Reus tam­bién ejer­ce el dere­cho a deci­dir- Txen­te Rekon­do

Las calles y edi­fi­cios de Reus se han vis­to ador­na­dos estas sema­nas por el rojo, el color ele­gi­do por la pla­ta­for­ma Reus Deci­deix para fomen­tar la par­ti­ci­pa­ción en la con­sul­ta de hoy sobre la inde­pen­den­cia de la nación cata­la­na.

Esta ciu­dad cata­la­na, capi­tal de la comar­ca del Baix Camp, ha sido his­tó­ri­ca­men­te la ciu­dad más impor­tan­te del sur del Prin­ci­pat, jun­to a Tarra­go­na, con quien siem­pre se ha mira­do de reo­jo y han man­te­ni­do una cier­ta com­pe­ten­cia. En Reus, la socie­dad civil siem­pre ha teni­do mucho peso, espe­cial­men­te en la ver­tien­te cul­tu­ral y empre­sa­rial, y hoy cer­ca de 90.000 per­so­nas están lla­ma­das a tomar par­te en esta con­sul­ta popu­lar, en los die­cio­cho cole­gios elec­to­ra­les habi­li­ta­dos por los dis­tin­tos barrios y el cen­tro de la ciu­dad.

La impor­tan­cia cua­li­ta­ti­va y cuan­ti­ta­ti­va de Reus es evi­den­te. Va a ser la segun­da ciu­dad, por pobla­ción y des­pués de Llei­da, don­de se cele­bra el refe­rén­dum, y su peso en el Camp de Tarra­go­na (la segun­da área más pobla­da y eco­nó­mi­ca­men­te más poten­te del Prin­ci­pat). Su impor­tan­cia ha que­da­do de mani­fies­to por el esfuer­zo y la par­ti­ci­pa­ción rea­li­za­dos por los 800 volun­ta­rios que han esta­do tra­ba­jan­do dura­men­te en estas sema­nas, así como por la elec­ción de la ciu­dad como sede nacio­nal de la cam­pa­ña del 25 de abril. En Reus se cen­tra­li­za­rá la recep­ción de votos de los 200 muni­ci­pios que votan hoy, y será tam­bién el pun­to de reu­nión de los 42 obser­va­do­res inter­na­cio­na­les invi­ta­dos y pro­ce­den­tes de Eus­kal Herria, Flan­des, Esco­cia, Cór­ce­ga, Cer­de­ña, Que­bec, Puer­to Rico, Sici­lia, Nue­va Cale­do­nia y Kabi­lia.

La pla­ta­for­ma local comen­zó a tomar for­ma hace algu­nos meses, «cuan­do a la vis­ta de la expe­rien­cia del pasa­do 13 de diciem­bre, don­de par­ti­ci­pa­mos como espec­ta­do­res, nos jun­ta­mos un gru­po de per­so­nas vin­cu­la­das a diver­sas enti­da­des de la ciu­dad y deci­di­mos tirar ade­lan­te con la con­sul­ta en Reus», afir­ma Biel Ferrer, por­ta­voz de la pla­ta­for­ma.

Tras esa deci­sión que mos­tra­ba cla­ra­men­te que Reus no podía que­dar­se al mar­gen de este pro­ce­so, se con­vo­có la pri­me­ra reu­nión infor­mal a fina­les de diciem­bre, y pos­te­rior­men­te la asam­blea cons­ti­tu­ti­va el 21 de enero de este año. A par­tir de enton­ces se ha ido exten­dien­do como una man­cha de acei­te.

Más de 80 enti­da­des de todo tipo (depor­ti­vas, cul­tu­ra­les, pro­fe­sio­na­les, veci­na­les…) se han adhe­ri­do ya al lla­ma­mien­to de Reus Deci­deix. La res­pues­ta tam­bién ha sido más amplia. «Algu­nos han cola­bo­ra­do estre­cha­men­te con noso­tros, adhi­rién­do­se nomi­nal­men­te; otros han orga­ni­za­do deba­tes, colo­quios, con­fe­ren­cias, etc…; otros han envia­do infor­ma­ción a sus aso­cia­dos para fomen­tar la par­ti­ci­pa­ción en la con­sul­ta…», seña­la Ferrer.

Lle­var ade­lan­te este tipo de retos no es tarea fácil, sobre todo si se tie­ne en cuen­ta que no se dis­po­ne del apo­yo ofi­cial de la Admi­nis­tra­ción ni de los meca­nis­mos eco­nó­mi­cos y mediá­ti­cos que se ponen en mar­cha cuan­do se tra­ta de con­vo­ca­to­rias elec­to­ra­les ofi­cia­les. La cam­pa­ña de Reus ha cos­ta­do 22.500 euros, que han sali­do de apor­ta­cio­nes per­so­na­les y de aso­cia­cio­nes adhe­ri­das, huchas y ven­ta de mate­rial pro­mo­cio­nal. La del Esta­tut orga­ni­za­da por la Gene­ra­li­tat cos­tó quin­ce millo­nes de euros.

Jun­to al esfuer­zo eco­nó­mi­co des­ta­ca tam­bién el impor­tan­te papel que están desem­pe­ñan­do en todo este pro­ce­so los volun­ta­rios loca­les. En el caso de Reus, nos pode­mos encon­trar gen­te de todas las eda­des y con­di­ción, des­de abo­ga­dos y peque­ños empre­sa­rios has­ta perio­dis­tas, músi­cos, padres y madres de aso­cia­cio­nes de ins­ti­tu­tos… una repre­sen­ta­ción de la pro­pia socie­dad de Reus.

Incen­ti­var la par­ti­ci­pa­ción ha sido des­de el pri­mer momen­to uno de los ejes cen­tra­les de Reus Deci­deix. Como seña­la Ferrer, «la pla­ta­for­ma ha que­ri­do dejar cla­ro des­de el prin­ci­pio su carác­ter neu­tral y no par­ti­dis­ta. Los par­ti­dos polí­ti­cos han sido infor­ma­dos de nues­tra ini­cia­ti­va y se les ha soli­ci­ta­do que orga­ni­cen actos para orien­tar el sen­ti­do del voto de los ciu­da­da­nos (hacia el sí, el no o el voto blan­co). Noso­tros, des­de Reus Deci­deix, ejer­ce­re­mos el papel del Esta­do, es decir, nos limi­ta­re­mos a orga­ni­zar la con­sul­ta y a impul­sar la par­ti­ci­pa­ción, y de esta mane­ra, rei­vin­di­car el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción de la nación cata­la­na».

Duran­te estas sema­nas un sin­fín de acti­vi­da­des se han desa­rro­lla­do en Reus para ani­mar a la pobla­ción a par­ti­ci­par en la con­sul­ta de hoy. Actos lúdi­cos, como bici­cle­ta­das popu­la­res, pae­llas, con­cier­tos. Actos de cam­pa­ña: char­las de escri­to­res, polí­ti­cos, eco­no­mis­tas. Reco­gi­da de voto anti­ci­pa­do, repar­to de publi­ci­dad por las calles, con volun­ta­rios con peto y glo­bos que han infor­ma­do del pro­ce­so a la gen­te. Acu­dir a actos de otras enti­da­des para infor­mar y hacer pro­pa­gan­da, como par­ti­dos de fút­bol o hoc­key. Actos para las fami­lias, como par­ques infla­bles o cho­co­la­ta­das.

La par­ti­ci­pa­ción en las con­sul­tas será una de las bazas que uti­li­za­rán los detrac­to­res de las mis­mas para inten­tar des­vir­tuar­las o para igno­rar­las, tal y como han hecho en las ante­rio­res citas des­ta­ca­dos polí­ti­cos espa­ño­les y bue­na par­te de los medios de comu­ni­ca­ción del Esta­do espa­ñol. Sin embar­go, para Ferrer, «en pri­mer lugar hay que decir que el sim­ple hecho de que la socie­dad civil orga­ni­za­da se atre­va a lle­var a cabo una con­vo­ca­to­ria como ésta, desa­fian­do al Esta­do espa­ñol, es una vic­to­ria de la demo­cra­cia, del pue­blo, de la nación. Toda com­pa­ra­ción con resul­ta­dos de par­ti­ci­pa­ción en otras con­vo­ca­to­rias debe tener en cuen­ta el hecho de que no habre­mos teni­do a nues­tra dis­po­si­ción la fuer­te maqui­na­ria de las admi­nis­tra­cio­nes ni los gran­des pre­su­pues­tos públi­cos, pro­pios de los refe­ren­dos ofi­cia­les».

Un aspec­to cla­ve en este sen­ti­do es el carác­ter más abier­to que va a tener la con­sul­ta, ya que se per­mi­te el voto a toda per­so­na mayor de 16 años, así como a toda aque­lla que ten­ga su resi­den­cia en Reus (demos­tra­ble median­te el empa­dro­na­mien­to), e inde­pen­dien­te­men­te de su nacio­na­li­dad de ori­gen. De esta mane­ra, los jóve­nes de 16 a 18 años que no pue­den votar en las elec­cio­nes ofi­cia­les sí lo podrán hacer en esta con­sul­ta. «Tam­bién aque­llos que lle­ga­dos de todo el mun­do podrán votar por pri­me­ra vez en nues­tro país, por­que viven y tra­ba­jan entre noso­tros y, por tan­to, son de los nues­tros, con el mis­mo dere­cho a deci­dir nues­tro futu­ro colec­ti­vo».

El pro­ce­so con­ti­núa ade­lan­te tras el día de hoy. Así, el pró­xi­mo 20 de junio siguen las con­sul­tas que, entre otros muni­ci­pios, cele­bra­rán Saba­dell y Tarra­go­na. Ade­más, el 23 de abril se ini­cia­rá la reco­gi­da de fir­mas para pre­sen­tar una ini­cia­ti­va legis­la­ti­va popu­lar al Par­la­ment de Cata­lun­ya. Son nece­sa­rias 250.000 para que la Mesa del Par­la- ment valo­re acep­tar­la y se vote en pleno. La ini­cia­ti­va enla­za con el pri­mer obje­ti­vo de las con­sul­tas: que el Gobierno cata­lán con­vo­que un refe­rén­dum ofi­cial sobre la inde­pen­den­cia.

Como afir­ma Ferrer, «hay algo fun­da­men­tal que nos gus­ta­ría que hubie­ra cam­bia­do en Reus y en el país a par­tir del 25 de abril: que los cata­la­nes per­da­mos el mie­do a lla­mar a las cosas por su nom­bre, que los cata­la­nes se sien­tan más fuer­tes para afir­mar su talan­te demo­crá­ti­co, que los cata­la­nes se sien­tan más libres para deci­dir su futu­ro, que los reusen­ses y los cata­la­nes hayan encon­tra­do una mane­ra de tra­ba­jar jun­tos por obje­ti­vos comu­nes y fun­da­men­ta­les: la demo­cra­cia, la auto­de­ter­mi­na­ción y la liber­tad».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *