Entre­vis­ta a Pepe Esco­bar sobre Irán, Clin­ton, la domi­na­trix, y el acuer­do de Tur­quía y Bra­sil con Irán

En un recien­te artícu­lo publi­ca­do en Asia Times On line, tra­du­ci­do por Sin­so Fer­nán­dez para rebe­lión, habla­ba usted de la domi­na­trix. Per­mí­ta­me que le feli­ci­te por su hallaz­go ter­mi­no­ló­gi­co. ¿Por qué cree usted que la Secre­ta­ria de Esta­do usame­ri­ca­na se adap­ta bien a ese tér­mino? ¿No han mejo­ra­do las for­mas de la polí­ti­ca exte­rior de Esta­dos Uni­dos en el era Obama?

Hillary es una domi­na­trix en el sen­ti­do de que es capaz de sub­yu­gar todo el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU en lugar de admi­tir el fra­ca­so de su diplo­ma­cia. Qui­zás lo apren­dió con Bill… O qui­zás sean todos masoquistas.

No, no es el caso. La razón prin­ci­pal es que Chi­na y Rusia se deja­ron “domi­nar”. Chi­na y Rusia con­clu­ye­ron que mejor sería dejar la estri­den­te Hillary domi­nar el pal­co por unos días, y tra­ba­jar en silen­cio para alcan­zar su obje­ti­vo: san­cio­nes con el máxi­mo per­fu­me “light” sobre Teherán.

En lo que con­cier­ne a Irán, los Esta­dos Uni­dos son cie­gos, lo ven todo rojo. Lo mis­mo pue­de decir­se en rela­ción a Israel, lo ven todo blan­co celestial. 

El nudo cen­tral de su recien­te artícu­lo –“Irán, Sun Tzu y la domi­na­trix”- es el acuer­do entre las diplo­ma­cias de Bra­sil y Tur­quía e Irán sobre el tema del desa­rro­llo nuclear de este últi­mo país. ¿En qué ha con­sis­ti­do este acuerdo?

En esen­cia es el mis­mo acuer­do pro­pues­to por los pro­pios ame­ri­ca­nos en octu­bre de 2009. La dife­ren­cia resi­de en que, según la pro­pues­ta de 2009, el enri­que­ci­mien­to del ura­nio se iba a rea­li­zar en Fran­cia y Rusia, y aho­ra, tras el acuer­do, se efec­tua­rá en Turquía.

La prin­ci­pal dife­ren­cia es de méto­do. Tur­quía y Bra­sil actua­ron con diplo­ma­cia, sin con­fron­ta­ción, y res­pe­ta­ron los argu­men­tos ira­níes. Otro deta­lle fun­da­men­tal: todo lo que hicie­ron esta­ba ya dis­cu­ti­do en deta­lle con Washing­ton. Cuan­do pre­sen­ta­ron un resul­ta­do con­cre­to, cuan­do alcan­za­ron el acuer­do con Irán, Washing­ton, per­mí­ta­me la metá­fo­ra béli­ca, les dio un bala­zo por las costas. 

¿No es una nove­dad en la diplo­ma­cia inter­na­cio­nal que Bra­sil y Tur­quía, dos paí­ses no enfren­ta­dos a Esta­dos Uni­dos, jue­guen sus pro­pias bazas en este asun­to? ¿Por qué cree usted que han apos­ta­do por esta estra­te­gia autó­no­ma? ¿Qué ganan con ello? ¿No está aca­so Irán lke­jos, muy lejos de Brasil?

Cada país tie­ne sus moti­vos para expan­dir su papel geo­po­lí­ti­co. Tur­quía se quie­re pro­yec­tar como un actor excep­cio­nal, que cuen­te real­men­te, en el Medio Orien­te. Sigue una polí­ti­ca diga­mos post-Oto­ma­na, orga­ni­za­da por el Minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res, el pro­fe­sor Ahmet Davutoglu.

Bra­sil, con una polí­ti­ca muy inte­li­gen­te de Lula y de su minis­tro Cel­so Amo­rim, tam­bién quie­re posi­cio­nar­se como un media­dor hones­to en el Medio Orien­te. Bra­sil es par­te de los BRIC (Bra­sil, Rusia, India, Chi­na), que es, en mi opi­nión, el ver­da­de­ro con­tra­po­der actual a la hege­mo­nía uni­la­te­ral de los Esta­dos Uni­dos. Tur­quía sería, se ha dis­cu­ti­do for­mal­men­te en Bra­si­lia hace unas dos sema­nas su adhe­sión, par­te del gru­po que sería lla­ma­do enton­ces BRICT. Esta es la nue­va reali­dad en la geo­po­lí­ti­ca glo­bal. Y, sin duda, las éli­tes de siem­pre en Washing­ton están lívidas. 

No pare­ce, como usted mis­mo seña­la­ba, que el acuer­do haya levan­ta­do entu­sias­mos en la Secre­ta­ria de Esta­do ni en los gobier­nos euro­peos. ¿Por qué? ¿Desean que la vía diplo­má­ti­ca fra­ca­se para pro­se­guir con sus san­cio­nes y con­du­cir­nos a un esce­na­rio béli­co? Si es así, ¿qué gana­rían con ello? ¿No serían muchos fren­tes abier­tos al mis­mo tiempo?

Des­de la pers­pec­ti­va de la polí­ti­ca inter­na de los Esta­dos Uni­dos, lo úni­co que intere­sa a Washing­ton es cam­biar el régi­men. Hay al menos tres ten­den­cias en liza. Los “rea­lis­tas” y la izquier­da del Par­ti­do Demó­cra­ta que están a favor del diá­lo­go; el ala Pen­tá­gono y ser­vi­cios de inte­li­gen­cia quie­ren al menos san­cio­nes, y los repu­bli­ca­nos, neo-cons, el lobby de Israel y la sec­ción Full Spec­trum Domi­nan­ce del Pen­tá­gono quie­re un cam­bio de régi­men sea como sea, inclui­da la vía mili­tar si fue­ra necesaria.

Los gobier­nos euro­peos son perri­tos fal­de­ros de Bush o de Oba­ma. No sir­ven para nada. Hay algu­nas voces razo­na­bles en algu­nas capi­ta­les euro­peas y en Bru­se­las. Saben que Euro­pa nece­si­ta el petró­leo y el gas ira­ní para no ser rehe­nes de Gaz­prom. Pero son una minoría.

¿Cree usted que el gobierno ira­ní aspi­ra, más allá de sus decla­ra­cio­nes, a poseer arma­men­to nuclear? ¿Para hacer­se res­pe­tar? ¿Para doble­gar a Israel? ¿Para ata­car­la? Pakis­tán nuclear, India nuclear, Israel nuclear, Irán nuclear. ¿No sería toda esa zona un autén­ti­co polverín?

He esta­do muchas veces en Irán y estoy con­ven­ci­do de lo siguien­te: el régi­men ira­ní pue­de cau­sar eno­jo pero no es un sis­te­ma sui­ci­da. El líder Supre­mo, en diver­sas oca­sio­nes, ha anun­cia­do una fat­wa afir­man­do que el arma nuclear es “no-Islá­mi­ca”. Los Guar­dias Revo­lu­cio­na­rios super­vi­san el pro­gra­ma nuclear ira­ní, sin duda, pero saben muy bien que las ins­pec­cio­nes y el con­trol de la IAEA, de la Agen­cia Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca, son muy serios. Si apos­ta­ran por desa­rro­llar una bom­ba ató­mi­ca rudi­men­ta­ria, serían des­cu­bier­tos y denun­cia­dos inmediatamente.

De hecho, Irán no nece­si­ta de nin­gu­na bom­ba ató­mi­ca como ele­men­to de disua­sión. Les bas­ta un arse­nal mili­tar high-tech, de cada vez más alta tec­no­lo­gía. La úni­ca solu­ción jus­ta sería una des­nu­clea­ri­za­ción total del Medio Orien­te, que Israel, des­de lue­go, con sus dos­cien­tas o más oji­vas nuclea­res, no acep­ta­rá y jamás respetaría. 

¿Qué papel jue­ga Rusia en la situa­ción? Recor­da­ba usted que la plan­ta de ener­gía nuclear de Bushehr había sido cons­trui­da por Rusia, y que se están lle­van­do a cabo en ella las últi­mas prue­bas y que pro­ba­ble­men­te se inau­gu­ra­rá este verano.

Bushehr debe ser inau­gu­ra­da en agos­to des­pués de muchos retra­sos. Para Rusia, Irán es un clien­te pri­vi­le­gia­do en tér­mi­nos nuclea­res y arma­men­tís­ti­cos. A los rusos le intere­sa que Irán siga de este modo, que la situa­ción no cam­bie. No quie­ren Irán como poder nuclear mili­tar. Es una rela­ción con muchos nudos, pero sobre todo comercial. 

Cita usted en su artícu­lo al anti­guo gene­ral y estra­te­ga Sun Tzu. Recuer­da un afo­ris­mo del filó­so­fo chino: “Deja que tu enemi­go come­ta sus pro­pios erro­res y no los corri­jas”. Afir­ma usted que Chi­na y Rusia, como maes­tros estra­te­gas que son, están apli­can­do esta máxi­ma res­pec­to a Esta­dos Uni­dos. ¿Qué erro­res está come­tien­do Esta­dos Uni­dos? ¿Tan tor­pes son sus estra­te­gas? ¿No han leí­do aca­so a Sun Tzu?

Todo nor­te­ame­ri­cano bien edu­ca­do en uni­ver­si­da­des de éli­te ha leí­do Sun Tzu. Otra cosa es saber aplicarlo.

Chi­na y Rusia, den­tro de una estra­te­gia común a los BRIC, se enten­die­ron bien para dejar a los Esta­dos Uni­dos con la ilu­sión de con­du­cir las san­cio­nes, al mis­mo tiem­po que tra­ba­ja­ron y tra­ba­jan para minar­las al máxi­mo y apro­bar en últi­ma ins­tan­cia un paque­te san­cio­na­dor muy “light”. Rusia y Chi­na quie­ran esta­bi­li­dad en Irán en bene­fi­cio de sus impor­tan­tes rela­cio­nes comer­cia­les. En el caso de Chi­na, ten­ga en cuen­ta que Irán es un gran pro­vee­dor de gas y esto es tema de la máxi­ma segu­ri­dad nacional. 

Esta­mos, resu­me usted, en una situa­ción en la que sobre la mesa en la Agen­cia Inter­na­cio­nal de la Ener­gía Ató­mi­ca hay un acuer­do real de inter­cam­bio apro­ba­do por Irán mien­tras que en las Nacio­nes Uni­das hay en mar­cha una ofen­si­va de san­cio­nes con­tra Irán. En quién va a con­fiar la “comu­ni­dad inter­na­cio­nal” real, pre­gun­ta usted. ¿En quién va a con­fiar la comu­ni­dad inter­na­cio­nal le pregunto?

La ver­da­de­ra “comu­ni­dad inter­na­cio­nal”, los BRICs, los paí­ses del G‑20, las 118 nacio­nes en desa­rro­llo del Movi­mien­to de los No-Ali­nea­dos, en suma, todo el mun­do en desa­rro­llo, está con Bra­sil, Tur­quía y su diplo­ma­cia de no con­fron­ta­ción. Solo quie­ren san­cio­nes los Esta­dos Uni­dos y sus paté­ti­cos perri­tos fal­de­ros ideo­ló­gi­cos europeos. 

Afir­ma usted tam­bién que la arqui­tec­tu­ra de la segu­ri­dad glo­bal, “vigi­la­da por un puña­do de teme­ro­sos y auto­nom­bra­dos guar­dia­nes occi­den­ta­les”, está en coma. El Occi­den­te “atlan­tis­ta” se hun­de al esti­lo del Tita­nic. ¿No exa­ge­ra? ¿No con­fun­de sus deseos con la reali­dad? ¿No exis­te el peli­gro real de que el hun­di­mien­to arra­se con casi todo antes de hun­dir­se definitivamente?

Yo ya estu­ve de fren­te, con mucho horror en todo el mun­do, como para al menos aho­ra poder creer en la posi­bi­li­dad de un nue­vo orden, deli­nea­do sobre todo por el G‑20 y, den­tro de él, por los paí­ses del BRICT. Inclu­yo la T final.

El futu­ro eco­nó­mi­co es de Asia y el futu­ro polí­ti­co es de Asia y de las gran­des nacio­nes en desa­rro­llo. Cla­ro que las éli­tes atlan­tis­tas sólo van a abdi­car de su poder des­pués de ver sus cadá­ve­res ten­di­dos. El Pen­tá­gono con­ti­nua­rá con su doc­tri­na de gue­rra infi­ni­ta. Pero más tem­prano que tar­de no ten­drá con qué pagar­las. No nie­go que sea una posi­bi­li­dad que Esta­dos Uni­dos, en un futu­ro pró­xi­mo, bajo una admi­nis­tra­ción de un loco repu­bli­cano de extre­ma dere­cha, entren en un perío­do de gue­rra alu­ci­na­da, des­qui­cia­da. Si fue­ra así, será sin duda su caí­da, la caí­da del nue­vo Impe­rio Romano. 

¿Y qué pode­ro­so lobby de EEUU está a favor de la gue­rra infi­ni­ta a la que aca­ba de refe­rir­se? ¿Quié­nes sus­ten­tan y finan­cian ese lobby?

La gue­rra infi­ni­ta es la lógi­ca de la Full Spec­trum Domi­nan­ce, la doc­tri­na ofi­cial del Pen­tá­gono, que inclu­ye “l’encirclement” de Chi­na y Rusia, la con­vic­ción de que esos paí­ses no pue­dan emer­ger como com­pe­ti­do­res fis­go­nes de los Esta­dos Uni­dos, y hacer ade­más todos los esfuer­zos para con­tro­lar o al menos vigi­lar Eura­sia. Es la doc­tri­na Dr. Stran­ge­lo­ve [3], pero es tam­bién la men­ta­li­dad de los diri­gen­tes mili­ta­res ame­ri­ca­nos y de la mayo­ría de su esta­blish­ment. El com­ple­jo indus­trial-mili­tar no nece­si­ta de la eco­no­mia civil para sus­ten­tar­se. Tie­ne en nómi­na una enor­me can­ti­dad de polí­ti­cos y todas la gran­des corporaciones. 

Habla usted de la lumi­na­ria del Dr. Zbig­niew “con­quis­te­mos Eura­sia” Brze­zinks­ki. Otro hallaz­go, per­mí­ta­me una nue­va feli­ci­ta­ción. El anti­guo ase­sor de la segu­ri­dad nacio­nal, seña­la usted, sub­ra­yó que “por vez pri­me­ra en toda la his­to­ria huma­na, la huma­ni­dad ha des­per­ta­do polí­ti­ca­men­te –esa es una nue­va y total realidad‑, lo que no había suce­di­do antes”. ¿Es así en su opi­nión? ¿Qué par­te de la huma­ni­dad dor­mi­da ha despertado?

Para las éli­tes ame­ri­ca­nas, el dato esen­cial es que Asia, Amé­ri­ca Lati­na y Áfri­ca están inter­vi­nien­do polí­ti­ca­men­te en el mun­do de una mane­ra impen­sa­ble duran­te el colo­nia­lis­mo y que la des­co­lo­ni­za­ción es, para ellos, una pesa­di­lla sin fin. ¿Cómo domi­nar a quien aho­ra sabe cómo actuar para no ser domi­na­do de nue­vo? Esta es su pre­gun­ta básica.

Washing­ton, uni­la­te­ral has­ta lo más pro­fun­do de sí, seña­la, no duda en levan­tar su dedo cora­zón has­ta al más cer­cano de sus ami­gos. ¿Por qué? ¿Son aca­so la encar­na­ción del Eje del Mal? ¿Pue­de con­se­guir­se hege­mo­nía con pro­ce­di­mien­tos tan poco afa­bles? ¿Has­ta cuando?

La cri­sis ame­ri­ca­na no pue­de ser sub­es­ti­ma­da. Es total: eco­nó­mi­ca, moral, cul­tu­ral y polí­ti­ca. Y tam­bién mili­tar por­que fue­ron derro­ta­dos en Iraq y están al bor­de de una derro­ta de igno­mi­nia total en Afga­nis­tán. El nue­vo siglo ame­ri­cano murió ya en 2001. El 11 sep­tiem­bre hoy pue­de ser inter­pre­ta­do como un men­sa­je apo­ca­líp­ti­co del fin. 

Por cier­to, ¿dón­de que­da uno de los acto­res prin­ci­pa­les de la polí­ti­ca usame­ri­ca­na en el Pró­xi­mo Orien­te? ¿Israel está dor­mi­da? ¿Cuá­les son los pla­nes de los mato­nes de Gaza? [4]

Israel se con­vir­tió en lo que lla­mo una “rogue” [bri­bón] Espar­ta para­noi­ca, etno­rra­cis­ta, que car­ga con la mácu­la pro­fun­da del apartheid. Israel esta­rá cada vez más ais­la­da del mun­do real, pro­te­gi­da sólo por Esta­dos Uni­dos, de quien es un Esta­do-clien­te. Y su pesa­di­lla, como si se tra­ta­ra de un film holly­woo­diano de horror, será el retorno de lo repri­mi­do: la His­to­ria les hará pagar por todo el horror que han per­pe­tra­do y siguen per­pe­tran­do con­tra los palestinos. 

¿Qué opi­nion le mere­ce la acción de Israel del pasa­do domin­go 30 de mayo? ¿Qué sen­ti­do pue­de tener el ata­que a unos paci­fis­tas soli­da­rios con la ciu­da­da­nía de Gaza?

Es par­te de la mis­ma lógi­ca de siem­pre. Tene­mos siem­pre razón; los que están con­tra nues­tras polí­ti­cas son terro­ris­tas o anti-semi­tas. Aho­ra Israel está en la fase de defen­der lo inde­fen­di­ble: el blo­queo de Gaza.

Lo que está cla­ro es que aho­ra todo el mun­do lo sabe y ya no podrá enga­ñar más con sus men­ti­ras. Pales­ti­na será el eterno Viet­nam de Israel. Pero dudo, como en el caso de los Esta­dos Uni­dos, que algu­na vez sean capa­ces de apren­der la lección.

Sala­dor López Arnal


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.