Con­vo­ca­to­ria al Con­gre­so de la Uni­dad del Rodri­guis­mo en Chile

Como lo hemos indi­ca­do hace bas­tan­te tiem­po esta­mos en un nue­vo Perío­do polí­ti­co a nivel inter­na­cio­nal y nacio­nal. Hoy es una nue­va frac­ción bur­gue­sa la que está a la cabe­za del Esta­do: es la oli­gar­quía finan­cie­ra sin inter­me­dia­rios y con un fuer­te con­te­ni­do auto­ri­ta­rio, el actual gobierno es de los gran­des gru­pos eco­nó­mi­cos. Esta frac­ción bur­gue­sa que estu­vo 17 años a la cabe­za del Esta­do bajo la dic­ta­du­ra, hoy asu­mió la con­duc­ción del gobierno por la vía lectoral.

En el país éste perío­do se carac­te­ri­za más bien por los cam­bios de corre­la­ción de fuer­za den­tro del Blo­que en el Poder, y no tan­to por los que se han pro­du­ci­do en el cam­po popu­lar. Sin embar­go, la rear­ti­cu­la­ción de movi­mien­to social debie­ra ser ace­le­ra­do en los pró­xi­mos años, como un deber patrió­ti­co ante y des­de el pue­blo, en la medi­da que el nue­vo gobierno con su gabi­ne­te de los patro­nes de los gru­pos eco­nó­mi­cos, inten­te pro­fun­di­zar las medi­das neo­li­be­ra­les para man­te­ner la esta­bi­li­dad macro­eco­nó­mi­ca del modelo.

En el cam­po eco­nó­mi­co nos encon­tra­re­mos en una nue­va ofen­si­va de las polí­ti­cas más dog­ma­ti­cas del neo­li­be­ra­lis­mo. Las dife­ren­cias con el perío­do ante­rior es que el capi­ta­lis­mo hoy no dis­po­ne de la base mate­rial ni el con­sen­so social para man­te­ner un régi­men polí­ti­co y eco­nó­mi­co como el que nece­si­ta la cla­se domi­nan­te. Ya que las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les de las déca­das ante­rio­res debi­li­ta­ron la eco­no­mía pro­duc­ti­va, han arra­sa­do indus­trias, fre­na­do la crea­ción del desa­rro­llo social acre­cen­ta­do la des­igual­dad, etc., agré­gue­se a esto las gran­des con­se­cuen­cias que ha deja­do el terre­mo­to y pos­te­rior mare­mo­to en la zona cen­tro y sur del país.

Por lo ante­rior, son los inten­tos urgen­tes de Piñe­ra de revi­vir la “polí­ti­ca de los con­sen­sos” o el men­ta­do “gobierno de uni­dad nacio­nal” en fun­ción de ampliar su base de apo­yo, para poder lle­var ade­lan­te en el actual con­tex­to social y polí­ti­co las medi­das que per­mi­tan mate­ria­li­zar y pro­fun­di­zar el pro­yec­to y los obje­ti­vos de los patrones.

Avan­za­do el actual Perío­do ten­drá como carac­te­rís­ti­cas el resur­gi­mien­to del pro­ta­go­nis­mo popu­lar y for­zo­sa­men­te por otro lado el resur­gi­mien­to de accio­nes guber­na­men­ta­les repre­si­vas y auto­ri­ta­rias para con­te­ner a las masas des­con­ten­tas pro­duc­to de las secue­las de la cri­sis, ade­más todos los aná­li­sis serios indi­can que esta­mos en medio del ini­cio de la segun­da ola de la cri­sis finan­cie­ra glo­bal ini­cia­da hace ya un año en cen­tro del imperio.

Es en este con­tex­to que el Rodri­guis­mo debe trans­for­mar­se en la pri­me­ra fuer­za revo­lu­cio­na­ria de Chi­le, esto será posi­ble cuan­do poda­mos cons­truir una corre­la­ción de fuer­za social de millo­nes de hom­bres y muje­res, capa­ces de luchar por sus deman­das y poner en cues­tio­na­mien­to el actual sis­te­ma. Una fuer­za social que sea pro­ta­gó­ni­ca en un pro­yec­to polí­ti­co trans­for­ma­dor estra­té­gi­co, que con­si­de­re todos los esce­na­rios de la lucha de cla­ses. Una fuer­za que sólo sur­ge cuan­do el con­cep­to de cons­truc­ción con­tem­pla a los sec­to­res socia­les no solo como pro­vee­do­res, sino como reales pro­ta­go­nis­tas de la acción política.
El Rodri­guis­mo como guía para la acción como con­ti­nui­dad his­tó­ri­ca de la eman­ci­pa­ción insu­mi­sa de los pri­me­ros libe­ra­do­res del pue­blo y de la Patria, con­du­ci­dos por el coro­nel Rodrí­guez debe ser capaz de tras­pa­sar las fron­te­ras orgá­ni­cas, inter­pre­tan­do por medio de su polí­ti­ca a todos aque­llos lucha­do­res que des­de las más diver­sas for­mas y con­vic­cio­nes estén en con­tra del actual orden eco­nó­mi­co, social y polí­ti­co que vive nues­tro país.

Es por eso que es nece­sa­rio dejar las mez­quin­da­des a un lado y dar un paso con­tun­den­te en direc­ción de la UNIDAD DEL RODRIGUISMO como Idea y Acción Revo­lu­cio­na­ria. En fun­ción de este obje­ti­vo trans­cen­den­tal e his­tó­ri­co es que con­vo­ca­mos a la rea­li­za­ción del CONGRESO DE LA UNIDAD DEL RODRIGUISMO, ins­tan­cia que nos debe posi­bi­li­tar una bitá­co­ra estra­té­gi­ca, una orgá­ni­ca y una polí­ti­ca popu­lar de masas en el mar­co de un ins­tru­men­to par­ti­da­rio para la revolución.

Es en este empe­ño que con­vo­ca­mos a todos y todas las rodri­guis­tas, orga­ni­za­dos como tam­bién a los dis­per­sos a todas y todos los revo­lu­cio­na­rios del país a sumar­se sin pre­jui­cios en la cons­truc­ción del Pro­yec­to Polí­ti­co para la Clase.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.