Men­sa­je de las Can­di­da­tu­ras de Uni­tat Popu­lar (Paï­sos Cata­lans) a Eus­kal Herria

La Can­di­da­tu­ra de Uni­tat Popu­lar, la CUP, que­re­mos man­dar un fuer­te abra­zo soli­da­rio para todos y todas voso­tras, que habéis acu­di­do hoy a esta mani­fes­ta­ción en Donos­tia, a favor del dere­cho a deci­dir, a favor de la auto­de­ter­mi­na­ción, y en soli­da­ri­dad con el pue­blo cata­lán.

Que­re­mos tam­bién apro­ve­char para com­par­tir con voso­tros algu­nas refle­xio­nes.
Sólo des­de la inge­nui­dad o la mala fe podría con­si­de­rar­se que un pro­nun­cia­mien­to del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal res­pec­to el esta­tu­to de la Comu­ni­dad Autó­no­ma de Cata­lu­ña en un sen­ti­do u otro cam­bia­ría sus­tan­cial­men­te la situa­ción de los Paï­sos Cata­lans como suje­to de dere­cho polí­ti­co.

Aque­llos que creían de bue­na fe que la Cons­ti­tu­ción espa­ño­la podría tener la vir­tud de poder con­te­ner dife­ren­tes mode­los terri­to­ria­les cho­can hoy, de nue­vo, con la cru­da reali­dad de com­pro­bar que su mode­lo terri­to­rial es la indi­so­lu­ble uni­dad de Espa­ña con el ejér­ci­to como garan­te, y en un esta­dou­ni­ta­rio con una des­cen­tra­li­za­ción mera­men­te admi­nis­tra­ti­va.

Igual­men­te, aque­llos que cre­ye­ron en la bue­na fe de la cla­se polí­ti­ca cata­la­na, han acu­mu­la­do, duran­te el pro­ce­so de refor­ma esta­tu­ta­rio, sufi­cien­tes argu­men­tos como para ali­men­tar esta des­afec­ción que hoy por hoy, con­vier­te la abs­ten­ción en la pri­me­ra fuer­za polí­ti­ca cata­la­na, superan­do con cre­ces a la suma del res­to de opcio­nes polí­ti­cas. Por eso hoy, nues­tra cla­se polí­ti­ca pue­de creer estar enca­be­zan­do la mani­fes­ta­ción, pero en reali­dad esta mani­fes­ta­ción no sólo es una expre­sión con­tra un tri­bu­nal ile­gí­ti­mo en los Paï­sos Cata­lans, sinó tam­bién con­tra una cla­se polí­ti­ca inca­paz de defen­der los dere­chos del pue­blo cata­lán, e inca­paz de enfren­tar­se al esta­do que nos nie­ga estos dere­chos.

Por­que no ha sido el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal o el Con­gre­so espa­ñol de los Dipu­tados los úni­cos que han recor­ta­do este esta­tut: tam­bién han sido los polí­ti­cos auto­no­mis­tas quie­nes lo han hecho, en con­tra de la volun­tad del pue­blo cata­lán. Pri­me­ro, olvi­dán­do­se de incluir el dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción y la volun­tad de cons­truir los Paï­sos Cata­lans en el pri­mer borra­dor del esta­tu­to. Des­pués cuan­do Artur Mas pac­tó con Zapa­te­ro el pri­mer recor­te. Y final­men­te, defen­dien­do el esta­tut recor­ta­do ante la pobla­ción cata­la­na en el refe­rén­dum de 2006. Por eso, en aquél refe­rén­dum, la abs­ten­ción y el no; supe­ra­ron con cre­ces el sí.

Lle­ga­dos a este pun­to ya nos da igual si pue­den haber más inter­pre­ta­cio­nes res­tric­ti­vas de este tro­zo de papel moja­do que es el Esta­tu­to. Lo que hace fal­ta es una volun­tad polí­ti­ca i social de cam­bio. Una volun­tad que tie­ne que ser ine­quí­vo­ca, como la que han mos­tra­do los miles de volun­ta­rios que han impul­sa­do las con­sul­tas por la inde­pen­den­cia; como la que expre­san los miles de per­so­nas que, día a día, tra­ba­jan por la auto­de­ter­mi­na­ción en los Paï­sos Cata­lans.

Hoy, cuan­do de nue­vo cer­ti­fi­ca­mos la muer­te del auto­no­mis­mo, toca defen­der la úni­ca vía posi­ble para ejer­cer nues­tro dere­cho a deci­dir: la inde­pen­den­cia de los Paï­sos Cata­lans.

En nues­tro camino, segui­re­mos encon­trán­do­nos con fechas his­tó­ri­cas como hoy, 10 de julio, el pue­blo vas­co, y el pue­blo cata­lán jun­tos por nues­tra liber­tad.

Gora Eus­ka­di Aska­tu­ta! Vis­ca els Paï­sos Cata­lans lliu­res!
Vis­ca la terra!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *