Des­de Ecuador…Hermana Colom­bia, apo­ya­mos tu resis­ten­cia – ABP

No hay vic­to­ria de nadie en Colom­bia. Bas­ta de esas hue­cas decla­ra­cio­nes «diplo­má­ti­cas» de feli­ci­ta­ción a la «demo­cra­cia de Colom­bia», de pro­ce­sos lim­pios, de mani­fes­ta­ción de la volun­tad popu­lar en las elec­cio­nes; de feli­ci­ta­cio­nes, de lla­ma­dos al diá­lo­go, de promesas…etc. Bara­ta pala­bre­ría que alcahue­tea la podri­da demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va bur­gue­sa.

El pue­blo colom­biano, con la «elec­ción» de San­tos, con­fir­ma la ile­gi­ti­mi­dad de la demo­cra­cia del voto, la des­le­gi­ti­ma por que nadie podría expli­car como un gobierno que tie­ne como base la delin­cuen­cia, la corrup­ción, la vio­len­cia, el terror, pue­de tener acep­ta­ción y reci­bir luz ver­de para con­ti­nuar. Pero en polí­ti­ca todo tie­ne una expli­ca­ción, has­ta lo más absur­do tie­ne sus cau­sas, y estás son emi­nen­te­men­te polí­ti­cas.

Pri­me­ro hay que con­si­de­rar que con la cla­se polí­ti­ca colom­bia­na todo pue­de suce­der, lo han demos­tra­do has­ta más no poder; los víncu­los de esta cla­se polí­ti­ca con la delin­cuen­cia para­mi­li­tar y mafia es más que evi­den­te; suce­de que tal es la capa­ci­dad de mani­pu­la­ción de estos sec­to­res, que se dan el lujo de con­ven­cer a una cla­se media (evi­den­te­men­te la bur­gue­sía colom­bi­na es su base social) de que son los ele­gi­dos para dete­ner el desan­gre del pue­blo colom­biano. Esa es la idea ven­di­da, esa es la pro­me­sa que per­mi­te la cegue­ra de una cla­se media que apun­ta sola­men­te hacia la segu­ri­dad de su arri­bis­mo, que le per­mi­ta seguir esca­lan­do sobre las demás cla­ses socia­les que hacen de col­chón de sus pri­vi­le­gios.

Se da enton­ces un invi­si­ble alian­za entre estos sec­to­res, escu­da­dos por las Fuer­zas Arma­das y los gru­pos ile­ga­les rela­cio­na­dos con el nar­co­trá­fi­co, todo esto con el apo­yo de mer­ce­na­rios nor­te­ame­ri­ca­nos y la pro­mo­ción de los medios de comu­ni­ca­ción. ¿Qué tal cule­brón?… esa es la mara­ña que con­ti­nua­rá en poder con San­tos como pre­si­den­te.

Del otro lado esta el pue­blo colom­biano, que en las ciu­da­des, como en la zonas cam­pe­si­nas, son las víc­ti­mas direc­tas de esta mez­cla entre delin­cuen­cia de cue­llo blan­co y fuer­za mili­tar; están las miles de fami­lias des­pla­za­das por el poder terra­te­nien­te; están los millo­nes de des­em­plea­dos, los sub­em­plea­dos, las madres de jóve­nes sol­da­dos muer­tos en una gue­rra fra­tri­ci­da; todos ellos, que son la mayo­ría de pobla­ción, jamás acep­ta­rían un reedi­ción del uri­bis­mo; pero la pren­sa, la TV, los apa­ra­tos de pro­pa­gan­da bur­gue­sa hacen apa­re­cer como que San­tos ganó con la apro­ba­ción de todos ellos…¡falso!.. la cau­sa del triun­fo del can­di­da­to del uri­bis­mo está expli­ca­da en el poder mediá­ti­co bur­gués, la fal­sa per­cep­ción de que la vio­len­cia, que tie­ne como prin­ci­pal cau­sa la injus­ti­cia social, será derro­ta­da con mano dura, por la vía mili­tar; y el alto índi­ce de abs­ten­cio­nis­mo en las urnas por par­te de los sec­to­res que hace rato deja­ron de con­si­de­rar al voto como meca­nis­mo de ejer­ci­cio demo­crá­ti­co; que al fin a cabo son las cla­ses que saben la ver­dad sobre la «far­sa demo­crá­ti­ca» en la que está sumi­da la her­ma­na Colom­bia.

Lo que nos entu­sias­ma en medio de este «triun­fo» de la oli­gar­quía colom­bia­na, es que la resis­ten­cia con­ti­nua­rá con más vigor, por ello des­de Ecua­dor envia­mos nues­tros salu­dos y deseos de que las accio­nes se mul­ti­pli­quen, la orga­ni­za­ción popu­lar crez­ca y se for­ti­fi­que; y pron­to la fal­sa demo­cra­cia de voto sea un recuer­do putre­fac­to cuan­do se ele­ve la ban­de­ra de la nue­va Colom­bia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *