Entre­vis­ta a Pepe Esco­bar sobre Irán, Clin­ton, la domi­na­trix, y el acuer­do de Tur­quía y Bra­sil con Irán

En un recien­te artícu­lo publi­ca­do en Asia Times On line, tra­du­ci­do por Sin­so Fer­nán­dez para rebe­lión, habla­ba usted de la domi­na­trix. Per­mí­ta­me que le feli­ci­te por su hallaz­go ter­mi­no­ló­gi­co. ¿Por qué cree usted que la Secre­ta­ria de Esta­do usame­ri­ca­na se adap­ta bien a ese tér­mino? ¿No han mejo­ra­do las for­mas de la polí­ti­ca exte­rior de Esta­dos Uni­dos en el era Oba­ma?

Hillary es una domi­na­trix en el sen­ti­do de que es capaz de sub­yu­gar todo el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU en lugar de admi­tir el fra­ca­so de su diplo­ma­cia. Qui­zás lo apren­dió con Bill… O qui­zás sean todos maso­quis­tas.

No, no es el caso. La razón prin­ci­pal es que Chi­na y Rusia se deja­ron “domi­nar”. Chi­na y Rusia con­clu­ye­ron que mejor sería dejar la estri­den­te Hillary domi­nar el pal­co por unos días, y tra­ba­jar en silen­cio para alcan­zar su obje­ti­vo: san­cio­nes con el máxi­mo per­fu­me “light” sobre Tehe­rán.

En lo que con­cier­ne a Irán, los Esta­dos Uni­dos son cie­gos, lo ven todo rojo. Lo mis­mo pue­de decir­se en rela­ción a Israel, lo ven todo blan­co celes­tial.

El nudo cen­tral de su recien­te artícu­lo –“Irán, Sun Tzu y la domi­na­trix”- es el acuer­do entre las diplo­ma­cias de Bra­sil y Tur­quía e Irán sobre el tema del desa­rro­llo nuclear de este últi­mo país. ¿En qué ha con­sis­ti­do este acuer­do?

En esen­cia es el mis­mo acuer­do pro­pues­to por los pro­pios ame­ri­ca­nos en octu­bre de 2009. La dife­ren­cia resi­de en que, según la pro­pues­ta de 2009, el enri­que­ci­mien­to del ura­nio se iba a rea­li­zar en Fran­cia y Rusia, y aho­ra, tras el acuer­do, se efec­tua­rá en Tur­quía.

La prin­ci­pal dife­ren­cia es de méto­do. Tur­quía y Bra­sil actua­ron con diplo­ma­cia, sin con­fron­ta­ción, y res­pe­ta­ron los argu­men­tos ira­níes. Otro deta­lle fun­da­men­tal: todo lo que hicie­ron esta­ba ya dis­cu­ti­do en deta­lle con Washing­ton. Cuan­do pre­sen­ta­ron un resul­ta­do con­cre­to, cuan­do alcan­za­ron el acuer­do con Irán, Washing­ton, per­mí­ta­me la metá­fo­ra béli­ca, les dio un bala­zo por las cos­tas.

¿No es una nove­dad en la diplo­ma­cia inter­na­cio­nal que Bra­sil y Tur­quía, dos paí­ses no enfren­ta­dos a Esta­dos Uni­dos, jue­guen sus pro­pias bazas en este asun­to? ¿Por qué cree usted que han apos­ta­do por esta estra­te­gia autó­no­ma? ¿Qué ganan con ello? ¿No está aca­so Irán lke­jos, muy lejos de Bra­sil?

Cada país tie­ne sus moti­vos para expan­dir su papel geo­po­lí­ti­co. Tur­quía se quie­re pro­yec­tar como un actor excep­cio­nal, que cuen­te real­men­te, en el Medio Orien­te. Sigue una polí­ti­ca diga­mos post-Oto­ma­na, orga­ni­za­da por el Minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res, el pro­fe­sor Ahmet Davu­to­glu.

Bra­sil, con una polí­ti­ca muy inte­li­gen­te de Lula y de su minis­tro Cel­so Amo­rim, tam­bién quie­re posi­cio­nar­se como un media­dor hones­to en el Medio Orien­te. Bra­sil es par­te de los BRIC (Bra­sil, Rusia, India, Chi­na), que es, en mi opi­nión, el ver­da­de­ro con­tra­po­der actual a la hege­mo­nía uni­la­te­ral de los Esta­dos Uni­dos. Tur­quía sería, se ha dis­cu­ti­do for­mal­men­te en Bra­si­lia hace unas dos sema­nas su adhe­sión, par­te del gru­po que sería lla­ma­do enton­ces BRICT. Esta es la nue­va reali­dad en la geo­po­lí­ti­ca glo­bal. Y, sin duda, las éli­tes de siem­pre en Washing­ton están lívi­das.

No pare­ce, como usted mis­mo seña­la­ba, que el acuer­do haya levan­ta­do entu­sias­mos en la Secre­ta­ria de Esta­do ni en los gobier­nos euro­peos. ¿Por qué? ¿Desean que la vía diplo­má­ti­ca fra­ca­se para pro­se­guir con sus san­cio­nes y con­du­cir­nos a un esce­na­rio béli­co? Si es así, ¿qué gana­rían con ello? ¿No serían muchos fren­tes abier­tos al mis­mo tiem­po?

Des­de la pers­pec­ti­va de la polí­ti­ca inter­na de los Esta­dos Uni­dos, lo úni­co que intere­sa a Washing­ton es cam­biar el régi­men. Hay al menos tres ten­den­cias en liza. Los “rea­lis­tas” y la izquier­da del Par­ti­do Demó­cra­ta que están a favor del diá­lo­go; el ala Pen­tá­gono y ser­vi­cios de inte­li­gen­cia quie­ren al menos san­cio­nes, y los repu­bli­ca­nos, neo-cons, el lobby de Israel y la sec­ción Full Spec­trum Domi­nan­ce del Pen­tá­gono quie­re un cam­bio de régi­men sea como sea, inclui­da la vía mili­tar si fue­ra nece­sa­ria.

Los gobier­nos euro­peos son perri­tos fal­de­ros de Bush o de Oba­ma. No sir­ven para nada. Hay algu­nas voces razo­na­bles en algu­nas capi­ta­les euro­peas y en Bru­se­las. Saben que Euro­pa nece­si­ta el petró­leo y el gas ira­ní para no ser rehe­nes de Gaz­prom. Pero son una mino­ría.

¿Cree usted que el gobierno ira­ní aspi­ra, más allá de sus decla­ra­cio­nes, a poseer arma­men­to nuclear? ¿Para hacer­se res­pe­tar? ¿Para doble­gar a Israel? ¿Para ata­car­la? Pakis­tán nuclear, India nuclear, Israel nuclear, Irán nuclear. ¿No sería toda esa zona un autén­ti­co pol­ve­rín?

He esta­do muchas veces en Irán y estoy con­ven­ci­do de lo siguien­te: el régi­men ira­ní pue­de cau­sar eno­jo pero no es un sis­te­ma sui­ci­da. El líder Supre­mo, en diver­sas oca­sio­nes, ha anun­cia­do una fat­wa afir­man­do que el arma nuclear es “no-Islá­mi­ca”. Los Guar­dias Revo­lu­cio­na­rios super­vi­san el pro­gra­ma nuclear ira­ní, sin duda, pero saben muy bien que las ins­pec­cio­nes y el con­trol de la IAEA, de la Agen­cia Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca, son muy serios. Si apos­ta­ran por desa­rro­llar una bom­ba ató­mi­ca rudi­men­ta­ria, serían des­cu­bier­tos y denun­cia­dos inme­dia­ta­men­te.

De hecho, Irán no nece­si­ta de nin­gu­na bom­ba ató­mi­ca como ele­men­to de disua­sión. Les bas­ta un arse­nal mili­tar high-tech, de cada vez más alta tec­no­lo­gía. La úni­ca solu­ción jus­ta sería una des­nu­clea­ri­za­ción total del Medio Orien­te, que Israel, des­de lue­go, con sus dos­cien­tas o más oji­vas nuclea­res, no acep­ta­rá y jamás res­pe­ta­ría.

¿Qué papel jue­ga Rusia en la situa­ción? Recor­da­ba usted que la plan­ta de ener­gía nuclear de Bushehr había sido cons­trui­da por Rusia, y que se están lle­van­do a cabo en ella las últi­mas prue­bas y que pro­ba­ble­men­te se inau­gu­ra­rá este verano.

Bushehr debe ser inau­gu­ra­da en agos­to des­pués de muchos retra­sos. Para Rusia, Irán es un clien­te pri­vi­le­gia­do en tér­mi­nos nuclea­res y arma­men­tís­ti­cos. A los rusos le intere­sa que Irán siga de este modo, que la situa­ción no cam­bie. No quie­ren Irán como poder nuclear mili­tar. Es una rela­ción con muchos nudos, pero sobre todo comer­cial.

Cita usted en su artícu­lo al anti­guo gene­ral y estra­te­ga Sun Tzu. Recuer­da un afo­ris­mo del filó­so­fo chino: “Deja que tu enemi­go come­ta sus pro­pios erro­res y no los corri­jas”. Afir­ma usted que Chi­na y Rusia, como maes­tros estra­te­gas que son, están apli­can­do esta máxi­ma res­pec­to a Esta­dos Uni­dos. ¿Qué erro­res está come­tien­do Esta­dos Uni­dos? ¿Tan tor­pes son sus estra­te­gas? ¿No han leí­do aca­so a Sun Tzu?

Todo nor­te­ame­ri­cano bien edu­ca­do en uni­ver­si­da­des de éli­te ha leí­do Sun Tzu. Otra cosa es saber apli­car­lo.

Chi­na y Rusia, den­tro de una estra­te­gia común a los BRIC, se enten­die­ron bien para dejar a los Esta­dos Uni­dos con la ilu­sión de con­du­cir las san­cio­nes, al mis­mo tiem­po que tra­ba­ja­ron y tra­ba­jan para minar­las al máxi­mo y apro­bar en últi­ma ins­tan­cia un paque­te san­cio­na­dor muy “light”. Rusia y Chi­na quie­ran esta­bi­li­dad en Irán en bene­fi­cio de sus impor­tan­tes rela­cio­nes comer­cia­les. En el caso de Chi­na, ten­ga en cuen­ta que Irán es un gran pro­vee­dor de gas y esto es tema de la máxi­ma segu­ri­dad nacio­nal.

Esta­mos, resu­me usted, en una situa­ción en la que sobre la mesa en la Agen­cia Inter­na­cio­nal de la Ener­gía Ató­mi­ca hay un acuer­do real de inter­cam­bio apro­ba­do por Irán mien­tras que en las Nacio­nes Uni­das hay en mar­cha una ofen­si­va de san­cio­nes con­tra Irán. En quién va a con­fiar la “comu­ni­dad inter­na­cio­nal” real, pre­gun­ta usted. ¿En quién va a con­fiar la comu­ni­dad inter­na­cio­nal le pre­gun­to?

La ver­da­de­ra “comu­ni­dad inter­na­cio­nal”, los BRICs, los paí­ses del G‑20, las 118 nacio­nes en desa­rro­llo del Movi­mien­to de los No-Ali­nea­dos, en suma, todo el mun­do en desa­rro­llo, está con Bra­sil, Tur­quía y su diplo­ma­cia de no con­fron­ta­ción. Solo quie­ren san­cio­nes los Esta­dos Uni­dos y sus paté­ti­cos perri­tos fal­de­ros ideo­ló­gi­cos euro­peos.

Afir­ma usted tam­bién que la arqui­tec­tu­ra de la segu­ri­dad glo­bal, “vigi­la­da por un puña­do de teme­ro­sos y auto­nom­bra­dos guar­dia­nes occi­den­ta­les”, está en coma. El Occi­den­te “atlan­tis­ta” se hun­de al esti­lo del Tita­nic. ¿No exa­ge­ra? ¿No con­fun­de sus deseos con la reali­dad? ¿No exis­te el peli­gro real de que el hun­di­mien­to arra­se con casi todo antes de hun­dir­se defi­ni­ti­va­men­te?

Yo ya estu­ve de fren­te, con mucho horror en todo el mun­do, como para al menos aho­ra poder creer en la posi­bi­li­dad de un nue­vo orden, deli­nea­do sobre todo por el G‑20 y, den­tro de él, por los paí­ses del BRICT. Inclu­yo la T final.

El futu­ro eco­nó­mi­co es de Asia y el futu­ro polí­ti­co es de Asia y de las gran­des nacio­nes en desa­rro­llo. Cla­ro que las éli­tes atlan­tis­tas sólo van a abdi­car de su poder des­pués de ver sus cadá­ve­res ten­di­dos. El Pen­tá­gono con­ti­nua­rá con su doc­tri­na de gue­rra infi­ni­ta. Pero más tem­prano que tar­de no ten­drá con qué pagar­las. No nie­go que sea una posi­bi­li­dad que Esta­dos Uni­dos, en un futu­ro pró­xi­mo, bajo una admi­nis­tra­ción de un loco repu­bli­cano de extre­ma dere­cha, entren en un perío­do de gue­rra alu­ci­na­da, des­qui­cia­da. Si fue­ra así, será sin duda su caí­da, la caí­da del nue­vo Impe­rio Romano.

¿Y qué pode­ro­so lobby de EEUU está a favor de la gue­rra infi­ni­ta a la que aca­ba de refe­rir­se? ¿Quié­nes sus­ten­tan y finan­cian ese lobby?

La gue­rra infi­ni­ta es la lógi­ca de la Full Spec­trum Domi­nan­ce, la doc­tri­na ofi­cial del Pen­tá­gono, que inclu­ye “l’encirclement” de Chi­na y Rusia, la con­vic­ción de que esos paí­ses no pue­dan emer­ger como com­pe­ti­do­res fis­go­nes de los Esta­dos Uni­dos, y hacer ade­más todos los esfuer­zos para con­tro­lar o al menos vigi­lar Eura­sia. Es la doc­tri­na Dr. Stran­ge­lo­ve [3], pero es tam­bién la men­ta­li­dad de los diri­gen­tes mili­ta­res ame­ri­ca­nos y de la mayo­ría de su esta­blish­ment. El com­ple­jo indus­trial-mili­tar no nece­si­ta de la eco­no­mia civil para sus­ten­tar­se. Tie­ne en nómi­na una enor­me can­ti­dad de polí­ti­cos y todas la gran­des cor­po­ra­cio­nes.

Habla usted de la lumi­na­ria del Dr. Zbig­niew “con­quis­te­mos Eura­sia” Brze­zinks­ki. Otro hallaz­go, per­mí­ta­me una nue­va feli­ci­ta­ción. El anti­guo ase­sor de la segu­ri­dad nacio­nal, seña­la usted, sub­ra­yó que “por vez pri­me­ra en toda la his­to­ria huma­na, la huma­ni­dad ha des­per­ta­do polí­ti­ca­men­te –esa es una nue­va y total realidad‑, lo que no había suce­di­do antes”. ¿Es así en su opi­nión? ¿Qué par­te de la huma­ni­dad dor­mi­da ha des­per­ta­do?

Para las éli­tes ame­ri­ca­nas, el dato esen­cial es que Asia, Amé­ri­ca Lati­na y Áfri­ca están inter­vi­nien­do polí­ti­ca­men­te en el mun­do de una mane­ra impen­sa­ble duran­te el colo­nia­lis­mo y que la des­co­lo­ni­za­ción es, para ellos, una pesa­di­lla sin fin. ¿Cómo domi­nar a quien aho­ra sabe cómo actuar para no ser domi­na­do de nue­vo? Esta es su pre­gun­ta bási­ca.

Washing­ton, uni­la­te­ral has­ta lo más pro­fun­do de sí, seña­la, no duda en levan­tar su dedo cora­zón has­ta al más cer­cano de sus ami­gos. ¿Por qué? ¿Son aca­so la encar­na­ción del Eje del Mal? ¿Pue­de con­se­guir­se hege­mo­nía con pro­ce­di­mien­tos tan poco afa­bles? ¿Has­ta cuan­do?

La cri­sis ame­ri­ca­na no pue­de ser sub­es­ti­ma­da. Es total: eco­nó­mi­ca, moral, cul­tu­ral y polí­ti­ca. Y tam­bién mili­tar por­que fue­ron derro­ta­dos en Iraq y están al bor­de de una derro­ta de igno­mi­nia total en Afga­nis­tán. El nue­vo siglo ame­ri­cano murió ya en 2001. El 11 sep­tiem­bre hoy pue­de ser inter­pre­ta­do como un men­sa­je apo­ca­líp­ti­co del fin.

Por cier­to, ¿dón­de que­da uno de los acto­res prin­ci­pa­les de la polí­ti­ca usame­ri­ca­na en el Pró­xi­mo Orien­te? ¿Israel está dor­mi­da? ¿Cuá­les son los pla­nes de los mato­nes de Gaza? [4]

Israel se con­vir­tió en lo que lla­mo una “rogue” [bri­bón] Espar­ta para­noi­ca, etno­rra­cis­ta, que car­ga con la mácu­la pro­fun­da del apartheid. Israel esta­rá cada vez más ais­la­da del mun­do real, pro­te­gi­da sólo por Esta­dos Uni­dos, de quien es un Esta­do-clien­te. Y su pesa­di­lla, como si se tra­ta­ra de un film holly­woo­diano de horror, será el retorno de lo repri­mi­do: la His­to­ria les hará pagar por todo el horror que han per­pe­tra­do y siguen per­pe­tran­do con­tra los pales­ti­nos.

¿Qué opi­nion le mere­ce la acción de Israel del pasa­do domin­go 30 de mayo? ¿Qué sen­ti­do pue­de tener el ata­que a unos paci­fis­tas soli­da­rios con la ciu­da­da­nía de Gaza?

Es par­te de la mis­ma lógi­ca de siem­pre. Tene­mos siem­pre razón; los que están con­tra nues­tras polí­ti­cas son terro­ris­tas o anti-semi­tas. Aho­ra Israel está en la fase de defen­der lo inde­fen­di­ble: el blo­queo de Gaza.

Lo que está cla­ro es que aho­ra todo el mun­do lo sabe y ya no podrá enga­ñar más con sus men­ti­ras. Pales­ti­na será el eterno Viet­nam de Israel. Pero dudo, como en el caso de los Esta­dos Uni­dos, que algu­na vez sean capa­ces de apren­der la lec­ción.

Sala­dor López Arnal


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *