Israel: des­pués de muer­ta aplas­ta nue­va­men­te a Rachel Coorrie

imprí­me­lo Compartir  Contenido o Agregar a Favoritos
Cre­di­to: Archivo

Cre­di­to: Archivo

Cre­di­to: Archivo

9 de junio de 2010.- Rachel Corrie (10÷04÷1979 – 16/​06/​2003). A tan solo 23 años, fue ase­si­na­da el 15 de mar­zo pasa­do por el con­duc­tor de una apla­na­do­ra mili­tar israe­lí, quien la atro­pe­lló y le dio muer­te deli­be­ra­da­men­te. Rachel se opo­nía a la des­truc­ción de casas de fami­lias pales­ti­nas en los terri­to­rios palestinos.Fue una miem­bro del Movi­mien­to Inter­na­cio­nal de Soli­da­ri­dad (ISM), que via­jó como acti­vis­ta pro-pales­ti­na a la Fran­ja de Gaza duran­te la Inti­fa­da de Al-Aqsa. El 16 de mar­zo de 2003, duran­te una pro­tes­ta con­tra la demo­li­ción de casas pales­ti­nas por par­te de las Fuer­zas de Defen­sa Israe­líes (IDF) en la Fran­ja de Gaza, inten­tó dete­ner a una bull­do­zer Cater­pi­llar D9 de las IDF que ope­ra­ba en Rafah y murió aplas­ta­da por esta. Los deta­lles de su muer­te están rodea­dos de con­tro­ver­sia aun­que un con­tun­den­te video mues­tra la for­ma bru­tal y des­pia­da­da en que fue asesinada.

Con sus esca­sos 23 años, en su aso­cia­ción paci­fis­ta, había orga­ni­za­do ini­cia­ti­vas en oca­sión del ani­ver­sa­rio del 11 de sep­tiem­bre de 2001, en memo­ria de las víc­ti­mas del desas­tre y de la gue­rra en Afganistán.

Ese año, Rachel había deci­di­do pasar de la teo­ría a la acción, par­tien­do a Israel, don­de se había uni­do al gru­po pales­tino Movi­mien­to Inter­na­cio­nal de la Soli­da­ri­dad. Con esta aso­cia­ción par­ti­ci­pa­ba en accio­nes para blo­quear las exca­va­do­ras israe­líes, que inten­ta­ban des­truir las casas de los kami­ka­zes y de sus fami­lia­res, en los terri­to­rios palestinos.

A los ami­gos, en dife­ren­tes correos elec­tró­ni­cos, había escri­to: “Aba­ten la casas aun­que haya gen­te aden­tro, no tie­nen res­pe­to por nada y por nadie”. 

Rachel Corrie, de sólo 23 años, per­dió la vida mien­tras defen­día, con su pro­pio cuer­po y sus ideas, el dere­cho de los ciu­da­da­nos pales­ti­nos a tener un techo y una tierra.

El ejér­ci­to israe­lí afir­mó que la muer­te de Corrie se habría pro­du­ci­do mien­tras la IDF rea­li­za­ba una ope­ra­ción mili­tar, con­sis­ten­te en la eli­mi­na­ción de arbus­tos en Rafah, cer­ca de la fron­te­ra entre Israel y Egip­to, para des­cu­brir explo­si­vos y des­truir túne­les uti­li­za­dos por terro­ris­tas pales­ti­nos para el con­tra­ban­do ile­gal de armas pro­ce­den­tes des­de Egip­to hacia Gaza. Otras fuen­tes de Israel afir­man que Corrie fue a inter­fe­rir una ope­ra­ción mili­tar des­ti­na­da a demo­ler una casa vacía uti­li­za­da para ocul­tar uno de los túne­les uti­li­za­dos por los mili­tan­tes palestinos.

Amnis­tía Inter­na­cio­nal con­de­nó la muer­te de Rachel Corrie cuan­do ella se opo­nía a la demo­li­ción de varias vivien­das pales­ti­nas, exi­gien­do una inves­ti­ga­ción inde­pen­dien­te sobre los hechos y recor­dan­do que «el ejér­ci­to israe­lí ha demo­li­do más de 3.000 hoga­res pales­ti­nos en los terri­to­rios ocu­pa­dos, así como exten­sa áreas de tie­rra agrí­co­la, pro­pie­da­des públi­cas y pri­va­das e infra­es­truc­tu­ra de acue­duc­tos y elec­tri­ci­dad en zonas urba­nas y rura­les. Las moto­ni­ve­la­do­ras usa­das para las demo­li­cio­nes han mata­do a civi­les pales­ti­nos, pero has­ta la fecha nin­gu­na inves­ti­ga­ción real ha ocurrido».

Los deta­lles sobre la muer­te de Corrie que­da­ron regis­tra­dos para la his­to­ria en un video trans­mi­ti­do inter­na­cio­nal­men­te dejan­do evi­den­cia de impu­ni­dad, ale­vo­sía, geno­ci­dio y exa­cer­ba­da cruel­dad de Israel, lle­gan­do inclu­so, a supe­rar al mis­mo Hitler.

La inves­ti­ga­ción mili­tar israe­lí lo con­si­de­ró un acci­den­te, mien­tras que algu­nos tes­ti­gos del ISM pre­sen­tes en el lugar afir­man que fue un acto total­men­te deliberado.

En home­na­je a esta mujer exis­te un bar­co que lle­va su nom­bre, el MV Rachel Corrie, un buque mer­can­te de ban­de­ra irlan­de­sa recon­ver­ti­do en bar­co de tras­por­te de ayu­da huma­ni­ta­ria a la Fran­ja de Gaza.

El ejér­ci­to de Israel puso fin al tra­yec­to del bar­co irlan­dés Rachel Corrie, el cual lle­va­ba ayu­da huma­ni­ta­ria a la Fran­ja de Gaza. A media maña­na del 5 de junio, las fuer­zas mili­ta­res abor­da­ron el bar­co sin que se pro­du­je­ran víc­ti­mas, según la mari­na israe­lí. El abor­da­je se pro­du­jo des­pués de que la tri­pu­la­ción igno­ra­ra cua­tro lla­ma­mien­tos del ejér­ci­to israe­lí para que pusie­ra rum­bo al puer­to israe­lí de Ash­dod en vez de a Gaza. Su por­ta­voz para medios extran­je­ros, Avi­tal Lei­bo­vich, ya había avi­sa­do de que se pro­du­ci­ría el abor­da­je en caso de que se siguie­sen des­oyen­do las órdenes.

El bar­co huma­ni­ta­rio irlan­dés Rachel Corrie, trans­por­ta unas 500 tone­la­das de cemen­to, cua­der­nos esco­la­res, medi­ca­men­tos y jugue­tes. El Gobierno irlan­dés pidió ofi­cial­men­te a Israel que per­mi­ta la lle­ga­da segu­ra del bar­co a su des­tino. «Noso­tros tene­mos que seguir, no pode­mos parar­nos por temor a lo que pue­de pasar», dijo Derek Graham, Free Gaza Ire­land a la pren­sa internacional.

Israel expul­só final­men­te a las 19 per­so­nas que via­ja­ban a bor­do del buque huma­ni­ta­rio irlan­dés “Rachel Corrie”, que inten­ta­ba lle­var ayu­da huma­ni­ta­ria a la Fran­ja de Gaza rom­pien­do el blo­queo israe­lí a ese terri­to­rio pales­tino, infor­ma­ron el lunes fuen­tes ofi­cia­les del Esta­do hebreo.

Cin­co irlan­de­ses, entre ellos la Pre­mio Nobel de la Paz Mai­read Magui­re, defen­so­ra de la cau­sa pales­ti­na, salie­ron del país este lunes por la maña­na en avión rum­bo a Dublín, pre­ci­só la portavoz.

Un cubano y seis mala­yos ‑el dipu­tado Mohd Nizar Zaka­ria, dos perio­dis­tas de la tele­vi­sión mala­ya a TV3 y tres emplea­dos de la orga­ni­za­ción Per­da­na Glo­bal Pea­ce- habían sido expul­sa­dos el domin­go por el paso fron­te­ri­zo del puen­te de Alenby que con­du­ce a Jordanie.

Los otros sie­te miem­bros de la misión huma­ni­ta­ria ‑seis fili­pi­nos y un bri­tá­ni­co- tam­bién habían sali­do de Israel el domin­go 6 de junio.

Todos en el mun­do se pre­gun­ta, quien otor­go a Israel el poder supre­mos se ase­si­nar, vio­lar, des­truir, exter­mi­nar a un pue­blo inde­fen­so. El país que aba­le, apo­ye o igno­re esta situa­ción es cóm­pli­ce y por lo tan­to será tan cóm­pli­ce como el mis­mo Isarel.

Solo nos que­da pedir­le a Dios mis­mo que pro­te­ja a los inde­fen­sos del pri­mer país gober­na­do por el mis­mo Satán.

“Rachel Corrie”, murió en la lógi­ca absur­da y bru­tal de la gue­rra israe­lí que todos noso­tros, los seres huma­nos con voca­ción paci­fis­ta con­de­na­mos e inten­ta­mos detener.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.