Des­de Ecuador…Hermana Colom­bia, apo­ya­mos tu resis­ten­cia – ABP

No hay vic­to­ria de nadie en Colom­bia. Bas­ta de esas hue­cas decla­ra­cio­nes «diplo­má­ti­cas» de feli­ci­ta­ción a la «demo­cra­cia de Colom­bia», de pro­ce­sos lim­pios, de mani­fes­ta­ción de la volun­tad popu­lar en las elec­cio­nes; de feli­ci­ta­cio­nes, de lla­ma­dos al diá­lo­go, de promesas…etc. Bara­ta pala­bre­ría que alcahue­tea la podri­da demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va burguesa. 

El pue­blo colom­biano, con la «elec­ción» de San­tos, con­fir­ma la ile­gi­ti­mi­dad de la demo­cra­cia del voto, la des­le­gi­ti­ma por que nadie podría expli­car como un gobierno que tie­ne como base la delin­cuen­cia, la corrup­ción, la vio­len­cia, el terror, pue­de tener acep­ta­ción y reci­bir luz ver­de para con­ti­nuar. Pero en polí­ti­ca todo tie­ne una expli­ca­ción, has­ta lo más absur­do tie­ne sus cau­sas, y estás son emi­nen­te­men­te políticas.

Pri­me­ro hay que con­si­de­rar que con la cla­se polí­ti­ca colom­bia­na todo pue­de suce­der, lo han demos­tra­do has­ta más no poder; los víncu­los de esta cla­se polí­ti­ca con la delin­cuen­cia para­mi­li­tar y mafia es más que evi­den­te; suce­de que tal es la capa­ci­dad de mani­pu­la­ción de estos sec­to­res, que se dan el lujo de con­ven­cer a una cla­se media (evi­den­te­men­te la bur­gue­sía colom­bi­na es su base social) de que son los ele­gi­dos para dete­ner el desan­gre del pue­blo colom­biano. Esa es la idea ven­di­da, esa es la pro­me­sa que per­mi­te la cegue­ra de una cla­se media que apun­ta sola­men­te hacia la segu­ri­dad de su arri­bis­mo, que le per­mi­ta seguir esca­lan­do sobre las demás cla­ses socia­les que hacen de col­chón de sus privilegios.

Se da enton­ces un invi­si­ble alian­za entre estos sec­to­res, escu­da­dos por las Fuer­zas Arma­das y los gru­pos ile­ga­les rela­cio­na­dos con el nar­co­trá­fi­co, todo esto con el apo­yo de mer­ce­na­rios nor­te­ame­ri­ca­nos y la pro­mo­ción de los medios de comu­ni­ca­ción. ¿Qué tal cule­brón?… esa es la mara­ña que con­ti­nua­rá en poder con San­tos como presidente.

Del otro lado esta el pue­blo colom­biano, que en las ciu­da­des, como en la zonas cam­pe­si­nas, son las víc­ti­mas direc­tas de esta mez­cla entre delin­cuen­cia de cue­llo blan­co y fuer­za mili­tar; están las miles de fami­lias des­pla­za­das por el poder terra­te­nien­te; están los millo­nes de des­em­plea­dos, los sub­em­plea­dos, las madres de jóve­nes sol­da­dos muer­tos en una gue­rra fra­tri­ci­da; todos ellos, que son la mayo­ría de pobla­ción, jamás acep­ta­rían un reedi­ción del uri­bis­mo; pero la pren­sa, la TV, los apa­ra­tos de pro­pa­gan­da bur­gue­sa hacen apa­re­cer como que San­tos ganó con la apro­ba­ción de todos ellos…¡falso!.. la cau­sa del triun­fo del can­di­da­to del uri­bis­mo está expli­ca­da en el poder mediá­ti­co bur­gués, la fal­sa per­cep­ción de que la vio­len­cia, que tie­ne como prin­ci­pal cau­sa la injus­ti­cia social, será derro­ta­da con mano dura, por la vía mili­tar; y el alto índi­ce de abs­ten­cio­nis­mo en las urnas por par­te de los sec­to­res que hace rato deja­ron de con­si­de­rar al voto como meca­nis­mo de ejer­ci­cio demo­crá­ti­co; que al fin a cabo son las cla­ses que saben la ver­dad sobre la «far­sa demo­crá­ti­ca» en la que está sumi­da la her­ma­na Colombia.

Lo que nos entu­sias­ma en medio de este «triun­fo» de la oli­gar­quía colom­bia­na, es que la resis­ten­cia con­ti­nua­rá con más vigor, por ello des­de Ecua­dor envia­mos nues­tros salu­dos y deseos de que las accio­nes se mul­ti­pli­quen, la orga­ni­za­ción popu­lar crez­ca y se for­ti­fi­que; y pron­to la fal­sa demo­cra­cia de voto sea un recuer­do putre­fac­to cuan­do se ele­ve la ban­de­ra de la nue­va Colombia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.