Sudá­fri­ca: Cuán­to fac­tu­ra el Cam­peo­na­to Mun­dial de los Nego­cios- IAR Noti­cias

Ni depor­te, ni espec­tácu­lo, ni medi­ci­na para el entre­te­ni­mien­to. Según un estu­dio de la con­sul­to­ra Deloit­te & Tou­che, el fút­bol es un un mul­ti­mi­llo­na­rio nego­cio, equi­va­len­te a la 17a. eco­no­mía del mun­do, que mue­ve US$ 500.000 millo­nes anua­les. Fac­tu­ra­cio­nes millo­na­rias, suel­dos millo­na­rios, para un nego­cio mul­ti­mi­llo­na­rio. Ni depor­te, ni espec­tácu­lo, 22 robots corrien­do un balón y una maqui­na­ria mediá­ti­ca para seguir alie­na­do al cere­bro humano en un «show» fun­cio­nal a la ren­ta­bi­li­dad capi­ta­lis­ta.
El sis­te­ma se «Mun­dia­li­za». Y la inte­li­gen­cia huma­na pier­de por golea­da.

Por Manuel Frey­tas (*)
[email protected]​iarnoticias.​com

Un aná­li­sis macro­eco­nó­mi­co de la con­sul­to­ra Deloit­te & Tou­che reve­la que sólo 25 paí­ses pro­du­cen anual­men­te un PBI mayor que la indus­tria del fút­bol en su con­jun­to.

El fút­bol, que mue­ve anual­men­te un nego­cio de US$ 500.000 millo­nes, está en Sudá­fri­ca, de cuyos 39,7 millo­nes de habi­tan­tes, la mitad sobre­vi­ve por deba­jo de la línea de pobre­za. Los más pobres sólo reci­ben un 6% del ingre­so nacio­nal total, y los más ricos, un 10%, se repar­ten más de la mitad de los ingre­sos. nacio­na­les.

De acuer­do con el Índi­ce de Desa­rro­llo Humano (IDH), ela­bo­ra­do por la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das (ONU), Sudá­fri­ca es un país mar­ca­do por las des­igual­da­des, don­de un cuar­to de la pobla­ción ofi­cial­men­te no tie­ne tra­ba­jo y vive con un euro al día y don­de más de la mitad del país está atra­pa­do entre los lími­tes de la pobre­za.

El fút­bol, a esca­la mun­dial, es un macro­ne­go­cio capi­ta­lis­ta que mane­ja, miles de millo­nes de dóla­res, que inclu­ye a empre­sas patro­ci­nan­tes, cade­nas mediá­ti­cas y juga­do­res, que lo con­vier­ten en un mul­ti-rubro de fac­tu­ra­ción con inci­den­cia en toda la eco­no­mía glo­bal.

El 11 junio, cuan­do comien­ce el Mun­dial en Sudá­fri­ca, la cabe­za del alie­na­do nivel pro­me­dio esta­dís­ti­co (las mayo­rías «sedu­ci­das» por el «espec­tácu­lo» del fút­bol) adqui­ri­rá for­ma de pelo­ta de fút­bol.

Fac­tu­ra­cio­nes millo­na­rias, suel­dos millo­na­rios, para un nego­cio mul­ti­mi­llo­na­rio. Ni depor­te, ni espec­tácu­lo, 22 robots corrien­do un balón y una maqui­na­ria mediá­ti­ca para seguir con­vir­tien­do al fút­bol en un «show» fun­cio­nal a la alie­na­ción del cere­bro humano.

El obje­ti­vo no es diver­tir a las masas, sino gene­rar ren­ta­bi­li­dad capi­ta­lis­ta con la alie­na­ción fut­bo­le­ra.

La con­sul­to­ra esta­dou­ni­den­se Grant Thorn­ton ela­bo­ró en diciem­bre pasa­do un infor­me en el que se esti­ma­ba que el impac­to eco­nó­mi­co del mun­dial sería de unos US$7.325 millo­nes.

Ade­más, entre otras cifras, se pre­vé la visi­ta de 480.000 turis­tas que deja­rían cer­ca de US$1.117 millo­nes duran­te el mes que dura­rá la com­pe­ten­cia.

Este año la gigan­tes­ca maqui­na­ria comer­cial con el fút­bol se mon­tó en Sudá­fri­ca, con 49 millo­nes de habi­tan­tes, de los cua­les la mitad está por deba­jo de la línea de pobre­za.

La FIFA anun­ció el sába­do que ya se ven­die­ron dos millo­nes de entra­das de las 3.100.000 que se comer­cia­li­za­rán.

A pocos días del mun­dial de fút­bol, empie­zan a cir­cu­lar cifras sobre las millo­na­rias coti­za­cio­nes de los equi­pos «favo­ri­tos» y las cifras de los jugo­sos con­tra­tos con las mar­cas patro­ci­na­do­ras.

La selec­ción de Espa­ña, gana­do­ra de la Euro­co­pa 2008, es el equi­po más coti­za­do de cara al Mun­dial Sudá­fri­ca 2010.

La suma­to­ria de la coti­za­ción de sus once titu­la­res, entre los que se des­ta­can estre­llas como Fer­nan­do Torres, Cesc Fabre­gas y Andrés Inies­ta suman un total de 303 millo­nes de euros.

Atrás de Espa­ña está la selec­ción de Argen­ti­na con Mes­si.

La selec­ción de Mara­do­na coti­za un total de 293 millo­nes de euros, enca­be­za­dos por el valor de mer­ca­do del astro mun­dial Lio­nel Mes­si cuyo pase esta valo­ra­do en 140 millo­nes de euros.

Lue­go se encuen­tra el equi­po inglés don­de se des­ta­can Frank Lam­pard del Chel­sea, Ste­ven Gerrard del Liver­pool y Way­ne Roo­ney del Man­ches­ter Uni­ted, con un valor apro­xi­ma­do de 263 millo­nes de euros.

Com­ple­tan­do la pri­me­ra línea se encuen­tra Bra­sil, el gigan­te del fút­bol mun­dial. Kaka, Mai­con, Lucio y demás estre­llas suman un valor total de 223 millo­nes de euros.

Más atrás se encuen­tra la selec­ción por­tu­gue­sa con Cris­tiano Ronal­do, y un valor apro­xi­ma­do de 201 millo­nes de euros.

Lue­go sigue la selec­ción ex-cam­peo­na del mun­do Fran­cia, con 180 millo­nes de euros, con juga­do­res «estre­llas» como Sid­ney Govou y Baca­ri Sag­na

Con­ti­núan Ale­ma­nia con 156 millo­nes, Holan­da con 156, y el equi­po defen­sor del titu­lo, Ita­lia, curio­sa­men­te solo ocu­pa el pues­to núme­ro 10 con un valor apro­xi­ma­do de 127 millo­nes de euros.

Curio­sa­men­te, la coti­za­ción de la selec­ción anfi­trio­na, Sudá­fri­ca, suma 35 millo­nes de euros, menos de la mitad del pase de Cris­tiano Ronal­do (93 millo­nes), cuan­do fue trans­fe­ri­do del Man­ches­ter Uni­ted al Real Madrid.

Los paí­ses que com­par­ten el ulti­mo lugar son Nue­va Zelan­da y Corea Del Nor­te valo­ri­za­das en 15 millo­nes de euros.

En el área de los gran­des bene­fi­cia­rios eco­nó­mi­cos de la dan­za mul­ti­mi­llo­na­ria del Mun­dial, se ano­tan las fir­mas patro­ci­na­do­ras, empre­sas tras­na­cio­na­les como Adi­das, NikePuma, que uti­li­zan al even­to como vitri­na y como herra­mien­ta de fac­tu­ra­ción y de posi­cio­na­mien­to en el mer­ca­do.

Adi­das «aus­pi­cia» a 12 selec­cio­nes, sobre todo euro­peas. Equi­pos como Espa­ña, Ale­ma­nia, Fran­cia, Dina­mar­ca son par­te de las selec­cio­nes aus­pi­cia­das. Entre los aus­pi­cia­dos lati­no­ame­ri­ca­nos se des­ta­can Argen­ti­na, Para­guay y Méxi­co. Patro­ci­nar a los argen­ti­nos tie­ne para la trans­na­cio­nal un valor apro­xi­ma­do de 4.3 millo­nes de euros al año, mien­tras que la Fede­ra­ción Mexi­ca­na de Fút­bol fir­mó un con­tra­to de 2007 a 2014 por un valor de 51 millo­nes de euros.

Nike, el his­tó­ri­co rival de Adi­das, aus­pi­cia a Bra­sil, uno de los favo­ri­tos para alzar­se con el tro­feo mun­dial. Tam­bién se des­ta­ca el patro­ci­nio a Por­tu­gal y Holan­da, cuyos con­tra­tos osci­lan entre lo 50 y 80 millo­nes de euros.

Puma, trans­na­cio­nal ale­ma­na que patro­ci­nó a Ita­lia en el mun­dial pasa­do, ope­ra en el con­ti­nen­te afri­cano don­de patro­ci­na a Gha­na, Cos­ta de Mar­fil y Came­rún. Los con­tra­tos de Puma no supe­ran los 2 millo­nes de euros pero su mar­ca esta en fran­co ascen­so de cara a la dispu­ta del Mun­dial de Sudá­fri­ca.

De acuer­do a la con­sul­to­ra esta­dou­ni­den­se Grant Thorn­ton, una de las más pres­ti­gio­sas en Sudá­fri­ca, de los 480.000 turis­tas, unos 100.000 des­em­bar­ca­rán en el país sin entra­das. Este dato aler­ta sobre un mer­ca­do negro siem­pre acti­vo: la reven­ta de tic­kets.

La audien­cia esti­ma­da del Mun­dial de Fút­bol será de 30 mil millo­nes de per­so­nas repar­ti­das en los medios infor­ma­ti­vos como tele­vi­sión, perió­di­cos e Inter­net, de los cua­les el 70 por cien­to con­su­mi­rá algo duran­te los jue­gos, según los orga­ni­za­do­res.

«Si el Mun­dial mue­ve al mun­do ente­ro los empre­sa­rios corren al mis­mo rit­mo de un juga­dor en bus­ca del gol. Es que no sólo 22 fut­bo­lis­tas son los que andan detrás de un balón. Mien­tras miles de faná­ti­cos vibran con Sudá­fri­ca 2010, los agen­tes de mer­ca­deo se emo­cio­nan con hacer su nego­cio mun­dial por estos días», seña­la el dia­rio El País de Espa­ña.

Una de las pri­me­ras en cose­char divi­den­dos fue Adi­das, fir­ma ofi­cial de los imple­men­tos depor­ti­vos de la Copa del Mun­do y patro­ci­na­dor de 12 de los 32 equi­pos en com­pe­ti­ción en Sudá­fri­ca 2010.

Fir­mas de ser­vi­cios como la de tele­vi­sión por sus­crip­ción DirecTv ofre­ce un paque­te pro­mo­cio­nal por sus­cri­bir­se antes del Mun­dial de Fút­bol, del que trans­mi­ti­rá los 64 par­ti­dos en vivo y en alta defi­ni­ción. Y da tres meses gra­tis de pro­gra­ma­ción.

Y las agen­cias de via­je no se que­dan atrás. Algu­nas ofre­cen el des­tino Sudá­fri­ca con reco­rri­do por Johan­nes­bur­go, Ciu­dad del Cabo, Dur­ban, Sun City, las Cata­ra­tas Vic­to­ria, entre otras ciu­da­des, des­de US$2.344.

La fir­ma bel­ga Ice Watch ela­bo­ró la colec­ción Ice World Team, una línea de relo­jes de dise­ño con los colo­res de las ban­de­ras de los 32 paí­ses par­ti­ci­pan­tes. “Los colom­bia­nos somos pri­vi­le­gia­dos por­que ya que no fui­mos al Mun­dial, vamos a tener una colec­ción dise­ña­da exclu­si­va­men­te para Colom­bia”, dijo John Gavi­ria, dis­tri­bui­dor de la mar­ca.

Estas son sólo pun­tas del mul­ti­mi­llo­na­rio y poli­fun­cio­nal nego­cio con el Mun­dial de Fút­bol en Sudá­fri­ca.

Ni depor­te, ni espec­tácu­lo, 22 robots corrien­do un balón y una maqui­na­ria mediá­ti­ca para seguir alie­nan­do al cere­bro humano en un «show» fun­cio­nal a la ren­ta­bi­li­dad capi­ta­lis­ta.

El sis­te­ma se «Mun­dia­li­za». Y la inte­li­gen­cia huma­na pier­de por golea­da.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *