal de la seño­ra del empe­ra­dor Oba­ma?». Coll: «Bueno, es verano y con algo hay que relle­nar los dia­rios y la tele, es sabi­do; en otra épo­ca era con ovnis y pla­ti­llos volan­tes, otros tiem­pos». Tip: «Es ver­dad, la gen­te tie­ne que comer». Coll: «Con decir­le que yo ya ni bajo la basu­ra, sino que la subo a ver qué pillo…». Tip: «Menos mal que el «New York Times» (pro­nún­cie­se niu­yor­tains) inclu­ye en sus pági­nas de ocio la cali­dad de los pintxos de Hon­da­rri­bia in the Bas­que Country». Coll: «Y ello gra­cias a que la ETB se ha hecho eco de la noti­cia: entre el Gug­genheim ése de los coho­ne y los pintxos éstos nos cono­ce todo dios, oiga, y no por cul­pa del «terro­ris­mo», que, oigg, me da una rabia, ochess, I need Spain». Tip: «En efec­to, gra­cias a la impa­ga­ble labor del actual lehen­da­ka­ri, que ha sabi­do unir las fuer­zas de la cul­tu­ra y la gas­tro­no­mía, el fol­klo­re vas­co es cono­ci­do en el mun­do y par­te del extran­je­ro». Coll: «O sea, puro pale­tis­mo tam­bién». Tip: «¡Calle, calle, sin­sor­go!». Coll: «Es que no es lo mis­mo tener razón a que te la den». Tip: «Ya salió el filó­so­fo». Coll: «Es que no hay línea más bella que la cur­va de ven­tas». Tip: «Vale, vale, que sea usted feliz… le dijo la ara­ña a la mos­ca». Coll: «Ni que este cura no sea mi padre, no te jode aquí el lis­to». Tip: «No me fal­te, que me conoz­co». Coll: «Y yo tam­bién, ahi­va­laos­tia». Tip: «¿Quién soy?». Coll: «Alguien que habla con­si­go mis­mo». Tip: «Sí, es ver­dad, pero es inú­til». Coll: «O sea, que se cono­ce, pero no se re-cono­ce». Tip: «Sas­ta­men­te, ocu­rre que si me conoz­co y, enci­ma, me re-conoz­co, aca­ba­mos los dos dete­ni­dos». Coll: «¡Y es que Gpa­ña no hay más que una!». Tip: «¡Cla­ro: como que si hubie­ra dos, nos iría­mos todos a la otra!». Coll: «¿Por qué me mien­te usted?». Tip: «No habrías creí­do la ver­dad, sarra­mián». Coll: «¿Y aho­ra qué hace usted ahí?». Tip: «Estoy solo con­mi­go pis­po, que diría Millán Sal­ce­do». Coll: «Pues que­dan los dos dete­ni­dos, hala, al tru­llo». Tip: «Ya lo dijo Can­tin­flas: “con­glo­me­ra­dos del mundo,uníos”. Coll: «Pos ése tam­bién que­da dete­ni­do, ven­ga, andan­do. ¿Y usted qué mira?».

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *