Rue­da de pren­sa de Etxe­rat, para denun­ciar situa­cio­nes extremas

LLa­ma­mos a la socie­dad vas­ca a tomar par­te en todas las ini­cia­ti­vas que se lle­ven a cabo en favor de las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos

En la com­pa­re­cen­cia han esta­do pre­sen­tes fami­lia­res de todos los pre­sos polí­ti­cos vas­cos en Mou­lins, ade­más de ami­gos y fami­lia­res. Tam­bién han acu­di­do el Tenien­te de Alcal­de de Ger­ni­ka Juan Mari Alber­di y la con­ce­ja­la de la villa foral Idoia Fernández.

Pos­te­rior­men­te, hemos efec­tua­do una con­cen­tra­ción ante el Con­su­la­do fran­cés de Bil­bao hacien­do entre­ga al con­súl de un docu­men­to del Ayun­ta­mien­to de Ger­ni­ka en el que se expre­sa nota­ble preo­cu­pa­ción por el esta­do de Geres­ta y el ger­ni­ka­rra Abaun­za. La últi­ma noti­cia es que Geres­ta va a ser tras­la­da­do al Hos­pi­tal peni­ten­cia­rio de Lyon tras inyec­tar­le san­gre ya que su esta­do es «lími­te».
Decla­ra­cio­nes de Biki Goros­tia­ga, repre­sen­tan­te de Etxerat

«En la jor­na­da de hoy, cuan­do bue­na par­te de la socie­dad vas­ca se encuen­tra dis­fru­tan­do de sus mere­ci­das vaca­cio­nes, en Etxe­rat nos vemos obli­ga­dos a denun­ciar las extre­mas con­di­cio­nes de vida que pade­cen nues­tros fami­lia­res, ami­gos y ami­gas encar­ce­la­das. La cruel­dad es infi­ni­ta. Los Esta­dos jue­gan con las vidas de las y los pre­sos polí­ti­cos vascos.

La rule­ta rusa a la que pre­ten­den jugar los Esta­dos espa­ñol y fran­cés con su cri­mi­nal polí­ti­ca peni­ten­cia­ria vigen­te sitúa a nues­tros fami­lia­res, ami­gos y ami­gas encar­ce­la­das al bor­de la muer­te. Y lamen­ta­ble­men­te, tene­mos que decir que esa fina y débil cuer­da podría rom­per­se en cual­quier ins­tan­te. No debe­mos olvi­dar que 21 pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas han muer­to en prisión.

La dis­per­sión sigue pro­vo­can­do acci­den­tes, como el que ha sufri­do esta mis­ma sema­na un fami­liar camino de una cár­cel fran­ce­sa. La Cade­na Per­pe­tua con­ti­núa apli­cán­do­se. Sigue habien­do pre­sos y pre­sas polí­ti­cas con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles encar­ce­la­dos. Enfer­me­da­des que matan. A Mikel Iba­ñez, gra­ve­men­te enfer­mo le vol­vie­ron a ence­rrar ayer en Mar­tu­te­ne. Ha esta­do dos años en régi­men de pri­sión ate­nua­da, con las difi­cul­ta­des que ello supo­ne para reci­bir la asis­ten­cia nece­sa­ria ade­cua­da. Mikel tie­ne cán­cer, una impor­tan­te minus­va­lia y hace 15 días que sufrió un infar­to. Denun­cia­mos su situa­ción y pedi­mos su inme­dia­ta libe­ra­ción antes de que, por des­gra­cia, sea dema­sia­do tarde.

Las con­di­cio­nes de vida son extre­mas. En Mou­lins, Ander Geres­ta y Jabi Abaun­za están lle­van­do a cabo una huel­ga de ham­bre y sed des­de hace 11 días. Una situa­ción que está mer­man­do de for­ma noto­ria su salud. Y es que el des­gas­te que con­lle­va no inge­rir nin­gún ali­men­to liqui­do ni sóli­do es bru­tal para el organismo.

Los otros dos pre­sos polí­ti­cos allí dis­per­sa­dos, Iña­ki Lizun­dia e Ismael Bera­sa­te­gi se encuen­tran rea­li­zan­do un cha­peo pero no pue­den secun­dar la huel­ga de ham­bre y sed debi­do a que toman diver­sos medi­ca­men­tos y el ries­go que corrían era terri­ble­men­te elevado.

La razón de la pro­tes­ta: Que en el últi­mo mes, antes de las visi­tas, les han que­ri­do des­nu­dar y hacer­les aga­char para rea­li­zar un regis­tro en sus anos. Los pre­sos polí­ti­cos vas­cos se han nega­do en redon­do y, como con­se­cuen­cia de ello, han sido lle­va­dos al mit­tard. Infa­me, oscu­ra, sucia y minus­cu­la cel­da de cas­ti­go en la que los pre­sos deben pasar 22 horas al día.

Para denun­ciar­lo, han toma­do el camino de la lucha. Al igual que pocas sema­nas antes lo han teni­do que hacer otros pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas ence­rra­dos el Esta­do fran­cés. Duras y lar­gas huel­gas de ham­bre, pér­di­da de kilos y dete­rio­ra­mien­to de la salud. Esa es par­te de la ofer­ta del Esta­do fran­cés: Dis­per­sión, ais­la­mien­to, sole­dad, cacheos, humi­lla­cio­nes, con­di­cio­nes de vida extremas…

En el Esta­do espa­ñol, las cosas van por los mis­mos derro­te­ros. Y en verano, en vez de salir el sol, la oscu­ri­dad sigue ace­chan­do a nues­tros fami­lia­res, ami­gos y ami­gas encar­ce­la­das. Las ame­na­zas, los tras­la­dos abso­lu­ta­men­te arbi­tra­rios, insul­tos o el chan­ta­je cons­tan­te son par­te de la reali­dad coti­da­na de las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Un chan­ta­je que comien­za en las pre­sio­nes con la inten­ción de rom­per al Colec­ti­vo de Pre­sos y Pre­sas Polí­ti­cas Vas­cas y que se extien­de a toda la socie­dad vas­ca con el obje­ti­vo de uti­li­zar a nues­tros fami­lia­res, ami­gos y ami­gas como rehe­nes y con­di­cio­nar así el futu­ro de Eus­kal Herria.

Es hora de decir bas­ta a todas estas vul­ne­ra­cio­nes. Con­cul­ca­cio­nes que supe­ran los barro­tes y que per­si­guen con saña a la soli­da­ri­dad. Se siguen per­dien­do visi­tas vis a vis debi­do a los cacheos humi­llan­tes, con un preo­cu­pan­te incre­men­to el pasa­do fin de sema­na. Y es que bien sabe el Minis­tro Rubal­ca­ba que el verano es una bue­na épo­ca para que las bar­ba­ri­da­des que pla­nea su labo­ra­to­rio repre­si­vo pasen inad­ver­ti­das. Pero, que le que­de cla­ro que no se lo vamos a consentir.

En la calle, la peno­sa y mediá­ti­ca cru­za­da de Ares no se sal­da más que con fra­ca­sos. Y es que al igual que el pasa­do año, la soli­da­ri­dad y la ima­gi­na­ción han supe­ra­do con cre­ces a la repre­sión. Reti­ran fotos, gas­tan dine­ro públi­co en ple­na cri­sis para hacer reali­dad los capri­chos repre­si­vos del con­se­je­ro de Inte­rior, mien­tras los pue­blos y barrios se lle­nan de de soli­da­ri­dad. En fies­tas, actos popu­la­res o en las ini­cia­ti­vas de Etxe­rat en pla­yas y carreteras.

Hay que des­ac­ti­var esta rule­ta rusa. Un jue­go cri­mi­nal con el que los Esta­dos quie­ren sacar redi­tos polí­ti­cos. Des­de Etxe­rat, no vamos a per­mi­tir que se jue­gue con la vida de nues­tros fami­lia­res y se pise sus dere­chos más ele­men­ta­les para obte­ner unos intere­ses abso­lu­ta­men­te bastardos.

Por tan­to, lla­ma­mos a la socie­dad vas­ca a tomar par­te en todas las ini­cia­ti­vas que se lle­ven a cabo en favor de las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos y a levan­tar una ola soli­da­ria que lle­ve alien­to, calor y fuer­za a las pri­sio­nes de los Esta­dos espa­ñol y fran­cés, Por­tu­gal, Ita­lia, Ingla­te­rra e Irlanda.»

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.