Esku­bi­deak afir­ma que la per­se­cu­ción de las fotos raya la pre­va­ri­ca­ción- Gara

Cri­mi­na­li­za­ción de la soli­da­ri­dad hacia los presos.

La aso­cia­ción de abo­ga­dos Esku­bi­deak denun­ció que los man­dos poli­cia­les y la cla­se polí­ti­ca están obvian­do las «opi­nio­nes fun­da­das» sobre el deli­to de «enal­te­ci­mien­to del terro­ris­mo» y ahon­dan­do en la «per­se­cu­ción» de las foto­gra­fías de pre­sos polí­ti­cos en una for­ma de actuar que raya la «pre­va­ri­ca­ción». Según seña­la­ron, se está uti­li­zan­do este tipo penal en una «cru­za­da» con­tra la liber­tad de expresión.

Manex ALTUNA | BILBO

Con la lle­ga­da de Patxi López a Aju­ria Enea el Eje­cu­ti­vo auto­nó­mi­co dio comien­zo el año pasa­do a una cam­pa­ña para reti­rar las foto­gra­fías de pre­sos polí­ti­cos vas­cos de las calles a la que el Gobierno de Nafa­rroa se apun­tó de inme­dia­to. Este verano siguen repi­tién­do­se actua­cio­nes poli­cia­les simi­la­res, pese a que las últi­mas reso­lu­cio­nes judi­cia­les dejan en entre­di­cho las acu­sa­cio­nes ver­ti­das, según apun­ta­ron ayer los inte­gran­tes de la aso­cia­ción de abo­ga­dos vas­cos Eskubideak.

Des­de que Rodol­fo Ares tomó pose­sión del car­go de con­se­je­ro de Inte­rior de Lakua, la Ertzain­tza ha irrum­pi­do en nume­ro­sos recin­tos fes­ti­vos y bares para lle­var­se con­si­go retra­tos de repre­sa­lia­dos polí­ti­cos y ha impu­tado a cien­tos de per­so­nas por un supues­to deli­to de «enal­te­ci­mien­to del terro­ris­mo». Inclu­so, a comien­zos de verano fue pre­sen­ta­da una uni­dad espe­cial de la Ertzain­tza para rea­li­zar este tipo de actuaciones.

El pasa­do domin­go, por ejem­plo, «irrum­pió» en un home­na­je rea­li­za­do en la pla­za de los Fue­ros de Gas­teiz a los fami­lia­res de pre­sos polí­ti­cos vas­cos e impu­taron a varias personas.

Esku­bi­deak advir­tió en la rue­da de pren­sa de que los man­dos poli­cia­les y la cla­se polí­ti­ca está rayan­do la «pre­va­ri­ca­ción» con­ti­nuan­do con la «per­se­cu­ción» de la soli­da­ri­dad hacia los pri­sio­ne­ros polí­ti­cos vascos.

En la com­pa­re­cen­cia rea­li­za­da en el Cole­gio de Abo­ga­dos de Biz­kaia, los miem­bros de Esku­bi­deak colo­ca­ron las foto­gra­fías de varios cole­gas de pro­fe­sión que se encuen­tran encar­ce­la­dos en estos momen­tos, como Iña­ki Goioa­ga, Aran­tza Zulue­ta, Jose­ba Agu­do, Jon Enpa­ran­tza, Iker Sarrie­gi, Txe­ma Matan­zas y Aratz Estonba.

En nom­bre de todos los abo­ga­dos que for­man par­te de la aso­cia­ción, Ainhoa Baglie­to y Atxar­te Sal­va­dor cita­ron varios ejem­plos en los que impu­tados por «enal­te­ci­mien­to del terro­ris­mo» final­men­te han sido absuel­tos. Recor­da­ron el caso de los tres edi­les inde­pen­den­tis­tas de Berrio­zar que fue­ron encau­sa­dos tras el txu­pi­na­zo de fies­tas del año pasa­do y el de la cama­re­ra del bar Ezpa­la de Iru­ñea, que fue juz­ga­da por no qui­tar las imá­ge­nes de los repre­sa­lia­dos tras reque­rír­se­lo la Poli­cía. Todos ellos han sido absuel­tos tras ser juz­ga­dos en la Audien­cia Nacio­nal española.

Cabe recor­dar que dos peñas san­fer­mi­ne­ras tam­bién fue­ron impu­tadas bajo la mis­ma acu­sa­ción a raíz de una denun­cia apo­ya­da por el Ayun­ta­mien­to de Iru­ñea y el caso fue des­pués archivado.

Obvian «opi­nio­nes fundadas»

Los letra­dos de Esku­bi­deak denun­cia­ron «el uso expan­si­vo, atí­pi­co, con­tra la liber­ta­tis y el mal uso» del tipo de «enal­te­ci­mien­to del terro­ris­mo» pre­vis­to y pena­do en el artícu­lo 578 del Códi­go Penal por par­te de los res­pon­sa­bles del Gobierno auto­nó­mi­co y nava­rro, así como de sus man­dos policiales.

Baglie­to afir­mó que duran­te el año pasa­do se pro­du­je­ron «tres hitos jurí­di­cos con una enor­me tras­cen­den­cia en el plano prác­ti­co» que, en su opi­nión, «hacen espe­cial­men­te gra­ve la per­se­cu­ción que se hace por par­te de dife­ren­tes poli­cías de un cuer­po social que no ceja en la rei­vin­di­ca­ción de que su cer­ca­nía per­so­nal, afec­ti­va, fami­liar y polí­ti­ca con los pre­sos está den­tro del ejer­ci­cio del dere­cho de la libre opi­nión, mani­fes­ta­ción y el dere­cho a la par­ti­ci­pa­ción en la vida pública».

El pri­mer ejem­plo que citó fue la con­fe­ren­cia que el Rela­tor espe­cial de la ONU para los Dere­chos Huma­nos y Lucha Anti­te­rro­ris­ta, Mar­tin Schei­nin, pro­nun­ció en octu­bre de 2009 en el cam­pus de Leioa de la UPV. Ahí sub­ra­yó que tras la exhi­bi­ción de las fotos de pre­sos «hay una moti­va­ción más huma­na que ver­da­de­ra­men­te una inci­ta­ción a la violencia».

Schei­nin seña­ló tam­bién que para con­si­de­rar «enal­te­ci­mien­to» las imá­ge­nes de pre­sos debe exis­tir el «ries­go» de que la per­so­na que «reci­ba el men­sa­je» lo entien­da así.

El segun­do caso que expu­so fue la sen­ten­cia del TSJPV de noviem­bre de 2009, en la que recor­da­ba al Gobierno de Gas­teiz que el uso de estas foto­gra­fías en una con­cen­tra­ción «no pue­de, por sí mis­ma y, en prin­ci­pio, enten­der­se como ile­gal o que menos­pre­cie a las víc­ti­mas del terro­ris­mo». En esta reso­lu­ción se aña­día que para que exis­ta el deli­to de «enal­te­ci­mien­to» debe­rían de pro­du­cir­se expre­sio­nes ver­ba­les, escri­tas o por­tar anagramas.

Por últi­mo, men­cio­na­ron la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Supre­mo de 2010 que absol­vió a la alcal­de­sa de Her­na­ni, Marian Bei­tia­la­rran­goi­tia, tras ser con­de­na­da por la Audien­cia Nacio­nal a un año de cár­cel y sie­te de inha­bi­li­ta­ción por pedir un aplau­so para Mat­tin Sara­so­la e Igor Por­tu. «En esta abso­lu­ción dis­po­ne que la cer­ca­nía per­so­nal y afec­ti­va no es un deli­to», recal­ca­ron des­de Eskubideak.

Baglie­to denun­ció que «estas fun­da­das opi­nio­nes han sido obvia­das por par­te de la cla­se polí­ti­ca, de una mane­ra cer­ca­na inclu­so a lo que es deli­to de pre­va­ri­ca­ción, y han ahon­da­do en la per­se­cu­ción de per­so­nas y mani­fes­ta­cio­nes en las que se por­tan foto­gra­fías de pre­sos polí­ti­cos vas­cos como si fue­ra una ver­da­de­ra cru­za­da con­tra la liber­tad de expre­sión, que­rien­do hacer des­apa­re­cer estas foto­gra­fías de per­so­nas pre­sas por moti­va­ción polí­ti­ca, inclu­so negán­do­les el carác­ter de per­so­nas con derechos».

«Están apli­can­do lo des­cri­to en el Plan ZEN: “quien no tie­ne cara no exis­te”», afir­mó.

Res­pal­do de cien abogados

En denun­cia de esta situa­ción, la aso­cia­ción de abo­ga­dos Esku­bi­deak ha ela­bo­ra­do un mani­fies­to de «índo­le espe­cí­fi­ca­men­te jurí­di­co». Según infor­ma­ron en la rue­da de pren­sa, el docu­men­to ver­sa sobre el tipo penal de «enal­te­ci­mien­to» y ha sido sus­cri­to ya por más de un cen­te­nar de abo­ga­dos. Entre ellos se encuen­tran pro­fe­sio­na­les vas­cos, anda­lu­ces y catalanes.

En el mani­fies­to defien­den que «por­tar foto­gra­fías de per­so­nas pre­sas, denun­cian­do la vul­ne­ra­ción de dere­chos, es una expre­sión de cer­ca­nía afec­ti­va y per­so­nal, y eso no es deli­to». Des­de Esku­bi­deak insis­tie­ron en que «la denun­cia de vul­ne­ra­ción de dere­chos es algo fun­da­men­tal que hay que realizar».

Asi­mis­mo, cen­su­ran el uso del tipo penal de «enal­te­ci­mien­to del terro­ris­mo para la per­se­cu­ción de ideas, mani­fes­ta­cio­nes y actos polí­ti­cos, toda vez que el uso sis­te­má­ti­co con­tra liber­ta­tis vul­ne­ra la juris­pru­den­cia sobre el dere­cho de liber­tad de expre­sión, de ideas y del dere­cho a par­ti­ci­par en asun­tos polí­ti­cos de los ciudadanos».

Ade­más, tam­bién se denun­cia «el uso expan­si­vo» de la juris­dic­ción mate­rial de la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la, tan­to para ins­truc­ción como enjui­cia­mien­to de los deli­tos de «enal­te­ci­mien­to», igno­ran­do así las reco­men­da­cio­nes del Con­se­jo de la Unión Euro­pea de «que se reco­noz­ca la dife­ren­cia entre el deli­to de terro­ris­mo y las accio­nes apologéticas».

Por últi­mo, cri­ti­ca que las auto­ri­da­des guber­na­ti­vas «están vul­ne­ran­do el dere­cho de los ciu­da­da­nos a un juez natu­ral y con­vir­tien­do lo que es la Audien­cia Nacio­nal en un agen­te polí­ti­co al que acu­den las auto­ri­da­des polí­ti­co-poli­cia­les, no tan­to para dar­le cuen­ta de una posi­ble exis­ten­cia de un deli­to, sino para que inter­ven­gan como juz­ga­dos cen­tra­les de ins­truc­ción y prohí­ban actos y recor­da­to­rios, así como men­sa­jes polí­ti­cos que no quie­ren oír».

ABSOLUCIONES

Las sen­ten­cias emi­ti­das por la Audien­cia Nacio­nal absol­vien­do a tres con­ce­ja­les de Berrio­zar y la cama­re­ra del bar Ezpa­la de Iru­ñea fue­ron pre­sen­ta­das como prue­bas de que no hay deli­to en soli­da­ri­zar­se con los repre­sa­lia­dos políticos.

FOTOGRAFÍAS

Los miem­bros de Esku­bi­deak recor­da­ron a abo­ga­dos que se encuen­tran en pri­sión como Iña­ki Goioa­ga, Aran­tza Zulue­ta, Jon Enpa­ran­tza, Iker Sarrie­gi, Txe­ma Matan­zas y Aratz Eston­ba, colo­can­do sus foto­gra­fías en la mesa en la que die­ron la rue­da de prensa.

La Ertzain­tza reti­ra pan­car­tas por los pre­sos en Villabona

El movi­mien­to pro amnis­tía dio a cono­cer ayer en un comu­ni­ca­do de pren­sa que agen­tes de la Ertzain­tza reti­ra­ron ayer por la maña­na car­te­les y pan­car­tas en soli­da­ri­dad con los pre­sos polí­ti­cos vas­cos que esta­ban colo­ca­dos en las calles del cen­tro de Villa­bo­na, que cele­bra estos días sus fies­tas. El Depar­ta­men­to de Inte­rior del Eje­cu­ti­vo de Lakua afir­mó más tar­de que los ertzai­nas se habrían lle­va­do diez pan­car­tas y que habrían borra­do una doce­na de pin­ta­das con ana­gra­mas de ETA, de Ges­to­ras pro-Amnis­tía y otras con alu­sio­nes a las FSE. La actua­ción de la Poli­cía auto­nó­mi­ca se pro­du­jo sobre las 8.00 de la maña­na y el orga­nis­mo anti­rre­pre­si­vo cen­su­ró que la incur­sión poli­cial es de «suma gra­ve­dad», ya que esta sema­na se cum­ple un año des­de el falle­ci­mien­to de Remi Ayes­ta­ran. Según recor­da­ron, el que fue­ra tenien­te de alcal­de de Villa­bo­na murió des­pués de que agen­tes con mate­rial anti­dis­tur­bios se pre­sen­ta­ran en el recin­to fes­ti­vo y pro­vo­ca­ran momen­tos de mucha tensión.

El movi­mien­to pro amnis­tía denun­ció la «locu­ra repre­si­va» del con­se­je­ro de Inte­rior Rodol­fo Ares y la acti­tud que está man­te­nien­do la Ertzain­tza este verano. Hizo hin­ca­pié en que los poli­cías son cons­cien­tes de que pue­den pro­vo­car «gra­ves con­se­cuen­cias» al entrar en los pue­blos y recin­tos fes­ti­vos arma­dos. En su opi­nión, las actua­cio­nes de la Ertzain­tza dejan al des­cu­bier­to «has­ta qué pun­to» lle­ga la «ocu­pa­ción poli­cial» en los pue­blos y barrios, y exi­gió a los res­pon­sa­bles polí­ti­cos que res­pe­ten los recin­tos festivos.

GARA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.