«Con­tra los címe­nes de estado»-Concentración en Bil­bo por Oaxa­ca y Méxi­co – Herriak Gora

Mexi­ko­ko kon­tsu­la­tua­ren aurrean (Gran Via 40), Maiatzak 4, astear­tean
Fren­te al con­su­la­do de Méxi­co, Bil­bo (Gran Via 40), 4 de Mayo, mar­tes

Una Cara­va­na Nacio­nal e Inter­na­cio­nal que inten­ta­ba lle­var ayu­da huma­ni­ta­ria a la Comu­ni­dad Autó­no­ma Tri­qui en el esta­do de Oaxa­ca el 27 de abril, fue ata­ca­da por un gru­po de para­mi­li­ta­res con el resul­ta­do de dos acti­vis­tas muer­tos y dece­nas de des­apa­re­ci­dos. La orga­ni­za­ción para­mi­li­tar Ubi­sort crea­da por el Gobierno del Esta­do de Oaxa­ca para con­tro­lar la región Tri­qui, según lucha­do­res oaxa­que­ños, vol­vió a sacar las armas aten­tan­do una vez más con­tra los pue­blos ori­gi­na­rios de Oaxa­ca.
La agre­sión que estu­vo anun­cia­da des­de días antes de que suce­die­ra, se ori­gi­nó en el hecho de que los acti­vis­tas inde­fen­sos inten­ta­ron rom­per el cer­co ten­di­do por los agre­so­res sobre el muni­ci­pio autó­no­mo de San Juan Copa­la, don­de des­de hace meses se encuen­tran inco­mu­ni­ca­dos y sin luz eléc­tri­ca por el hecho de que­rer ser autó­no­mos, es decir, libres, es decir, ellos mis­mos.
Esta vio­len­cia y la pre­sen­cia de los gru­pos para­mi­li­ta­res no son posi­bles sin el con­sen­ti­mien­to, apo­yo y com­pli­ci­dad del ejér­ci­to mexi­cano, la poli­cía y las ins­ti­tu­cio­nes guber­na­men­ta­les bien sean esta­ta­les como pre­si­den­cia­les.
Lamen­ta­ble­men­te no es un hecho ais­la­do sino pre­me­di­ta­do, y un sim­ple ejem­plo de los miles que cada día se come­ten en todo Méxi­co, como la situa­ción que viven día a día en las comu­ni­da­des zapa­tis­tas de Chia­pas. Y, sin poder obviar que en estos días se cum­plen 4 años de la repre­sión ejer­ci­da por el Esta­do con­tra los lucha­do­res de San Sal­va­dor Aten­co y, a fal­ta de pocos meses para que se cum­plan tam­bién 4 años del bru­tal aten­ta­do lle­va­do a cabo por los mis­mos res­pon­sa­bles de Gobier­nos tan­to esta­tal como pre­si­den­cial con­tra los pue­blos de Oaxa­ca, répli­ca de los suce­sos que enmar­can los hechos de Oaxa­ca hoy.
No han cam­bia­do los res­pon­sa­bles ni de care­ta, la san­gre sigue ponién­do­la el pue­blo, san­gre indí­ge­na que no se arro­di­lla y sigue en lucha por su auto­no­mía, sus dere­chos y su liber­tad.

VIVA LOS PUEBLOS INDÍGENAS EN LUCHA DE MÉXICO!!

VIVA LAS LUCHAS POPULARES DE OAXACA!!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *