«La hija del arti­lle­ro» nove­la de Fer­min Gogoe­ta, que rala­ta la vida de Dolo­res, La Pasio­na­ria

La nove­la “La hija del Arti­lle­ro”, escri­ta por Fer­min Gon­ge­ta y pro­lo­ga­da por Peri­ko Sola­ba­rria, inau­gu­ra Larrea, la nue­va colec­ción que la edi­to­rial Txer­toa dedi­ca a la narra­ti­va y que lle­ga­rá a las libre­rías con oca­sión del pró­xi­mo Día del Libro. La hija del Arti­lle­ro está cen­tra­da en un perío­do de la vida de Dolo­res Iba­rru­ri, Pasio­na­ria, com­pren­di­do entre la gran huel­ga de 1910 y el triun­fo fran­quis­ta.

LA HIJA DEL ARTILLERO es una nove­la cen­tra­da en un perio­do de la vida de Dolo­res Iba­rru­ri que abar­ca des­de que, con ape­nas quin­ce años, par­ti­ci­pó acti­va­men­te en la gran huel­ga de 1910 has­ta la caí­da de Madrid en manos de los fran­quis­tas, en 1939. La figu­ra de Pasio­na­ria rena­ce en estas pági­nas para dar tes­ti­mo­nio de su lucha inque­bran­ta­ble en pro de los más des­fa­vo­re­ci­dos. El autor no rei­vin­di­ca su memo­ria como mito, sino como ejem­plo de rebel­día con­tra los pode­ro­sos.

Y ello con inde­pen­den­cia de que no siem­pre acer­ta­ra, algo de lo que ella mis­ma fue cons­cien­te. A tra­vés de las viven­cias de la pro­ta­go­nis­ta, la nove­la pre­sen­ta un fres­co en el que están refle­ja­das cues­tio­nes como las mise­ra­bles con­di­cio­nes de vida en la Zona Mine­ra de Biz­kaia, el uso de la reli­gión como medio de con­trol social y alie­na­ción, la ten­sión e incom­pren­sión mutua entre natu­ra­les del país y emi­gran­tes, las luchas intes­ti­nas en el movi­mien­to obre­ro de la épo­ca, el adve­ni­mien­to de la Repú­bli­ca, la rei­vin­di­ca­ción en pro del reco­no­ci­mien­to de los dere­chos de las muje­res o las cla­ves del gol­pe mili­tar y la gue­rra civil en que des­em­bo­có.

Para­le­la­men­te, el lec­tor se topa­rá con per­so­na­jes no siem­pre sufi­cien­te­men­te recor­da­dos, como Pere­za­gua, Prie­to, Isaac Puen­te, Iru­jo, Galín­dez o Jesús Mon­zón. Una nove­la, en defi­ni­ti­va, que acer­ca al lec­tor a acon­te­ci­mien­tos deter­mi­nan­tes en la his­to­ria del siglo XX, cuyas con­se­cuen­cias se pro­lon­gan has­ta nues­tros días.F

ERMIN GONGETA (Lutxa­na-Bara­kal­do, 1942) for­mó par­te del gru­po de sacer­do­tes que, bajo el impul­so de Peri­ko Sola­ba­rria, sur­gió en Biz­kaia en los años sesen­ta. De aque­llos que se ence­rra­ron en el semi­na­rio de Derio, el gru­po Gogor, y lue­go en el obis­pa­do, des­de don­de unos fue­ron lle­va­dos a la cár­cel de Zamo­ra y otros, como él mis­mo, par­tie­ron para el exi­lio, del que regre­só en 1978. Estu­dió Ges­tión Empre­sa­rial en Bayo­na y Socio­lo­gía en Deus­to. Ha desa­rro­lla­do la mayor par­te de su vida pro­fe­sio­nal en el ámbi­to de la empre­sa pri­va­da, labor que ha com­pa­gi­na­do con la docen­cia tan­to en la Escue­la de Mar­ke­ting como en la Escue­la de Empre­sa­ria­les. Hoy, ya reti­ra­do, echa la vis­ta atrás con el con­ven­ci­mien­to de que úni­ca­men­te la lucha de los hom­bres y de los pue­blos opri­mi­dos pue­de engen­drar un mun­do algo más jus­to, libre y soli­da­rio. Refle­xio­na al res­pec­to en artícu­los que regu­lar­men­te publi­ca en el dia­rio Gara y en nove­las como LA HIJA DEL ARTILLERO.

LA HIJA DEL ARTILLERO.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *