Con­vo­ca­to­ria al Con­gre­so de la Uni­dad del Rodri­guis­mo en Chi­le

Como lo hemos indi­ca­do hace bas­tan­te tiem­po esta­mos en un nue­vo Perío­do polí­ti­co a nivel inter­na­cio­nal y nacio­nal. Hoy es una nue­va frac­ción bur­gue­sa la que está a la cabe­za del Esta­do: es la oli­gar­quía finan­cie­ra sin inter­me­dia­rios y con un fuer­te con­te­ni­do auto­ri­ta­rio, el actual gobierno es de los gran­des gru­pos eco­nó­mi­cos. Esta frac­ción bur­gue­sa que estu­vo 17 años a la cabe­za del Esta­do bajo la dic­ta­du­ra, hoy asu­mió la con­duc­ción del gobierno por la vía lec­to­ral.

En el país éste perío­do se carac­te­ri­za más bien por los cam­bios de corre­la­ción de fuer­za den­tro del Blo­que en el Poder, y no tan­to por los que se han pro­du­ci­do en el cam­po popu­lar. Sin embar­go, la rear­ti­cu­la­ción de movi­mien­to social debie­ra ser ace­le­ra­do en los pró­xi­mos años, como un deber patrió­ti­co ante y des­de el pue­blo, en la medi­da que el nue­vo gobierno con su gabi­ne­te de los patro­nes de los gru­pos eco­nó­mi­cos, inten­te pro­fun­di­zar las medi­das neo­li­be­ra­les para man­te­ner la esta­bi­li­dad macro­eco­nó­mi­ca del mode­lo.

En el cam­po eco­nó­mi­co nos encon­tra­re­mos en una nue­va ofen­si­va de las polí­ti­cas más dog­ma­ti­cas del neo­li­be­ra­lis­mo. Las dife­ren­cias con el perío­do ante­rior es que el capi­ta­lis­mo hoy no dis­po­ne de la base mate­rial ni el con­sen­so social para man­te­ner un régi­men polí­ti­co y eco­nó­mi­co como el que nece­si­ta la cla­se domi­nan­te. Ya que las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les de las déca­das ante­rio­res debi­li­ta­ron la eco­no­mía pro­duc­ti­va, han arra­sa­do indus­trias, fre­na­do la crea­ción del desa­rro­llo social acre­cen­ta­do la des­igual­dad, etc., agré­gue­se a esto las gran­des con­se­cuen­cias que ha deja­do el terre­mo­to y pos­te­rior mare­mo­to en la zona cen­tro y sur del país.

Por lo ante­rior, son los inten­tos urgen­tes de Piñe­ra de revi­vir la “polí­ti­ca de los con­sen­sos” o el men­ta­do “gobierno de uni­dad nacio­nal” en fun­ción de ampliar su base de apo­yo, para poder lle­var ade­lan­te en el actual con­tex­to social y polí­ti­co las medi­das que per­mi­tan mate­ria­li­zar y pro­fun­di­zar el pro­yec­to y los obje­ti­vos de los patro­nes.

Avan­za­do el actual Perío­do ten­drá como carac­te­rís­ti­cas el resur­gi­mien­to del pro­ta­go­nis­mo popu­lar y for­zo­sa­men­te por otro lado el resur­gi­mien­to de accio­nes guber­na­men­ta­les repre­si­vas y auto­ri­ta­rias para con­te­ner a las masas des­con­ten­tas pro­duc­to de las secue­las de la cri­sis, ade­más todos los aná­li­sis serios indi­can que esta­mos en medio del ini­cio de la segun­da ola de la cri­sis finan­cie­ra glo­bal ini­cia­da hace ya un año en cen­tro del impe­rio.

Es en este con­tex­to que el Rodri­guis­mo debe trans­for­mar­se en la pri­me­ra fuer­za revo­lu­cio­na­ria de Chi­le, esto será posi­ble cuan­do poda­mos cons­truir una corre­la­ción de fuer­za social de millo­nes de hom­bres y muje­res, capa­ces de luchar por sus deman­das y poner en cues­tio­na­mien­to el actual sis­te­ma. Una fuer­za social que sea pro­ta­gó­ni­ca en un pro­yec­to polí­ti­co trans­for­ma­dor estra­té­gi­co, que con­si­de­re todos los esce­na­rios de la lucha de cla­ses. Una fuer­za que sólo sur­ge cuan­do el con­cep­to de cons­truc­ción con­tem­pla a los sec­to­res socia­les no solo como pro­vee­do­res, sino como reales pro­ta­go­nis­tas de la acción polí­ti­ca.
El Rodri­guis­mo como guía para la acción como con­ti­nui­dad his­tó­ri­ca de la eman­ci­pa­ción insu­mi­sa de los pri­me­ros libe­ra­do­res del pue­blo y de la Patria, con­du­ci­dos por el coro­nel Rodrí­guez debe ser capaz de tras­pa­sar las fron­te­ras orgá­ni­cas, inter­pre­tan­do por medio de su polí­ti­ca a todos aque­llos lucha­do­res que des­de las más diver­sas for­mas y con­vic­cio­nes estén en con­tra del actual orden eco­nó­mi­co, social y polí­ti­co que vive nues­tro país.

Es por eso que es nece­sa­rio dejar las mez­quin­da­des a un lado y dar un paso con­tun­den­te en direc­ción de la UNIDAD DEL RODRIGUISMO como Idea y Acción Revo­lu­cio­na­ria. En fun­ción de este obje­ti­vo trans­cen­den­tal e his­tó­ri­co es que con­vo­ca­mos a la rea­li­za­ción del CONGRESO DE LA UNIDAD DEL RODRIGUISMO, ins­tan­cia que nos debe posi­bi­li­tar una bitá­co­ra estra­té­gi­ca, una orgá­ni­ca y una polí­ti­ca popu­lar de masas en el mar­co de un ins­tru­men­to par­ti­da­rio para la revo­lu­ción.

Es en este empe­ño que con­vo­ca­mos a todos y todas las rodri­guis­tas, orga­ni­za­dos como tam­bién a los dis­per­sos a todas y todos los revo­lu­cio­na­rios del país a sumar­se sin pre­jui­cios en la cons­truc­ción del Pro­yec­to Polí­ti­co para la Cla­se.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *