El desa­fío de la izquier­da sin­di­cal – Angel Luis Parras

La con­vo­ca­to­ria de CCOO y UGT para el 29 de sep­tiem­bre tie­ne todas las carac­te­rís­ti­cas de una ini­cia­ti­va enve­ne­na­da, un frau­de cal­cu­la­do para sacar­se la pre­sión de enci­ma y dar un balón de oxí­geno al Gobierno de Zapa­te­ro. “¿No que­ríais huel­ga gene­ral? Ahí la tenéis” pare­cen afir­mar los diri­gen­tes de CCOO y UGT, sacu­dién­do­se así la pre­sión. Para una par­te de la izquier­da, la que osci­la entre el apo­yo incon­di­cio­nal a Toxo y Mén­dez y la omi­sión de crí­ti­cas a la buro­cra­cia sin­di­cal, el 29S es el hue­so a mor­der.Aho­ra toda la orien­ta­ción ante la actual situa­ción comien­za y ter­mi­na en “con­cen­trar­se en que el 29 de Sep­tiem­bre sal­ga bien”.

Pero para un sec­tor cada vez más sig­ni­fi­ca­ti­vo del acti­vis­mo obre­ro, de las orga­ni­za­cio­nes del sin­di­ca­lis­mo alter­na­ti­vo y tra­ba­ja­do­res de base, de empre­sas mar­ca­das por luchas más o menos recien­tes y duras, la deci­sión de Toxo y Mén­dez sólo ha hecho que acre­cen­tar su indig­na­ción. Por eso ese sec­tor, lejos de obnu­bi­lar­se con el 29S, comien­za a res­pon­der a la con­vo­ca­to­ria de CCOO y UGT dicien­do “a otro perro con ese hue­so”.

En un cua­dro de indig­na­ción con las medi­das del gobierno y de pro­fun­da des­con­fian­za en la buro­cra­cia, lade­ci­sión de la mayo­ría sin­di­cal vas­ca de con­vo­car huel­ga gene­ral el 29 de junio en Eus­kal Herria arras­tró a CCOO de Eus­ka­di y ha espo­lea­do a otros sec­to­res del sin­di­ca­lis­mo alter­na­ti­vo. Eso expli­ca la deci­sión del Comi­té de des­can­sos de TMB y de la Coor­di­na­do­ra Sin­di­cal Uni­ta­ria de Cata­lun­ya –que agru­pa a sin­di­ca­tos como la Inter­sin­di­cal Alter­na­ti­va de Cata­lun­ya, el Sin­di­ca­to Uni­ta­rio (Metro) y Comi­sio­nes de Base (Cobas), entre otros– de con­ver­tir el 29 de Junio en una jor­na­da de lucha que cul­mi­ne en una mani­fes­ta­ción en Bar­ce­lo­na. Y expli­ca tam­bién la mis­ma ini­cia­ti­va toma­da en Madrid por el agru­pa­mien­to sin­di­cal y social “Hay que parar­les los pies”, que pre­vé, entre las accio­nes de la jor­na­da de lucha, el apo­yo a la huel­ga del Metro y de los tra­ba­ja­do­res de la reco­gi­da de basu­ra y que cul­mi­na­rá tam­bién con una mani­fes­ta­ción el 29 por la tar­de.

Al cie­rre de esta edi­ción se espe­ra­ba una res­pues­ta simi­lar de los com­pa­ñe­ros del SAT-SOC en Anda­lu­cía y pre­vi­si­ble­men­te en otros luga­res del Esta­do.

Como se decía en la mani­fes­ta­ción alter­na­ti­va­del pasa­do día 8 en Madrid: Hoy la tarea de todos noso­tros es for­ta­le­cer este movi­mien­to uni­ta­rio de lucha que esta­mos inten­tan­do poner en pie, (…) agru­par fuer­zas, defen­der con empe­ño y gene­ro­si­dad ini­cia­ti­vas que hagan posi­ble ir unién­do­se, para que los tra­ba­ja­do­res ten­gan un refe­ren­te, aun­que sea modes­to, de cla­se, com­ba­ti­vo y alter­na­ti­vo al sin­di­ca­lis­mo del sis­te­ma”.

Pero seguir agru­pan­do al sin­di­ca­lis­mo no es tarea fácil. Pese al empe­ño digno de elo­gio de muchos de sus mili­tan­tes, las con­duc­tas errá­ti­cas y auto­pro­cla­ma­ti­vas de CGT o abs­ten­cio­nis­tas de la CIG, no solo no ayu­dan a ese nece­sa­rio pro­ce­so uni­ta­rio sino que aca­ban sien­do una tra­ba y alen­tan­do sus inter­mi­na­bles divi­sio­nes inter­nas.

La bru­ta­li­dad del ata­que a los tra­ba­ja­do­res y la más que pre­vi­si­ble pro­fun­di­za­ción del mis­mo exi­ge tocar a zafa­rran­cho de com­ba­te. Por eso la deci­sión de hacer del 29 de Junio una jor­na­da de lucha mere­ce todo el apo­yo. Es posi­ble que los resul­ta­dos sean modes­tos, des­igua­les, pero eso es secun­da­rio en rela­ción al camino empren­di­do, no que­dán­do­se en el papel de “con­se­je­ros de izquier­das” de los diri­gen­tes de CCOO y UGT, ni en sus Pepi­tos gri­llos, y levan­tan­do un refe­ren­te no sólo dis­tin­to sino enfren­ta­do a estos capa­ta­ces del sis­te­ma.

Sólo si este movi­mien­to de opo­si­ción sin­di­cal se va con­so­li­dan­do y exten­dien­do será posi­ble que la huel­ga gene­ral del 29S no se cai­ga en el camino, sea un éxi­to y ten­ga con­ti­nui­dad has­ta echar aba­jo los pla­nes del Gobierno.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *